Bloggeando en vivo desde Revive '17 | Parte 2

¡Qué privilegio ser testigos de la transformación de un lienzo en blanco, en una hermosa obra de arte que representa la belleza del evangelio, la hermosura de la sana doctrina! ¡El Señor nos ayude a no callar lo que hemos visto y oído! 

Cada una de las charlistas ha aplicado diferentes capas de color y de trazos con los mensajes que nos han traído. 

¿Cuál ha sido tu color favorito hasta ahora? ¿El rojo carmesí de Su sangre?  ¿El blanco como la nieve de tus pecados luego de haber sido lavados?  ¿El verde esperanza del bendito evangelio?

¿Te han motivado a orar a Dios pidiéndole acercarte a una mujer mayor/más joven? O, acaso ¿A unirte a un «avivamiento de la reverencia»? 

¿Tienes una perspectiva diferente para tu ministerio de mujeres o tu grupo de estudio bíblico? ¿Has recibido estímulo para invertirte en las vidas de las más jóvenes dejando las excusas de la edad?

¿Susan Hunt te recordó las palabras de Salmos 92:12-14 «El justo florecerá como la palma, crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa del Señor, florecerán en los atrios de nuestro Dios.  Aun en la vejez darán fruto; estarán vigorosos y muy verdes

¿Quieres envejecer siendo fructífera?

¡No dejes de compartir con nosotras, cómo este colorido despliegue de Su gracia ha estado ADORNANDO tu corazón!

 Ahora, abramos los ojos a las próximas pinceladas del Pintor Divino con estas cuatro tonalidades:

  1. En libertad: Experimenta la liberación de la esclavitud.
  2. Un estado de la mente «Sofron»: Cultiva el dominio propio.
  3. Apasionada con la pureza: Persigue la santidad en un mundo impío.
  4. Un pedacito del cielo en la tierra: Cultiva un corazón para tu hogar.

«En libertad: Experimenta la liberación de la esclavitud»

Por Nancy DeMoss Wolgemuth

  • Si pensaste que este mensaje no te aplicaba, estás equivocada. Todas lo necesitamos.
  • Una búsqueda constante de placer, de indulgencia y de satisfacción de la carne nos esclaviza.
  • La adicción, dependencia o esclavitud es la manifestación externa de la condición interna de mi corazón idólatra.
  • Todo lo que empequeñece mi sentido de necesidad o dependencia de Dios es un ídolo.
  • Los ídolos ofrecen servirnos, pero terminan haciéndonos sus siervos.
  • Cuando nuestro corazón dice «Dios no es suficiente» buscamos un escape, alivio al dolor, consuelo y satisfacción en lugares equivocados que terminamos idolatrando y por ende, esclavizadas a ellos. 
  • Nuestra condición humana separada de Cristo no puede hacer otra cosa que esclavizarse a pasiones y placeres.
  • Somos esclavas de aquello que obedecemos.
  • Éramos esclavas, pero Cristo nos libertó ¡esa es nuestra condición redimida! Ahora somos esclavas de Cristo, Él es nuestro nuevo Amo.
  • Las jóvenes se acercan en búsqueda de sabiduría, palabras de aliento y de ayuda para enfrentar sus retos y luchas…pero la esclavitud nos quita toda credibilidad de proclamar la libertad en Cristo.
  • Cuando permanezco en esclavitud le grito al mundo que Cristo no es suficiente.
  • Si las jóvenes siguen mi ejemplo ¿vivirían en la libertad de Cristo? ¿o como esclavas del mundo?
  • Camina en libertad como una gozosa esclava de Cristo para adornar el evangelio ante las más jóvenes.

«Una mente "Sófron": Cultiva el dominio propio»

Por: Mary Kassian

  • Una mujer verdadera intencionalmente toma decisiones sabias… ella tiene dominio propio.
  • El dominio propio requiere que frenemos. ¿Qué tan difícil me resulta aplicar los frenos? Con la comida, la ira, la lujuria, el resentimiento, la autocompasión, las adicciones, el consumo excesivo, la auto-indulgencia, la procrastinación.
  • Nuestro reto es ejercer dominio propio para hacer lo que sabemos que debemos hacer.
  • El dominio propio no es exclusivo de la feminidad, pero hay una aplicación que es específica para nuestro género:  es evidente que resulta más fácil que sea una mujer quien entrene a otra en cómo ejercer el dominio propio durante «esos días del mes», o años de fatiga criando niños pequeños, o cuando las hormonas reescriben nuestras respuestas físicas y emocionales.
  • Dominio propio es la capacidad de decir «sí» a lo bueno y «no» a lo malo
  • Evidencias de falta de dominio propio:
  • Cuando sé lo que debo hacer, pero fallo
  • Si he tenido más que suficiente para comer, pero de todas formas sigo comiendo
  • Quedarme despierta hasta tarde viendo la televisión sabiendo que tengo que madrugar
  • Cuando pospongo pagar mis facturas y luego tengo que cargar con las penalidades
  • Si gasto, gasto, gasto y nunca ahorro
  • Dedico horas a las redes sociales, pero ni siquiera un minuto para leer la Biblia
  • Si mis emociones son controladas por las circusntancias
  • Cuando hablo impulsivamente sin pensar 
  • Si siempre tengo muchos deseos de intentar, pero pocas ganas de llevarlo a cabo
  • El significado de dominio propio en su raíz griega sófron es tener una mente sana, confiable, refrenada. 
  • Describe lo que una mujer ES, no tanto lo que ella hace. Nos capacita a conducirnos con dominio propio, pero empieza con una mente confiable, sana, con buen juicio.
  • Ejercer dominio propio es frenar. Unos frenos dañados son peligrosos.  Sin dominio propio estamos indefensas ante el pecado y la tentación, sin prevención de un aparatoso accidente.
  • No perdemos el dominio propio de la noche a la mañana; es el resultado de una serie de pequeños fallos durante cierto tiempo.
  • El prerrequisito de vivir de una manera correcta es pensar lo correcto. Sano juicio basado en sana doctrina.
  • La raíz del problema no es determinada conducta, sino los pensamientos que nos llevan a actuar así: No es el QUÉ sino entender el PORQUÉ.
  • Pongamos el freno antes de actuar/hablar y dejemos que Su Palabra redirija nuestros pensamientos.
  • Se requiere toda una vida para cultivar dominio propio. Gracias a Dios no depende de mí, sino de Dios que nos lo da por Su Espíritu y en Su gracia (Tito 2:11-12).
  • ¡Gracias Señor que nos has envuelto en Tu abundante gracia!
  • La gracia de Dios hace posible que vivamos con dominio propio. Nos ayuda a aplicar los frenos para decir «SÍ» a lo bueno y «NO» a lo malo.
  • Lo que necesito es más de Jesús, reconocer que Él es suficiente; mientras más tengo de Jesús, más llenura de Su Espíritu tendré y el fruto del Espíritu es dominio propio.

Preguntas para reflexionar:

  1.  Desde una perspectiva bíblica ¿cómo una mente sófron es diferente de mi fuerza de voluntad?
  2. ¿Cuáles áreas de mi vida necesitan crecer en dominio propio? ¿Puedo identificar los pensamientos erróneos que dificultan que frene?
  3. ¿Cuál es el beneficio de tener instrucciones especificas para nosotras –mujeres mayores enseñando a las más jóvenes– en lo que respecta al dominio propio? ¿Puedes pensar en algunas mujeres que te han modelado cómo ejercer dominio propio? 

«Apasionada con la pureza: Persigue la santidad en un mundo impío»

Por: Dannah Gresh

  • Tito 2:11-14
  • Una de las áreas de esclavitud que causa más dolor a las mujeres es a menudo el dolor sexual y la vergüenza. Las ventas de material erótico han ido en aumento en los últimos años. En muchos casos, las estadísticas son similares entre mujeres cristianas y las que no lo son.
  • El resultado es vergüenza y aislamiento.
  • No podemos adornar el evangelio de Jesús mientras sigamos siendo adictas, estando avergonzadas, atrapadas e impuras.
  • Tenemos un llamado a vivir de manera radicalmente diferente, incluyendo nuestra conducta sexual.
  • Somos llamadas a una pureza que va más alla de la conducta sexual.
  • Necesitamos todo el consejo de Dios para entrenarnos a nosotras mismas y a otras en pureza (Tito 2:4).
  • Las instrucciones de Dios sobre sexualidad y pureza nunca pasan de moda.
  • Pureza no es sinónimo de virginidad ni de abstinencia.
  • Pureza significa: puro, limpio, sin falta, casto, reverencia, sagrado.  Viene de la palabra «santo».
  • No es algo que podemos lograr por nosotras mismas, sino algo que Dios hace en nosotras.
  • Jesús nos purifica. Es un proceso. No es una condición, sino algo en lo que nos convertimos.
  • Las mujeres mayores debemos enseñar a las más jóvenes a amar a sus maridos y a ser puras(en el contexto de su matrimonio: poner límites para proteger sus matrimonios y sus corazones).
  • El estándar de Efesios 5:3 es que en el pueblo de Dios no debe existir la más minima indicación de impureza.
  • Pureza no tiene que ver con no tener relaciones sexuales sino hacerlo de la manera correcta.
  • 1ª Cor. 7:3-5 enseña que la mujer y el hombre casados están comprometidos a llevar una vida sexual regular, frecuente y satisfactoria según cada pareja lo defina mutuamente. 
  • Necesitamos comunidades donde la gracia de Dios sea manifiesta (Tito 2:11): La impureza crece en ambientes dominados por reglas y vacíos de rica teología de la gracia.
  • Es la gracia de Dios que…nos enseña a renunciar a impiedad y deseos mundanos (Tito 2:11-12).  En un ambiente de gracia las personas se abren y confiesan sus pecados y tentaciones brindando la oportunidad de corregir y discipular en amor.
  • Enseñemos a las más jóvenes que el propósito de la pureza es mostrar el evangelio. Ser buenas administradoras del regalo de las relaciones sexuales ejerciendo dominio propio e integridad cuenta la historia de nuestro Salvador.
  • Fallamos al no explicarles el PORQUÉ.
  • La pureza –tanto el dominio propio para proteger el lecho matrimonial como la pasión con que te acercas al tuyo– es un cuadro de una verdad mayor: Dios te ama, murió por ti y desea apasionadamente tener una relacion familiar contigo.
  • Siendo así, ¿cuán motivado debe estar Satanás de que ese cuadro sea destruido?

«Un pedacito del cielo en la tierra: Cultiva un corazón para tu hogar»

Por: Betsy Gómez

  • ¿Cuál es tu idea de ser una mujer productiva? ¿Tener una carrera exitosa? ¿Tener liderazgo en tu iglesia con un ministerio fructífero?  ¿Cuidar de tu hogar, de tu familia, realizando tareas del hogar donde nadie te ve?
  • ¿Conoces la prioridad de Dios para tu vida en la etapa en que te encuentras? 
  • El resultado de ser negligente con Sus prioridades es que debido a nosotras, Su Palabra es blasfemada.
  • La sana doctrina tiene el propósito de informar tu mente, pero también de transformar tu vida.
  • ¿En lugar de adornar el evangelio, vives para adornar tus ídolos? ¿A quién quieres hacer lucir bien: a ti o a Él?
  • No es suficiente conocer el ABC de la Biblia, es necesario que mi vida y cosmovisión no contradigan la fe que proclamo creer.
  • ¿Valoras tu hogar? ¿Solo valoro aquellas cosas con las que gano reconocimiento? Tendemos a menospreciar las tareas invisibles.
  • El problema es mi corazón que se inclina ante los ídolos. Su Palabra es el espejo que me muestra los ídolos que debo derribar: ¿Busco mi identidad en el cuidado de mi casa? ¿En los platos, dignos de publicar en Pinterest, que cocino a mi familia? O ¿En mi casa perfectamente decorada y mis hijos con buenos modales?  ¿Es la aprobación de la gente lo que me mueve a ser cuidadosa de mi casa?
  • El corazón del hombre es una incansable fábrica de hacer ídolos; (Juan Calvino)
  • Mi corazón debe estar bajo la autoridad de las Escrituras, la influencia del Espíritu Santo…y a los pies de la cruz
  • Solo es posible abrazando la gracia de Dios (Tito 2:11)
  • Necesitamos abandonar nuestros ídolos: Pidamos a Dios que nos los revele
  • Dependamos de Su gracia y hagamos nuestra parte
  • Seamos entrenadas. La vida cristiana no es un camino que podemos transitar solas
  • Pongamos nuestra esperanza en el lugar correcto: Jesús
  • Espera en Jesús, pon tus afectos en las cosas eternas, que estas sean la fuente de tu identidad: Así podrás valorar las cosas de la manera correcta, abrazar Sus prioridades, ya sea como ama de casa o madre que trabaja; como soltera o como casada, adolescente, viuda o si tienes el nido vacío.
  • Dedícate a las buenas obras: recordando que no son éstas las que nos dan salvación (Tito 3:4-5).
  • Primero necesito probar la bondad y el amor de Dios, para poder ser canal de ellos en mi hogar. Entonces cada tarea hecha en el hogar será un hermoso reflejo de Su bondad y ternura.
  • Es solo por la obra perfecta de Jesús en la cruz que nuestro trabajo en el hogar puede ser una extensión de Su obra en Su plan de redención.  Jesús nos sirvió hasta la muerte para llevarnos al hogar para siempre con Él.
  • No tenemos que adoptar un molde, cada una puede abrazar las prioridades de Dios para su vida de acuerdo a sus dones, etapa de la vida, necesidades de su familia.
  • Nuestro hogar no debe convertirse en un ídolo ni en el propósito en sí mismo: es una expresión de nuestro amor por Dios y de la belleza del evangelio.
  • Nuestro deseo de significado y de contribuir a algo más grande que nosotras mismas debe anclarse en el lugar correcto: el avance del reino de Dios y la representación del evangelio que brinde a las personas el sabor de un pedacito del cielo en la tierra.
  • No limitemos la pregunta a, ¿es pecado trabajar fuera de la casa? Vayamos más profundo, clamemos al Señor que nos muestre los ídolos de nuestro corazón y que nos dé un corazón que ame lo que Él ama y estemos listas para rendir nuestras vidas en obediencia a Su llamado sea cual sea.
  • Recordemos: Jesús nos sirvió hasta la muerte para llevarnos al hogar con Él para siempre. Ésa debe ser toda la motivación que necesitamos.

A punto de presenciar cómo luce Su lienzo con las últimas pinceladas…recordemos que esa obra perfecta no termina cuando concluya la conferencia, sino que cada una nos llevaremos en nuestra mente y corazón el resultado de estas pinceladas y continuaremos añadiendo las propias, descansando en que “…quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva” (Filipenses 1:6).

¡Agradezcamos a Dios porque en Cristo ha provisto TODO LO QUE NECESITAMOS para ser adornadas y vivir la belleza del Evangelio (2ª Pedro 1:3):

  • sana doctrina;
  • el dominio propio (una mente sófron) que es fruto de Su Espíritu;
  • Su perdón cuando lo difamamos; 
  • crecer, caminar junto a nuestras hermanas y entrenar a las más jóvenes; 
  • dar frutos aun en nuestra vejez;
  • cultivar un corazón puro;
  • imitarlo a Él sirviendo y amando en nuestro hogar…

Y todo por Su gracia, no dependiendo de nuestra fuerza de voluntad… de manera que “juntas vivamos la belleza del Evangelio” en cualquier etapa de la vida en que estemos.

Y ahora… los colores restantes en la paleta con los cuales se darán las últimas pinceladas a este hermoso cuadro que de Su mano y junto a las charlistas, ustedes y nosotras hemos venido pintando con un solo propósito “vivir juntas la belleza del Evangelio”:

  1. Necesito ayuda para amar a este hombre: Entrenemos nuestros corazones para la relación.
  2. Una bendición inesperada: Descubre la fortaleza y la belleza de la sumisión.
  3. Dadoras de vida en entrenamiento: Abraza los regalos de la maternidad.
  4. Instrumentos de gracia: Muestra una amabilidad más profunda.

“Necesito ayuda para amar a este hombre: Entrenemos nuestros corazones para la relación.”

Por: Dannah Gresh

  • Proverbios 27:6 “Fieles son las heridas del amigo, pero engañosos los besos del enemigo”
  • Las esposas jóvenes necesitan escuchar: lo más fácil que podrás hacer es amar a tu esposo. Y… amar a tu esposo será lo más difícil que podrás hacer.
  • Aprende a amar bien. Para hacerlo necesitas entender el amor de Dios y definirlo con Su lenguaje.
  • En la Biblia, Dios nos da detalles específicos sobre cómo debemos amar a nuestros esposos.   Entre ellos, amarlos siendo sus amigas.  Es a ése tipo de amor que Pablo se refiere en Tito 2:3-5. Ser sus amigas, admirarlos, tratarlos con afecto y devoción.
  • ¿Te agrada tu esposo? ¿Él lo sabe? ¿Son buenos amigos?
  • Observa a tu esposo para que puedas amarlo de manera práctica siendo su amiga, cultivando el compañerismo que es la antesala una relación más íntima. ¡Así requiera aprender a amar su deporte favorito!
  • Cualquiera puede cocinar para tu esposo, escribirle notas o decirle cosas agradables. Hasta quienes le odian pueden orar por él, pero solo una verdadera amiga le diría aquellas cosas duras que necesita (pero no quiere) oir para acercarlo más a la santidad que Dios demanda de Sus hijos, aunque el proceso sea doloroso. En las circunstancias más difíciles es donde les mostramos el amor de Dios. (Estas palabras son de Bob, el esposo de Dannah).
  • ¿Cuáles han sido las circunstancias difíciles en su matrimonio? ¿las finanzas? ¿sus años sin conseguir un trabajo? ¿su falta de liderazgo espiritual? ¿está enfermo? ¿sufre de depression? ¿no es creyente? ¿es adicto a la pornografía? ¿te ha descuidado debido a su trabajo? ¿ha sido infiel?
  • Los tiempos difíciles en el matrimonio no hacen que una mujer de Dios renuncie. Es precisamente cuando necesitamos nuestras hermanas en Cristo y crecer en nuestra fe confiando en Dios con todo lo que no puedo ver ni imaginarme.
  • Necesitamos la perspectiva correcta para cultivar el compañerismo con nuestro esposo. A veces se requiere mirar a través de los ojos de nuestras hermanas en Cristo abriendo juntas la Biblia.
  • Proverbios 27:6 nos llama a no quedarnos tan solo dando besos no sinceros sino que sin dejar de lado la sumisión hablemos verdad con nuestros esposos con respeto y reverencia. 
  • Recuerda que un hombre piadoso, un hombre que ama a Dios, al final quieren que los ayuden a ver sus faltas; un hombre de carácter cristiano anhela que su esposa quien es su amiga se arriesgue a ir más profundo para decirle aquellas cosas que necesita escuchar.
  • Como pecadores necesitamos un amigo verdadero que vele por nuestra alma y te corrija si fuere necesario: los verdaderos amigos hieren, pero los besos a menudo no son sinceros. ¿Qué tipo de esposa quieres ser?
  • Efesios 5:31-32 nos dice que estamos UNIDAS en UNA SOLA CARNE con nuestros esposos. Y muchas veces eso es lo que se requiere: que permanezcamos unidas a ellos en tiempos difíciles.  Y solo es posible recordando el GRAN CUADRO de Cristo y Su iglesia que el matrimonio representa.
  • ¿Qué tanto quiere Satanás destruir ese cuadro? Te mentirá para que creas que ya no hay nada que hacer. Rendirte a seguir adelante en tu matrimonio es un acto de falta de fe y sin fe es imposible agradar a Dios.

“Una bendición inesperada: Descubre la fortaleza y la belleza de la sumisión.

Por: Robin McKelvy

  • Proverbios 18:22 “El que halla esposa halla algo bueno
    y alcanza el favor del Señor”
  • Cuando Dios le da una esposa a un hombre, le está haciendo un gran regalo: ayuda idónea (Gn. 2:18; una mujer que lo ame (Tito 2:4); una mujer que lo respete (Ef. 5:33); una corona (Proverbios 12:4a); una mujer para hacerle bien y no mal todos los días de su vida (Proverbios 31:12); una mujer sujeta (Col. 3:18, Ef. 5:22, 1 Pedro 3:1).
  • La sumisión fue idea de Dios y la plasmó en la Palabra.

¿Cómo luce la sumisión bíblica?

  • Primero, debemos deshacernos de las mentiras del enemigo que quiere destruir todo lo que traiga gloria a Dios:
  • Pierdo mi identidad o soy inferior pero Gálatas 3:28 no enseña ésto;
  • Ciegamente someterme a abuso físico o verbal pero Dios ha ordenado a los esposos cómo deben tratar a sus esposas (1 Pedro 3:7 como vaso frágil; Efesios 5:25 amarlas como Cristo ama a la iglesia; Efesios 5:28,33 amarlas como a sí mismos; Colosenses 3:18 amarlas sin ser ásperos con ellas).
  • Obedecerlos aun en asuntos pecaminosos pero Dios nos dio el ejemplo de Ananías y Safira (Hechos 4:10).
  • Segundo, veamos lo que SÍ es:
    • Un regalo que voluntariamente doy a mi esposo de colocarme bajo su liderazgo designado divinamente; o sea, primero me someto a Dios quien me manda a someterme a mi esposo. Por eso necesito crecer en mi relación con Cristo.
    • Cristo me da la fortaleza para ser una mujer hermosa ante Sus ojos. Mi relación correcta con Él, me hermosea.
  • Renuncio a mi deseo de control. Cada día, Dios me demanda ser una imagen de Cristo frente a mi esposo, rindiendome a su liderazgo. 
  • Mi sumisión le pinta a mi esposo un cuadro de la gracia de Dios.

¡Cuántas veces nos perdemos de ver las obras milagrosas de Dios porque no queremos soltar el control debido a que nuestra confianza en Dios es muy pequeña!

“Dadoras de vida en entrenamiento: Abraza los regalos de la maternidad”

Por: Robin McKelvy

Salmo 127:3-5

He aquí, don del Señor son los hijos; y recompensa es el fruto del vientre.
Como flechas en la mano del guerrero, así son los hijos tenidos en la juventud.
Bienaventurado el hombre que de ellos tiene llena su aljaba; no será avergonzado
cuando hable con sus enemigos en la puerta.

¿Qué necesitamos recordar para abrazar la maternidad a la manera de Dios?

  1.  Que los hijos son un regalo.
  2. El Dador de ese regalo es Dios 
  3. Valoro ese regalo cuando estoy disponible para dedicarle tiempo.

Proverbios 29:15 “Disciplinar a un niño produce sabiduría, pero un hijo sin disciplina avergüenza a su madre” (NTV)

Proverbios 29:17 “Corrige a tu hijo y te dará Descanso y dará alegría a tu alma”.

  1.  Los hijos son dadores de vida en entrenamiento.

Instrumentos de gracia: Muestra una amabilidad más profundal”.

Por: Nancy DeMoss Wolgemuth

  • …para que adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador en todo respecto. Tito 2:10
  • Una de las enseñanzas que las mayors debemos pasar a las más jóvenes para adorner la doctrina es …ser amables (Tito 3:5).
  • Vestidas de amabilidad cuando compartimos la Palabra con otras, así adornamos la doctrina de Dios y hace que quienes nos observan, puedan encontrarla hermosa.
  • La doctrina correcta sin un espiritu y corazón amables es áspero; no luce atractivo; provoca que las personas rechacen a Cristo.
  • No pensemos que las mujeres amables son débiles o que pueden ser pisoteadas.
  • La amabilidad es una actitud; y, también una manera de conducirnos.
  • La definicion de amabilidad incluye: Bueno, benevolente, útil, buen carácter, beneficioso, bondad, influencia en otros.
  • La mujer de Proverbios 31 muestra amabilidad dentro y fuera del hogar (versículos 12 y 20).
  • Las viudas que califican para el cuidado de la iglesia deben tener una reputacion de ser amables (1 Timoteo 5:10).
  • Junto con la amabilidad encontramos diligencia, compasión, generosidad, abnegación.
  • Mostramos nuestra amabilidad haciendo el bien y así demostramos la presencia de Dios en nuestras vidas (Hechos 10:38).
  • La amabilidad basada en el Evangelio no está condicionada por la bondad o idoneidad de quien la reciba (Lucas 6:35-36), al practicarla nos parecemos a nuestro Padre Celestial (Tito 3:3-5)
  • Hemos hablado de que las mujeres mayores deben modelar un carácter piadoso, enseñar lo que es bueno, entrenar a las más jóvenes, vivir el Evangelio.

¿Por qué todo esto es importante?

  • Que Su Palabra no sea blasfemada (Tito 2:5)
  • Que nuestros enemigos sean puestos en verguenza y no tengan nada malo qué decir de nosotras (Tito 2:8)
  • Que en todo adornemos la doctrina de Dios nuestro Salvador (Tito 2:10)

Sin importar tu edad, el lugar donde vives, la etapa de vida en que te encuentres, tus circunstancias ¡Lo importante es el Evangelio)

  • El legado: Probablemente Tito continuó sirviendo cuando ya Pablo había muerto; se supone que las mujeres más jóvenes sobrevivan a las mayores.
  • ¿Qué estás dejando? ¿Cuál es tu legado?
“Not only do we need sound doctrine, but we also need a winsome kindness as we share God’s truth.” (Kevin DeYoung)

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Líder Verdadera?

Donar $3

Artículos relacionados

Únete a la discusión