Creciendo en agradecimiento | Día 5

Ahondemos un poco más

Efesios 5: 15-21

15Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios,

16aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

17Así pues, no seáis necios, sino entended cuál es la voluntad del Señor.

18Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu,

19hablando entre vosotros con salmos, himnos y cantos espirituales, cantando y alabando con vuestro corazón al Señor;

20dando siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre;

21sometiéndoos unos a otros en el temor de Cristo.

Debido a que ayer empezaste a enumerar algunas de tus bendiciones, espero que estés más consciente de las muchas razones por las cuales debes estar agradecida. Recuerdo escuchar a un amigo que mientras cepillaba sus dientes y meditaba en el verso 20 de nuestra lectura de hoy, se sorprendió del uso de la palabra “todo”. De pronto vino reflexionó en la importancia de dar gracias a Dios aun por aquellas “pequeñas cosas” que muchas veces pasamos por alto. Esto lo hizo pausar y ser agradecido por… bueno… ¡el cepillo de dientes! Y… ¡la pasta de dientes! Y ya que estaba en eso, le dio gracias a Dios por sus dientes, ¡probablemente por primera vez en su vida!

Puede que tengas que hacer una lista de estas cosas separada de las que hiciste ayer, pero definitivamente es una categoría que vale la pena considerar. Debido a que todo lo que tenemos es un regalo de Dios, ese “todo” amerita también nuestro agradecimiento (Santiago 1:17: “Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto…”). Mi amigo me dijo que también se preguntó a sí mismo: “Si el suministro de mañana dependiera de mi agradecimiento de hoy, ¿Cuánto me suministraría el Señor mañana?

¿Qué “pequeñas cosas” puedes agregar a tu lista? Quizás algunos de esos objetos de gratitud te llevan a darte cuenta que has dado por sentado algunas personas en tu vida, sin valorar lo que significan. A ellos, ¡dales las gracias de algún modo!

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.