• 1 Julio ‘15 – 3 Agosto ‘15

Habacuc: del temor a la fe

¿Alguna vez te has sentido como que Dios no está escuchando tus oraciones? El profeta Habacuc pasó por esa experiencia. Miraba la injusticia que le rodeaba y se preguntaba por qué Dios no parecía interesado en cambiar la situación. Mientras continuaba mirando a Dios, el profeta obtuvo respuestas—pero fueron muy distintas a las que él esperaba. Aprende como alabar en medio de la preocupación, de la confusión, y de la frustración en esta serie práctica basada en el libro de Habacuc.

Programas en esta temporada

¿Has orado por eso?

¿Has orado por eso?

¿Es Dios realmente bueno? ¿Realmente existe? Si Él de verdad existe, ¿por qué pasan cosas malas? Parece que muchas mujeres están preguntándose estas cosas. Leer o escuchar →

¿Por qué?

¿Por qué?

¿Le has preguntado a Dios por qué? Si es así, tú estás en la compañía de un grupo de personajes bíblicos como el profeta del cual oiremos el día de hoy. Leer o escuchar →

Dios está trabajando

Dios está trabajando

Imagina que compraste un regalo a tu hijo pero mientras esperas el momento para dárselo, él duda de que te importa... ¿ te has dirigido a Dios como ese hijo? Leer o escuchar →

Por fe

Por fe

¿Es posible que hayas estado tratando de hacer lo mejor que puedes para ser justa, para ganar el favor de Dios para ser perdonada, tratando de agradar a Dios? Leer o escuchar →

Viviendo por fe

Viviendo por fe

El profeta Habacuc pasó por un tiempo de dudas y cuestionamientos, pero no se estancó ahí. Hoy Nancy continúa con la serie Habacuc: del temor la fe. Leer o escuchar →

Idolatría

Idolatría

Probablemente no tienes el hábito de inclinarte frente a una estatua de madera, pero los ídolos abundan en tu mundo, tentándote a adorarles todo el tiempo. Leer o escuchar →

Ira y misericordia

Ira y misericordia

La ira de Dios se une a su increíble misericordia. No podemos tener una cosa sin la otra, y si proclamas la una sin la otra, perviertes el Evangelio. Leer o escuchar →

Espera

Espera

Esperamos por fe, sabiendo que en Dios, hay más para nosotras; que un día Dios nos dará cuerpos glorificados; que tendremos una eternidad sin dolor. Leer o escuchar →