Mentoría

Dios quiere usarte para animar y desafiar a la próxima generación. Incluso si piensas que tu vida ha sido una pérdida miserable, tu puedes enseñar a otras a evitar esos fracasos. El diseño de Dios es que "las mujeres mayores enseñen a las mujeres jóvenes" (Tito 2). Permítenos alentarte y ayudarte para que dejes un legado de santidad que pueda afectar las generaciones por venir.