La mujer mansa Vs. la mujer inquieta

La mansedumbre es una confianza calmada, una firme seguridad, y descanso del alma. Es la tranquila inamovilidad de un corazón que descansa en Cristo. Es el lugar de paz. La mansedumbre brota de un corazón de humildad, que irradia la fragancia de Cristo.

La mujer mansa estará en descanso en las tormentas de la vida…
(Mateo 11:28-30; Salmos 37:7; Hebreos 4:1-11)

La inquieta estará temerosa en las tormentas de la vida… (Marcos 4:35-41; Jeremías 50:6)

La mujer mansa reaccionará ante las circunstancias con confianza y paz… (Isaías 26:3-4)

La inquieta intentará manipular individuos o circunstancias…(Santiago 4:1-3; Proverbios 7:21)

La mujer mansa tomará decisiones basado en Principios de las Escrituras…(Salmos 119:105)

La inquieta tomará decisiones basado en sus emociones o pasiones pasajeras del momento…
(Santiago 3:13-18; Proverbios 19:16)

La seguridad de la mujer mansa se encuentra en las verdades de la Palabra y la fidelidad de Dios… (Proverbios 3:26, 14:26; Salmos 119:165; Jeremias 17:7-8)

La confianza de la mujer inquieta se encuentran en sus propias habilidades y poder para controlar a los demás y los detalles (Proverbios 12:15, 14:12, 16:25; Jeremias 18:12)

"La mansedumbre es la sumisión silenciosa del alma a la Providencia de Dios relative a nuestras vidas." -Matthew Henry

La mujer mansa encuentra su valor en saber quién es ella en Cristo…(Efesios 1:3-8)

La mujer inquieta encuentra su valor en sus logros y en lo que otros piensan de ella… (Salmos 49:11-20; Proverbios 11:28, 16:18-19, 29:25)

La mujer mansa encuentra la Fortaleza de su Carácter en Cristo… (Efesios 5:8-11)

La mujer inquieta encuentra la fuerza de su carácter en los rasgos de su personalidad… (Proverbios 28:26)

La mansedumbre nos evita la tormentosa tempestad de nuestras emociones y pasiones al ordenarles "estar quietas y en paz"… (Proverbios 16:32)

La inquietud alimenta la tormentosa tempestad al soplar sobre las pasiones y emociones…
(Salmos 37:8; Proverbios 14:29-30, 29:11, 22)

La mansedumbre es la Fortaleza y el coraje para batallar y supercar nuestra ira y pasiones pecaminosas, al aferrarnos a la paz, a través de confiar en la Providencia del Dios Todopoderoso… (Romanos 12:18-19; Colosenses 3:1-17; 1 Pedro 4:19)

La mujer inquieta es demasiado temerosa y débil para confiar en Dios pero permite que sus pasiones y emociones pecaminosas la gobiernen…(Proverbios 28:25)

"La obra y el oficio de la mansedumbre es capacitarnos para gobernar nuestra ira cuando somos provocados, y pacientemente soportar la ira de otros de manera que no sea una provocación para nosotros." -Matthew Henry

La Mujer mansa vs. La mujer inquieta

La mansedumbre es constancia y compostura firme en espíritu y estado de ánimo, reflejando la estabilidad consistente de nuestro Señor, Quien es el Mismo, ayer, hoy y por siempre. (Salmos 102:25-27; Efesios 4:13-15; 1 Pedro 3:13-16; Hebreos 13:8)

La mujer inquieta siempre está en una montaña rusa de emociones, continuamente arriba y abajo… lo único constante en ella es que nunca sabes en qué estado de ánimo la encontrarás. (Proverbios 21:9, 19, 25:24)

La mansedumbre no permite que la mente vague en imaginaciones vanas ni que anide pensamientos que inflaman emociones y pasiones volátiles… (2 Corintios 10:3-5; Filipenses 4:8-9)

La mujer precipitada está llena de sospechas, dudas y presunciones basadas enteramente en sus emociones, y permite que estas imaginaciones determinen el curso a seguir…(3 Juan 9-10)

La mujer mansa no evita ni huye de la controversia, sino que enfrenta las confrontaciones necesarias bajo el control del Espíritu Santo…(Gálatas 6:1-2; Proverbios 27:5)

La mujer precipitada entra en controversias precipitada e imprudentemente…(Proverbios 10:19, 13:3, 14:16-17, 29:20)

La mujer mansa se mantiene en paz porque sabe controlar sus emociones… (Proverbios 17:27, 25:28, 29:11)

La mujer precipitada se mantiene inquieta porque deja que sus emociones la dominen…(Salmos 37:1-8; Romanos 6:16; Santiago 1:14-17)

"Es mejor ceder con el silencio ante nuestro hermano, quien es, o ha sido, o puede ser, nuestro amigo que permitir ceder con la ira ante el Diablo, quien ha sido, es, y siempre sera nuestro enemigo declarado" Matthew Henry

La mujer mansa habla la verdad en amor, la ley de la amabilidad está en sus labios… (Proverbios 31:26, 16:24; Efesios 4:1-2, 29)

La mujer precipitada habla apresuradamente y no se preocupa por los sentimientos de quien escucha (Proverbios 12:18, 16:27; Santiago 3:6-12)

La mujer mansa pacientemente espera escuchar el asunto completo antes de reaccionar… (Proverbios 15:28)

La mujer precipitada reacciona emocionalmente antes de dar tiempo a pausar y considerar…(Proverbios 15:18, 18:13)

La mujer mansa tiene emociones, pero sus emociones están bajo el control del Espíritu de Dios… (Proverbios 14:30, 31:25; Galatas 5:22-26; Filipenses 4:4-7)

La mujer inquieta está bajo el control de las circunstancias, emociones y pasiones…(Proverbios 29:22; Salmos 37:1-8)

"Para estudiar el arte de la quietud se require trabajar en nosotros mismos a pesar del dolor, se necesita trabajar en nuestros corazones los principios, reglas y leyes de la mansedumbre; y nutrirnos a nosotros mismos con tanta consideración como al tratar de aquietar nuestro espíritu en medio de grandes provocaciones"-Matthew Henry

La mujer mansa no da cabida a sospechas ni asume lo peor respecto a los demás sino que reacciona conforme a conocimiento de primera mano n
(Proverbios 18:13, 17)

La mujer precipitada se imagina y asume lo peor y reacciona conforme a lo que ha asumido.(1 Timotio 4:7, 5:13)

La mujer mansa no se ofende facilmente (Proverbios 19:11; Romanos 14:19, 1 Corintios 13:4-7)

La mujer quejosa/inquieta se ofende facilmente (Romanos 12:3, 16)

La mujer mansa perdona rapidamente (Mateo 5:23-25; Efesios 4:26-27, 31-32)

La mujer precipitada se aferra a las ofensas y heridas, volviéndose amargada…(Hebreos 12:14-15)

La mansedumbre desmuestra una compostura graciosa. Responde a las acusaciones o critica con compostura arraigada en la humildad, al reconocer que si no fuera por la Gracia de Dios, sería capaz de hacer algo peor de lo que la están acusando.

La inquietud busca venganza. Responde a las acusaciones o critica con la ira de un corazón altanero. (Romanos 12:14-19)

"Si Dios hubiera estado tan airado conmigo por cada provocación como yo lo he estado con las que se han hecho a mi persona, qué sería de mí?"
-Matthew Henry

La mujer mansa está quieta y sabe que El es Dios; por lo tanto, confia en El y está en paz (Salmo 46:10; Proverbios 18:10, 30:5)

La mujer precipitada corre por la vida con un paso apresurado, no se detiene lo suficiente para sentarse y escuchar la voz del Maestro (Lucas 10:38-42)

"A los ojos de Dios es de gran valor". Es una preciosa gracia por eso es de gran valor para Dios. Es algo que cada uno de nosotros debería anhelar como el mas grande honor... es algo que podemos lograr a través del Mediador de Quien hemos recibido instrucción cómo caminar de manera que le agrademos. Debemos caminar con mansedumbre y quietud de espíritu, pues a los ojos de Dios "es de gran estima". Por tanto esta marca de honor es una medida especial, ponernos la gracia de la mansedumbre, porque es a menudo despreciada y mirada con desdén por los hijos del mundo... mansedumbre y quietud de espíritu es una gracia muy excelente con la que cada uno de nosotros deberíamos adornarnos."
- Matthew Henry

©  Escrito por Kim Wagner. Revive Our Hearts/Aviva Nuestros Corazones. Usado con permiso. www.AvivaNuestrosCorazones.com