Aprendiendo a manejar las emociones| Miedo y ansiedad

Durante las últimas semanas el equipo de Aviva Nuestros Corazones ha memorizando versículos relacionados con la ansiedad y aunque a todas nos ha servido creo que de manera muy particular mi corazón necesitaba esto. Me ha encantado ver cómo cada una de nosotras va aprendiendo poco a poco a guardar estas verdades en el baúl de su corazón. Ha sido mucho más fácil porque es medicina a un mal que nos afecta a todas. Tenemos esta tendencia de temer a lo que pasará y quizás amada, esto es algo que a ti también te sucede… Hablemos sobre esta tercera emoción, el temor.

Aunque la ansiedad no es una emoción propiamente dicho, es la manifestación más cotidiana del temor, que sí lo es. Veamos lo que dice el diccionario de la Real Academia Española:

Pasión del ánimo, que hace huir o rehusar aquello que se considera dañoso,arriesgado o peligroso.

Dios nos diseñó con emociones y esta en particular estaba ideada para librarnos de situaciones que fueran de riesgo para nuestra vida o nuestra integridad física. Pero con la caída el pecado arruinó nuestras emociones y ahora tememos a las cosas incorrectas.  Quizás te preguntes por qué esta emoción parece afectar tu cuerpo más que ninguna otra. La razón es simple, tu cerebro está programado para dar 2 respuestas ante el miedo: huir o paralizarse.

Imagina un pequeño hombrecito en tu cerebro que cuando percibe algo como peligroso enciende todos los motores para que huyas, tu corazón comienza a bombardear como si estuvieras en un maratón, tus cuerpo está inquieto, todo se mueve por dentro aunque estés sentada en una sala de espera. Tu cuerpo no se ha vuelto “loco”, tú le enviaste una señal de peligro al interpretar una situación como riesgosa y él está respondiendo -recuerda que las emociones son respuestas-.

Aunque sientas en ese momento que te vas a morir, eso no durará para siempre, como toda emoción, el temor es pasajero y desaparecerá tan pronto entiendas que el peligro pasó. El punto crucial en esto es determinar cuáles son esas cosas que te dan miedo y cuál es la verdad con respecto a ellas. Veamos un poco.

El futuro

Una de las cosas más comunes por las que nos sentimos ansiosas son por las relacionadas a lo que no ha pasado. ¿Qué pasará mañana con relación a esto? Y si xxx pasa o si jjj no sucede… ¿Y si me val en ese examen? ¿Y si no me dan el trabajo? Me he encontrado a mí misma pensando incluso en si una bomba cae en mi casa (algo 100% improbable en mi país). Nos preocupamos con razón o sin ella por el futuro y esto manda una señal a nuestro cerebro que activa nuestro cuerpo y lo pone alerta al punto que a veces ni siquiera podemos dormir antes de un evento esperado.

¿Qué nos dice la Biblia al respecto?

Si Dios cuida de manera tan maravillosa a las flores silvestres que hoy están y mañana se echan al fuego, tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fe?

»Así que no se preocupen por todo eso diciendo: “¿Qué comeremos?, ¿qué beberemos?, ¿qué ropa nos pondremos?”. Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades. Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.

»Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy.

Mateo 6:30-34

Desconfianza y falta de conocimiento

Días atrás estaba reunida por primera vez con el pastor titular de mi iglesia, estaba muerta de miedo. Y no, mi pastor no es una persona violenta, ni dura. Es super paciente y tierno, pero yo tenía miedo y él me dijo: “El miedo no es más que falta de confianza”. Esa frase fue suficiente para calmarme. ¿Por qué? Más importante que confiar en mi pastor, es confiar en mi Pastor; sé que Él tiene cuidado de mí. La confianza que tenemos en el cuidado de Dios es lo que nos lleva entregarle a Él nuestra ansiedad, como se nos invita en 1 Pedro 5:7:

Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.

Una causa muy ignorada |Temor al hombre / Egocentrismo

Sí, leíste bien. Por extraño que parezca muchas veces nuestra ansiedad es causada porque percibimos un riesgo en algo que amamos mucho, o demasiado, nosotras mismas y nuestra imagen ante los demás. Toma lápiz y papel y anota las 10 cosas que más ansiedad te provocan. ¿Está alguna relacionada con la forma como otros te ven o lo que piensen de ti?  Como decía unos párrafos arriba, el pecado ha dañado nuestras emociones y es frecuente que éstas sean movidas por un corazón engañoso y pecaminoso. Por eso al final podemos dar gracias a Dios por Cristo que no salvó, nos justificó.  Dios está redimiendo nuestras emociones cada día al conformar nuestro carácter al de Su Hijo.

Debido a esto último podemos quitar los ojos de nosotras y ponerlos en Cristo y en que Su Nombre sea exaltado y eso hará que muchas de nuestras ansiedades pierdan sentido porque ya no estaremos preocupadas por cómo el mundo nos percibe.

¿Cómo vencer esta lucha?

De todas las cosas que podría recomendar para lidiar la ansiedad creo que en mi experiencia y en la de muchos más, el conocer a Dios, Sus atributos y Su carácter a través de la lectura, meditación y memorización de Su Palabra ha sido la mejor. Así que lee la Palabra, piensa en la Palabra y deja que ella cambie la forma en que percibes el mundo.

Algunas ideas prácticas

Realiza un estudio del tema de la ansiedad en la Biblia, puedes usar una Biblia online y escribir “temor o ansiedad” en el buscador y descubrir todo lo que la Palabra tiene que decirnos al respecto.

Un libro muy recomendado es “Venciendo el temor, la preocupación y la ansiedad” de Elyse Fitzpatrick, puedes encontrarlo aquí.

¡Memoriza la Palabra! Si no sabes por dónde empezar aquí te dejo una página que te ayudará.

Cuéntanos de ti

¿Cuáles son las cosas que te hacen poner ansiosa? Escribe debajo y dinos tú misma qué dice la Palabra

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión