¿Vives en la oscuridad?

Este post lleva en su título una pregunta simple: “¿Vives en la oscuridad?” Antes de apresurarte a contestar sería recomendable que conocieras el significado de esta palabra. Según la Real Academia Española, la oscuridad es la:

Falta de luz para percibir las cosas.

Si observas bien, la oscuridad no existe en sí misma, es únicamente la evidencia de que la luz no está presente. En mi país y en muchas países más en Latinoamérica suele suceder que la energía eléctrica se va por horas y horas y nos acostumbramos a estar a oscuras. Y uno de los problemas serios de esto es que no nos damos cuenta de cómo son las cosas en realidad. Tememos ante el más mínimo movimiento porque no sabemos qué está detrás de él, no podemos distinguir si algo está limpio o sucio y en ocasiones es difícil reconocer a simple vista el lugar en que nos encontramos.

La tendencia de nuestro corazón es estar a oscuras, pecar y esconder o justificar su pecado, al punto que hay muchos pecados que cometemos incluso sin darnos cuenta. El asunto es que no se queda en nuestro corazón, sino que se traspasa a lo que decimos, hacemos y la manera en que vivimos y todo esto revela únicamente una cosa: ¡la ausencia de luz en nuestras vidas!

La Buena Noticia es que si has reconocido esa oscuridad y has creído en Jesucristo como el único capaz de traer luz a tu vida, esto es verdad sobre ti:

Porque antes erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de la luz. Efesios 5:8

Este versículo, por corto que parezca, habla de 3 cosas importantes: 1)lo que éramos antes -tinieblas-, lo que somos ahora en el Señor -luz- y dadas estas dos primeras verdades un mandato: -andad como hijos de luz-. ¡Comportense como lo que son!

Para “andar como hijas de luz” el Señor nos ha dejado Su Palabra para que continuamente ilumine nuestro camino y el Espíritu Santo que la hace viva en nosotras… En palabras del Salmista:

Lámpara es a mis pies tu palabra,

y luz para mi camino.

Salmo 119:105

¿Sabías que si hubieras vivido unos cientos de años atrás habría sido prácticamente imposible que tuvieras las Escrituras en tus manos y que supieras que ella es suficiente para todo lo que tiene que ver con vivir como el Señor nos manda?

Nuestra lámpara, estaba oculta tras las tinieblas de las tradiciones no bíblicas que impedían que el pueblo común tuviera no solo acceso a las Escrituras sino que vivían engañados sobre el verdadero significado del Evangelio e incluso debían pagar dinero por el perdón de sus pecados. Este fin de semana (mañana) se celebrará el aniversario 498 de la Reforma Protestante en la que Dios usó la vida de varios hombres para traer encender la luz de las Escrituras a Su pueblo.

Y todo este gran paréntesis histórico no es más que un intento de recordarnos que es necesario que ¡no tenemos por qué vivir en la oscuridad! ¡Tenemos acceso libre a la Palabra de Dios y al trono celestial para venir arrepentidas y comenzar a caminar en luz! Pero no nos engañemos, el mero hecho de “tener algo” no significa nada si no lo usamos; vivimos en oscuridad si no leemos nuestra Biblia, si no oramos y si no aplicamos lo que dice.

Quizás te has dado cuenta que vives en oscuridad por 1)No has dejado que la luz del Evangelio entre a tu vida y elimine toda la oscuridad del pecado o porque 2) Eres una hija de Dios pero no lees ni vives Su Palabra. ¡Ahora es el momento ideal para encender la luz!

¿Vives en la oscuridad? Llenemos nuestros corazones juntas de la Luz de la Palabra comprometiéndonos a leerla, meditarla y a aplicarla. En mi país, cuando la electricidad llega se escuchan los gritos de la gente en la calle diciendo: ¡Llegó la luz! Si la LUZ ha llegado a tu vida escríbelo en la sección de comentarios y celebremos juntas.

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión