Podcast Aviva Nuestros Corazones

El rol de las emociones en el avivamiento

Carmen Espaillat: Si un avivamiento es acompañado de emociones fuertes, ¿significa que el avivamiento no era auténtico? ¿Fue solo emocionalismo? Aquí está Dan Jarvis.

Dan Jarvis: Para mí, si tuviéramos un movimiento de avivamiento que se siente solo académico, donde no hay emoción, eso pudiera ser también sospechoso, lo mismo que con un exceso de emoción, donde se siente que no hay contenido.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy Leigh DeMoss en la voz de Patricia de Saladín.

Nancy Leigh DeMoss: Desde que era una joven adolescente, doce o trece años de edad, lo creas o no, me han encantado las crónicas de los avivamientos en el pasado. Cuando veo la forma en que Dios ha despertado a Su pueblo a lo largo de la historia, creo que mi corazón clama: "Señor, ¿podrías hacerlo de nuevo?"

Dios está atrayendo a miles de personas que le hacen la misma pregunta, pidiéndole que visite a Su pueblo en un avivamiento en nuestros días. Puedes ser parte de este nuevo y emocionante movimiento llamado (One Cry) Un Clamor, un movimiento de oración por un despertar espiritual.

Esta es una iniciativa de Life Action Ministries, que es la organización matriz de Aviva Nuestros Corazones. Te daremos más detalles sobre Un Clamor (One Cry) al final del programa y te contaremos cómo puedes participar. Al pedirle a los oyentes a unirse a nosotros en clamar al Señor por avivamiento; queremos ayudarte a entender mejor en qué consiste el avivamiento—hay un montón de ideas falsas sobre esto—y como luce.

Para ello, queremos escuchar de algunos amigos que viajan por todo los Estados Unidos hablando de avivamiento en las iglesias locales. Estos evangelistas de Life Action son viejos amigos y compañeros de ministerio: Steve Canfield, Laine Johnson y Ryan Loveing. También estaremos escuchando de Dan Jarvis, que solía viajar con uno de los equipos de Life Action, y ahora sirve como pastor en el área de Cleveland, Ohio.

Nuestro equipo habló con estos hombres. Mientras Carmen nos trae sus historias, vas a entender mejor lo que queremos decir cuando hablamos de avivamiento y descubriremos lo que significa cuando un corazón está verdaderamente avivado.

Carmen: Durante una época de avivamiento, la gente pasa tiempo prolongado buscando al Señor de una manera concentrada. Steve Canfield dice que este tiempo concentrado es parte de un crecimiento continuo.

Steve Canfield: Bueno, creo que en la historia de los avivamientos, si los miras en su momento más intenso, probablemente la mayoría de ellos no duró más de seis meses, porque hay un punto álgido en el que Dios está trabajando, y no puede mantener la intensidad día tras día.

Hay altos y bajos en nuestras vidas... hay montañas, hay valles. No podemos vivir en la iglesia todas las noches. No podemos vivir en el Monte de la Transfiguración. Eso es lo que quiere nuestra carne, "Vamos a construir un templo y quedémonos a vivir en él por el resto de nuestras vidas".

Pero cuando tienes que ir al doctor, tienes que ir a la escuela, tienes que ir al trabajo o vuelves a la realidad de la vida, entonces es "¿Voy a tomar estos principios y estas verdades que Dios está trabajando en mí? ¿Los voy a vivir en mi vida?"

No siempre es una experiencia de adoración en el sentido de lo que pensamos que es venir a la iglesia, la música, los servicios o cualquier otra cosa. Lo que tratamos de hacer cuando entramos en una iglesia no es solo decir: "Ven a estas semanas de reuniones, ya que vas a tener esta gran experiencia cumbre..."

La razón por la que nos quedamos tanto tiempo es decir, “He aquí cómo vivo esto. Así es como se ve diariamente. Así es como se ve cuando tienes que disciplinar a tus hijos. Así es como amas a tu esposa. Así es como pasas tiempo con Dios diariamente”. Así estamos viviendo en la realidad de la vida, no solo en algún tipo de experiencia eufórica.

Laine Johnson: Creo que para todos nosotros, en nuestra vida personal, si tuviéramos que trazar una línea, la línea de nuestra vida y nuestro crecimiento espiritual, la línea no sería una línea recta. Sería una línea ondulada, solo a causa de la naturaleza que poseemos. No somos seres totalmente constantes.

Creo que eso se traduce en la historia al observar las sociedades, ya sea en el Antiguo Testamento o incluso en nuestra propia historia de Estados Unidos. Ves altibajos en las sociedades, ves altibajos dentro de nosotros como individuos e incluso ves altibajos en la vida eclesiástica.

Obviamente, la santificación es un proceso continuo de crecer para ser más como Cristo, pero están esos momentos... ya sea durante seis meses, un año o dos años. Estoy de acuerdo con lo que dijo Steve, las temporadas de avivamiento no duran indefinidamente porque no se pueden sostener emocionalmente por la intensidad de lo que pasa en esos momentos.

Al mirar hacia atrás en la historia, todos esos son puntos en el tiempo que han catapultado a la iglesia a nuevos niveles de santificación, de crecimiento, de trabajo y de poder de Dios. El mundo se ha visto impactado por temporadas de avivamiento en las naciones, luego otras naciones son impactadas y afectadas por lo que Dios está haciendo en un solo lugar y Él lo extiende a otros lugares.

Esto debería estar siempre en marcha, pero no es así. Al igual que los santos del Antiguo Testamento, entramos en tiempos de idolatría. Entramos en tiempos de egocentrismo, en los cuales Dios envía profetas y nos conmueven de vuelta a la realidad hacia donde deberíamos estar caminando.

Dan: Laine, lo que es sorprendente para mí acerca del Antiguo Testamento es el hecho de que el pueblo vio a Dios en acción de maneras increíbles... la separación del Mar Rojo... podrían unos meses o unos años más tarde estar jugando con la idea de adorar ídolos o completamente alejarse, e incluso quejarse de Dios.

Como seres humanos, creo que tenemos esa tendencia. Podría ser que alcancemos una cima de la montaña y la verdad es que crecemos en ese período de avivamiento. Pero eso tiene que ser sostenido, no por las paletas de choques continuos de más y más avivamiento, sino con la esperanza que por las disciplinas que son puestas en su lugar en nuestras vidas cuando pasamos por ese período de avivamiento.

Aprendemos lo que significa orar. Aprendemos lo que significa vivir nuestra vida de familia de una manera que honra a Dios. Aprendemos cómo estudiar la Palabra de Dios y la manera de ponerlo en primer lugar. Lo que nos conducirá a través de los valles que nos pueda deparar el futuro.

Carmen: Laine Johnson dice que cuando Dios nos llama, a menudo habrá un componente intelectual y emocional. Pensamos en la verdad de Dios y lo experimentamos a Él.

Laine: Cada vez que Dios obra, es una experiencia. Creo que tenemos un poco de la dicotomía innecesaria de esta cultura occidental, porque somos un pueblo muy racional. La cultura oriental es mucho más orientada hacia la experiencia y la vida en oposición a nosotros mismos y nuestros procesos de pensamientos. Así que creo que es el obstáculo más grande para nosotros superar en la cultura occidental y conectar algo que es correcto, verdadero, teológico y hermoso. Y entonces nos oponemos a eso, con, "Oh, eso es solo una emoción o la experiencia".

Creo que Dios nos creó una criatura completa. Creo que estamos hechos de cuerpo, alma y espíritu, y creo que cada vez que Él obra en nosotros, todas estas esferas se unen. Así que en el estudio de la vida de otros y en nuestra propia vida sobre si algo es o no impulsado por emociones... El hecho es que hay momentos en mi vida en que me siento impulsado con gran intensidad y pasión. Soy muy emocional con lo que es la pasión, pero no diría que es impulsado por la emoción. Yo diría que la emoción está siguiendo la convicción en ese momento.

Así que creo que es difícil para nosotros mirar nuestras propias vidas o la de otra persona y decir: “¿Será solo emoción o no?” Yo diría que, si es de muy corta duración, fue probablemente impulsado por la emoción, pero por otro lado, a veces eso es solo la forma en la que es la vida. A veces estamos motivados por lo que nos apasiona en el momento y en este caso sería por la obediencia a Dios.

No sé dónde está la línea, ¿cuánto tiempo tenemos que hacer algo antes de que podamos decir que fue por convicción o la verdad en lugar de solo la emoción? No tengo la respuesta a eso.

Steve: Nosotros decimos que somos seres emocionales. Así que no actúo en mis emociones, pero yo soy emocional cuando actúo. La hija de Laine fue al doctor esta mañana. Ese fue un momento emotivo que le llevó a buscar ayuda para su hija. No hay nada malo con esa emoción. Es un gran uso de las emociones.

Debido a que hemos visto los excesos, tenemos tanto miedo a las emociones. A veces tenemos esa tendencia a retroceder ante todo lo que es en exceso, por lo que columpiamos el péndulo hasta un extremo totalmente opuesto, y no involucramos nuestras emociones.

Somos seres emocionales. Nosotros no debemos tomar decisiones en base a ellas, pero las emociones van a estar involucradas.

A veces, como hemos visto en los avivamientos históricos, se dejaron llevar de esas emociones y hombres piadosos han tenido que intervenir, dar dirección, advertencias y regresar a la Escritura. Pero no menosprecies eso solo porque alguien se emocionó.

Tenemos testimonios en los servicios y ha habido algunos momentos en los que la gente ha dicho cosas que han sido inapropiadas.

Entonces, ¿qué hago? ¿Me detengo y digo: "Bueno, no más testimonios"? No. Nos detenemos y enseñamos. Decimos: "Así es como manejamos esto", y educamos. Nuestra tendencia es a veces tan divorciada de cualquier cosa que pudiera ser potencialmente diferente, peligrosa o fuera de nuestra zona de comodidad, que menospreciamos tantas cosas buenas. Cuando solo vivimos en nuestras pequeñas zonas de comodidad solitarias, a veces nos perdemos lo que Dios realmente quiere hacer.

Carmen: Digamos que estás convencida de la necesidad desesperada de un avivamiento en tu vida, en tu iglesia, en tu comunidad. ¿Cómo podría empezar? ¿Cómo puede una mujer comenzar a buscar al Señor por avivamiento y alentar a otras personas a hacer lo mismo? Aquí está Laine Johnson.

Laine: Tengo un gran ejemplo de Dios usando a una mujer que tenía una carga para el avivamiento. Hay una iglesia en el sur de Alabama en la que nuestro equipo ha estado en tres ocasiones diferentes en los últimos años. Fuimos la primera por una señora en la iglesia que estaba leyendo uno de los libros de Nancy, creo que fue el libro sobre el quebrantamiento. Leyó la lista de ahí, que compara a una persona quebrantada con una persona orgullosa.

Ella simplemente dio ese libro a su pastor y le pidió que lo leyera porque ella llevaba una carga por un avivamiento en su propia vida y en la iglesia. Él leyó el libro. Fue genial. Pero cuando llegó a la lista de contraste entre el quebramiento y el orgullo, se dio cuenta cuán desesperadamente él y todo su pueblo necesitaban eso ante el Señor.

Él empezó enseguida a buscar quién era la Nancy DeMoss del libro. Se dio cuenta de la conexión con Life Action. Llamó a Life Action para traer un equipo, y como he dicho, hemos estado allí tres veces. Hemos tenido una gran relación. Dios ha hecho una obra profunda en toda la iglesia como resultado de una señora que simplemente tomó un libro y lo puso en la mano del pastor.

Dan: Hace años había un evangelista que, donde quiera que él iba se producían resultados increíbles. Él lideraba reuniones y la gente confesaba sus pecados en arrepentimiento. Otros predicadores trataban de hacer lo mismo que él estaba haciendo y no obtenían los mismos resultados.

Finalmente, alguien se le acercó y le dijo: “¿Cuál es el secreto?” Y él dijo, “Hey, aíslese, tome un pedazo de tiza, dibuje un círculo alrededor de sí mismo en el suelo, y diga: Señor ¿quieres comenzar un avivamiento aquí en este círculo?”

Para una mujer que escucha hoy, creo que el primer paso es, no mirar a lo que su marido debería estar haciendo, o lo que su iglesia debe estar haciendo, o lo que usted desea que su pastor hiciera o dijera desde el púlpito. En realidad, es dibujar el círculo en el suelo y decir: “Dios, aquí estoy. Estoy abierta a lo que sea que quieras hacer en mi vida y en cualquier medida que me quieres utilizar”.

Podrías detener tu auto en este momento o ponerte de rodillas en tu sala y decir: “Señor, comienza ahora mismo, aquí mismo conmigo. Sea cual sea el trabajo que necesites hacer en mi corazón, estoy abierta a ello”.

Carmen: Cuando dibujas ese círculo y le pides al Señor comenzar contigo, el avivamiento puede propagarse poderosamente a los que te rodean. Aquí está Steve Canfield.

Steve: Creo que a menudo decimos que cuando el avivamiento llega, el primer lugar donde se va a mostrar es detrás de las puertas de nuestra casa, porque a veces es mucho más fácil ser algo en la iglesia y no en nuestros hogares. Yo estaba en una reunión en la que uno de los miembros del personal compartió en la iglesia: "Mi hija me dijo: Me gustas más en la iglesia", porque hay una cara que tendemos a poner.

Cuando Dios comienza a encontrarse con nosotros, cosas suceden en nuestras casas y Dios es tan real como debe serlo cuando estamos parados en una plataforma o cuando estamos en una clase de Escuela Dominical.

Estábamos reunidos en la Primera Iglesia Bautista en un pueblo grande en Georgia. En esa reunión de dos semanas, por lo menos veinte parejas confesaron haber sido infieles en su matrimonio, y la liberación y la libertad que Dios les dio con el perdón. Creo que tenemos una tendencia a que nos gusten los pecados en las vidas de otros. Podemos hacer frente a los nuestros, pero cuando alguien tiene un pecado diferente o una forma diferente de pecado, tenemos una tendencia a juzgar.

En el contexto del avivamiento, puesto que Dios estaba enseñando a las parejas a perdonar y a ser quebrantadas por su propio pecado, cuando el pecado se reveló en la vida de su pareja, había un grado mayor y una mayor facilidad de perdón. Pero cuando no podemos perdonar a alguien a causa de algún área de pecado, entonces estamos levantando nuestro estándar más alto que el estándar de Dios.

Debido a que el suelo está nivelado en la cruz y porque en tiempos de avivamiento hay un enfoque en mi propia necesidad, cuando alguien tiene una necesidad puedo decir, "Sí, estás perdonado, porque miro lo que Dios ha hecho al perdonarme".

Es por eso que el entorno del avivamiento es un gran lugar para la curación en los hogares y los matrimonios, porque la gente tiene sus ojos centrados en la necesidad de su propia vida. Ellos son libres de recibir el perdón, así que pueden libremente dar el perdón.

Ryan Loveing: Cuando estabas hablando sobre el perdón, Steve, estaba pensando en un testimonio que me vino a la mente cuando estábamos realizando nuestra primera conferencia de avivamiento. Permítanme leerles lo expresado por esta mujer.

Durante esta conferencia, Dios trajo convicción de cómo la amargura me estaba ahogando. He tenido una relación difícil con mi hermana. Mi madre tuvo un derrame cerebral el año pasado. Mi hermana no ha hecho su parte en la prestación de cuidados.

Me resentí, me amargue, me enojé y encerré. Sabía que no era la forma en que Dios quería que me comportara, pero hice excusas para mi comportamiento y actitud. Mis dos hijas llegaron a decir: “¿Cómo nos puedes decir que nos llevemos bien si tú y tu hermana no pueden?”

Me hice más consciente de cómo esta amargura estaba dando a Satanás dominio sobre mí.

Lo que finalmente sucedió es que ella respondió a Dios en obediencia a través de los principios que establecimos en esas conferencias y en las cumbres. Entonces ella dijo:

He comenzado el proceso de limpiar mi conciencia y buscar el perdón.

Las ramificaciones de lo que somos capaces de ver y cómo puede afectar a otros van mucho más allá de lo que jamás podríamos comprender. Cuando llegamos al punto de escuchar lo que la Palabra de Dios nos dice y respondemos, se produce gran fruto.

Laine: No creo que haya nada que me dé más esperanza de que se produzca un avivamiento a gran escala que leer acerca de crónicas de avivamientos históricos. Pero yo diría que lo que está más fresco en mi corazón y mi mente es lo que he visto a Dios hacer el año pasado.

Estábamos en una reunión que se extendió de once días a tres semanas y media. Incluso después de que nos fuimos, la iglesia siguió reuniéndose cinco días a la semana.

Lo que sucedió fue que Dios comenzó a moverse dentro de esa iglesia. Comenzó con solo un par de individuos que confesaron la hipocresía, el pecado en su vida, y estaban en nuestro equipo. En seguida, un miembro de la iglesia se levantó y confesó la hipocresía en el sentido de que no había obedecido la inspiración del Espíritu de Dios para adorarlo esa noche. Luego otra señora se puso de pie y comenzó a confesar hipocresía los domingos en la mañana, ella era parte del equipo de alabanza.

Su declaración fue algo como esto: "Lo que hago en la mañana del domingo, lo que canto, pudiera cantarlo en un bar, porque mi corazón está tan lejos de estar realmente adorando a Dios".

Eso llevó entonces, en tercer lugar, al pastor de adoración a ponerse en pie y buscar el perdón del coro y de toda la iglesia, porque la hipocresía en el coro fue resultado directo y reflejo de su propia vida, que no era más que hipocresía.

Salió, con todos los miembros del coro para poner las cosas en orden. Eso solo inició un efecto de bola de nieve de jóvenes confesando que estaban en pornografía durante cinco años, matrimonios fueron sanados de la inmoralidad, la amargura y todos los problemas de la vida que Dios comienza a exponer.

Cuando empezamos a poner las cosas en orden, como hemos visto en esta situación, fue simplemente hermoso y maravilloso, cuando hay dolor, duelo, arrepentimiento y quebrantamiento –la alegría del Señor empieza a llenar nuestros corazones.

Durante el último servicio que tuvimos en la iglesia, en la última noche, tuvimos 126 testimonios, testimonios públicos, de personas que dijeron: “Aquí está lo que Dios hizo y está haciendo en mí vida”. A medida que miramos hacia atrás en todas las grabaciones de los testimonios que hemos tenido durante esas tres semanas y media, tenemos veinticinco horas de testimonios.

Creo que fue Roy Hession quien dijo que el avivamiento nace en la oración y se propaga a través de testimonios. Vimos un pueblo clamando a Dios por cuatro meses quizás, hasta ese momento. Hubo hombres reuniéndose todas las mañanas a las seis y media a orar y clamar a Dios. Hubo diferentes cantidades de hombres, pero cincuenta hombres diferentes asistieron a diferentes horas durante cuatro meses. Ellos clamaron a Dios todos los días.

Hay mujeres que se han reunido a clamar a Dios. Como iglesia, están teniendo algunas reuniones de oración adicionales que se han establecido a lo largo de todo este año que viene.

Esas son las obras de Dios que están trayendo avivamiento a escala local. Y luego el desbordamiento (si así Dios lo hace) que comienza con nosotros como individuos, mientras Él comienza a extenderse a lo largo de las iglesias locales en esta tierra, produciendo un fuego ardiente, una llama de Dios.

Carmen: Ese es Laine Johnson. Él viaja por todo el país con Life Action Ministries, animando a las iglesias y a los individuos a buscar al Señor por avivamiento. Lo mismo ocurre con los demás invitados, Steve Canfield y Ryan Loveing. También escuchamos a Dan Jarvis, que ha viajado con Life Action en el pasado, y ahora ayuda darle dirección a la iniciativa de Un Clamor.

La anfitriona de Aviva Nuestros Corazones, Nancy Leigh DeMoss, tiene una pasión por el avivamiento, y se complace en compartir acerca de esta nueva iniciativa Un Clamor.

Nancy: Espero que se haya despertado tu apetito y aumentado tu anhelo de ver a Dios enviar el tipo de avivamiento que hemos escuchado en el programa de hoy. Quiero invitarlos a que se unan a nosotros en oración para esta clase de despertar espiritual.

Queremos animarlas a añadir su voz a miles de voces que ya están clamando a Dios por un avivamiento. Para hacer esto, les estamos pidiendo unirse a esta iniciativa en colaboración con un grupo de líderes cristianos y el ministerio One Cry, o Un Clamor, para un despertar espiritual. Byron Paulus es el Director Ejecutivo de Life Action Ministries, ministerio matriz de Aviva Nuestros Corazones, y en quien Dios puso primero esta carga por un avivamiento y por este movimiento Un Clamor.

Byron está aquí para brindarles más información acerca de esta oportunidad de pedir a Dios que visite a Su pueblo en un avivamiento.

Byron Paulus: Probablemente miras alrededor y ves increíbles necesidades en todas partes. Las familias se están desintegrando, la gente ha perdido la fe en las instituciones que antes parecían estables. Muchos están tratando de encontrar la manera de salir de asombrosas deudas, y muchas iglesias parecen ineficaces para hacer algo acerca de esas necesidades.

Creo que la mejor manera en que tú puedes hacer frente a estos problemas es clamar a Dios en oración urgente por un avivamiento. Cuando te unes a Un Clamor o One Cry como se le conoce en inglés, esto es lo que harás, orar y animar a otros. Estoy convencido de que hay un poder increíble en clamar al Señor y hacerlo juntos.

Espero que tú comiences un grupo de oración de Un Clamor o que te unas a algún grupo ya existente. Es fácil conectarte con un grupo en línea. Espero que des el siguiente paso y te unas a nosotros para un despertar espiritual.

Nancy: Gracias Byron por compartir tu corazón, y de nuevo gracias por derramar tu vida, tu corazón, tus oraciones, tus lágrimas en este esfuerzo. Espero que cada oyente de Aviva Nuestros Corazones se involucre en este esfuerzo de Un Clamor, One Cry. Para empezar, solo tienes que visitar nuestra página web, AvivaNuestrosCorazones.com. Allí verás cómo dar el primer paso en la búsqueda de Dios por el despertar espiritual a través de este movimiento Un Clamor.

Carmen: ¿Qué piensas del programa de hoy? ¿Te causó algunas interrogantes? Espero que las compartas en el blog de oyentes en Aviva Nuestros Corazones. Solo tienes que visitar AvivaNuestrosCorazones.com, haz clic en la transcripción de hoy y desplázate hasta el final.

Cuando hablamos acerca de un avivamiento, a menudo se describen las necesidades desesperadas de nuestra nación. ¿Está el mundo realmente mucho peor de lo que hemos visto en el pasado? Lo hablaremos mañana.

Aviva Nuestros Corazones con Nancy Leigh DeMoss, es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de las Américas a menos que se cite otra fuente.

OneCry Promo Video En Español from OneCry on Vimeo.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.