¡Cuidado con los dulces navideños y el ponche!

Amo la Navidad, creo que lo he repetido mucho últimamente, pero es muy serio lo que digo. Soy del tipo de personas que escucha villancicos (canciones navideñas) durante todo el año. ¡Todo el año! Pero si tengo que ser absolutamente sincera en cuanto qué es lo que más amo de las celebraciones es su dulce sabor… Y cuando digo “dulce”, literalmente me refiero al sabor del turrón, las frutas, los malvaviscos… Y qué decir de esas bebidas dulces y llenas de alcohol como el ponche o la sangría (típico en mi tierra).

La comida es uno de esos placeres que podemos darnos como mujeres solteras, un placer del que muchas veces abusamos en especial cuando tenemos una buena excusa para hacerlo como son la celebraciones de fin de año.

Dulce pero peligroso

¿Es malo comer dulces o tomar ponche? No, en sí mismas estas cosas no tienen nada de malo… El problema está en que nosotras abusamos de su consumo dejando de un lado el dominio propio. No sé en tu país pero en el mío la gente se prepara mentalmente para los excesos navideños, todo el mundo sabe que será el momento de “romper la dieta”. ¿Se nos permite como creyentes seguir esta “filosofía”? ¿Qué dicen las Escrituras?

Digo, pues: Andad por el Espíritu, y no cumpliréis el deseo de la carne.Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que no podéis hacer lo que deseáis. Gálatas 5:16-17

El dominio propio se ejercita con los hábitos más simples, una boca que deja entrar todo lo que le place, dejará salir también lo que no debe. La templanza, amada, va creciendo poco a poco en cada área de tu vida, el descontrol en un área te llevará al descontrol en otra. Por otro lado el abstenerte, el ser comedida te ejercitará para hacer lo mismo en otros circunstancias.

Mostrando a Cristo al controlarte

¿Qué tanto podemos mostrar a Cristo en medio de nuestro desenfreno con la comida? A tu alrededor hay personas que ven lo que haces y lo que dices ser. Como creyentes no vivimos para nosotras mismas sino para Aquel que nos llevó de las tinieblas a Su luz admirable. Muestra a Cristo al comer…

Así que, sea que coman o beban o cualquier otra cosa que hagan, háganlo todo para la gloria de Dios. 1 Corintios 10:31

¿Más de lo que necesitas?

Ahora, no se trata solo de abstenernos, podemos de forma intencional compartir eso que nos hubiese llevado a comer en exceso con alguien en tu vecindario que no tenga cena esa noche o invitar a una amiga que vive sola a cenar contigo y tu familia. ¡Comparte y ayuda a los demás a recordar el Pan de Vida que vino y se encarnó!

Una nota sobre el alcohol

Si no tomas usualmente bebidas que contengan alcohol es una buena idea seguir con ese hábito durante las fiestas, en especial por la tendencia de este de hacernos perder el control sobre nosotras mismas. Es mejor que te juzguen como santurrona que ser de mal testimonio para tu familia y amigos. Pablo inspirado por el Espíritu de dice a los efesios que no se embriaguen con vino porque este puede controlarnos sino que sean llenos del Espíritu para que Él les controle:

Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu. Efesios 5:18

Gloria a Dios por nuestro gran Salvador que nos libró del dominio del pecado y hoy podemos decididamente vivir para agradarle por Su sacrificio. Corramos a Él en oración para que nos fortalezca y nos ayude a agradarles.

Para reflexionar:

¿Eres de las aprovecha la Navidad para dar rienda suelta a sus apetitos? ¿Cómo comenzarás a ejercitar el dominio propio durante estas fiestas?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación