Adán y Eva | Reto del amor verdadero

¡Hola jóvenes verdaderas! Hoy iniciamos el reto del amor verdadero. En esta publicación Bethany nos ayuda a ver en la Palabra de Dios cómo la primera historia de amor nos apunta a la más hermosa historia que jamás haya existido. ¿Te unes? ¡Busca tu Biblia y estudiemos juntas! –Betsy Gómez | Joven Verdadera

¡Bienvenida al reto de amor verdadero!

¡Este reto requiere que abras tu Biblia!! Leamos Génesis 2-5.

Imagina un mundo en el cual el creador de parejas perfectas existiera. ¿No sería eso romántico? Cero errores en las citas. Cero relaciones confusas. Cero decisiones equivocadas. Cero parejas incompatibles.

En un momento dado, ese mundo existió.

Vayamos juntas a un paseo al pasado, mientras exploramos la primera historia de amor del mundo: la historia sobre el matrimonio de Adán y Eva. Ve a tu Biblia en Génesis 2 y lee este pasaje conmigo.

Y aún no había ningún arbusto del campo en la tierra, ni había aún brotado ninguna planta del campo, porque el Señor Dios no había enviado lluvia sobre la tierra, ni había hombre para labrar la tierra. Pero se levantaba de la tierra un vapor que regaba toda la superficie del suelo. Entonces el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente. Y plantó el Señor Dios un huerto hacia el oriente, en Edén; y puso allí al hombre que había formado (Gén 2:5-8).

Dios, sabiamente creó el mundo y todo lo que hay en él (¡solo con su Palabra!) y luego trajo a escena a Adán. Dios aún no había creado a Eva; en este punto de la historia, Adán era el único ser humano sobre la Tierra.

Volvamos a la historia en la que Adán termina de ponerle nombre a los animales y se da cuenta de que todos tienen una pareja, excepto él.

Entonces el Señor Dios hizo caer un sueño profundo sobre el hombre, y éste se durmió; y Dios tomó una de sus costillas, y cerró la carne en ese lugar. Y de la costilla que el Señor Dios había tomado del hombre, formó una mujer y la trajo al hombre. Y el hombre dijo:

Esta es ahora hueso de mis huesos, y carne de mi carne; ella será llamada mujer porque del hombre fue tomada.

Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, y no se avergonzaban (Gen. 2:21-25).

¿Te maravillan estos versículos? ¡Todo esto es increíble! Dios crea el mundo y luego coloca a un hombre y una mujer –diseñados con total intencionalidad– en este mundo. Dios no solo los hace compañeros de vida, no solo los deja en la tierra con distintos animales, no solo los hace amigos, no solo los crea como seres con un corazón. No, en cambio, Él hace mucho más.

Él convierte al hombre y a la mujer en esposos. Él los hace marido y mujer.

Dios concibe la idea del romance y le da al primer esposo, una esposa con quien pueda disfrutar este regalo espectacular. ¡Qué asombroso es Dios! Nos amó tanto que nos diseñó con la capacidad de experimentar amor de una manera tan hermosa y única desde el principio de la humanidad.

No sé tú, pero la idea de ser creada y unida a alguien por el Rey del Universo es bastante impresionante. Piénsalo. Adán y Eva fueron creados el uno para el otro. No había ninguna duda al respecto. Dios puso en Adán en un sueño profundo y usó una de sus costillas para crear a la esposa de Adán. Ella era hueso de sus huesos y carne de su carne. Ella era su mujer.

Cuando leo estos pasajes en Génesis, me sorprende lo intencional que fue Dios. Él creó a Adán y Eva (y a cada ser humano desde ese momento) con un corazón y, por ende, con la capacidad de amar y ser amado. Él nos creó a cada una de nosotras con un corazón que, en última instancia, anhela la satisfacción completa en Su amor.

El perfecto amor de Dios.

¿Quieres saber qué es aún más increíble que ser unida a alguien por Dios Mismo? Es el hecho de que Dios ya nos ha elegido a cada una de nosotras (Efesios 1:3-6) y ha demostrado el amor más singular que el mundo jamás haya visto (1 Juan 4:9-10).

Ya sea que te cases o permanezcas soltera, tienes la oportunidad de experimentar el amor supremo de Cristo Jesús. Puedes encontrar satisfacción completa en una relación con Él.

Así como Él creó a Eva para Adán, Él te creó a ti para Él Mismo. Él te ama profunda y plenamente. Él envió a su hijo Jesús a morir en la cruz y resucitar de la muerte para que Él pueda tener una relación contigo. Una relación que es más satisfactoria que cualquier romance terrenal.

¡Eso es algo para emocionarse!

Hagámonos estas preguntas:

  1. ¿Anhelo satisfacción completa en mi vida? ¿Cómo puedo cultivar mi relación con Jesús de maneras más profundas y significativas? (Porque ahí es donde se encuentra una satisfacción profunda).
  2. ¿Por qué es tan importante entender que Jesús me ama? ¿Cómo puede el entendimiento de su amor cambiar mi visión de las relaciones terrenales?

La próxima vez que leas la historia de Adán y Eva, recuerda que has sido elegida. Al igual que Eva fue creada y elegida para Adán, tú eres creada y elegida por Dios, ¡y vivir en esa Verdad puede cambiarlo todo para nosotras!

Regresa el viernes 15, estaremos estudiando la historia de Isaac y Rebekah. Puedes adelantarte leyendo Génesis 24-28, así estarás preparada para sacarle más provecho al estudio bíblico.

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

 Bethany Baird

Bethany Baird

Después de una breve experiencia en la industria del modelaje, los ojos de Bethany se abrieron a cómo su generación esta perdiéndose. Ella y su hermana mayor se inspiraron para comenzar un blog (www.GirlDefined.com) y están en el proceso de escribir un libro titulado "Se buscan modelos": La belleza física no es necesaria. Su pasión es ayudar a las niñas a encontrar la verdad de Dios sobre la belleza y la feminidad y la libertad que viene de vivir una vida radicalmente diferente para Cristo.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión