Tips para no manchar el vestido blanco

Cuando todavía estaba estudiando en el colegio tenía una amiga muy cercana a quien le encantaba diseñar, le gustaba tanto que asistía a un instituto de diseño de modas los fines de semana. Amaba el talento de mi amiga al punto que uno de mis sueños era usar un vestido diseñado por ella. ¡Y varios años después ese día llegó! Se acercaba la fecha de mi graduación de la universidad y mi amiga se ofreció a confeccionar mi vestido, desde plasmar la primera idea, hasta ayudarme a ponérmelo el día de mi graduación. Era un vestido precioso, completamente de mi color favorito: BLANCO. Te imaginarás lo difícil que fue para mí mantener ese vestido limpio durante toda la ceremonia, pero de ninguna manera me causó preocupación o tristeza, solo quería preservar la belleza de tan valioso regalo. A ti también te han regalado un vestido blanco… ¿lo sabías?

“Santidad posicional” es la etiqueta que tiene tu vestido atrás (si te parece extraño el término no dejes de ver el vlog de esta semana, aquí), la talla “One Savior Fits All” (un Salvador que nos sirve a todas). ¿Cuándo te regalaron el vestido? El día que reconociste tu necesidad de Cristo, te arrepentiste de tus pecados y lo aceptaste como Señor de tu vida… Sí, ese maravilloso día en el que fuiste adoptada por el Rey de Reyes a través de Su Hijo, no solo tu identidad cambió por completo sino que vino con nuevo atuendo incluido, uno mucho mejor que el de las películas de Disney.

¿Te has fijado que el momento en que las princesas son coronadas su vestuario cambia por completo? Pues algo parecido pasó con nosotras, solo que sin calabazas y ratones de por medio, nuestro vestido no dura hasta las 12 de la noche sino por la eternidad, hasta que lleguemos a las Bodas del Cordero. Y sí… todo suena muy bonito pero mantener ese vestido blanco por tanto tiempo no parece ser tarea sencilla… Por eso quiero compartir contigo estos pequeños tips para mantener tu vestido blanco.

1. Ámalo y atesóralo

He aprendido que hay dos cosas que nos hacen apreciar un obsequio: la persona que nos lo regala y el precio que costó.  Jamás recibirás nada más costoso. Para que tuvieras ese vestido hoy Dios tuvo que clavar Su Hijo Unigénito en una cruz para pagar por tus pecados y otorgarte Su santidad. No creo que tengas otro paquete que diga afuera

De: El Creador del cielo y de la tierra

Para: (Pon tu nombre aquí)

Con un amor imposible de entender.

2. ¡Mantenlo limpio!

Aquí quizás estés pensando en todo lo que tienes que dejar de hacer para mantener blanco el vestido, pero se trata más de lo que debes hacer. Cuando Jesús oró por ti antes de irse con el Padre dijo:

Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad. Juan 17:17

Una forma de mantener tu vestido limpio es permaneciendo en la Palabra de Dios de manera que al obedecerla preservers esa santidad que te fue otorgada en Cristo y crezcas en el proceso de santificación progresiva.

3. Recuerda que el Rey viene

La santidad es nuestra respuesta lógica al amor de Dios. Anhelamos ser santas porque Aquel que nos amó y nos llamó es santo. Ahora, no podemos solo quedarnos ahí recordando el hermoso regalo que tenemos en Cristo y olvidar que Él viene por nosotras, Él vuelve por Su Novia y debemos estar listas para ese día. Recuerda cada día que el Rey viene y persigue la santidad. Persigue preservar tus vestiduras blancas para ese día grandioso en el que pasarán a ser por siempre de un blanco que jamás habías visto en tu vida.

¿Habías notado lo hermosa que es la santidad? ¿En algún punto te has encontrado este tema difícil o aburrido? Hablemos abajo en la sección de comentarios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación