Una advertencia antes de entrar a clases

En mis manos: una carpeta llena de papeles que no debía perder, a mi alrededor: un grupo de estudiantes tan desorientados como yo y en el fondo: una voz a la que todos queríamos escuchar. Era el día de orientación en mi universidad, dedicado a todos los alumnos de nuevo ingreso y esperábamos la charla de bienvenida del decano. No recuerdo mucho más sobre aquel día pero una de sus frases permanece en mi mente hasta hoy, varias años después de mi graduación:

Aquí, todos sus principios serán puestos a prueba; todo lo que dicen creer será probado.

Más que una exhortación esa debió ser una advertencia para mí. Apenas un año después le había dado la espalda a la Verdad. Sí, la escuela, ya seas que estés en la universidad o en el bachillerato, tiene ese poder… Si preguntas cuál es mi intención al escribir esta publicación, te diré de lo más profundo de mi corazón que no quiero que mi historia se convierta en tu historia.

Todo inicia con la duda

La educación es buena e importante en estos tiempos pero los riesgos a los que nos exponemos en un sistema de enseñanza con una cosmovisión secular deben ser tomados muy en serio. Pasas más tiempo en clases de lo que pasas los domingos en iglesia y en el grupo de jóvenes y es posible que sepas mejor lo que tu maestra favorita piensa al respecto de un tema que lo que Dios piensa. La realidad es que al estar tanto tiempo en las aulas tu mente termina siendo moldeada por lo que escuchas ahí. La Palabra dice: “Como el hombre piensa dentro de sí, así es” (Proverbios 27:3).

Tus pensamientos terminan dictando tu conducta y eso hace que lo que permites que entre a tu mente sea de extrema importancia y más importante aún es aprender a filtrar con la Palabra todo la información que te llega en lugar de dudar de lo que dice la Biblia por las cosas que oye. Después de todo el pecado entró a este mundo por una duda y entrará a tu vida de la misma manera, en el momento en que empieces a dudar de la veracidad de lo que Dios ha dicho. Recuerda que no hay mayor conocimiento que el conocimiento de Dios.

¿A dónde vas por consejo?

Uno de los mayores peligros a los que podrías exponerte es abrazar el consejo del mundo. Dicho así de entrada podría parecerte algo que nunca harías, pero ese consejo puede estar disfrazado bajo la buena intención de una maestra cuya principal autoridad no es la Palabra de Dios o una amiga que no está tan de acuerdo con tu devoción por Cristo. ¿A dónde crees que te llevará ese consejo? Puedes escuchar lo que los demás dicen pero eligen bien a quién harás caso. No desprecies el consejo de tus padres, confía en tus líderes de jóvenes y pastores también, todos ellos son parte de los medios de gracia que Dios ha puesto en tu vida para guiarte en tu caminar. Quizás, si no la tienes, también sea tiempo de orar por una mujer piadosa en tu vida a la que puedas rendirle cuentas e ir por consejo.

Escoge bien tus amigos

Uno termina pareciéndose a las personas con las que pasa más tiempo, termina imitando su vocabulario, sus hábitos, y cosas aún peores. La Biblia dice en Proverbios que las malas conversaciones corrompen las buena costumbres. Esas amigas con las compartes entre clases, esas con las que terminas hablando sobre todo. ¡Necesitas una amiga que traiga la Verdad a tu vida! Y estoy hablando muy en serio. Aquí debajo te dejo la gran diferencia que esto hizo en mi vida, puedes saltarte la historia e ir directo al siguiente párrafo si quieres.

Desde ese día que les conté en el primer párrafo Dios puso en mi vida uno de los regalos más preciosos que aún conservo, mi amiga Diana. Ella era la única creyente además de mí en mi sección y estuvo a mi lado desde el primer día hasta el último a pesar de que abandoné los caminos del Señor. Ella hizo tres cosas que jamás olvidaré: Me mostró a Cristo con sus actos de manera continua, oró por mí sin cesar y continuó invitándome a la iglesia. Cuando me fui a otro país a hacer mis estudios de maestría ella estuvo en mi despedida y me regaló un versículo para pegar en mi pared. Esa fue toda la Biblia que leí en varios meses hasta que un día el Señor me llamó al redil nuevamente (puedes ver el testimonio completo aquí). Y hoy mi amiga es el más precioso testimonio tangible de la fidelidad de Dios en mi vida.

Ora que Dios te provea amigos piadosos, si están en la universidad trata de encontrar algún grupo de cristianos aunque estudien otras carreras. Sé sabia a la hora de elegir tus amigos cercanos

¡Devuélvete ahora mismo!

¿En qué punto te encuentras tú? Quizás “solo” comenzaste a dudar de algunas cosas o has escogido mal una que otra amiga íntima y sus consejos han estado contaminando tu discernimiento. O  es posible que ya no tengas deseos de ir a los grupos de jóvenes ni a la iglesia… O como yo, le has dado por completo la espalda a la Verdad. ¡Tengo una buena noticia para ti, cualquiera sea tu caso! Usaré las palabras del Salmista :

Señor, si llevaras un registro de nuestros pecados,

   ¿quién, oh Señor, podría sobrevivir?

Pero tú ofreces perdón,

   para que aprendamos a temerte.

(Salmo 130:3-4)

Gloria a Dios por Su perdón y porque gracias a Cristo puedes devolverte ahora mismo y regresar a Él quien es el Camino, la Verdad y la Vida.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión