Preguntas frecuentes

Preguntas generales:

1. Cómo ponerme en contacto con Aviva Nuestros Corazones
2. Donaciones | Órdenes
3. Descargas
4. Nancy DeMoss Wolgemuth
5. Privacidad | Permisos
6. Recursos
7. Sitio webEmail

Preguntas de actualidad:

1. Aborto
2. Iglesia
3. Finanzas
4. Perdón
5. Dios
6. Matrimonio
7. La Modestia y la Pureza Sexual
8. Paternidad
9. Oración
10. Prioridades
11. Relaciones
12. Avivamiento
13. Memorización de las Escrituras
14. Soltería
15. Sufrimiento
16. Ministerio de Mujeres
17. Discipulado
18. Feminidad

Donaciones | Pedidos

¿Recibieron mi donación | orden?

Si has colocado tu donación | pedido en línea, debes haber recibido un correo electrónico de confirmación inmediatamente después de haberlo enviado. Si no lo has recibido, y no está en tu bandeja de correos no deseados (spam), por favor llama al 1-866-842-8381 ext. 2050 y en  nuestro departamento de Atención al Cliente estaremos encantados de ayudarte.

Si  estás tratando de hacer un pedido internacional, por favor ponte en contacto con nuestro servicio al cliente al 1-269-697-8600 en horario regular de oficina 9:00 am - 5:00 pm hora del Este, de Lunes a Viernes, o envíanos un correo electrónico. Enviamos pedidos solo a Estados Unidos y Canadá.

Si  enviaste tu donación / pedido por correo, por favor espera 21 días laborables  para que recibamos y procesemos tu orden, antes de llamar al 1-866-842-8381 ext. 2050.

¿Cómo puedo actualizar / cambiar / cancelar mi información de donación?

  • Por favor contáctanos con tu nueva información.
  • Si optaste por hacer una donación mensual, se te cargará el día del mes en el que ingresaste tu contribución inicial. Es decir, si donaste el día 17, se te cargará el día 17 de cada mes.

¿Puedo ver mi donación mensual?

  • Todas las donaciones mensuales automáticas se realizan en nuestra base de datos interna y no están visibles en línea. Por favor, contáctanos si tienes preguntas.

¿Cómo puedo comprobar el estado de mi pedido?

En primer lugar, puedes comprobar  si tu cheque ha sido cobrado o si el cargo ha sido hecho a tu tarjeta de crédito.  Además, ten en cuenta que este proceso tomara de  3-4 semanas para que sea procesado y entregado tu pedido.

Si todavía tienes preguntas, puedes llamar al 1-866-842-8381 ext. 2050, o envíanos un correo electrónico. Cuando llames o  envíes el correo electrónico, por favor danos las siguientes informaciones.

• Tu nombre, dirección completa, número de teléfono y dirección de correo electrónico.
• La fecha aproximada en que  realizaste el pedido.
• La forma como realizaste tu pedido: en línea, por teléfono o por correo.
• Lo que ordenaste.

Estas informaciones nos ayudarán a localizar y determinar el estado de tu orden.

¿Puedo hacer devoluciones?

Preferimos que trates de  ordenar la cantidad exacta de productos que necesitas, sin embargo aceptamos devoluciones, (aunque hay un cargo por reposición de inventario en cualquier devolución). El cargo por devolución es  del 10% del valor del producto que devuelves.

Al hacer la devolución del producto, por favor envíalo a:

Devoluciones: Aviva Nuestros Corazones  P.O. Box 2000 Niles, MI 49120

Por favor incluye una nota informando la razón por la que  devuelves el producto, así como tu número de teléfono para que podamos contactarte con relación a  tu número de tarjeta de crédito para fines de devolución. Si  pagas con cheque, por favor ten en cuenta que,  te enviaremos un cheque de reembolso.

¿Realizan envíos fuera de los EE. UU.?

  • Enviamos pedidos de productos solo a los EE. UU. y a Canadá, y la mayoría de los pedidos se pueden realizar a través de nuestro sitio web. Para todas las demás consultas internacionales, llama a nuestro Servicio al Cliente al 1-866-842-8381 ext. 2050. Debido al alto costo de las tarifas de envíos internacionales por correo, no hacemos envíos fuera del país, pero podemos verificar el costo si realmente deseas que lo hagamos.

¿ANC ofrece descuentos en los recursos?

Ofrecemos descuentos para las iglesias, ministerios o tiendas de libros  y por la compra de cinco o más unidades de cualquier material (con algunas excepciones). Por favor llama a Servicio al Cliente al 1-866-842-8381 ext. 2050, o envíanos un email a info@ReviveOurHearts.com con copia a info@avivanuestroscorazones.com.

Descargas

Si tienes problemas con la descarga

Lamentablemente, no podemos proporcionar un soporte técnico detallado cuando se trata de archivos descargables en nuestro sitio web. Estos son algunos problemas frecuentes que se presentan con los formatos de archivo de libros digitales.

  • Cuando haces tu donación, recibes un correo electrónico de confirmación de tu donación que contiene el enlace para hacer la descarga
  • Si no encuentras el correo de confirmación con el enlace para la descarga y usas Gmail, asegúrate de revisar tu carpeta de spam o correo basura, y cualquier otra carpeta a la cual pudiera haber llegado.
  • El libro digital está en formato PDF, asegúrate de que tu teléfono u ordenador pueda abrir PDF
  • Si dice “el enlace no es válido” puede ser el navegador. Intenta abrir con otro navegador Windows: Chrome, Firefox, Opera Mac: Chrome, Safari, Camino, Firefox Linux: Firefox, Konquerer
  • Si después de seguir estas recomendaciones, aún no recibes el enlace para la descarga, entonces, contacta a info@avivanuestroscorazones.com

¿Por qué no recibí el enlace para la descarga en mi bandeja de entrada?

  • Si no encuentras el correo de confirmación con el enlace para la descarga y usas Gmail, asegúrate de revisar tu carpeta de spam o correo basura y cualquier otra carpeta a la cual pudiera haber llegado.
  • Contacta a info@avivanuestroscorazones.com

¿Cuántas descargas me permite realizar el enlace?

  • Con el enlace provisto puedes hacer dos descargas del regalo digital.

Recursos

¿Qué estudios para grupos pequeños están disponibles a través de Aviva Nuestros Corazones?

Mujer Verdadera 101: Diseño Divino (True Woman 101: Divine Design) —disponible en Inglés solamente. Es un estudio de 8 semanas hurgando en el corazón de la verdadera masculinidad y  feminidad. Este estudio diario te ayuda a descubrir la belleza, la alegría y la satisfacción de ser exactamente  la persona  para lo cual  Él  te creó.
Semanalmente dispondrás de  ayuda y  vídeos didácticos.

Buscándole a  Él: Experimentando el gozo del avivamiento personal (Seeking Him: Experiencing the Joy of Personal Revival) —disponible en Inglés solamente. Es un estudio de 12 semanas para los creyentes que anhelan crecer más cerca del Señor y ser más como Él. Un complemento  Buscándole a El  DVD también está disponible, tiene doce segmentos de enseñanza de 15 minutos cada uno, dirigidos por Nancy DeMoss Wolgemuth para mejor comprensión de cada uno de los capítulos del libro (en Inglés).

Mentiras que Las Mujeres Creen y La Verdad que Las Hace Libres este libro arroja luz sobre cómo las mujeres pueden ser liberadas del cautiverio  para andar en la gracia de Dios, el perdón y la vida abundante. Cubre mentiras que  las mujeres creen   sobre Dios, sobre sí mismas, sobre el pecado, sobre las prioridades, el matrimonio, los niños, las emociones, y sobre las circunstancias. Este libro ofrece el arma más eficaz para contrarrestar y superar con la  Verdad  de Dios  los engaños de Satanás.

Guía de Acompañamiento para  las Mentiras que las Mujeres Creen (libro de trabajo —Disponible en Inglés solamente. Está diseñado para ayudarte a pensar más profunda y personalmente acerca de las verdades que Nancy  comparte en el libro (Nota: Es necesario tener el libro de texto para que a medida que recorras el libro de trabajo puedas contestar las preguntas  sobre lo que has leído). Este estudio de diez semanas es excelente para  grupos o para uso personal.

Nota: Las Mentiras que las mujeres creen DVD es un recurso independiente. Fue grabado en vivo  de conferencia antes de Nancy haber escrito el libro Mentiras que las mujeres creen, por lo que no se corresponde con el libro capitulo por capitulo. El DVD está dividido en tres sesiones de 50 minutos. ¡Obtén un estudio gratuito en línea para que lo uses como  guía! Disponible n Inglés solamente.

Girls Gone Wise (no disponible en español) por Mary Kassian utiliza Proverbios 7 para mostrar las diferencias entre una criatura salvaje  insolente y seductora y una mujer  inteligente, sabia  y conocedora de la Biblia. Un libro de Estudio con  DVDs  de ayuda está  disponible semanalmente.

Una Caminata de 30 días con Dios por los Salmos (A 30-Day Walk with God Through the Psalms) —disponible solo en Inglés. Está diseñado para ayudarte a profundizar en  los Salmos. Este estudio diario revisa diferentes Salmos y te ayuda a tener una mejor comprensión de los mismos.  Es  adecuado para el estudio personal, pero también, si se desea, podría ser utilizado para estudio de grupo. Es un estudio de 30-días que se puede dividir en 6 semanas, con 5 lecciones diarias a  la semana.

Quebrantamiento: El Corazón Que Dios Aviva es el primero de esta trilogía, y contiene seis capítulos, así como una guía de discusión al final de cada capítulo, donde encontramos de tres a seis preguntas por capítulo. Nancy escribe acerca de un principio espiritual irrefutable en este libro: antes de cada gran movimiento de Dios siempre hay un momento de profundo arrepentimiento.

Rendición: El corazón en Paz Con Dios es el segundo libro de  esta trilogía, y contiene ocho capítulos, así como una guía de discusión en la parte final de cada capítulo, tiene de  tres a seis preguntas por capítulo. ¿Luchando con  hábitos difíciles de superar? ¿Pecados secretos? La clave no es lo comprometida que estés en la batalla, es la forma en que te rindas a Dios.

Santidad: El Corazón Purificado Por Dios es el tercero de esta trilogía, y contiene ocho capítulos, así como una guía de discusión en la parte final de cada capítulo, tiene de  tres a seis preguntas por capítulo. Si tú estás anhelando una conexión más profunda con Dios, primero debes responder a su llamado a la santidad. Nancy comparte principios prácticos para tener una vida  apartada—y un corazón ardiente.

El Mensaje de  Redención y Avivamiento en el Libro de Rut es una serie de DVD. Los 4 DVDs fueron grabados en una conferencia, y contienen siete sesiones. Viene acompañado de un libro de trabajo que incluye cinco días de estudio para cada sesión del DVD. (La duración de cada sesión del DVD varía de 30 hasta 62 minutos de duración.)

El Poder de Las Palabras es un pequeño  devocional de cuatro semanas   acerca de cómo hablar con sabiduría y gracia. Tú serás desafiada a examinar tu corazón, considerar las consecuencias de tus palabras, y obtendrás un punto de vista práctico sobre lo que dice la Palabra de Dios acerca del  "control de la lengua".

Escoja  Perdonar es un libro donde Nancy presenta la llave que abre la prisión en que nos metemos  cuando nos aferramos a la amargura y el dolor.  Es un enfoque dinámico y escritural de Nancy, junto a docenas de historias conmovedoras y ejemplos prácticos, que te ayudará a descubrir estrategias específicas para poner la gracia y  la misericordia de Dios en práctica para perdonar a los demás. ¡Encuéntrate a ti misma en un viaje hacia la libertad! Este libro incluye una guía de discusión para pequeños grupos.

Sea Agradecido no es un ingrediente accidental en la vida del cristiano. Es crucial. Es un compromiso de gracia infundido a cada uno de nosotros ¡elige. . . porque vale la pena! Nancy explora los aspectos bíblicos y prácticos de lo que hace la gratitud verdaderamente cristiana. Descubre cómo  hacer de la vida, aun con todos sus golpes y moretones, un gozo  que debe ser tomado en cuenta. (Tapa blanda, 229 páginas) Otros recursos útiles, incluyendo una guía de discusión descargable, están disponibles para ayudarte a llevar tu pequeño grupo

¿Qué recursos están disponibles para enseñar a  niñas y mujeres acerca de la modestia?

La Apariencia ¿Le Importa Realmente A Dios Mi Forma de Vestir? (Folleto de Nancy DeMoss Wolgemuth)

"La Hermosura de un Corazón Modesto”(Transcripciones y audio de  Nancy DeMoss Wolgemuth) (En La Voz de Patricia Saladín.)

“Espejito, Espejito.." PDF del artículo de Nancy DeMoss Wolgemuth. Tomado de: La Apariencia: ¿Le Importa Realmente A Dios Mi Forma de Vestir?

"La Prueba de Estilo" PDF de prueba de Nancy DeMoss Wolgemuth.  Tomado de La Apariencia: ¿Le Importa Realmente A Dios Mi Forma de Vestir?

¿Tiene un recurso sobre. . .?

Hacer uso de las opciones en nuestra Biblioteca es la mejor manera de encontrar lo que estás buscando. La forma más sencilla de encontrar algo sobre un tema en particular es navegar por el tema en la categoría  “recursos".

Contacto con Aviva Nuestros Corazones 

¿Cómo puedo eliminar mi nombre de su lista de correo?

Envía tu solicitud, junto con tu nombre y dirección a Info@AvivaNuestrosCorazones.com

¿Cómo puedo ponerme en contacto con Aviva Nuestros Corazones para una pregunta, comentario o petición de oración?

Envía tu pregunta, comentario o petición de oración a Info@AvivaNuestrosCorazones.com

¿Ofrecen servicios de consejerías o referimientos de consejerías?

Estaremos felices de orar con y por nuestros oyentes, sin embargo, no contamos  en la actualidad con un cuerpo profesional de consejeros.

Animamos a los oyentes a comunicarse con su iglesia local o su pastor si están en necesidad de servicios de consejería. Puedes encontrar más ayuda en la Asociación Nacional de Consejeros Neutéticos  en: www.nanc.org (En los Estados Unidos)

Conferencias 


¿Cómo puedo programar un evento con  Nancy DeMoss Wolgemuth ?

Para obtener información detallada acerca de cómo invitar a Nancy a impartir una conferencia, por favor haga clic aquí.

Nancy DeMoss Wolgemuth 

¿Cómo puedo obtener una respuesta de Nancy en un asunto personal?

Tenemos un  personal, que se dedica a dar respuestas bíblicas a tus preguntas. Puedes enviarlas por correo electrónico a info@avivanuestroscorazones.com.

¿Qué  traducción de la Biblia Nancy utilizar en las transmisiones?

Nancy utiliza varias traducciones cuando hace estudios bíblicos. En la actualidad,  en las transmisiones y las transcripciones  se  utiliza la Biblia de Las Américas.  Anteriormente, se  utilizaba la Reina Valera y la Nueva Versión Internacional.

¿Podría  Nancy  DeMoss Wolgemuth respaldar  mi libro?

Nancy se ha colocado bajo el liderazgo de un Consejo Asesor que revisan, en oración, las invitaciones que recibe para ofrecer charlas y escribir, en base a si ella es o no capaz de asumir algún otro compromiso a la luz de los que ya tiene. En este momento el consejo ha tomado la decisión de limitar  su respaldo a muy pocos materiales,  la mayoría de ellos relacionados con la feminidad bíblica o  el avivamiento personal y corporativo. Les pedimos que no nos  envíen solicitudes de aprobación hasta que tengan una casa publicadora o un contacto asegurado.

Si ya tienes una casa publicadora y un contacto y deseas presentar una solicitud de respaldo por favor envía la siguiente información:

  • La información del contacto
  • Información del editor/casa publicadora.
  • Un manuscrito completo, ya sea electrónico o copia impresa.
  • Fecha  límite para la aprobación
  • Fecha de lanzamiento del libro al mercado

Enviar a: Mindy Sherwood 
 Aviva Nuestros Corazones PO Box 2000 
 Niles, MI 49120

MSherwood@ReviveOurHearts.com

¿Puedo asistir a las  sesiones de grabación de radio de Aviva Nuestros Corazones?

Las sesiones de grabación de radio se realizan en nuestras oficinas administrativas ubicadas en Buchanan, Michigan. El programa en inglés se graba con una audiencia en vivo de  mujeres que asisten. Si tú estás cerca del área de Buchanan, MI y te gustaría asistir a una sesión de grabación, por favor ponte en contacto con nosotros en info@ReviveOurHearts.com.

¿Nancy está casada?

Nancy está casada cib Roberth Wolgemuth. Para obtener más información acerca de Nancy, haga clic aquí.

Website | Email

He dejado de recibir mensajes de ANC, ¿qué debo hacer?

Por favor, póngase en contacto con nosotros en info@AvivaNuestrosCorazones.com.

¿Cómo puedo actualizar mi cuenta de correo electrónico?

Por favor, póngase en contacto con nosotros en  info@avivanuestroscorazones.com

¿Cómo puedo cambiar mis suscripciones e-mail?

Desde la página "Inicio", en "Suscripciones por email" (abajo a la derecha), puede introducir su dirección de correo electrónico y acceder a su cuenta. Allí puede realizar cambios en las selecciones.

¿Cómo puedo eliminar mi nombre de su lista de correo?

Envíe su solicitud, junto con su nombre y dirección a info@AvivaNuestrosCorazones.com.

¿Cómo puedo escuchar Aviva Nuestros Corazones en mi ciudad?

Ve a la página web y en la sección "Radio", haz clic en "Escuchar en tu área" y selecciona el estado y ve la estación disponible en tu área. ¿?

El texto en su página web es muy pequeño y casi no se puede leer. ¿Por qué?

Con los ajustes predeterminados, la fuente  de nuestro sitio web debe tener el  tamaño de fuente normalmente recomendado. Sin embargo, si te has cambiado el tamaño de fuente por error (a propósito o sin querer), entonces nuestro sitio web no podrá mostrarlas como pretendemos.

Si utiliza Internet Explorer, vaya a "Herramientas" (logo rueda dentada) y luego "Zoom" y elegir la opción que sea más cómoda. Si utilizas Google Chrome, vaya a "Personalizar" (logo llave) y luego "Zoom" y elegir la opción que  le sea  más cómoda.

¿Por qué su sitio web no se ve bien en mi ordenador?

Dado que la tecnología está en constante cambio, tu navegador puede no ser tan actualizado como es necesario. Nuestro sitio seguirá siendo útil, pero no vas a poder  trabajar o buscar en la forma que pretendes. Te sugerimos actualizarte a un  mejor navegador. Esto no sólo hará que nuestro sitio se vea mejor, sino que también lo hagan  la mayoría de los otros. Aquí hay algunos navegadores recomendados para diferentes tipos de sistemas: Windows: Chrome, Firefox, Opera Mac: Chrome, Safari, Camino, Firefox Linux: Firefox, Konquerer

Privacidad | Permisos

¿Venden ustedes mi nombre / dirección / datos de correo electrónico?

Tu nombre, dirección, correo electrónico y cualquier otra información es información confidencial únicamente para nuestros archivos. Para obtener una lista completa de nuestra política de privacidad, haz click aqui. Si deseas recibir noticias por correo electrónico, puedes inscribirte en: www.AvivaNuestrosCorazones.com.

¿Necesito permiso para copiar los materiales?

Para obtener una lista completa de nuestros permisos de derechos de autor, por favor haz click aqui.

Perdón

¿Por qué es importante perdonar?

La falta de perdón, nos conduce a la amargura. Este es un problema grave, ya que impide el flujo de la  abundante gracia de Dios en nuestras vidas. Tú nunca podrás amar, respetar, o perdonar a alguien en el poder de tus propias fuerzas. Necesitas desesperadamente la gracia de Dios que te dé el poder, la capacidad, e incluso el deseo de hacer lo que es correcto. La amargura te impedirá recibir la plenitud de Su gracia.

Aunque no podemos evitar ser heridos, algo importante que debemos recordar es que el éxito de nuestra vida no está determinado por lo que nos sucede. Nada de lo que alguien te ha hecho (o te hará alguna vez) puede determinar  lo que tú haces. El resultado final de nuestras vidas no está determinado por lo que nos sucede, sino por la forma en que respondemos a lo que nos sucede.

En Escoja Perdonar, Nancy se remonta al motivo que tenemos para perdonar a otros, que no es más que el gran perdón que hemos recibido de Cristo:

"De alguna manera tenemos la idea de que Dios nos ha perdonado puramente por Su bondad, sólo porque le plugo hacerlo El perdón es lo menos que podríamos esperar de un Dios al que no le importaría poner de lado Su esencia para demostrarnos Su bondad. Sin embargo, hace una gran diferencia el entender sobre  qué bases fue comprado nuestro perdón. Si hemos de perdonar a otros como Dios nos ha perdonado, tenemos que entender cómo Él nos perdonó. No entendemos completamente la necesidad de la agonía del  Calvario. En la cruz, Jesús tomó nuestros pecados sobre Sí mismo, sufriendo las consecuencias dolorosas de la ruptura de la comunión con El Padre —Aquél al que el adoraba, Aquél del cual él nunca había experimentado estar separado, ni por un momento. Es imposible para nosotros comprender plenamente esta realidad "(p. 105).

Cuando comparamos  el daño que hemos experimentado con lo inmenso de nuestros pecados en contra de Dios, tendremos la perspectiva correcta para poder perdonar a los demás.

Aquí hay algunos recursos adicionales que te serán útiles:

Escoja Perdonar por Nancy DeMoss Wolgemuth
El pacificador por Ken Sande

¿Cómo luce el perdón?

El perdón no es un sentimiento, es una elección, un acto de nuestra voluntad. Si esperamos hasta sentirnos con deseos de perdonar, nunca perdonaremos. No debemos dejarnos guiar por  nuestras emociones sino más bien elegir obedecer a Dios. Luego, con el tiempo, Dios hará que nuestras emociones  se correspondan  con la correcta decisión que hemos tomado.

En segundo lugar, Dios nos manda a perdonar, sin importar cómo nos sintamos e independientemente de lo que nos hayan hecho. Jesús dice en Marcos 11:25, " Y cuando estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenlo, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados " (NVI). "Si tienen algo contra alguien", (esto incluye casi todos los delitos ¿no es así?) Antes de orar, si tienes algo contra alguien, (hay un paso que debes dar primero): Perdona. Jesús dice que tenemos que hacer esto para que nuestro Padre celestial perdone nuestros pecados.

En tercer lugar, perdonar como Dios nos ha perdonado por la forma en que hemos pecado contra Él. ¿Cómo nos perdonó Él por haber  tomado la vida de su Hijo?  El Salmo 103:12 dice: "Como está de lejos el oriente del occidente, así alejó de nosotros nuestras transgresiones." No ha hecho con nosotros conforme a nuestros pecados, sino que Él nos trata con misericordia y bondad. Su misericordia hacia nosotros es infinita e incondicional, completa e inmerecida.

La sangre de Jesús nos limpia de todo pecado. Así es como Dios nos perdona. No tuvo que esperar hasta que  lo mereciéramos para   extender Su perdón. No tuvo que esperar hasta que nos diéramos cuenta de nuestra necesidad de perdón. Él nos perdonó antes de que tuviéramos  siquiera la idea de buscarlo.

Así de infinito, incondicional y grande como es Su perdón para con nosotros, debe ser la medida del perdón que extendamos a otros. Las personas que no son verdaderamente cristianas, no tienen la capacidad de perdonar, ya que nunca han experimentado el amor y el perdón de Dios. Pero si tú eres un hijo de Dios, si has sido lavado por la sangre de Jesús, si tú has experimentado Su perdón, entonces  puedes extender ese mismo perdón a los demás.

En cuarto lugar, el perdón es una promesa. Es la promesa de no volver a pecar contra quien nos ofendió, contra Dios o contra los demás. Es la promesa de borrar el expediente de quien nos ofendió.

Perdonar es presionar la tecla de borrar. Es borrar el expediente de la persona que ha pecado contra nosotros. Ahora, eso no significa que la persona nunca pecó. Sólo significa que tú estás limpiando el registro para que él o ella ya no te deban nada por esos pecados. Tú estás prometiendo no tomarles estas cosas en cuenta jamás.


Matrimonio

Sé que he lastimado a mi marido en el pasado, pero no sé cómo cambiar. ¿Qué puedo hacer?

Aquí hay  algunas sugerencias para que puedas proporcionarle un ambiente de seguridad a tu marido. Si el teme las críticas, el conflicto emocional o una respuesta desagradable  de tu parte, su reacción típica será la de encerrarse, el modo de auto-conservación. Esto puede manifestarse de varias formas: el aislamiento, la edificación de muros de protección, respuestas airadas  o resentimiento latente, todo esto destruye la unidad matrimonial y la intimidad.

Si tu deseas que tu marido se comunique contigo, se sienta  atraído por ti, qué desee  conectarse contigo, pasar tiempos juntos, te animo a cultivar un refugio de descanso y seguridad para él. Prepara un lugar seguro para tu esposo a través del reconocimiento y la

Apreciación 

A-Admira y Afirma

Puede ocurrir  que en este momento  sientas que no hay nada en lo que lo puedas admirar, pero empieza a fijar tu atención en las cosas básicas y a sentirte agradecida por ellas. Por ejemplo, ¿tu marido permanece casado contigo? ¿Él te protegería si  corrieras algún peligro físico? ¿Provee  para tu familia? ¿Él intenta ser un buen padre? ¿Es un buen vecino?

Tal vez ninguna de estas cosas se aplican a tu situación, pero cuando te casaste con él, tenía algunas cualidades que tu admirabas, (trata de ver algún destello de esas mismas características que yacen dormidas) y hazle saber lo mucho que las valoras.

Afírmalo frecuentemente.  Ese es uno de tus deberes como ayuda idónea y es el  motivo por el que Dios dijo, que no es bueno que el hombre esté solo. ¡Tu esposo necesita de tu afirmación! Dile por lo menos una palabra de reconocimiento (en realidad más de una) al día, y observa como saldrá de su escondite.

P-Permanece Orando

Este puede ser el punto más importante de este acróstico. Diligente, concreta, y regularmente intercede en oración por tu marido. Pídele a Dios que te de una idea de  la forma  en que puedes animarlo y ser una fuente de motivación en su desarrollo para que llegue a ser el hombre que  Dios creó y que Él quiere que sea.

(Ah, y habla con Dios acerca de las debilidades de tu marido en lugar de hablar con tu marido sobre ellas.)

R: Recuerda.. Prepararte

Prepárate  para tu marido. Si te levantas antes que él, prepara tu corazón para los momentos que pases  en  la mañana con él, aunque sean cortos. Ora por él y por ti misma, incluso antes de saludarlo. Prepárate para guardar  tu lengua y que puedas decirle palabras de aliento, que lo afirmen, lo motiven e inspiren para  que pueda enfrentar su día con coraje (Prov. 16:24, 18:21, 21:23; Efesios 4:29).

Prepárate para el reencuentro al final del día. Prepárate física, emocional y espiritualmente. Tomate el mismo tiempo que pasas preparando tu apariencia personal para preparar  tu actitud. Así le demostrarás a tu marido lo valioso que es para ti.

E-Elige Recordar y Contar

Recuerda los buenos momentos  pasados junto a tu esposo. Vuelve a los años en que  eran novios  y cuenta esas bromas e historias personales que compartieron. Recuérdate a ti misma  las cosas buenas que él hizo por ti en el pasado, entonces hazle saber que tu estás agradecida por ellas, aunque hayan pasado años desde que ocurrieron. (Fil. 4:8).

C- Confírmalo y Aliéntalo

Si quieres provocar que  tu marido practique una masculinidad piadosa, hazte a un lado y deja que  sea él quien te guie. Anímalo a ejercer  su liderazgo y deja de tomar la iniciativa en tu casa. Si tu haz tomado  el papel de líder (tal vez debido a su falta de liderazgo), pídele perdón por esto y comunícale que tu anhelas que él llene ese papel.

Él podría no  querer retomar su rol. Anímalo asegurándole que tú tienes confianza en sus habilidades (incluso si esa confianza es muy leve). Si  no tienes confianza del todo, busca cualquier recuerdo de momentos en los que  él ha demostrado liderazgo y afirmarlo por ello. Dile palabras que lo  inspiren a  demostrar su hombría, a dar pasos en firme: “¡Sé que puedes hacerlo" "Tú eres el mejor para ese trabajo." “Tienes ideas muy creativas.” "Tu liderazgo me da  seguridad."

I-Iniciar la intimidad

Conviértete en una conocedora de tu marido en todas las áreas, pero especialmente en el área del placer sexual. Pregúntale cómo puedes complacerlo. Se generosa en tus atenciones hacia él y búscale de manera traviesa.

Los hombres que se han endurecido con sus esposas o que se han encerrado en  una cueva, ya no desean este nivel de intimidad. Se paciente y date cuenta de que puede estar luchando con la inseguridad y el miedo a  decepcionarte en esta área,  y esto  también puede ser sumamente intimidante para un hombre.

A-Acércate honestamente con humildad

Sé sincera. No intentes transmitir palabras falsas  de afirmación. Si hay un problema de pecado que debe ser  abordado, no trates de esconderlo o encubrirlo, esto hará que él continúe  en su pecado, pero confrontar a tu esposo en mansedumbre, después de haber orado con un corazón contrito, es una demostración de amor verdadero.

La Palabra nos instruye a confrontar con humildad y con amor el pecado de un hermano en la fe, incluso si ese creyente es nuestro esposo, un hermano en Cristo (Gál. 6:1-2; Mat 18:15-18).

Pero busca al Señor primero. Dedícale tiempo a la oración y a la Palabra pidiéndole a Dios  Su dirección y que sea Él quien te muestre el momento en que deban tener esta conversación. Asegúrate de que tus deseos de confrontar a tu esposo  se deriven de motivaciones correctas de restauración, y que  no tienen el fin de "arreglar las cosas"  a tu gusto.

Busca en tu propio corazón para que puedas ver si hay áreas de pecado que necesiten  ser confesadas ante Dios y tal vez  ante tu esposo (Mateo 7:5). Por difícil que  esto sea, en la medida que confrontas a tu marido tendrás que extenderle la misma gracia y el perdón, que Él te ha extendido a ti. (Efesios 4:32)

Antes de la confrontación, libérate de  las expectativas poco realistas. Confía en el Espíritu Santo, no en tus palabras, para traer convicción de pecado. Determina que una vez que hayas expresado tus preocupaciones, las abandonarás  en las manos del Señor.

Si tu marido permanece en el pecado sin arrepentirse y  el pecado alcanza  un nivel que requiera la intervención de un líder espiritual, tu tendrás que seguir el proceso de confrontación como se describe en Mateo 18:15-18.

C-Consiente que fracase

Dale a tu esposo la libertad de fallar sin temor a que haya alguna represalia de tu parte. El fracasará. Tomará decisiones que no serán las mejores. Permite que aprenda de sus errores.

Si estás interviniendo constantemente para mostrarle el mejor camino a seguir, la mejor manera de navegar por los caminos de la vida, él se hará  a un lado, dejará que tomes el volante, y nunca aprenderá a ser el conductor.

Cuando cometa un error, no castres o golpees su masculinidad.  Ayúdalo a levantarse por sí mismo, a sacudirse el polvo, y a retomar el camino. Encuentra la  forma de afirmarlo y ofrecerle  esperanza.

I-Invierte en Él

Conviértete en una conocedora de tu marido y de sus intereses. Si es un fanático de los deportes, únete a él. Si le gusta la caza,  familiarízate con ella, haz preguntas, y participa al nivel que él quiera incluirte.

Descubre como comunicarle que lo amas, y después practica la regla de oro, servirle de la manera en que te gustaría ser servida. Demuéstrale amor sin esperar nada a cambio,  rutinaria, frecuente, y habitualmente.

O-¡Obvia muchas cosas!

Hay muchas cosas que nos obsesionan  que se pueden dejar pasar. Viendo el cuadro completo de la eternidad, ¿tienen realmente importancia?

N-Nunca denigres a tu hombre

Nunca lo trates con falta de respeto ni en público ni en  privado. Honras a Dios al honrar a tu marido, cuyo valor radica  simplemente en que ha sido creado a imagen de Dios. Comunícale lo  importante que  él es para ti.

Utiliza Colosenses 3:12-17 como guía, y cultiva estas características.

Todo el mundo necesita un refugio. Decide  que vas a ser ese lugar de seguridad y protección para tu pareja.

Se sensible a las necesidades de tu marido. No inicies una conversación potencialmente volátil cuando se encuentra sometido a la presión de una fecha límite, exhausto, hambriento, o acabado de llegar a casa.

No te apresures en dar rienda suelta a tus sentimientos hacia él cuando te encuentres en un  mal estado emocional. Practica el autocontrol y pasa algún tiempo en oración, buscando la gracia de Dios, la paz y  la tranquilidad, antes de acercarte a él con una situación que necesita ser discutida.

¿Cómo me acerco a mi marido cuando hay un problema en el que no estamos de acuerdo?

1) Busca al Señor en primer lugar. Dedica tiempo a la oración y a la Palabra pidiéndole  a Dios Su dirección y que te muestre el momento correcto para tratar el problema en cuestión.

2) Asegúrate  que tus deseos de confrontar tienen como única motivación la restauración espiritual de tu esposo, que tu finalidad no sea  "arreglar las cosas"  a tu gusto.

3) Busca en tu propio corazón para que veas si hay áreas de pecado que necesiten  ser confesadas delante de  Dios y tal vez a tu esposo (Mateo 7:5).

4) Considera la posibilidad de escribir tus inquietudes  en una carta. La mayoría de los hombres no responden bien a las súplicas emocionales, las confrontaciones agresivas, o los ánimos exaltados. Escribir las cosas de una manera  amable  es  mucho más efectivo para prevenir cualquier  tipo de confrontación.

5) Antes de confrontar, libérate de las expectativas poco realistas. Confía en el Espíritu Santo, no en tus palabras, para traer convicción. Toma la decisión  de que una vez que hayas expresado tus preocupaciones, abandonarás estas en las manos del Señor.

6) Si el problema que estás confrontando es un pecado bíblico y  tu marido permanece en el  sin arrepentirse, al punto que ese pecado alcance  un nivel que requiera la intervención de un líder espiritual, tu tendrás que seguir el proceso de confrontación como se describe en Mateo 18:15-18.

Permite  que tu marido sepa que le estás dando un período de tiempo para considerar lo que le has compartido, pero si él no está dispuesto a arrepentirse de su conducta pecaminosa, tú estás dispuesta a solicitar ayuda  del liderazgo de la iglesia (movida por el amor, la preocupación y la  restauración espiritual de tu esposo).

7) No permitas que tu marido permanezca en su pecado. Hazle saber que él es responsable ante Dios por sus acciones. Después de comunicarle sinceramente esto, permítele que coseche las consecuencias de su pecado. No importa lo difícil que sea para ti ver esto, no lo rescates.

8) Diligente, concreta, y regularmente intercede en oración por  las áreas con las cuales  tu marido está luchando. No hables con él acerca de sus pecados, más de lo que lo haces con Dios. Una vez que  lo hayas  confrontado, dale  tiempo y espacio para arrepentirse, mientras, ve al Señor con tus preocupaciones sobre el tema, en lugar de ir donde tú marido.

Esto resulta difícil. Dios es el único que puede transformar  las vidas de nuestros marido (nosotras no podemos). La realidad es que tu marido podría nunca cambiar, pero si te liberas de tus expectativas y demandas podrás alcanzar un nivel de rendición que te brindará contentamiento cualquiera que sea tu circunstancia.

Para alcanzar  ese nivel de rendición,  tendrás que depender enteramente de la gracia de Dios. Pídele que trabaje dentro de ti, para que puedas  desarrollar  contentamiento mientras esperas en Él y en Su obra  en medio de esta situación. Búscalo a Él para que de manera  específica puedas demostrarle gratitud a tu marido. Estarás tentada a resentirte con él, si no responde a tus reclamos, pero no permitas que el resentimiento levante un muro en tu relación. Concéntrate en las cosas de la vida de tu marido y de su carácter  por la que estas agradecida y comunícaselo frecuentemente.

Permaneciendo en Cristo, puedes experimentar el gozo y la gracia que hará posible que puedas permanecer en circunstancias difíciles con un corazón y una actitud que glorifique a Dios.

Mi esposo no satisface  mis necesidades sexuales. ¿Qué debo hacer?

Aunque pueda parecer extraño, esta situación es común a muchas mujeres.  Puede haber una gran variedad de factores que contribuyan a esto (problemas de salud, la edad, el estrés laboral y las responsabilidades) que impidan o refrenen la conducta sexual de algunos hombres.

El primer paso podría ser hablar con tu marido (en forma no acusatoria).

Pregúntale si tiene conocimientos de que tú no estás satisfecha con tu relación sexual. Esta conversación no va a resolver el problema  pero te ayudará a entender su punto de vista. Luego, ora y pídele al Señor que te dé sabiduría para dar el siguiente paso.

Afirma a  tu marido y comunícale lo mucho que lo valoras por las muchas maneras en que suple  tus necesidades (una buena manera de hacerlo es con nuestro  Reto de 30-Días  para animar a los esposos.) No "demandar" que cumpla su papel en el ámbito de la intimidad sexual, pero si comunicarle y recurrir a él con relación a la enseñanza bíblica sobre este tema (1 Cor. 7:3-5).

Mi matrimonio es difícil. ¿Tengo que permanecer en él?

Dios tiene un corazón de redentor. A pesar de que somos pecadores y viles, Él nos da la bienvenida  cuando nos volvemos a Él  arrepentidos. Él está en el ministerio de reconciliar los corazones con Él mismo. Todos los matrimonios están compuestos por dos pecadores. Todos estamos  en  gran necesidad de misericordia. Los consejeros bíblicos  te podrán dar diversas respuestas a  cuestiones como  la separación, el divorcio y el nuevo matrimonio. Múltiples opiniones abundan.

Pero una cosa es cierta: ninguno de nosotros merece el perdón de Dios, Su misericordia, o bendición, pero sin embargo, Él la otorga. Ninguno de nosotros merece Su compromiso de fidelidad—sin embargo, Él es incansablemente fiel. Ninguno de nosotros merece una segunda oportunidad o Su paciencia, sin embargo, Él es extremadamente  paciente con cada uno de nosotros.

Él nos ha llamado a exhibir Su carácter. Él nos ha llamado a demostrar a nuestros esposos y a los demás Su misericordia, gracia, verdad, tolerancia, paciencia, resistencia, e incluso el gozo en medio del sufrimiento (Col. 3:12-19; ​​Phil 3:7-10; Efesios 4:31-32).

No hay respuestas tiernas ni soluciones fáciles. La verdad es que la gracia de Dios es suficiente para todas las necesidades, pero eso no quiere decir que toda situación tendrá un final feliz. Cuando dos individuos están dispuestos a caminar en un estado de arrepentimiento y humildad —dependiendo de la gracia de Dios aplicando  la verdad de Su Palabra en situaciones de desesperación —aun haciendo esto hay que trabajar  dura y perseverantemente para superar las tendencias egoístas y empezar a cosechar el gozo de un matrimonio de una sola carne. Cuando sólo un compañero está dispuesto a trabajar en el matrimonio, puede tomar años para que el otro responda de la misma manera (y  podría tal vez nunca hacerlo).

El propósito final de Dios para el matrimonio no es nuestra felicidad personal —en última instancia, su propósito es  que el mundo vea el Evangelio desplegado (Ef. 5:22-33). La gracia asombrosa en todo esto, sin embargo, es que cuando establecemos el tipo de relación marital  descrita en este pasaje, experimentamos un gran gozo y ¡Dios recibe la gloria!

Con todo lo anterior en mente, no debemos, sin embargo, pretender que los actos pecaminosos están bien o ignorar la conducta pecaminosa de nuestros maridos. Eso no es estar cumpliendo con el papel de  esposa piadosa. "Mejor es  la reprensión manifiesta que  el amor oculto. Fieles son las heridas del que ama "(Proverbios 27:5-6). La Palabra nos enseña a afrontar con humildad y con amor el pecado de un creyente, un hermano en Cristo, incluso si ese creyente es nuestro esposo (Gálatas 6:1-2; Mat 18:15-18).

Es muy importante buscar el consejo de los hombres y mujeres de Dios que te rodean. Idealmente, tú y tu esposo deben buscar consejo a través de una pareja de buen testimonio o líderes pastorales. Si tu marido no está dispuesto a asistir a las consejerías, tú todavía tienes la oportunidad de buscar consejo sobre cómo conducir tu relación marital en medio de las dificultades.

E independientemente de lo que tu marido decida hacer, mira a Cristo para que sean llenadas tus necesidades más profundas.

¿Cómo puedo aprender a someterme a mi marido?

Esta es una gran pregunta. Aquí hay algunas maneras prácticas para que puedas comenzar:

• Sométete a Dios. Date cuenta  que el punto de partida más importante para la sumisión está en tu relación con Dios. ¿Estás siendo obediente en las cosas que sabes que el Señor  te está guiando a hacer? ¿Hay algún pecado sin confesar en tu vida?

• Comunícate con tu marido regular y abiertamente. Hazle saber que lo respetas y tú deseo de someterte. Esto le honra y será la clave para aprender a someterte a él.

• Rinde cuentas tanto, a tu esposo como  a otras mujeres. Es importante ser supervisada  regularmente en tu vida espiritual por quienes te rodean. Busca  rendir cuentas en esta área con  espíritu enseñable y  deseo de obedecer.

Aquí hay varios recursos útiles (¡y gratis!) que te ayudaran también a aprender. ¡Que Dios te dé la perseverancia y la gracia de escudriñar  y practicar lo que  aprendes!

Uno de los recursos más popular y ampliamente utilizado es El Reto de 30-Días  para animar a los esposos. Hay también varios artículos útiles en esta pagina que te ayudarán con este tema.

¿Por qué necesito someterme a mi marido?

La sumisión es  a menudo mal entendida y mal aplicada. Es importante entender  lo que la sumisión es y lo que no es.

La sumisión no es:

• Ofrecer  obediencia ciega a la autoridad

• Permitir  dictaduras totalitarias

• Sufrir en silencio el trato abusivo

• Comportarnos como alfombras

• Cubrir el pecado

La sumisión es:

• Reconocer que Dios es nuestra autoridad

• La rendición gustosa de nuestros derechos a Él como nuestro Gobernador.

• Poner a un lado nuestros deseos por Sus deseos

• Vivir  la libertad que viene de la obediencia

Desde la creación, vemos el hermoso diseño de Dios para que los esposos  ejerzan su liderazgo y para que las esposas  ratifiquen su papel de líderes a través de la sumisión inteligente, valiente y desinteresada:

• El hombre fue creado primero (Génesis 2:7).

• Dios le dio al hombre la responsabilidad de cuidar el jardín (Génesis 2:15).

• Dios le dio al hombre la facultad de nombrar a las criaturas (incluyendo a la mujer) (Gen 2:19-23).

• Dios puso al hombre en la posición de proveedor y protector, dándole la responsabilidad de cuidar el jardín, dándole  instrucciones de protector espiritual y advirtiéndole  las consecuencias de la desobediencia —incluso antes de que de que la mujer fuera creada (Génesis 2:15 - 18).

• La mujer fue creada por Dios para gobernar con su marido sobre la creación como una corregente (Génesis 1:26-28).

• La mujer tenía  una relación con Dios antes de que Él se  la presentara a Adán (Génesis 2:22).

• A la mujer se le dio el privilegio de gobernar al lado de su marido como su ayudante (Gen 2:18)

• La mujer procede del varón, y fue creada para el hombre (1 Cor. 11:9).

• La maldición sobre la mujer establece  que su "deseo" será controlar o gobernar al hombre, pero Dios reafirma su plan de que el hombre  funcione como la cabeza, con la finalidad de que la relación marital refleje la relación entre Cristo y la Iglesia (Gen. 3:16, 1 Cor. 11:3, Ef. 5:22-33).

Tristemente, nosotras, como mujeres,  luchamos contra las mismas cosas que nos  traen la verdadera libertad y el gozo. Somos muy propensas a rebelarnos contra el modelo que vemos en las Escrituras. Queremos tener el control,  tomar la iniciativa, hacer las cosas a nuestra manera, y sin embargo, ese curso de acción siempre termina en conflictos, decepciones, y a menudo en soledad. Esto nunca da como resultado  la unión complementaria y hermosa que Dios desea que las parejas disfruten. Operar de esta forma también  evita que  seamos un reflejo fiel de la relación de Cristo con la Iglesia.

Sin la humildad de Cristo, la sumisión es imposible. Pero a medida que crecemos en Él y comenzamos a seguir Su ejemplo, vamos a encontrar  un profundo gozo en nuestra sumisión a Él y a nuestros maridos.

Aquí hay algunos recursos adicionales (en inglés) que podrían serte de utilidad:

Recovering Biblical Manhood & Womanhood (Recuperando la Masculinidad y la Feminidad Bíblica) editado por John Pipper y Wayne Grudem

Liberated Through Submission (Liberada por Medio de  la Sumisión) por PB Wilson

What Does Submission Got to Do With It? (¿Qué Tiene que ver La Sumisión con Esto?) por Cindy Easley

¿Qué consejos pueden darme para ayudarme a mejorar mi matrimonio?

He aquí diez consejos  verdaderamente probados  por un matrimonio de sesenta años:

1. No hay que confundir amor con enamoramiento. El amor es mucho más que un sentimiento —es una elección.

2. El amor es dar y servir.

3. Para amar, es necesario "crecer" y madurar en lugar de hacer  elecciones infantiles.

4. Cuando  dices "sí, acepto" el  día de la boda,  entras en la escuela del amor. Recuerda que siempre serás un estudiante. Aprender a amar requiere un esfuerzo constante y de por vida.

5. A medida que transcurre la vida,  tendrán que ajustarse el uno al otro una y otra vez.

6. Para superar las dificultades, hay que dejar de lado los intereses personales y morir a sí mismo. Es duro, pero vale la pena.

7. Siempre trata de apreciar, reconocer y animar a tu cónyuge.

8. Lean la  preciosa Palabra de Dios juntos para que les sirvan de estímulo y orientación.

9. Oren juntos.

10. Utiliza los "Pasajes del Amor" de  (1 Cor 13.) para evaluar de manera regular si estás haciendo un buen trabajo al amar a tu cónyuge:

• ¿Soy paciente con mi cónyuge?

• ¿Soy amable con mi esposo?

• ¿Envidio o  siento  que estoy en competencia con mi pareja?

• ¿Soy  jactanciosa creo ser mejor que mi cónyuge?

• ¿Soy grosera con mi cónyuge?

• ¿Estoy buscando mis propios intereses y no los intereses de mi    cónyuge?

• ¿Me enojo fácilmente?

• ¿Mantengo un registro de errores?

• ¿Tiendo siempre a proteger y cuidar nuestra relación?

• ¿Elijo confiar en mi pareja?

•  ¿Me aferro a la esperanza en nuestro matrimonio?

• ¿Siempre persevero?

• ¿Mi amor por mi esposo nunca falla?

Iglesia

Estoy en una iglesia que tiene una situación difícil. ¿Qué debo hacer?

Nancy DeMoss Wolgemuth lo dice bien: "Tenemos que llorar por la situación de la Iglesia  de hoy. Trabajar por ella, cuidarla, interceder por ella, rogar a Dios por ella. Pero no rechazarla. No te alejes de ella. Tú eres  parte de la Iglesia. Jesús ama a la Iglesia. Él dio su vida por ella.” Obviamente, los problemas surgirán, porque vivimos en un mundo caído y estamos tratando con  creyentes que están en  proceso de santificación. Toma en cuenta esta carta que Nancy escribió a una amiga que se encontraba en una situación difícil en la iglesia:

Estimada amiga,

Me entristeció oír hablar de la situación en tu iglesia. Al leer tu mensaje, el pasaje que vino inmediatamente a mi mente fue el Salmo 118:8-9. Tu experiencia  solo confirma que el Señor es el único digno de  nuestra confianza. La gente nos fallará, incluso los cristianos maduros y  hasta los líderes cristianos, incluyéndonos a nosotros mismos, tenemos pies de barro. Somos personas imperfectas que viven en un mundo imperfecto, y tenemos que responder a  situaciones imperfectas con humildad, gracia, compasión y  sabiduría. Por desgracia, si vives lo suficiente, no hay manera de evitar el tipo de situaciones con las que estas luchando. El desafío es aprender cómo responder a esas situaciones sin pecar nosotros también.

Tu situación tiene un  interés particular  para mí en este momento porque estoy desarrollando una nueva serie para Aviva Nuestros Corazones sobre nuestra responsabilidad bíblica hacia aquellos en posiciones de liderazgo espiritual, por lo que he estado manejando un montón de ideas sobre este tipo de tema. El Señor  te dirigirá en cuanto a si te quedas o no en tu iglesia. Al pensar y orar sobre esto, recuerda que  nunca encontrarás una iglesia o un liderazgo de la iglesia sin defectos.

Independientemente de si te quedas o te vas, te animo a orar por tus pastores y todo el equipo de tu iglesia. Sé lo suficiente sobre pastores que se toman en serio al Señor y quieren ser los hombres y  pastores que Dios quiere que sean.  A través de tus oraciones  puedes ser parte del proceso de santificación en la vida de estos líderes. Tu puedes ayudarles a ser los hombres de Dios que Él quiere que sean, tus oraciones,  tendrán un valor infinitamente mayor que tus criticas.

Ya sea que el Señor te mueva a quedarte o a  irte, pídele a Dios que guíe tu corazón y tu lengua para que no desarrolles un espíritu duro y amargado, y para que no te conviertas en un instrumento de crítica o de división en la iglesia. Por difícil que sea, pídele a Dios que te ayude a enfocar y expresar gratitud por las muchas cualidades dignas de alabanza que estoy segura  existen en estos hombres y en la iglesia. Finalmente, esto es algo  importante que debes recordar: Dios no te hace responsable por lo que los hombres hacen,  sólo de  por la manera que respondes a lo que ellos hacen.

Por último, cuando te sientas desanimada o decepcionada por la condición de una iglesia en particular o de la Iglesia en general, te animo a volver a la Palabra y ensayar el plan de Dios y el amor de Dios para Su Iglesia. Me parece que esto ayudara a fijar tus ojos en el final de la historia; el resultado final de la Iglesia es que ella será una hermosa novia sin mancha ni arruga, ni cosa semejante. Nos guste o no, la Iglesia, con todos sus defectos, es crucial para que tu y yo lleguemos a ser todo lo que Dios quiere que seamos.

Orando por ti, Nancy

¿Cuándo es el momento adecuado para dejar  mi iglesia?

Dejar una iglesia es un asunto serio. En primer lugar, tener en mente tu compromiso con tu iglesia local es fundamental. Tú debes evitar la tentación de convertirte en un  "salta -iglesia", o de continuar buscando una nueva  y (mejor)  iglesia. Quizás, entonces, la pregunta que debemos hacernos no es ¿"cuándo"? sino ¿"por qué"?  El compromiso con la iglesia local es fundamental para nuestra vida como creyentes. Sin embargo, hay algunos indicadores evidentes  que tal vez nos muestren que ya es  hora de dejar una iglesia, como la herejía doctrinal, cuando la iglesia se niega a tratar con el pecado o la inmoralidad flagrante, o cuando tú estás dejando una zona geográfica. La Palabra es   clara en cuanto a que el Señor añade a la iglesia, así que seguramente  necesitarás Su orientación en la búsqueda de la manera en que te puedes unir y servir en tu iglesia, así como cuando salir.

Aquí hay algunos recursos adicionales (en inglés) que te podrían ser de utilidad

Stop Dating the Church (Deje de Coquetear con la Iglesia) por Joshua Harris

Nine Marks of a Healthy Church (Nueve Marcas de una Iglesia Saludable) por Mark Dever

¿Qué  debo buscar al escoger una iglesia?

Estas son las diez preguntas más importantes que  debes hacerte al elegir una iglesia, registradas por el Pastor Joshua Harris en su libro “Deje de Coquetear con La Iglesia”:

1. ¿Es esta una iglesia donde se enseña con fidelidad  la Palabra de Dios y su doctrina está sujeta a la  autoridad de las Escrituras?

2. ¿Es esta una iglesia donde se da importancia a la sana doctrina?

3. ¿Es esta una iglesia donde se atesora y proclama con claridad el evangelio?

4. ¿Es esta una iglesia comprometida a alcanzar a los no cristianos con el evangelio?

5. ¿Es esta una iglesia cuyos líderes se caracterizan por la humildad y la integridad? ¿Cumplen los requisitos bíblicos para el liderazgo espiritual?

6. ¿Es esta una iglesia donde las personas se esfuerzan por vivir la Palabra de Dios y son retados a hacerlo?

7. ¿Es esta una iglesia donde puedo encontrar y cultivar relaciones santas?

8. ¿Es esta una iglesia donde los miembros son desafiados a servir?

9. ¿Es una iglesia que está dispuesta a echarme fuera? (Si no logro mantener mis votos a Cristo o vivir bajo la autoridad de la Palabra de Dios, ¿me disciplinará y  buscará restaurarme?)

10. ¿Es una iglesia a la que estoy dispuesto a unirme "tal como está", con entusiasmo y fe en Dios? ¿Puedo plena y gozosamente apoyar a los líderes de esta iglesia, sus enseñanzas, y la dirección que se han fijado?

También puede ser que desees chequear "Cómo Reconocer una Buena Iglesia" (en Inglés—How To Recognize a Good Church) del  Ministerios RBC.

¿Cuál es mi responsabilidad con el liderazgo de la iglesia?

La Palabra de Dios no solo identifica los requisitos para aquellos que están en posiciones de liderazgo espiritual, sino también las actitudes y las acciones que  mostraremos hacia  nuestros líderes espirituales. Usa las siguientes preguntas para ayudarte a evaluar qué tan bien estás cumpliendo con tus responsabilidades como seguidor:

• ¿Tomo tiempo regularmente para reconocer e identificar  las contribuciones que mis líderes espirituales han hecho en mi vida?

• ¿Respeto a aquellos que me ministran espiritualmente?

• ¿Mis líderes espirituales saben que los admiro y los amo?

• ¿Expreso aprecio y gratitud a mis líderes espirituales por su trabajo a mi favor?

• ¿Hablo bien de mis líderes espirituales a los demás?

• ¿Busco aprender de la vida de mis líderes espirituales?

• ¿Busco  emular las características piadosas de la vida de los que me han enseñado la Palabra de Dios?

• ¿Soy sensible a la dirección de mis líderes espirituales?

• Cuando mis líderes espirituales se presenten ante Dios para dar cuenta de mi vida, ¿serán capaces de hacerlo con gozo?

• ¿Estoy espiritualmente rindiendo cuentas a alguien que está en  una posición de autoridad espiritual? ¿Permito que alguien pueda "velar  mi alma"?

• ¿Puedo hacer que sea fácil para mis líderes espirituales  guiarme espiritualmente?

• Cuando tengo una preocupación acerca de un líder espiritual,  ¿me acerco a él en oración, respetuosa y humildemente?

• ¿He tenido cuidado de evitar "atacar" o "enfrentar" a mis líderes espirituales?

• ¿Tengo cuidado de  evitar hacer acusaciones en contra de mis líderes espirituales, a no ser, que  sigua los canales bíblicos correspondientes?

• ¿Tengo cuidado de no plantar semillas de deslealtad hablando mal a otros sobre mis líderes espirituales?

• ¿Soy cuidadoso en dar la gloria a Dios por el crecimiento espiritual y los frutos en mi vida?

• ¿Soy cuidadoso en evitar la exaltación de un líder espiritual por encima de los demás?

• ¿Me doy cuenta de que en última instancia es Dios quien obra en mi vida y que los hombres que más me han impactado no son más que sus siervos?

• ¿Evito tener un espíritu sectario, negándome a tomar partido a favor de uno de los líderes en contra de los demás?

• ¿Doy el honor  en forma tangible y práctica a los que me lideran espiritualmente y a los que ministran  la Palabra de Dios a mí y  a  mi familia?

• ¿Están siendo adecuadamente satisfechas las necesidades financieras del personal pastoral en nuestra iglesia?

• ¿Busco oportunidades para servir y cubrir   las necesidades prácticas de mis líderes espirituales?

• ¿Doy gracias a Dios por los líderes que Él ha puesto en mi vida?

• ¿Oro fielmente por los hombres que están en posiciones de liderazgo espiritual sobre mi vida?

• ¿Tomo iniciativa para averiguar cómo puedo orar por mis líderes espirituales?

Soltería

Me gustaría casarme, pero no hay nadie a la vista. ¿Qué debo hacer?

Tu deseo por el matrimonio es un deseo natural y saludable. Es normal que luches con el tema de la soltería, pero es importante recordarte que el matrimonio no hace que tus sueños se hagan realidad.

Puede ser muy difícil rendir al Señor tu deseo de casarte, pero tú debes estar dispuesta a llegar a ese punto. El Señor entiende tu lucha. Él ha prometido "que no te dejará ni te desamparará" (Deuteronomio 31:6), y Él tiene un plan y un propósito para tu vida: "Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, planes de bienestar y no para el mal, para daros un futuro y una esperanza. Entonces me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo le escucharé. Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo  corazón "(Jeremías 29:11-13).

La siguiente cita de Nancy DeMoss Wolgemuth proviene  del devocional “Buscándole a Él” (radio) del 31 de enero 2008:

Verás, la felicidad no se encuentra dentro o fuera del matrimonio. De hecho, no se ha encontrado en ninguna relación humana. El verdadero gozo solo se puede encontrar en Cristo. Dios ha prometido darnos todo lo que necesitamos. Si Él conoce a un marido que haga posible  que le lleves una mayor gloria, entonces Él te proporcionará un marido.  El verdadero contentamiento viene cuando elegimos estar satisfechas con lo que Dios nos ha provisto.

La siguiente cita proviene del libro de Nancy Rendición: El corazón en Paz con Dios:

Probablemente habrá en nuestra peregrinación cristiana un momento en que, al igual que Jacob, luchemos con Dios durante toda la noche…pero finalmente llegara un amanecer en el cual diremos “Está bien, Señor, Tú ganas…no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

Suelta esta situación en las manos amorosas de Dios. A medida que vuelves tu atención hacia Él, puedes alabarlo por prometernos que "todas las cosas [incluso esta dolorosa situación] cooperaran para  bien, para los que son llamados conforme a Sus propósitos" (Romanos 8:28). Tú puedes confiar a Dios  tu futuro. ¿Por qué no le preguntas qué desea para tu vida y luego te rindes a Su plan?

Si  deseas casarte y esto no parece ser una opción en este momento, aquí hay un par de sugerencias:

• No planifiques tu vida en la presunción de lo que esperas que suceda. Es decir, aunque  desees casarte, debes continuar viviendo la vida en la que Dios te tiene en este momento (debes ser una buena administradora de esta temporada de la vida)

• Asegúrate de  encontrar tu plenitud en Cristo y no en tu estado civil. Aunque esto puede sonar simple, no deja de ser un reto constante para aquellas que desean casarse. Recuérdate a ti misma que has sido creada a imagen de Dios, independientemente de si  estas casada o soltera. Aunque el matrimonio es una institución increíble diseñada por Dios mismo, recuerda que tu valor intrínseco no se encuentra en un anillo en el dedo.

Estos son algunos recursos útiles y alentadores para que les eches un vistazo:

• “Elegida para Él: Abrazando el regalo, las bendiciones y los desafíos de la soltería” (Singled Out For Him: Embracing the Gift, the Blessings and the Challenges of Singleness) es un pequeño libro de Nancy DeMoss Wolgemuth.

• ¿ Did I Kiss Marriage Goodbye? (No disponible en español) por Carolyn McCulley.

¿Cómo puedo saber si debo casarme con el hombre  con el que estoy saliendo?

Es bueno que  desees estar segura de que el compromiso de toda la vida que estás por hacer sea  dirigido por Dios y no por tus propias emociones. Cuando las personas tienen dificultad para discernir  la voluntad de Dios en  las decisiones de este tipo, es útil tener en cuenta cuatro áreas de confirmación:

1. La Palabra

Pídele a Dios que confirme Su dirección y que lo haga a través de un versículo o un pasaje específico al que puedas volver  cuando surjan estas dudas. Pídele una  confirmación clara por medio de Su Palabra.

2. Oración

Busca la voluntad del Señor mediante la oración. Pídele que  más que un sentimiento emocional o una experiencia subjetiva, te guie al  "conocimiento" que viene del Espíritu de Dios (Juan 10:27, 14:26-27; Ro 8:26-27).

3. Consejos piadosos

Busca el consejo de la familia de la iglesia y de los creyentes maduros que los conocen bien a ambos —especialmente solicita los aportes de  parejas piadosas (en lugar de los de un solo individuo) cuando se trata de preguntas conyugales.

4. Confirmación a través de las circunstancias

Este es el menos confiable de los cuatro, pero Dios hace uso de las circunstancias para llevar a cabo Sus propósitos. Busca indicios evidentes de Dios obrando en y a través de las circunstancias para mantenerlos unidos. Finalmente, espera sentir paz antes de contraer matrimonio. No todo será perfecto, pero ya no tendrás que seguir luchando por saber si esta es la voluntad de Dios

El amor  no se basa  en la emoción o el sentimiento, no es algo en lo que “Caemos”; el amor es una manifestación visible del amor que Cristo nos  ha dado (1 Juan 3). No importa con quien te cases, es posible establecer una relación de amor como la de Cristo.

¿Es correcto continuar mi educación y metas profesionales como mujer soltera?

Recuerda que tu vocación de mujer no está definida  por tu estado civil. Si bien  la soltería puede presentarte oportunidades ministeriales específicas, no te limita a servir en el reino de Dios. Con esto en mente,  aquí hay algunos principios que debes considerar.

• ¿Estás  actualmente siguiendo el llamado de Dios para tu vida como mujer cristiana, a través del discipulado, el crecimiento cristiano, y las relaciones, siguiendo el mandato de  Tito 2?

• ¿Tu propósito de seguir una carrera tiene principalmente fines  económicos?

• ¿Tendrás que  incurrir en grandes  deudas a causa de tu educación y actividades profesionales?

• ¿Es la carrera que quieres desarrollar de utilidad  tanto para las mujeres solteras  como para las casadas?  ¿En otras palabras, serias capaz de utilizar estas habilidades si el Señor te permite casarte y tener hijos?

Aquí hay algunos recursos adicionales útiles para ti:

• “El significado final de la verdadera  Feminidad” sermón del pastor John Piper en la conferencia  “Mujer Verdadera '08 " (solo disponible en Inglés).

• En el libro ¿ Did I Kiss Marriage Goodbye? (Solo disponible en Inglés), Carolyn McCulley  dedica un extenso capítulo a algunas interrogantes que nos planteamos.  Usando como base Proverbios 31:16-19, Carolyn discute la necesidad de sabiduría divina (no como respuesta acabada)  para librar la lucha que representa tener, como mujer soltera,  que tomar decisiones con relación a una carrera profesional, proyectos de formación continua etc.

Sufrimiento

La vida es tan difícil, ¿cómo puedo seguir adelante?

Sin importar nuestras circunstancias, Debemos buscar a Cristo y confiar en que Él es suficiente. Debemos confiar en que Su gracia es suficiente para sostenernos. Él se hace fuerte en nuestra debilidad (2 Cor. 12:9). En la serie  de Nancy  DeMoss Wolgemuth '"Dificultades de la Vida Perdurable," ella nos señala los recursos que Dios nos ha dado para hacer frente a las dificultades:

• La gracia de Dios

• Los dones de Dios

• El poder de Dios

• El Espíritu de Dios

• La Palabra de Dios

Recuerda que  no estás solo.  Puedes sentirte solo. Todas las  personas en quienes confiaste, buscaste ayuda y apoyo, pueden haberte abandonado, haberse  alejado o muerto. Puedes sentir que estas solo, pero recuerda….no lo estas.

En primer lugar, tienes la presencia de Cristo. El salmista dice: " Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el SEÑOR me recogerá " Tienes a Cristo. Él camina contigo. Él ha prometido estar siempre contigo. La presencia de Cristo te  debe alentar y ayudar a sostener.

En segundo lugar, eres parte del Cuerpo de Cristo y  Dios te ha dado otros creyentes para  que te ayuden y  alienten.

En tercer lugar, no importa lo difícil que sean  las cosas hoy, sabes que puedes enfrentar  el futuro con esperanza. Recuerda estas verdades sobre el futuro:

1. Todos los males serán corregidos. Los que se oponen a la verdad serán juzgados. Dios tratará con ellos. Cualquier victoria que tengan será  solo una apariencia, y será de corta duración.

2. El Señor te librará de todos los problemas. Él lo hará. Él lo ha prometido. Puedes estar seguro de esto en el futuro. A Su manera y en Su tiempo, El te librará.

3. Todos tus esfuerzos, trabajos, fidelidad en las pruebas y el sufrimiento serán recompensados ​​en aquel día, el día en que recibirás recompensas por fidelidad. Vamos a estar ante el Señor y Él dice: "¡Bien, siervo bueno y fiel!” (Mateo 25:21). "el llanto puede durar toda la noche", "pero a la mañana vendrá el grito de alegría" "( Salmo 30:5)

Tengo miedo ¿Qué debo hacer con la incertidumbre que me produce la crisis económica?

Nada de esto toma a  Dios por sorpresa. Él sabe todo lo que está pasando en nuestro mundo. También conoce lo que nos espera. Él está orquestando todo, para que se cumplan sus propósitos eternos de redención, y para glorificarse a sí mismo.

Dios se preocupa de cómo las circunstancias difíciles afectan  las vidas de sus hijos. Esas circunstancias pueden ser a veces  intensas y dolorosas, pero no debemos abrumarnos  ni permitir que nos roben la paz. De hecho, en último caso, ¡cualquier cosa que nos haga  necesitar a Dios es una bendición!

Las crisis pueden brindar oportunidades para que el pueblo de Dios florezca espiritualmente y a través de esto otros sean guiados a Cristo, que es nuestra única Roca y esperanza, no sólo en el tiempo presente, sino para toda la eternidad.

Aquí  hay algunos consejos bíblicos para fortalecerte en medio de estos tiempos de incertidumbre:

• Mira hacia arriba, en lugar de hacia afuera o hacia adentro. Nuestra respuesta a los tiempos turbulentos será determinada por nuestra perspectiva y  por donde ponemos nuestra atención. La gente debería ser capaz de mirar a los cristianos y ver  en ellos una respuesta a la presión claramente diferente (Fil. 2:14-15).

• Dile a Dios tus necesidades. Pídele provisión, sabiduría, dirección y gracia para perseverar. Pídele a Dios que utilice este tiempo de confusión e incertidumbre para traer el avivamiento y  el despertar espiritual en nuestras iglesias y en nuestro país (Lucas 11:2-3; Fil 4:5-6).

• Aprender el secreto del contentamiento. El contentamiento fluye de creer que Dios ha provisto todo lo que necesitamos para el momento presente y que Él proveerá todo lo que necesitemos en el futuro (Salmo 73:25; Fil 4:11-13; 1 Timoteo 6:6-8.).

• Pídele a Dios que se cumplan sus propósitos. Dios usa la adversidad para mostrarnos lo que hay en nuestros corazones, para purificarnos, y hacer más profunda nuestra dependencia de Él. Los tiempos de escasez  puede llegar a ser tiempos de gran bendición, ya que eliminan  la autosuficiencia y nuestros corazones se vuelven hacia el Señor (Dt. 8:3).

• Permítele Dios purificar tu corazón. Los tiempos difíciles pueden ser un medio para la disciplina de Dios—tanto personal como corporativa. Pídele a Dios  que te permita  ver lo que Él está tratando de decirte a través de estas circunstancias, deja que Él busque en tu corazón, y luego responde con humildad y obediencia (Salmo 139:23-24).

• Permítele a Dios  reordenar tus prioridades cuando sea necesario. Los tiempos de dificultades económicas o las pérdidas, revelan lo que es más  importante para nosotros y lo que realmente nos gusta. Proporcionan una oportunidad para identificar cualquier tendencia a acumular "cosas" que no necesitamos y nos mueven a  tomar medidas para desarrollar un estilo de vida más moderado (Lucas 12:15, 31, 34).

• Pon tu confianza en el Señor. Puedes confiar en El. Él te ama, Él sabe a lo que te enfrentas, y Él tiene cuidado de ti. Estas circunstancias no lo  han tomado desprevenido. Él todavía está en Su trono y está logrando que se cumplan Sus propósitos en tu vida y en el mundo. Confía en Él para que provea  tus necesidades, —El proveerá. Este  es un buen momento para ver lo que Dios puede hacer (1 Reyes 17:1-16; Mt 6:25-34).

• Alcanza a los demás. Se sensible a los que te rodean que pueden tener necesidades aún mayores que las tuyas, en especial los del Cuerpo de Cristo. No te limites a pensar en tus propios problemas, pon las necesidades de los demás por encima de las tuyas propias (Filipenses 2:4).

• Da como Cristo da. La tendencia natural en tiempos de inseguridad económica es mantener lo que tenemos y dar menos. ¡Pero qué mejor oportunidad de demostrar la grandeza y el poder de Dios en nuestras ofrendas! Pregúntale a Dios cómo  puedes ejercitar la fe y reflejar Su corazón generoso en la forma en que das en este tiempo (2 Corintios 8:1-4; 9:8).

• Regocíjate en el Señor. No dejes que el enemigo te robe el gozo, a pesar de lo que está pasando en el mundo o de tu situación financiera personal. Si lo tienes a Él, ¡eres rico, tienes todo lo que necesitas, y tienes razones para regocijarte! (Hab. 3:17-18)

Mujeres en el Ministerio

A veces me siento tan desalentada de  servir en el ministerio. ¿Puedes ayudarme?

El estar en  posición de liderazgo espiritual te da una gran oportunidad, pero también una gran responsabilidad. El desánimo  te puede venir al tratar de ministrar a otros y ver pocos resultados, o por la frustración de tener que  tratar con las reacciones negativas de las personas, o quizás por  algo más. Aquí hay algunas cosas que te serán de utilidad durante tu servicio en el ministerio:

Permanece en Cristo

Esta es la única manera posible de ministrar. No tenemos nada que dar de nosotros mismos. Con la finalidad de ministrar, debemos permanecer  en Aquel que es el Camino, la Verdad y la Vida. Es fundamental mantenerse  conectado con Él a lo largo del día y de la noche, a través de la oración, la adoración y la meditación de Su Palabra.

Asume la carga de los otros por medio de la intercesión

Se consiente  de las necesidades espirituales de otros, ora por ellos. Recuerda que Dios es quien cambia el corazón —no tu. Él es quien transforma, así que ve a Él e intercede en oración. Pídele al Espíritu Santo  que llene tu boca con la Verdad para que te dé la oportunidad de compartirla, pero se sensible a Su liderazgo y deja que Él te guíe. Muchas veces nos  apresuramos en querer "arreglar" a  los demás y los bombardeamos con la Verdad o  les compartimos cómo hemos sido cambiadas, pero sus corazones no han sido preparados por el Espíritu Santo para recibir lo que queremos compartir. Espera en Su palabras y Su tiempo.

Ministro de  paz

Santiago1:20  nos dice que “la ira del hombre no obra la justicia de Dios”. El ver el comportamiento pecaminoso de alguien a  quien has instruido en  la verdad puede ser decepcionante. Está bien que  llores por sus pecados y estés enojado con el enemigo de su alma, pero la actitud de tu corazón debe ser de compasión  hacia la persona (Mateo 9:36).

Camina en humildad

"¿Qué tienes que no hayas recibido?" (1 Cor. 4:7). Es una buena práctica  recordarnos donde estuvimos una vez, para que recordemos a quienes con paciencia nos instruyeron y nos brindaron aliento, y para que reflexionemos sobre el hecho de que  más allá de cualquier pecado que pudiéramos cometer, esta la gracia de Dios, sin la cual no estaríamos caminando con El.

Busca  sabios consejos y rinde cuentas

Es de gran ayuda tener en tu vida mujeres maduras en la fe con las que puedas contar, para que te guíen  a pensar y ver las cosas a la luz de la Palabra. Ora para que Dios te  provea  amistades que te fortalezcan mientras ministras a otros.

¿Puedes revisar mis escritos?

Aunque nos sentimos honrados por la confianza que depositas en nuestro ministerio y apreciamos tu deseo  de que comentemos tus escritos, Lamentablemente no contamos con el personal (ni la capacidad) necesaria para ofrecer este tipo de servicio. Sin embargo, un recurso que podría serte de gran ayuda es el libro de Sally Stuart,  Guía de Mercado para Escritores Cristianos (Christian Writers’ Market Guide). Contiene  gran cantidad de información acerca de  agentes literarios, editores, etc., y se actualiza anualmente.  Sally Stuart tiene un sitio web, que también podría  serte útil.

También te animamos a asistir a las conferencias que se han diseñado para proveer a los escritores un mayor desarrollo y formación, como Las Conferencias de Escritores que se llevan a cabo cada año en Maranatha.

La Hermandad de Escritores Cristianos (Christian Writers Guild) de Jerry B. Jenkins es un grupo adicional que ofrece capacitación en línea para los escritores, así como conferencias y otros recursos. Estos recursos no son baratos, pero  encontrarás que vale la pena la inversión.

¿Qué cree  Nancy DeMoss Wolgemuth acerca de la enseñanza de las mujeres cuando los hombres están presentes?

Nancy  ha hablado de este tema con Wayne Grudem en "Hombres y Mujeres: Similitudes y Diferencias—De Igual Valor, en Diferentes Roles". Y más específicamente en la serie; "Una visión de la Feminidad Bíblica -Roles en La Iglesia.

Ella cree que las palabras que encontramos  en 1 Timoteo 2:12 (LBLA) todavía se aplican a las mujeres de hoy, y que las mujeres no deberían ser  líderes espirituales de los hombres, ni como pastoras, ni como las líderes principales de las clases  mixtas en la escuela Dominical.

A la vez, Nancy no cree que la enseñanza ocasional de las mujeres a las audiencias mixtas sea inapropiada, siempre y cuando dos cosas estén claras. En primer lugar, que se lleve a cabo bajo la dirección de la autoridad espiritual masculina. (La palabra traducida como  “autoridad” significa “ejercer autoridad por cuenta propia, para dominar a otro). Y, en segundo lugar, siempre y cuando la mujer en cuestión no tenga la responsabilidad permanente de la dirección espiritual de los hombres. (La palabra traducida como enseñar en 1 Timoteo 2:12 esta en el tiempo verbal  “presente continuo”, que indica instrucción en curso.)

Oración

Mi hijo no está viviendo una vida agradable a Dios. ¿Qué debo hacer?

Como dice el Pastor John Piper, "Dios siempre está haciendo miles de cosas que no podemos ver. . . "

Es cierto—Él está personalmente involucrado y trabajando, incluso cuando no vemos ninguna evidencia. ¿Recuerdas a Ana pidiendo a gritos un niño en 1 Samuel? Todo lo que  ella podía ver era su propia condición de esterilidad. Pero Dios se disponía a darle un hijo a Su propio ritmo. Recuerda, ella aún no conocía el resto de la historia, al igual que tu aún no has visto todo lo que Dios va a hacer en la vida de tu hijo para  atraerlo a él o ella hacia Sí mismo.

Otro testimonio del poder de la oración de una madre es Mónica, la madre de Agustín. Quien al igual que el apóstol Pablo, fue uno de los hombres de mayor influencia en el cristianismo primitivo. Aunque criado por una madre piadosa, cuando Agustín era un adulto joven rechazó la fe cristiana y era conocido como un inmoral pagano. Mónica incansablemente golpeaba las puertas del cielo en oración por él. Dios capturó su corazón, y Agustín cuando habla de su conversión la atribuye a las oraciones de su madre.

Aquí hay un par de cosas que puedes hacer en oración por tus hijos:

1)   Ve a través del Antiguo Testamento y saca referencias de las proezas de Dios. “Con todo, Dios es mi rey desde la antigüedad, el que hace obras de salvación en medio de la tierra" (Salmos 74:12).

2)   Registra evidencias que exalten el poder de Dios como Redentor.

“Muchas son, SEÑOR, Dios mío, las maravillas que tú has hecho, y muchos tus designios para con nosotros; nadie hay que se compare contigo; si los anunciaras, y hablara de ellos, no podrían ser enumerados."(Salmos 40:5).

Es posible que desees recopilar varios de estos versos en un diario de oración específicamente dedicado a orar por tu hijo. Luego, pídele a Dios que te dé un versículo o un pasaje específico para que puedas aplicarlo de manera personal para  orar con fe por tus hijos.

Además, continúa acercándote con amor a tu hijo. Eso es muy importante. Si él o ella es un pródigo, él o ella necesitan saber que tienen un lugar seguro para regresar — una familia o un padre amoroso. Dios nos llama a demostrar el amor de Cristo, el equilibrio entre la verdad y la gracia de los que caminan con El.

¿Cómo puedo tener una vida de oración efectiva?

Una idea es conseguir una gran carpeta de hojas sueltas o agenda diaria que contenga un calendario mensual y al que las páginas puedan ser fácilmente añadidas o eliminadas. Da a cada persona y ministerio su propia página, y úsalo para registrar la Palabra que se aplique a su necesidad. Registra las fechas de las peticiones de oración y  las respuestas recibidas. Estas son algunas de las secciones de oración  podrías añadir:

• Diario: Por tu familia y algunos amigos cercanos. Estos son algunos de los pasajes  de las Escrituras que puedes orar:

Por  el marido: Efesios 1:17-19, Salmos 15:1-2, 92:12-15

Por los hijos: Colosenses 1:9-12, 2 Corintios 13:7-9, 1 Timoteo 4:12, 6:11 - 12; 2 Timoteo 2:22; Proverbios 2:20

• Domingo: Por tu pastor y los líderes de la iglesia, el equipo de adoración, tu iglesia y otras iglesias por las que sientas carga.

• De lunes a sábado: Por los ministerios, por avivamiento, por nuestra nación y sus líderes, por amigos y miembros de la iglesia

• Alabanzas: Esta sección es una recopilación de las oraciones contestadas.

Sugerencias para la intercesión:

• Cuando alguien  te pida  oración, si es posible ora con esa persona en ese momento.

• Pídele al Espíritu Santo  que te traiga a la mente estos pedidos de oración en los momentos críticos cuando sea necesaria la intercesión.

• Toma nota de las peticiones de oración. Si mantienes un registro o un diario de oración, transfiérelas a la categoría correspondiente.

• Cuando una persona se enfrente a una prueba potencialmente grave, pregunta si puedes convocar a un grupo de mujeres a orar por ella durante un periodo especifico de tiempo. Puede que sea necesario invitar a las mujeres a orar en momentos específicos, con el fin de tener un ciclo regular de intercesión.

• Utiliza todas las oportunidades para interceder: al conducir si ves a alguien en el tráfico, al pasar por la casa de un amigo, o al escuchar una canción que te recuerda a alguien, ora por ellos.

• Mantente informada de lo que acontece en los ministerios con la finalidad de poder orar por sus necesidades especificas.

• Si tu tiempo de oración es interrumpido por pensamientos de cosas que necesitas hacer, anotarlas  y vuelve a la oración. Ten en cuenta estas interrupciones, puede ser que también necesites orar por estas cosas.

• Orar con una perspectiva eterna en mente. Eso significa orar más allá de las circunstancias  personales inmediatas. Pídele a Dios que aproveche  esta situación particular en tu vida en el avance de Su reino. No siempre pidas a Dios "arreglar" o "curar" o "proveer en abundancia." A veces la "abundancia",  impedirá a la persona  ser conformada Su imagen (2 Cor. 4:17-18).

• Pídele al Espíritu Santo que te de discernimiento de cómo orar por las personas. Pídele que  te traiga a la mente pasajes bíblicos con los que puedas orar por esa persona. También, pídele que te recuerde esa persona, en los momentos en que necesite fundamentalmente que ores por ella.

• No te desanimes si no ves respuestas a tus oraciones de inmediato. No te canses. Es una rica recompensa el ver oraciones contestadas después de años de intercesión fiel.

No tienes que utilizar un diario de oración o establecer momentos específicos para orar, sin embargo, un plan puede ayudarte a ser diligente en el cumplimiento de la oración en lugar de solo tener buenas intenciones que nunca llegan a concretizarse. Podemos llegar a Dios en cualquier momento y en cualquier lugar, orando sobre cualquier cosa, — que ocurra a lo largo del día. ¡Una de las mayores alegrías de la vida es ver a Dios respondiendo oraciones!

Relaciones

¿Cómo puedo tener relaciones sanas con otras mujeres?

Las mujeres tienden a ser criaturas relacionales. Cuando tienen una excelente noticia, algún desamor, desilusión, o la necesidad de un hombro sobre el cual llorar, por lo general recurren a una amiga.

En el pasaje de Tito 2 hay unas valiosas palabras de exhortación que debe ser un aspecto vital en nuestras  relaciones de amistad: "Animar a las mujeres jóvenes a. . . ser sensible "(v. 5 LBLA).

Esta pequeña palabra está llenas de significado. Es la palabra griega  sóphrón — significa estar en sano juicio, auto-controlado y moderado. El operar con esta mentalidad equivale a usar sabiduría; el tomar la Palabra de Dios y aplicarla de manera práctica a las exigencias de la vida diaria con el fin de vivir una vida para la gloria de Dios.

Ser una mujer sóphrón significa que tu comportamiento es dirigido por la Verdad de Dios y no impulsado por tus emociones. ¡Cuando nos enfrentamos a circunstancias difíciles, la tendencia de la mayoría de las mujeres es ¡a no reaccionar —con sabiduría— sino con nuestras emociones! Aquí es donde ser un amigo Tito 2 puede ser útil. Un amigo Tito 2 demuestra:

• Un oído atento

• Un corazón abierto

• Sensibilidad

• Confidencialidad

• Lealtad

• Humildad

• Sensibilidad de Espíritu

• Devoción

• Sentido del humor (sobre todo la disposición de reírse de uno mismo)

• Gracia para las “interrupciones de la vida”

• Un corazón que perdona rápidamente y con frecuencia

• Deja ir las cosas que realmente no importan mientras que se aferra a las cosas que si valen la pena.

• Paciencia

• Olvida lo peor y recuerda lo mejor

• Enfrenta humildemente lo que sea

• Dice la verdad en  amor, siempre

• Sirve como un exhortador fiel

• Se toma el tiempo para cultivar una historia en común

• Se compromete a interceder en oración

Pídele a Dios que traiga amigos a tu vida que te señalen la verdad cuando estés luchando. No esperes a que este tipo de persona se haga tu amiga, da el primer paso pidiéndole a Dios que te guíe a alguien que necesite una amiga. Se este tipo de amiga (Juan 15:13, 1 Juan 3:16-18 LBLA).

¿Cómo se resuelven los conflictos?

Sugerimos el siguiente proceso basado en Mateo 18:15-17:

Paso uno: " Y si tu hermano peca, ve y repréndelo a solas; si te escucha, has ganado a tu hermano”.

Paso dos: " si no te escucha, lleva contigo a uno o a dos más, para que toda palabra sea confirmada por boca de dos o tres testigos”

Paso Tres: "si rehúsa escucharlos, dilo a la iglesia”.

Paso cuatro: “y si también rehúsa escuchar a la iglesia, sea para ti como el gentil y el recaudador de impuesto."

Antes de tomar estas medidas, sin embargo, recuerda lo siguiente:

• Examina tu propio corazón. Jesús nos enseñó: “¿Y por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decir a tu hermano: "Déjame sacarte la mota del ojo", cuando la viga está en tu ojo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la mota del ojo de tu hermano"(Mateo 7:3-5)

• Asume la actitud de Cristo al hablar con su hermano: " con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor" (Efesios 4:2).

• Hablar la verdad en amor (Efesios 4:15).

Aquí hay algunos recursos adicionales que te pueden ayudar:

• Escoja Perdonar por Nancy DeMoss Wolgemuth

• El Pacificador por Ken Sande

• "La Belleza de la Mansedumbre" por Nancy DeMoss Wolgemuth

Quiero ser hospitalaria y amable, pero si invito a alguien, no sé de qué vamos a hablar. ¡Ayuda!

El piso puede estar reluciente, las ventanas pueden estar brillantes, se puede respirar el aroma en el ambiente, ¡pero si tú no sabes cómo conectarte con tu huésped. . . bueno, será un fracaso!  Aquí tienes una lista de qué hacer y qué no hacer; así como algunos grandes temas de conversación.

Qué hacer:

• ¡Escucha! Escucha no sólo porque quieres ser una buena oyente, escucha porque deseas realmente entender quién es esta persona. Si  no tienes realmente deseos de entenderla, pídeselo a Dios. Pídele que te haga comprenderla para que puedas amarla, orar y conducirla a la verdad de Jesús que tanto necesita.

• Admite cuando no estás escuchando. Entonces, pídele  a la persona que repita lo que estaba diciendo. Dile algo como: "¡Lo siento mucho! Acabo de darme cuenta  que me desconecté, pero realmente me interesa. ¿Te importaría repetir lo que acabas de decir? "(Es muy importante  escuchar realmente — incluso si eso implica humillarte— y no simplemente asentir  con la cabeza en ignorancia.)

• Háblales acerca de ti cuando te pregunten. Es posible que te sientas más cómoda dejando que otros hablen, pero a menudo tu transparencia ayudará a sentar las bases para que otros se sientan libres para compartir acerca de sus propias vidas.

• Ríete de ti misma. Si  estás tratando de hacer que los demás se sientan a gusto, con seguridad dirás algo tonto en algún momento.

• Incluye a los niños en la conversación. No solamente harás que  los niños se sientan especiales, sino que sus padres te lo agradecerán.

Qué no hacer:

• Tratar de responder  preguntas por ellos. Simplemente mantente en silencio y deja que ellos decidan cómo quieren responder.

• No sigas investigando donde obviamente no quieren que profundices. Está bien que pruebes, pero si encuentras resistencia, retrocede.

Debes estar preparada para hacer algunas preguntas. Aquí hay algunas preguntas con las que podrías empezar:

• ¿Por cuánto tiempo has estado viniendo a. . .? (Esto es mucho mejor que preguntar, "¿Fue ésta su primera visita?")

• ¿Dónde vives?

• ¿Eres  ama de casa y madre? ¿Trabajas fuera del hogar? (Ten cuidado de  preguntar, "¿Eres  ama de casa y madre, o trabajas?" ¡Las madres que se quedan en casa casi nunca dejan de trabajar!)

• ¿En qué ocupas tu tiempo? (Esta pregunta es básicamente para preguntarle ¿cuál es su trabajo?, pero está hecha de tal manera  tan general que puede  incluir  otras ocupaciones como, si son jubilados o estudiantes).

• Cuando no estás trabajando, ¿qué te gusta hacer?

• ¿Qué  buscas en una iglesia?

• ¿Cuál es tu trasfondo espiritual?

• ¿Cómo ha cambiado Jesús tu vida?

• ¿Cómo se conocieron?

• ¿Cómo te describirías en cinco palabras?

• ¿Qué es lo que más te gusta— y lo que menos— de vivir en esta área?

• ¿Qué te apasiona?

• ¿Cuál ha sido tu mayor decepción en la vida? ¿Y tu mayor alegría?

• ¿Quién es tu mejor amigo?

• ¿Qué te motiva a vivir?

Trata de hacer preguntas abiertas en lugar de preguntas que pueden ser contestadas con un simple sí o no. Otro par de consejos útiles:

Si conoces a alguien para quien no es fácil conversar, es posible que desees pensar primero en las preguntas antes de hacerlas. Dedica un par de minutos para pensar en la última vez que estuviste con esas personas. ¿Qué sabes acerca de sus vidas? ¿En qué están involucrados actualmente? ¿Por qué te han pedido orar recientemente?

Prepara  tus propias respuestas a las preguntas más frecuentes. ¿Sabes cómo vas a responder cuando las personas te  pregunten lo que haces?

¿Responderías o no, de manera diferente si fuera un cristiano o una cristiana quien te hiciera la pregunta? ¿Estás  dispuesta a compartir tu testimonio? ¿Tienes una versión corta y una versión larga?

Aborto

¿Cómo puedo lidiar con el dolor de haber tenido un aborto en el pasado?

El dolor de haber tenido un aborto puede ser sanado. Nancy DeMoss Wolgemuth dice: "No importa lo profunda que sea la herida, no importa cuánto daño y  dolor hayas tenido en el pasado, la gracia de Dios es suficiente y  Dios puede comenzar el proceso de sanación en tu vida hoy."

La intención de Dios  no es que los creyentes carguen con el peso de sus pecados, Él ya ha pagado el precio. Gálatas 5:1 dice: "Para libertad fue que Cristo nos hizo libres; por tanto, permaneced firmes, y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud." Cristo no te liberó para que sigas viviendo en la esclavitud de tus pecados del pasado. Ya  no tendrás que seguir soportando el peso de tus pecados.

Si has confesado tus pecados, recuerda que Dios es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y para limpiarnos de toda maldad (1 Juan 1:9). Cuando  te descubras pensando en tus pecado, reemplaza esos pensamientos con la Verdad de la Palabra de Dios: los versos de Salmos 25, 32:1-2, 51:12, 103:10-12, Isaías 43:25, Juan 8:36; Romanos 8:2 y 1 Juan 3:20.

Escribe un par de estos versos en tarjetas, repítelos en voz alta o léelos una y otra vez hasta que la Verdad se haga viva en ti y seas capaz de mantenerte firme contra las asechanzas del maligno (Efesios 6:11).

Un recurso adicionales que te pueden ser de ayudar:

• El Síndrome Post-Aborto, un artículo de Aviva Nuestros Corazones

Modestia & Pureza sexual

Veo tanta inmodestia en mi iglesia. ¿Qué puedo hacer?

Fomentar la modestia en otras mujeres puede ocurrir como resultado del ejemplo que des, además de compartir de forma natural  conversaciones sobre lo que Dios ha venido y está trabajando en tu vida sobre este asunto. Podrías invitar a una mujer  a tomar café para conocerla, y compartir  con ella acerca  del ministerio  Aviva Nuestros Corazones. Ofrécele compartir con ella algunas transcripciones de los programas que han sido de bendición para tu vida, como "La Modestia".

También hay otras maneras de ayudar a fomentar la modestia en un contexto positivo dentro del  la iglesia. Algunas iglesias tienen un almuerzo de primavera enfocado en el tema de la modestia. Podemos enseñar sobre la modestia del corazón por medio de 1 Pedro 3:1-6. Otras iglesias realizan retiros  de madre / hija con el mismo enfoque.

Por favor ten en mente cuando veas a una mujer vestida inmodestamente, que quizás ella nunca ha tenido la oportunidad de escuchar o haber estado expuesta a la Verdad, y puede incluso no darse cuenta de que  su manera de  vestir no es apropiada. Siempre debemos balancear la verdad con la gracia y tener esto en cuenta  con el fin de glorificar a Cristo, nuestro enfoque debe ser la humildad que nace de un deseo de "presentar a todo hombre perfecto en Cristo" (Col. 1:28).

Varios recursos de Aviva Nuestros Corazones están disponibles y  podrían ser utilizados como material de apoyo en eventos o para iniciar charlas que ayuden a los creyentes más jóvenes que nunca han oído alguna  enseñanza sobre el tema de la modestia:  La Apariencia: ¿ Le Importa Realmente A Dios Mi Forma de Vestir? Folleto de  Nancy DeMoss Wolgemuth,  el articulo Las Características de un Espíritu Manso y Apacible (Characteristics of a Meek and Quiet Spirit )(No disponible en español), y el articulo No dejes que tu madre envie una invitacionpara su fiesta  (Don't Let Your Daughter Send an Invitation to Her Party) —No disponible en español.

Es posible que desees compartir tu preocupación con las mujeres piadosas del liderazgo de tu iglesia. En oración, pídele al Señor que te dé sabiduría para  dar el siguiente paso. Sabemos que esto es un problema cada vez mayor, y aunque no lo podemos resolver en nuestro país, podemos iniciar un  cambio en el pensamiento y el comportamiento de una mujer, de una familia y de la iglesia al mismo tiempo.

Quiero ser modesta. ¿Qué piensa usted acerca del traje de baño?

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tenido el cuidado de no hacer una lista para las mujeres, sino que las  anima a reflexionar con corazón  puro, y a que establezcan sus propias normas de vestir. Aquí hay algunas ideas de su libro La Apariencia en respuesta a la pregunta "¿Qué piensa usted acerca del traje de baño?":

Al igual que cualquier otro tipo de ropa, los trajes de baño deben ser evaluados de acuerdo a un estándar de la modestia. Pregúntate, ¿Esta prenda de vestir cumple la finalidad de la ropa, que consiste en cubrir la desnudez? ¿Tiende a exponer o enfatizar  las partes íntimas de mi cuerpo?

Aquí tienes algo en que pensar. ¿Sabías que hasta el año 1800 los hombres y las mujeres nadaban en lugares diferentes o a diferentes horas? Sin embargo, hoy en día, los hombres y las mujeres nadan juntos en trajes de baños que son a menudo provocativos y diseñados para exponer la anatomía humana. En su estimulante libro La Modestia Cristiana y el Desnudo Publico de América, Jeff Pollard describe el desarrollo histórico del traje de baño en los Estados Unidos y muestra cómo la poderosa influencia de la industria de la moda anuló finalmente el sentido de modestia en nuestra cultura:

"La moralidad cristiana y su asistente el pudor… simplemente cedieron a la creciente presión pública. La voz de la Palabra de Dios fue poco a poco ahogada por la voz de los medios de comunicación cada vez más secularizados, la industria de la moda, y la opinión pública. Por lo tanto, nuestra cultura fundamentada en la modestia ha sido erosionada, casi hasta el punto de fuga. Permíteme decirlo de otra manera: nadie puso una pistola en la cabeza de los  Estados Unidos y dijo: "¡Desnúdate o Mueres!" La industria de la moda se limitó a decir: 'Esto es lo que está de moda' y nuestra cultura se entusiasmó y se desnudó "(pp. 37 - 38).

Más tarde, en La Apariencia, Nancy escribe:

" 'El lugar' no determina la modestia. Por desgracia, cuando se trata de trajes de baño y ropa formal, muchas mujeres cristianas ni siquiera consideran el tema del pudor, o se sienten satisfechas siguiendo patrones "relativamente" modestos, es decir, modesto en comparación con lo que usa que la mayoría de la gente' en lugar de preguntarse: "¿Es esto realmente modesto? '" (pp. 49-50).

Mi marido es adicto a la pornografía. ¿Qué debo hacer?

No es ningún secreto que la pornografía y sus efectos son devastadores para la vida y el matrimonio. Si este es un problema en la vida de tu marido, no se puede negar o pretender que no existe. Más bien, ora por tu esposo y busca el consejo pastoral de inmediato. Además, hay muchos recursos que están disponibles para ayudarte en esta situación.

Dios

¿Los  niños que mueren van al cielo?

En primer lugar, echemos un vistazo a Romanos 1:19-20, que nos dice que toda la humanidad tiene la oportunidad de conocer a Dios, y estar delante de Él sin excusa:

Porque lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo evidente. Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa".

El Pastor John Piper dice, " La naturaleza nos debe llevar a creer en Dios y en Su gloria como Creador, y por lo tanto cada hombre que pueda percibir la naturaleza tiene la  responsabilidad de honrar a Dios y darle gracias" Acerca de los niños que mueren, John Piper dice:

Mi razón para pensar que todos son salvos es debido al principio de Romanos 1 donde Pablo afirma que todas las personas que conocieron a Dios, no tienen "excusa", ya que no le honran o glorifican como Dios.

Su argumento es que no tienen excusa porque saben las cosas, como si la responsabilidad de la presencia de Dios en el Juicio Final se basara, al menos en parte, en si ellos tienen acceso al conocimiento necesario.

Y Dios dice que todos tenemos acceso al conocimiento, porque podemos ver las cosas que El ha hecho, ver su poder y su deidad. Pero suprimimos ese conocimiento en lugar de someternos a él, por lo que todos estamos condenados.

Así que la pregunta es: ¿el planteamiento es que, si tú no tienes acceso al conocimiento que te hace rendir cuentas, no tendrá que hacerlo? Y creo que ese es el caso.

Creo que los bebés y los retardados, es decir, —las personas con profundas discapacidades mentales —no tienen acceso a los conocimientos por los que serán llamados a rendir cuenta. Por lo tanto, de alguna manera, en alguna forma, Dios por medio de Cristo cubre a estas personas.

Así que, en resumen, es por eso que creo que todos los niños que mueren en la infancia son elegidos y lo serán, por medio de Jesucristo, guardados de alguna manera, no sé cómo, ya que Dios honra el principio de rendición de cuentas.

Memorización de las Escrituras 

La memorización es tan difícil. ¿Cómo conservar los versos que he aprendido?

Carrie Gaul, uno de las corresponsales Bíblicas de Aviva Nuestros Corazones, relata:

Durante años, fui malísima en cuanto a guardar la Palabra de Dios en mi corazón. Yo tenía la mejor intención de hacerlo e incluso periódicamente  memorizaba un versículo o dos. El problema era que nunca esos versos se fijaban en mi mente por mucho tiempo. En el ámbito de la memorización de las Escrituras, me sentía ser un fracaso total.

Entonces conocí a Tom, un hombre sensato, que no sólo ama a Dios y Su Palabra, sino que  está profundamente comprometido con la disciplina de la memorización de las Escrituras. Tom ha comprometido su vida a  enseñar a profundidad  la Palabra, a cuya memorización él se ha entregado por años.  A través de la vida de Tom, el Señor me convenció de que memorizar  las Escrituras no era solo un tema difícil. Para mí, la falta de memorización se había convertido en pecado. ¡Yo había optando por no guardar la Palabra de Dios en mi corazón porque era demasiado difícil! Si tú has luchado por retener lo que has aprendido de memoria, te animo a probar esta  simple herramienta. Se compone de tres hojas:

Hoja de “Una vez al día por siete semanas”

Escribe el versículo (s) que vas a memorizar en la primera línea (ejemplo: Filipenses 1:1 ó 1:1-5). Repite este versículo al menos una vez al día durante las próximas siete semanas. Después de varios días puedes comenzar a trabajar en los versículos adicionales.

La hoja de "una vez por semana durante siete meses"

Después de siete semanas, mueve el versículo (s) que hayas aprendido  a esta segunda hoja. Revisa estos versículos una vez a la semana durante siete meses. (Revísalo con frecuencia los fines de semana.)

La hoja de "una vez al mes durante siete años"

Al cabo de siete meses, mueva el versículo (s) a esta tercera hoja, y revisarlas una vez al mes durante siete años.

Con la ayuda de esta pequeña herramienta, he llegado a amar memorizar y meditar en la Palabra de Dios. De hecho, la memorización de la Palabra de Dios  le ha dado vida a algunas de las tareas más triviales del día —como arreglarme en la mañana, hacer diligencias, lavar la ropa, e incluso cortar el césped.

Si  no lo has hecho aun, considera unirte  al Plan de Memorización Mensual de Aviva Nuestros Corazones.

¿Cómo hago  práctica y personal la memorización de las Escrituras?

Considera la posibilidad de llevar un diario de las experiencias de tu vida en la que Dios ha usado uno de los versículos que haz memorizado. Dios puede usar el verso para "enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que [la mujer] de Dios sea perfecta, equipada para toda buena obra" (2 Tim. 3:16-17).

Y luego ora, y da gracias al Señor porque Él ha cumplido Su promesa de usar Su Palabra en tu vida. Vas a descubrir que La Palabra será más que memorizada, será incrustada en tu corazón y mente. Tu diario será un registro de cómo Dios da forma a tu corazón y a tu vida.

Quiero memorizar las Escrituras, pero entre tantas versiones que hay. ¿Cuál debo elegir?

Por su misma naturaleza, la traducción es interpretativa y por lo tanto no es una ciencia exacta. Se hacen muchos juicios en la selección de palabras, y dos traductores igualmente competentes / piadosos / conservadores tienen diferentes enfoques sobre los mismos puntos.

Nancy DeMoss Wolgemuth no ha estudiado hebreo o griego, por lo que depende del juicio de las personas en las que ella confía para  que la ayuden a tomar algunas de estas decisiones. Ella cree que la NVI, LBLA, Reina Valera son traducciones veraces (generalmente, palabra por palabra), aunque cada una tiene fortalezas, diferencias y limitaciones. (Vale la pena leerlas y hacer comparación entre ellas, esto sería útil para arrojar luz sobre algunos pasajes). Si bien la NVI es fácil de leer, los traductores se centraron principalmente en la traducción de los pensamientos e ideas más que en hacer una traducción palabra por palabra.

Nancy ha optado por usar principalmente la LBLA para sus estudios / enseñanzas bíblicas sobre otras buenas traducciones, aunque se siente cómoda con RV o NVI. Una de las principales razones para no elegir una de ellas es que su uso no es tan generalizado.

Devocionales 

¿Cómo puedo hacer devocionales cuando siempre tengo niños pequeños que necesitan mi atención?

Lo siguiente fue escrito por Carrie Ward, esposa de uno de los miembros de nuestro personal:

Yo era la madre de tres niños menores de cuatro años. Sin embargo, yo estaba decidida a no dejar que el ajetreo de ser esposa y madre, —o mi desalentador pasado—disminuyeran mi apetito por esto. También sentí la urgencia de infundir más de la Palabra de Dios en los corazones de mis hijos. Acabábamos de terminar un libro devocional para niños, y yo estaba buscando qué mas hacer a continuación. . . cuando una idea me golpeó. Tenía dos objetivos: quería leer la Biblia, y  quería que mis hijos conocieran la Palabra de Dios. ¿Por qué no hacer las dos cosas al mismo tiempo? ¿Por qué no leer toda la Biblia juntos?

Mi plan era sencillo: un capítulo por día, cinco días a la semana. Debo admitir que la idea de un compromiso a largo plazo me intimidaba, pero yo tenía un anhelo que no desaparecería. Por lo tanto, comenzamos.

Los primeros días de la lectura eran difíciles. Me sentí muy emocionada ante la perspectiva de leer la Biblia entera. Por alguna razón desconocida, pensé que mis hijos iban a compartir mi entusiasmo. En su lugar, mientras que yo estaba leyendo acerca de la caída del hombre, fueron saltando y girando en sus sillas. Sentí como si estuviera leyendo en voz alta para mí misma.

Pero Dios fue misericordioso en no dejar que me sintiera así por mucho tiempo. El  cuarto día, después de la lectura, mis hijos se fueron a jugar. Entonces me di cuenta de lo que estaban jugando. Ellos estaban actuando fuera de la casa lo que acabábamos de leer — detalladamente. No parecían haber estado escuchando, pero lo hicieron. Ellos estaban escuchando la Palabra de Dios. Este fue el impulso que necesitaba para seguir adelante.

Pronto me di cuenta que leerle la Biblia a los niños no está exento de algunas complicaciones. Seamos realistas, la Biblia (en particular el Antiguo Testamento) puede ser muy gráfico. Casi entró el pánico cuando mis hijos en edad preescolar me preguntó: "Mamá, ¿qué es una prostituta?"

Momentos como ese me impulsaron  a iniciar una exploración adelantada del material para saber  que sería lo próximo en venir. También hice mis propias definiciones para algunas  palabras —palabras que los niños necesitaban escuchar para entender la historia, pero de las cuales no necesitan necesariamente una definición completa por el momento. Así, por ejemplo, una virgen es "una mujer que nunca se ha casado." Una prostituta es "una mujer que pasa de un hombre a otro, en lugar de permanecer fiel a un marido."

En poco tiempo, me di cuenta de que realmente estaban escuchando y se identificaban con cada historia. Después de leer acerca de una larga línea de los reyes de Israel quien hizo lo malo y provocó la ira del Señor,  llegamos  a la final de 1 Reyes 16. Aquí leemos como  Acab, se convirtió en rey de Israel. La Biblia dice que él hizo más para provocar la ira del Señor, que todos los reyes de Israel que reinaron antes que él. Cuando terminé de leer el capítulo 16, le dije: "Mañana entrara Elías en escena." Mi hija gritó: "¡Sí, necesitamos a ese tipo!"

No sólo estaban siguiendo muy de cerca las historias, Dios estaba aumentando su capacidad de entendimiento. En una ocasión me estaba esforzando para explicarles lo que significa apagar el Espíritu. Yo lo compare con arrojar agua sobre el fuego. Estaba tratando de pensar en otra ilustración, cuando miré a mi hijo. Tenía el dedo índice apuntando hacia arriba con la otra mano cubría su dedo mientras cantaba en voz baja, "¡escóndelo debajo de una caja, no! Voy a dejar que brille" ¡Lo había entendido!

Dios tomó una disciplina que había sido una lucha para mí y la convirtió en un gozo inconmensurable. Estoy inmensamente agradecida de Dios por darme esta idea y por alimentar  en mí, constantemente el deseo de estar en Su Palabra. Después de cinco años, hemos terminado la Biblia. Pasamos el día celebrando juntos como familia. La experiencia fue más que simplemente mantener una disciplina; se trataba de llegar a conocer a Dios.

¿Qué ideas/formas has encontrado para hacer  tiempo cada día para estar con el Señor?

Estos son algunos consejos prácticos sobre cómo crear un espacio para escuchar al Señor:

1. En primer lugar, piensa en las últimas cuarenta y ocho horas. En algún momento ¿te vienen ladrones a la mente? ¿Facebook, Twitter, TV, correo electrónico, Internet, llamadas telefónicas, los mensajes de textos, las compras en línea, etc.? Asegúrate de que el enemigo no te este robando los momentos de Dios, y te este ofreciendo un sustituto "inofensivo".

2. El tiempo con el Señor requiere de una planificación intencional cuando se tiene una casa llena de ruidos y ocupaciones. Tú puedes reunir a tus hijos y leerles un pasaje. O bien, escribir unos versos y colgarlos en la cocina, en el  cuarto de lavar, o en el coche para que puedas  meditar en ellos mientras cocinas, doblas la ropa, o esperas a tus hijos.

3. Coloca Biblias en varios lugares alrededor de tu casa para que en cualquier momento en que te sientes puedas echar mano de uno o dos versos  en los que puedas meditar.

4. Utiliza los primeros minutos de la hora de la siesta para descansar tu espíritu. Probablemente no vas a leer capítulos o libros completos en una sola sesión, pero el Señor puede usar incluso pequeños fragmentos para  instruir y animar  tu corazón. Si tienes niños que no duermen la siesta, créales una zona tranquila donde  puedan leer o colorear, mientras  los más pequeños duermen y tu tomas un respiro. Ocasionalmente, ¡esto  funciona!

5. Escápate por unos minutos si puedes, después de que tu marido llegue a casa o después de cenar.

6.  Practica entrar en la presencia de Dios en medio de la agitación diaria. Él no te deja porque tu vida sea agitada. Él puede ministrar gracia a tu corazón mientras acomodas al niño o picas verduras para la cena o pones en orden los calcetines sucios. Cristo sabía lo que era a lavar  pies sucios. ¡Él no está ausente cuando estamos rodeados de un montón de ellos! Recuerda que el Señor tuvo muchos momentos en los que tuvo que apartarse para buscar al Padre. Unas veces ocurrió así, y otras veces Él se compadeció de las multitudes y regresó. Su corazón se inclinó a hacer la voluntad de Su Padre en cada momento de cada día, pero no vivió aparte; El vivió en el medio de todo ello.

7. Pídele al Señor que te dé sabiduría y discernimiento para  descubrir lo que puede funcionar para tu familia. Ya que es la voluntad de Dios  que lo conozcas, pídele que te permita seguirlo de forma creativa  en esta época de tu vida. La Palabra de Dios es eterna. Las vidas de los que le conocen es eterna. Casas, cosas, e incluso el  tiempo pasarán. No nos lamentaremos por el tiempo invertido en Su Palabra y en la crianza de nuestros hijos en el amor de Cristo.

¿Qué herramientas  de estudios bíblicos y devocionales Nancy DeMoss Wolgemuth recomienda?

Es importante tener un plan de lectura regular que incluya toda la Palabra de Dios (2 Tim. 3:16). Sin embargo, no te encierres. La variedad es saludable y da  frescura al tiempo que pasas con el dulce Señor. Por esa razón, aquí hay diferentes  ideas, enfoques y devocionales para la lectura de la Palabra de Dios.

BÁSICO

Para principiantes Este plan cubre aproximadamente el cuarenta por ciento de toda la Biblia, las historias del Antiguo Testamento, Salmos, Proverbios, Marcos, Juan y la mayoría de las cartas del Nuevo Testamento.

A través de la Biblia en dos años Lee la Biblia entera una vez cada dos años, los Salmos y el Nuevo Testamento dos veces.

Nuevo Testamento en un año Lee el Nuevo Testamento en un año.

MODERADO

Plan de lectura por género en un año

Lee la Biblia en un año, elige una  parte diferente de la Biblia cada día de la semana. Lee las epístolas el domingo, el lunes la Ley, Historia el martes, los Salmos el miércoles, el Jueves Poesía, Profecías, el viernes y el sábado los Evangelios.

Plan de lectura cronológico en un año

Lea la Biblia en orden cronológico, como ocurrieron los hechos en el tiempo.

Plan de lectura sistemática en un año

Lee cada día  cuatro pasajes diferentes en el Antiguo y  el Nuevo Testamento esto te ayudara a ver la unidad que guarda la Palabra. Este plan ofrece veinticinco lecturas por mes, lo cual te dará cinco días de descanso cada mes.

Viaje en un año desde Génesis hasta Apocalipsis Comienza el año en el principio de la Biblia, y  finaliza el año con el último libro.

AVANZADO

Plan de lectura de noventa días Lee la Biblia en noventa días.

OTROS

Para el usuario de las aplicaciones Diez planes de lectura diferentes para los usuarios de  RSS feed, aplicaciones móviles, y aquellos que  desean recibir un correo electrónico diario.

Personaliza tu Plan en línea Personaliza tu propio plan en la versión de tu elección en Biblegateway.com.

Aquí hay algunas herramientas que Nancy considera útiles:

Estudios de palabras:

• Concordancia Strong Exhaustiva.

• Diccionario Expositivo de Vine de Palabras del Antiguo y el Nuevo Testamento.

• Concordancia  de La Nueva Versión Internacional Exhaustiva (si se utiliza la Nueva Versión Internacional)

Comentarios y Biblias de estudio:

• La NVI Biblia de Estudio

• La Biblia de estudio MacArthur

• El  Comentario Bíblico de Wycliffe

Libros devocionales:

• Oraciones de los Mártires

• El Valle de la Visión

• Manantiales en el Desierto

• En Pos de Lo Supremo

¿Cómo estudiar un tema en la Biblia?

En primer lugar, pasa  tiempo buscando al Señor en cuánto al área de crecimiento espiritual  deseas perseguir. Entonces:

• Toma un poco de tiempo cada día para buscar varios pasajes relacionados con ese tema en particular. Una buena manera de lograr esto es mediante el uso de una concordancia. Basta con mirar algunas referencias a la vez, tomando notas a medida que avanzas y haciendo algunas referencias cruzadas con los pasajes.

• Registra  pasajes que son particularmente significativos o estimulantes en tarjetas de 3”x5” o en un diario de memorización y úsalos como complemento para la meditación.

• Es aconsejable, investigar, adquirir y leer buenos libros sobre el tema en particular. Un buen comentario es  también muy útil como herramienta de estudio. Utiliza los recursos como si fuera un  libro de texto escolar. No te limites a leer, sino  a estudiar a fondo el tema.

• Haz preguntas sobre el tema que estás estudiando. Se curiosa para aprender. Haz preguntas cuando lees la Palabra —como lo haces  en la conversación con los demás— a medida que avanza tu día  en oración.

• Investiga el tema en línea. Visita los sitios web que ofrecen buenos mensajes grabados como Aviva Nuestros Corazones, Deseando a Dios, o Gracia a Vosotros.

• Aborda el tema de estudio con humildad, reconociendo que si bien puede ser posible que tengas un poco de conocimiento, todavía hay mucho que aprender y aplicar a tu vida. Pídele a Dios la gracia de crecer en esta área y que puedas utilizar ese crecimiento para Su gloria.

• Comparte con otros lo que Dios te está enseñando. Permite que tu transparencia y el reconocer la necesidad  que tienes en esta área puedan ser un ejemplo e inspirar a otros a seguir en la búsqueda de la madurez espiritual.

Avivamiento 

¿Qué es un avivamiento?

Avivamiento es una etiqueta que se ha aplicado a una variedad de acontecimientos, incluyendo una serie anual de reuniones religiosas, campañas evangelísticas, temporadas de crecimiento del  fervor religioso, de reformas morales y sociales. Si bien todos estos elementos pueden estar presentes en tiempos de avivamiento, no son suficientes para llevarnos al corazón del verdadero avivamiento.

El avivamiento no es un evento que se  puede programar en el calendario. Tampoco es sinónimo de evangelismo, aunque cuando se produce un avivamiento, los incrédulos se convertirán y nacerán en la familia de Dios. Además, a pesar de que nuestras emociones estarán involucradas, el avivamiento no debe confundirse con un mero sentimentalismo. Y aunque no hay nada más emocionante que sentir la iglesia llena de la presencia de Dios, el avivamiento no necesariamente puede ser equiparado con la intensa emoción y el entusiasmo que vemos que se vive hoy en muchas de las grandes reuniones cristianas .

Entonces, ¿qué es el avivamiento, realmente? La palabra avivar significa literalmente  "traer de vuelta a la vida." Avivamiento es lo que sucede cuando el pueblo de Dios, ya sea individual o colectivamente, es restaurado y empieza a tener una relación correcta con Dios. El avivamiento es una obra sobrenatural de Dios—no es algo que podamos fabricar o empacar. En tiempos de avivamiento personal o corporativo, el pueblo de Dios experimenta Su presencia y Su poder  de manera nunca antes vista en sus vidas y a un grado que nunca se pensó que fuese posible. Una iglesia  avivada es el mejor medio para hacer que el gran plan de redención de Dios sea conocido en todo el mundo.

¿Cómo podemos experimentar un avivamiento en Latino América?

Ora. Históricamente, cuando una comunidad o nación ha experimentado un despertar y un avivamiento, siempre ha estado precedido por intensos periodos de oración.

Eso fue lo que ocurrió hace poco más de 150 años cuando Estados Unidos experimentó lo que se ha llamado el Tercer Gran Despertar. Durante un período de dos años (1857-1859), en cualquier lugar se añadían de 500.000 a 1.000.000 personas a la iglesia. ¡En un momento en particular 50.000 personas venían a Cristo cada semana!

Este tipo de movimiento de gran alcance es la obra de un Dios soberano, pero la Palabra indica que Él escucha y responde cuando Su pueblo clama en humildad y arrepentimiento. Aquí hay algunas cosas importantes que debemos tomar en cuenta al orar por un avivamiento:

• Confesión de pecados a nivel corportativo.

• Humillarnos delante de Dios y depender de Su poder

• Hacer tus  peticiones sobre la base del carácter de Dios (fiel, que guarda el pacto y compasivo...)

• Deseo  de que la reputación y el nombre de Dios sea reivindicado, que Su gloria sea mostrada.

Si tú estás dispuesta a pararte en la brecha en oración por nuestro continente,  a experimentar un despertar y un avivamiento que impacte a través de la iglesia, echa un vistazo a One Cry: un llamado a nivel nacional en los EEUU para el Despertar Espiritual (no disponible en español).

Prioridades

Estoy tan ocupada que  me pierdo  las cosas importantes. ¿Qué debo hacer?

Muchas de nosotras usamos las ocupaciones  como forma de justificación. Sentimos que somos más importantes cuando tenemos gente con las cuales estar, lugares para visitar, y un calendario repleto. Pero nuestro valor no viene de todo lo que hacemos. Le importamos a Dios porque Él es el Creador y nosotras somos Su creación. Esto es cierto incluso si nuestro calendario no está reventándose.

Creo que el Señor entiende nuestra tendencia a sobrecargar nuestro horario. Es por eso que Él nos insta a tener regularmente un Shabat. Éxodo 16:23 dice:

"Esto es lo que ha dicho el SEÑOR: "Mañana es día de reposo, día de reposo consagrado al SEÑOR... ".

La palabra Shabat  significa simplemente " tiempo de descanso." ¿Cuándo fue la última vez que dejaste en tu agenda un tiempo libre para descansar?

El principio del día de descanso esta casi ausente en nuestra cultura. A menudo, los domingos son los días más ocupados de la semana. La mayoría de las veces estamos "demasiado ocupados" los domingos para descansar, y nuestro calendario está tan lleno que el día pasa volando sin haberle prestado mucha atención del todo a nuestra vida espiritual.

Estar ocupado no está mal. Es bueno  participar en los deportes, ir al  club y a la iglesia. Es genial programar tiempo para estar con tus amigos y familiares. Pero no dejes que el "¡estoy muy ocupada!" se convierta en tu lema. Planifica las cosas de más importancia en primer lugar. Se disciplinada en tomar tiempo para descansar (¡programarlo  si tienes que hacerlo!), y toma nota de que, incluso cuando el calendario este vacío, le importas mucho a Dios.

Finanzas 

Manejar  mis finanzas es un reto. ¿Dónde puedo conseguir ayuda?

Aquí hay algunos recursos útiles que te ayudarán a manejar tus finanzas:

Recursos en la Web:

Crown.org—El ministerios Crown te  proporciona muchas herramientas financieras interactivas.

Libros útiles

  • ¿Cómo llego a fin de mes? – Andrés Panasiuk
  • Tu Dinero Cuenta – Andrés Panasiuk
  • ¿Cómo salgo de mis deudas? – Andrés Panasiuk
  • Finanzas Familliares: Mayordomía Integral – Andrés Panasiuk

Libros no disponibles en español:

• Complete Guide to Faith -Basada en las finanzas familiares por Ron Blue and Jeremy White

• Surviving Financial Meltdown: decisiones confiables en un mundo incierto por Ron Blue and Jeremy White

• Splitting Heirs: dando dinero y  cosas a tus hijos sin arruinarles la vida. por Ron Blue and Jeremy White

• The New Master Your Money: Un plan paso a paso para ganar y disfrutar de  libertad financiera por Ron Blue and Jeremy White

• Your Kids Can Master Their Money: Formas divertidas para enseñar  a tus niños a manejar el dinero por Ron and Judy Blue and Jeremy White

Crianza 

¿Cuáles es la clave para ser  buenos padres?

Debemos incorporar a la vida de nuestros hijos un entrenamiento rutinario para que aprendan a amar a Dios. Aquí hay cinco sugerencias para la aplicación de Deuteronomio 6:5-7:

"Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Y estas palabras. . . estarán sobre tu corazón. Se las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa y cuando andes por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes”.

1. Modelando

Cuando tus hijos crezcan, ¿quieres que ellos tengan el mismo nivel de compromiso que tú tienes con la Palabra y la oración? ¿Estás permitiendo que ellos vean el valor de las cosas sagradas? ¿Saben que Dios es tu primer amor y tu prioridad?

2. Aprovechando los momentos para enseñarles

Mantente atenta a cualquier oportunidad para insertar pequeños trozos de  Verdades acerca de Dios. Enfatiza a tus hijos Su trabajo en Tu vida y en el mundo que les rodea. Entrénalos en expresar su  gratitud hacia Él todo el día: que ¡den gracias por el sol, por el agua que fluye,  por sus cachorros, sus buenos amigos, y por el chocolate caliente! Aprovecha cada oportunidad para animar a tus hijos a ver a Dios como el bien y como proveedor de todas las cosas buenas.

3. Enséñales intencionalmente

Planifica horarios regulares de instrucción o devocional con el  niño o léeles historias Bíblicas. A medida que crecen, encontrarás  variedad de recursos y estudios bíblicos, así como la oportunidad de servir en las actividades del ministerio juntos.

4. Intercede en oración

La oración es la mejor ayuda disponible para la crianza de los hijos. En lugar de centrarte en "cambiar a tu hijo" llévale a Dios tus preocupaciones, la necesidad de que cambien su actitud, y sus hábitos pecaminosos. Pídele que cambie el corazón de tu hijo, porque Él es el único que puede lograr un cambio real.

5. La risa y la alegría

¡Diviértete con tus hijos! Si les transmites las grandes verdades de las Escrituras y los llevas en  oración diariamente, pero nunca se ríen juntos y viven una vida sin alegría— ¿qué le estas comunicado? Tu haz entrenado a sus hijos para que  crean que no hay alegría en la justicia, y eso simplemente no es verdad. En la presencia de Cristo hay alegría  plena —y ellos necesitan  experimentar esa verdad con ustedes todos los días.

Mis hijos quieren utilizar los medios electrónicos constantemente. ¿Qué debo hacer?

El problema con los medios de comunicación populares es que constantemente mienten acerca de la naturaleza de la verdad, la bondad y la belleza. Con frecuencia dan versiones falsas  de lo que verdaderamente es la feminidad, la masculinidad, las relaciones hombre-mujer, el romance, la sexualidad, el matrimonio y la familia. Estas mentiras confunden a los jóvenes acerca de quiénes son, de lo que les da significado, lo que deben hacer para tener éxito, y de dónde deben gastar su tiempo y dinero. Los medios de comunicación por lo general presentan el pecado como algo natural e inofensivo. Las cosas que Dios llama "los deseos de la carne, la concupiscencia de los ojos, y la vanagloria de la vida" (1 Juan 2:16 NVI) son las mismas cosas que defienden como  deseadas grandemente. Se tuerce la verdad. Se llama al  mal  bien y al bien mal, ponen las tinieblas por  luz y la luz por las tinieblas, ponen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo (Isaías 5:20). Promueven el pecado y se burlan de la santidad.

Manejar la  influencia de los multimedios en la vida de tu hijo es uno de los retos más grandes para los padres de nuestros días. Aquí hay algunas sugerencias:

  1. Predica con el ejemplo. Si te mantienes activa en  la TV y el Internet, ¿cómo puedes esperar que tus hijos se comporten de otra manera?
  2. Vigílalos constantemente. Nunca permitas que tus hijos tengan acceso a computadoras y televisores en áreas privadas. Mantén todos tus aparatos electrónicos en las zonas comunes de la casa donde  puedas supervisar. Esto los ayuda a usarlos con responsabilidad.
  3. Restríngeles el acceso. Cuando los niños son pequeños, lo ideal es darles una cantidad fija de tiempo electrónico (TV, DVD, juegos de video) a la semana. Tu puede darles "Dólares de vídeo" en el que puedes escribir los números 15, 30, o 60, esto  representara  el número de minutos. Cada semana  podían elegir cómo quieren pasar sus horas si en— vídeo-juegos, películas o programas de televisión. Cuando el tiempo se agote, no hay más aparatos electrónicos.

Tener "ayunos electrónicos" de vez en cuando. Pasar una semana sin actividad electrónica. Los padres tienen que estar muy atentos para restringir el acceso y la cantidad de tiempo a que los niños están expuestos a la multimedia. También tenemos que restringir el acceso al tipo de material que revisan, supervisar  el contenido y la instalación de filtros, monitores, y  bloqueadores a ciertas horas del día.

¿Qué hago cuando mi esposo mira películas o programas que no son apropiados para nuestros hijos?

Lamentablemente, esta situación es bastante común. Incluso los hombres piadosos a menudo no son tan sensibles a este tema como las madres. Cuando hay un desacuerdo básico como este, es de vital importancia que tú puedas proteger tu corazón para que no se desarrolle en él la ira y la amargura hacia tu marido (Santiago 1:19-20).

Si tú le has hecho  a tu marido un llamamiento santo, en humildad, sin emociones, sin recibir ningún apoyo de él en este asunto, entonces lleva tus preocupaciones ante el Señor en oración. Recuerda, tú no puedes cambiar el corazón de tu marido —que es realmente la cuestión. Dios es el único cambia-corazones (Prov. 21:1).

Ten cuidado de no hablar a tus hijos de una manera negativa de su padre. Pero en el tiempo y del modo apropiado, dales  a conocer las razones por las que debemos ser más exigentes con lo que vemos, oímos, y hacemos (Fil. 4:8-9;. Salmo 101:1-4).

Tal vez debas considerar  usar el tiempo en que tu marido está viendo cosas que no son apropiadas para tus hijos como una oportunidad para que participen en alguna actividad contigo: un juego de mesa, artesanía, hornear galletas, etc., o pregúntale a tu marido si la familia pudiera hacer algo juntos (salir a caminar, andar en bicicleta, jugar un juego) y retrasar la película hasta la hora de dormir de los niños.

También podría ser de ayuda el que tu marido asista a la iglesia local donde  pueda beneficiarse de la interacción con  hombres piadosos y maduros. A veces, pasar  tiempo con una pareja que ha demostrado  discernimiento y  sabiduría brindará oportunidades para que tú y tu marido puedan tener discusiones sanas sobre temas como este.

La actividad más importante en que puedes participar es en estar orando por tu esposo y tus hijos en lo que respecta a este tema.

Mentoría 

Yo estaría interesada en mentorear a  una mujer más joven, ¡pero no tengo ni idea de qué hacer! ¿Alguna sugerencia?

Primero, ora y pídele a Dios que te envíe a una joven en necesidad de ser discipulada. Debes estar dispuesta a hacer un compromiso de tiempo a corto plazo (de tres a seis meses). Dispón el espacio en tu vida para reunirte con ella  regularmente, preferiblemente cada semana, durante una o dos horas.

Ustedes no tienen que hacer un estudio de la Biblia juntas o desarrollar planes de lecciones para el discipulado — hay muchas maneras para derramar la verdad en el corazón de una mujer joven, mientras que al mismo tiempo compartan las habilidades de la vida práctica. Por ejemplo, invitar a una joven a preparar una cena especial contigo. Ella va a aprender de ti como hacer cosas en la cocina.

Se creativa. Empieza  un plan que funcione para ti y para beneficio de la mujer joven. Aquí hay algunas ideas que podrías tener en cuenta:

• Imprime  el blog de Mentiras Que Las  Jóvenes Creen y  Mujer Verdadera para que lo discutan mientras toman el café.

• Realizar un estudio juntas de cómo Atrévete a Ser Una Mujer Conforme al Plan de Dios o Mentiras Que Las Mujeres Creen.

• Ofrécete a mostrarle lo que has aprendido acerca de la planificación de comidas, compras, limpieza, manejo del tiempo, etc.

• Lean y hagan un diario de uno de los evangelios, luego reúnanse para intercambiar ideas y compartir lo que cada una de ustedes está aprendiendo.

• Ayúdale a encontrar recursos bíblicos que la hagan crecer más allá de  donde está ahora.

• Crea una lista de lectura basada en pasajes bíblicos y libros cristianos que te han beneficiado en tu peregrinaje espiritual.

• Se una buena oyente y una comunicadora desinteresada, siempre dirígela más allá de ti, a Cristo, la fuente de gracia. (No pretendas saber todas las respuestas.)

• Ríete fácilmente con ella  y  abrázala libremente.

• Desafíala a empezar  la transmisión de las verdades que está aprendiendo a una mujer más joven (o menos madura espiritualmente).

Estas son sólo algunas ideas para ayudarte a empezar.

Feminidad

¿Cómo puedo abrazar  mi llamado como mujer?

Primero que todo recuerda:

• Dios tiene un plan redentor grande, y. . . ¡tú esres parte de ese plan!

• Él tiene un propósito para haberte creado como  mujer.

• Él tiene todo el conocimiento, tu no. Él es Dios, tú no lo eres.

Cuando reconozcas humildemente que Él sabe más que nadie (Isaías 55:8-9), tu podrás recibir con gratitud Su llamado en tu vida (Efesios 5:20-24) y por  fe depositar tu confianza en Sus propósitos soberanos para ti como mujer (Tito 2:3-5).

Recuerda que debes evaluar tus actitudes y acciones como  mujer a través de la luz de las Escrituras. Cuando reconozcas que estás intercambiando o borrando tu distintivo diseño femenino, tu rol, o tú llamando al arrepentimiento. Pídele perdón a Dios, así como a cualquier otra persona que haya sido afectada por tu pecado. Luego, pon en marcha un plan para contrarrestar los puntos que desencadenaron la rebelión (memoriza las Escrituras, reúnete con una amiga para rendirle cuentas, lee libros que traten este tema). Confía completamente en el perdón y la gracia de Dios para vencer el pecado la próxima vez que seas tentada. Mientras lo haces,  encontrarás la alegría que viene de abrazar el plan de Dios y vivir Su llamado como mujer. Pero más que eso, ¡Dios será glorificado grandemente!

Tengo miedo de lo que podría pasar si cedo el control a mi marido. ¿Qué debo hacer?

Muchos pensamientos pueden pasar por nuestras mentes cuando luchamos con el concepto de sumisión. ¿Qué pasará si permito realmente que mi marido ejerza su función como  jefe de nuestra casa? ¿Se va a aprovechar de mí? ¿Va a tomar decisiones que cosechen consecuencias desastrosas? ¿Va a convertirse en un dictador cruel y dominante? La mayoría de las mujeres, —ya sean casadas o solteras—temen a lo "desconocido" que representa abrazar su papel y vocación femenina.

Pedro reconoció esta lucha común y la abordo en 1 Pedro 3:4-5:

que sea el yo interno, con el adorno incorruptible de un espíritu tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios. Porque así también se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos".

El cierra este pasaje con un elogio a las mujeres que siguen el ejemplo de feminidad  de Sara: " y vosotras habéis llegado a ser hijas de ella, si hacéis el bien y no estáis amedrentadas por ningún temor " (1 Pedro 3:6).

Abrazar nuestro rol y llamado como  mujer no incluye que debamos poner nuestra confianza última en nuestros maridos. Ellos no van a satisfacer todas nuestras expectativas. Ellos nos decepcionaran. Ellos pueden tomar decisiones terribles. Pueden incluso hacernos sentir miedo, porque después de todo, ¡ellos son finitos y limitados en el conocimiento y comprensión! Pero hay Uno que no lo es.

Las instrucciones de Pablo a los esposos y esposas en Efesios 5:22-33 está precedida por las palabras: "Someteos unos a otros en el temor de Cristo." No pondremos nuestra esperanza y  confianza  en nuestros maridos, pero si en nuestro Dios. No debemos temer a nada ni a nadie, excepto a Dios.

Y cuando este Infinito, Todopoderoso, Omnisciente Ser pone  orden en nuestra relación, podemos confiar en que Él sabe lo que está haciendo. Podemos vivir nuestra feminidad sin miedo porque nuestra confianza está en el Dios Todopoderoso y Su cuidado soberano sobre nosotras.

He escuchado sobre el Manifiesto de la Mujer Verdadera, pero me siento incómoda con ese título. ¿Qué quieres decir con eso?

Un manifiesto es simplemente una declaración de creencias. El Manifiesto de la Mujer Verdadera no compite  o  intenta  sustituir el papel de la Biblia en nuestras vidas. Simplemente apoya y organiza de manera sucinta los principios bíblicos  proporcionándonos una herramienta útil para vivir el diseño de Dios para nosotras como mujeres. Si  lees el documento actual, podrás ver que hace referencia a más de 100 pasajes de las Escrituras.

Ya sea que tengamos nuestro sistema de creencias por escrito en un documento o que simplemente lo conozcamos en nuestros corazones, todas las personas  operan bajo un sistema  de creencias —bajo un "credo"— que determina cómo vivimos. La Palabra es nuestra autoridad final, y el Manifiesto de la Mujer Verdadera se basa y está sustentado con la Palabra.

¿Por qué es necesario el Manifiesto de la Mujer Verdadera?

En los años sesenta y setenta, el rechazo de los roles tradicionales de las mujeres y la interpretación errónea de la estructura familiar como una institución represiva —combinada con la hostilidad general contra el género masculino —contribuyó a distorsionar la visión de la condición de la mujer.

El Movimiento de la Mujer Verdadera nació de la visión de recuperar el terreno entregado a esta visión distorsionada, y está dedicado a la proclamación de la verdadera feminidad contenida en las Escrituras. El Manifiesto de la Mujer Verdadera sirve como una declaración de creencias fundamentales, afirmando las  instrucciones de las Escrituras relacionadas con la soberanía de Dios, Su propósito y el diseño para el que las mujeres fueron creadas. También sirve como una herramienta instructiva en la aplicación de estas verdades en el contexto de nuestra vida cotidiana.

No basta  simplemente con ratificar este manifiesto o dar tu aprobación intelectual al mismo. El Manifiesto de la Mujer Verdadera pretende afectar la forma en que vivimos. Se requiere un compromiso personal y la consagración de nuestras vidas a estas verdades que decimos que creemos.

®Aviva Nuestros Corazones. Usado con permiso. www.AvivaNuestrosCorazones.com