Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 208 | Isaías 44 – 46

Día 208 – julio 27

Isaías 44 – 46

Capítulo 44

Hay tres cosas particulares que podemos ver en el capítulo 44, tres cosas que deben llevarnos al asombro. Apreciar el carácter de Dios, debe llevarnos a eso, al asombro. Eso me dijo alguien muy amado sobre el tema, y eso es lo que veo aquí:

  • Dios es el único Dios.
  • Dios es un Dios que ama.
  • Dios es un Dios perdonador.
  • Dios es un Dios que redime.

El mundo siempre va a intentar seducirnos, nuestros propios corazones son una fábrica de ídolos como decía Juan Calvino, por eso es tan importante que fijemos nuestra mente y corazón en quién es Dios, en Su palabra y en ese carácter inmutable que es lo único que podrá traer estabilidad a nuestras vidas. 

Capítulo 45

Aquí vemos un mensaje con nombre y apellido, es directamente a Ciro y es interesante la forma en que se le define, Su ungido, quien a pesar de ser Rey de Persia, no podemos olvidar que es Dios quien unge a sus reyes, quien quita y pone reyes, así que Ciro es un instrumento en las manos del Señor, así como lo somos tú y yo. Dios es un Dios de propósitos. Cada una de nosotras está en el lugar que Dios ha dispuesto para nosotras, pero el poder en última instancia viene de Dios, es Él quien cumplirá Sus propósitos. En este capítulo podemos ver en detalle lasoberanía de Dios en todo, en lo bueno y en lo malo, y lo más maravilloso es que en el versículo 13 nos dice sobre ese libertador, nos habla sobre ese Mesías que habría de venir para libertar al pueblo del pecado y de la idolatría que los consumía: 

«¿No soy Yo, el Señor? No hay más Dios que Yo, un Dios justo y salvador; no hay ninguno fuera de Mí.Vuélvanse a Mí y sean salvos, todos los términos de la tierra; porque Yo soy Dios, y no hay ningún otro».

Que bueno es saber que tenemos a dónde ir y encontrar oportuno socorro. 

Capítulo 46

Este capítulo pareciera ser una continuidad sobre el tema de los ídolos, un tema que Dios viene tratando en los capítulos anteriores, pero aquí el profeta presenta un contraste entre los ídolos de Babilonia y la salvación del Dios eterno. Me llama la atención la forma tan gráfica y hasta graciosa en que lo pone el profeta, donde prácticamente la gente debe cargar a cuestas con sus ídolos mientras el Dios todopoderoso hace al contrario, liberar y cargar a los suyos. Aunque suene gracioso, es precisamente así de ridículos que nos vemos cuando nos aferramos a nuestros ídolos, cuando ponemos nuestras esperanzas en cosas o en personas que no pueden liberarnos (sino que al contrario, tenemos que cargar a cuestas), a la par que dejamos de mirar a nuestro Redentor. 

  • ¿Existen dioses en tu vida, los cuales pareciera que llevaras a cuestas en tus espaldas?

Casi al final del capítulo vemos a Isaías enfatizando al pueblo que Dios no tiene comparación ni pares: 

«¿A quién me asemejarán, me igualarán o me compararán para que seamos semejantes?»

Esto me hace pensar en lo que dije al inicio, las Escrituras deben llevarnos a enfocarnos en el carácter maravilloso de nuestro Dios, al ver las tantas veces que se utiliza aquí la frase «Yo soy» que en el hebreo se refiere a «Yo soy el que Soy»; si lo pudiéramos traducir, sería algo como: «Yo soy Dios, y no hay otro; la Divinidad, y nadie puede compararse conmigo».No hay nadie que pueda compararse con nuestro Señor, ni ahora ni nunca. Isaías termina este capítulo con un llamado de atención fuerte al pueblo en el que les dice: 

«Escúchenme ustedes, duros de corazón, que están lejos de la justicia.Yo acerco Mi justicia, no está lejos; y Mi salvación no tardará. Pondré salvación en Sión, y para Israel será Mi gloria».

Nota que a pesar de decirles duros de corazón, que están lejos de la justicia, vemos el carácter amoroso de nuestro Padre Celestial quien a pesar de todo eso, no solamente se acercó sino que los liberó y que los volvería a poner como su gloria delante de las naciones. Dios es un Dios que cumple sus promesas, que actúa a Su tiempo y que cumplirá Su propósito en ti y en mí.

  • ¿Qué aprendiste sobre el carácter de Dios en estos capítulos? Comparte tu opinión en la sección de comentarios.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Yamell Jaramillo

Yamell Jaramillo

Yamell es originaria de la República Dominicana, actualmente vive en Colombia. Ama la palabra de Dios, es firme en sus convicciones y vive apasionadamente la vida cristiana. Procura la prudencia, la sobriedad y la modestia, anhelando ser como la mujer de Proverbios 31.

Tiene un especial cuidado por aquellos a su alrededor y, por la gracia de Dios, su corazón está siempre presto a discipular y aconsejar a las mujeres de su entorno. Junto a su esposo Omar, estudia la Palabra, vive el señorío de Cristo, enseña el sabio consejo de Dios a otros y disfruta las bondades de la vida.

Actualmente es la encargada de contenido y de proyectos especiales en Aviva Nuestros Corazones.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación