¿Cómo honrar a tu madre cuando estás enojada con ella?

Muchas hijas nacemos con la idea de que las mamás deberían ser seres perfectos que nunca se equivocan, que hacen todo como pensamos y que jamás, jamás nos harán enojar. Si eres una de ellas lamento decepcionarte: ¡Tu mamá es una pecadora! y por si lo habías olvidado… ¡tú también lo eres! Siento mucho el inicio tan abrupto de este post pero necesitaba que recordaras eso, ya que la base para poder manejar muchas situaciones, incluyendo la que trataremos hoy es que puedas tener una percepción correcta de las cosas, y con correcta me refiero a basada en lo que las Escrituras dicen al respecto.

¿Te ha pasado que al leer “Honra a tu padre y a tu madre” entre los 10 Mandamientos te parece misión imposible? “¡Es que no conoces a mi mamá!” ¿En serio? ¿Te parece difícil? Si llegaste al mandamiento #4 y  es ahí donde encuentras dificultad, quizás no leiste bien los demás… Con el primero “Amarás al Señor sobre todas las cosas” ya siento como si me pusieran delante unas pesas de 50 kilos para que las levante y al mismo tiempo baile con ellas. ¡No puedo! Así que mi incapacidad de obedecer los mandamientos (y la tuya) no radica en mi madre (ni en la tuya).  Existió en la historia una única persona capaz de hacerlo, nuestro Señor Jesucristo, Él fue el único hombre sobre la faz de la tierra capaz de cumplir con la Ley… Por es eso es primordial que antes de leer cualquier otra cosa entiendas eso, entiendas que Aquél que pudo hacerlo te justificó (te otorgó Su récord de obediencia) y te faculta a través de Su Espíritu para poder hacerlo diariamente.

Ahora, no ignoro que hay madres difíciles, ni que hay decisiones, reacciones ,actitudes, palabras (y un gran etcétera) de tu madre que pueden enojarte y herirte. Pero el mandato de Dios a que la honres no depende de ella, tu obediencia a Dios no está determinada por lo que los demás hacen o dejan de hacer. Al honrar a tu madre estás honrando a Dios que es quien te manda a hacerlo.

Estuve leyendo un poco sobre el término honrar usado en las Escrituras y las diferentes palabras que se encuentran a lo largo de ella incluyen:  Obedecer, respetar, reconocer la valía de algo y actuar en consecuencia. Mi amada joven, cuando desobedeces, irrespetas y subestimas a tu madre movida por tu enojo, estás permitiendo que tu enojo sea tu “dios”, que él decida lo que haces y no la Palabra del Dios verdadero. Recuerda como Pablo inspirado por el Espíritu nos dice: Enojense pero no pequen (Efesios 4:26). Y sé que en general no quieres pecar contra tu madre… Así que te daré algunas ideas de qué hacer cuando el enojo llegue a tu puerta.

1. Recuerda a quién estás obedeciendo. Ten a mano versículos que puedan recordarte y anclar tu mente en la Verdad.
2. Reconoce que estás enojada y pide un poco de espacio para calmarte y orar.
3. Ora que Dios te de las fuerzas para obedecerlo aun en medio de tu enojo.
4. Ama a tu madre (memoriza el pasaje del amor en 1 Corintios y piensa si la estás amando de estas formas)
5. Obedece de inmediato, obedece con buena actitud y obedece muriendo a ti misma.
6. Respeta SIEMPRE: Cierra tus labios cuando creas que lo que dirás no es apropiado. Pide perdón cuando asumas una actitud que no honre a tu madre ni a Dios.
7. Recuerda el maravilloso regalo que es tener una madre y que fue Dios quien la escogió para ti, en Su amor infinito, en Su sabiduría infinita para cumplir Su propósito en ti. ¡No fue una coincidencia!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación