22 Verdades liberadoras para la mujer de hoy

 

  1. Dios es Bueno (Salmos 119:68: 136:1)
  2. Dios me ama y quiere que  yo tenga lo mejor que Él desea darme. (Romanos 8:32, 38-39)
  3. Yo estoy completa y soy aceptada en Cristo (Efesios 1:6)
  4. Dios es Suficiente (Salmos 23:1)
  5. Se puede confiar en Dios. (Isa 28:16)
  6. ¡Dios no comete errores! (Isa 46:10)
    Todo lo que viene a mi vida ha sido “filtrado a través de Sus dedos de amor.”
  7. La gracia de Dios es suficiente para mi (2 Cor. 12:9)
  8. La sangre de Cristo es suficiente para cubrir todos mis pecados (1 Juan 1:7)
  9. La Cruz de Cristo es suficiente para conquistar mi carne pecadora (Ro. 6:6-7) No tengo que pecar (Ro. 6:14)
  10. Mi pasado no tiene que atormentarme. (1 Cor. 6:9-11)
    • Mis derrotas pasadas pueden convertirse en escalones para alcanzar mayores victorias y frutos.
    • Si se lo permito, Dios hará que todo lo que me ha sucedido trabaje en conjunto para mi bien y para Su gloria.
  11. La palabra de Dios es suficiente para guiarme, enseñarme y sanarme (Salmos 19:7: 107:20; 119:105)
  12. A través del poder de su Santo Espíritu, Dios me capacita para hacer todo lo que Él me manda a hacer (1 Tes. 5:24)
    • No hay nadie que yo no pueda perdonar (Marcos 11:25)
    • No hay nadie que yo no pueda amar (Mateo 5:44)
    • Yo puedo dar gracias por todas las cosas (1 Tes. 5:18)
    • Yo puedo tener contentamiento (Heb. 13:5; Fil. 4:11)
  13.  Soy responsable delante de Dios por mi comportamiento, respuestas y decisiones (Ez. 18:19-22)
  14.  Yo cosecharé lo que siembro (Gal. 6:7-8)
  15. El camino al gozo verdadero es renunciar al control (Lucas 1:38; 1 Pedro 5:7; Mateo 16:25)
    • De mi vida
    • De mi esposo
    • De mis hijos
    • De mis circunstancias
  16. La mayor libertad que puedo experimentar se encuentra a través de la sumisión a la autoridad ordenada por Dios (Ef. 5:23)
    • El esposo es la cabeza de la esposa (Ef. 5:23
    • La esposa debe reverenciar y someterse a su esposo (Ef. 5:22; 33)
    • “El corazón del rey está en las manos del Señor” (Prov. 21:1a)
  17.  En la voluntad de Dios, no hay un llamado mas santo y mas alto que ser esposa y madre (Tito 2:4-5)
  18.  La santidad personal es más importante que la felicidad temporal (Ef. 5:26-27).  La felicidad no es un derecho.
  19. Dios está mas preocupado de cambiarme y glorificarse a Si mismo, que de resolver mis problemas (Ro. 8:29).
  20. Es imposible ser piadosas sin sufrimiento. El sufrimiento es una herramienta en las manos de Dios para conformarme a la imagen de Jesús (1 Pedro 5:10)
  21.  Mi sufrimiento no durará para siempre (2 Cor. 4:17-18; Salmos 30:5)
  22.  “No se trata de mí; todo se trata de Él” (Col. 1:16-18)

“Si vosotros permanecéis en mi Palabra, verdaderamente sois mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Juan 8:31-32 

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.