Una intrusa en mi vida

¿Has invitado a alguien alguna vez a tu casa o a tu fiesta de cumpleaños? Produce gran gozo saber que esas personas responden a la invitación y forman parte de eso que planeas. Pero… ¿te ha pasado alguna vez que alguna de esas personas irrumpe en zonas de tu casa que no le eran permitidas, por ejemplo, tu habitación o la de tus padres? Suele ser muy incómodo cuando alguien cruza más allá de lo que se supone que lo haga. Por extraño que parezca lo que diré, a veces necesitamos este tipo de personas en nuestras vidas.

Hace unos meses atrás una persona así llegó a mi vida, aunque no entró a mi recámara literalmente, comenzó a cruzar ciertas puertas de mi vida que nadie cruza. Entra en la maraña de mentiras que danzan en mi mente y las confronta con la Palabra de Dios. Abre mis gavetas de pecado (sin poner cara de asco) y me ayuda a nombrar y sacar a la Luz cada pecadito que tengo ahí escondido. Y ahí, en el cuarto más oscuro, donde solo Dios y yo entramos, se sienta a mi lado y me consuela, irrumpiendo con sus oraciones. Yo no le pedí que hiciera nada de eso, no la invité, ella se tomó ese derecho. O quizás encontró el permiso para hacerlo en otro lugar…

Sé una intrusa

¿Dónde podríamos encontrar tú y yo permiso para hacer estas cosas en la vida de alguien? ¿De dónde lo sacó mi amiga la intrusa? Creo que sospechas la respuesta. ¡La Palabra de Dios!  Es ahí donde se nos invita a  confrontarnos las unas a las otras, a amarnos, a consolarnos, a animarnos… Y es justamente eso lo que ella está haciendo y lo que tú y yo estamos llamadas a hacer aun sin permiso. ¿Sin permiso? Sí, muchas veces las personas que más amor y apoyo necesitan en tu iglesia son justamente aquellas que no lo piden. Esa joven que no habla con nadie en tu grupo de jóvenes y que crees que simplemente es un poco antipática, quizás necesita que seas una intrusa en su vida.

Busca una intrusa

¿Te he contado de aquella vez que una señora mayor me regañó en mi iglesia porque no le sonreí al saludarla?

Sí, como supondrás solo quería que me tragara la tierra en ese momento y me preguntaba para mis adentros quién le habría dado a ella el derecho de humillarme así… Si te lo conté, también debí contarte que es una de las mujeres que más amo ahora, y que aún sigue “metiéndose en mi vida” solo que en la mayoría de ocasiones lo hace con su ánimo, con sus consejos, abrazos y ejemplo.

Si quieres ser una mujer sabia debes comenzar a amar la corrección hoy. ¡No le tengas miedo a las intrusas! Deja que personas piadosas hablen en tu vida aunque a veces pueda ser doloroso. Sé sabia pero abierta a permitir este tipo de relaciones y en especial, sé enseñable. En otras palabras, aprende a reconocer con humildad dónde has fallado y agradecer las instrucción de aquellas que toman de su tiempo para invertir en tu vida, en consejos (a veces no pedidos) y en instrucción.

¿Cómo luce una intrusa piadosa?

En un post publicado en el 2009 por Kimberly Wagner para la página equivalente a Joven Verdadera en inglés, ella compartió algunas características que debe tener una amiga Tito 2, aquí les dejo algunas:

  • Es una buena oyente (Proverbios 15:28;18:13)

  • Ofrece consuelo piadoso (2 Corintios 1: 3-7)

  • Habla palabras de esperanza, gracia y verdad. (Efesios 4:29; Colosenses 4:6, Proverbios 24:14)

  • Te dirige a Aquel que posee toda la sabiduría como tu Consejero principal

  • Ora contigo se compromete a interceder por ti

  • Demuestra fe  (Hebreos 11:1)

  • Es discreta (Proverbios 25:9)

¿Quién no quiere alguien así en su vida? La recomendación final de la autora en esa publicación es: ¡Sé una amiga así! Cultiva todas estas cualidades y hábitos en ti, de manera que puedas serlo para otras.

¿Tienes una intrusa en tu vida? ¡Cuéntanos de tu experiencia!

(Dedicado con amor a todas las intrusas de mi vida, en especial a “esa intrusa”)

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

Recursos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación