Cómo sacarle provecho a la lectura bíblica

Si eres nueva en la lectura y el estudio de la Biblia, o si lo has estado haciendo durante bastante tiempo, a veces puede parecer difícil estudiar la Palabra de Dios. Recuerdo que durante mi primer año de ser cristiana, comencé a leer la Biblia y me era difícil entenderla porque no sabía lo que estaba pasando. 

Especialmente los libros del Antiguo Testamento pueden ser más difíciles de entender si no tienes una idea de lo que está sucediendo históricamente. Sin embargo, no dejes que eso te impida leer y estudiar la Palabra de Dios porque esta es una forma maravillosa de crecer en nuestro amor por el Dios asombroso que murió por nosotros en la cruz (Jn. 1:1-3). De hecho, si quieres leer más sobre lo maravillosa que es la Palabra de Dios, te invito a leer el Salmo 119. 

Cuanto más familiarizada estés con la Palabra de Dios, más fácil será entender las Escrituras. Aquí hay algunos consejos, que yo he implementado en mi tiempo de estudio. Espero que sirvan de apoyo y sean un punto de partida para que comiences o continúes tu viaje en la Palabra de Dios. 

Ora

Lo primero que te recomiendo hacer antes de estudiar la Palabra de Dios es orar. Pedirle a Dios que nos ayude a estudiar la Biblia es un paso crucial porque no podemos entenderla sin su ayuda (Sal. 119:18; 1 Cor. 2:14; Ef. 1:17-18). 

Dios nos dice que la verdad está oculta para aquellos que no son sus hijos, pero para nosotras que somos llamadas hijas de Dios y hemos confiado en Jesús como nuestro Salvador, la Palabra está disponible para que podamos comprender los misterios que nos revela (Dt. 29:29). Además, la Biblia fue escrita por hombres, pero esos hombres solo escribieron lo que el Espíritu Santo les indicó que hicieran. Y si el Espíritu Santo en esencia escribió la Biblia, y tenemos el Espíritu Santo en nosotras como cristianas, entonces tenemos todo lo que necesitamos para entender su Palabra. Tenemos al Autor mismo guiando nuestra comprensión y ayudando a abrir nuestros corazones y mentes. Entonces, pidámosle por ese entendimiento.

Elige un libro y mantente en él

Lo siguiente que hago es asegurarme de leer un libro de la Biblia a la vez. Por ejemplo, si elijo leer Efesios, me quedo leyéndolo hasta que lo termine. Prefiero no saltar por toda Biblia al azar, porque entonces no tendré una idea completa de lo que el autor está tratando de transmitir.

De hecho, si es posible, recomiendo leer un libro durante treinta días. John MacArthur habla acerca de esto, y él sugiere leer el mismo libro durante un mes. Puedes hacer esto con los libros más cortos como las cartas del Nuevo Testamento como Filipenses, Colosenses, 1 Timoteo, etc. Este método es una excelente manera de saturar tu mente con la Palabra de Dios; y a medida que leas la misma Escritura una y otra vez durante 30 días, tendrás una mejor idea de lo que el autor está tratando de decir. Para libros más largos, MacArthur sugiere dividirlo en varias secciones. Por ejemplo, si eliges leer el evangelio según Juan, que tiene 21 capítulos, puedes dividirlo en tres partes, leyendo 7 capítulos todos los días durante un mes.

Busca palabras o frases repetidas

Una vez que hayas seleccionado un libro para leer de la Biblia, y hayas leído todo un capítulo o todo el libro, te recomiendo que subrayes las palabras que se repiten. Analizar las palabras o frases repetidas en un capítulo te ayudará a comprender mejor cuál es el mensaje más importante que el autor quiere decir. 

Te daré un ejemplo a partir de 1 Juan 4: Juan menciona la palabra «permanecer» seis veces (en la versión LBLA). La idea a la que está tratando de llegar el autor es que Dios permanece en nosotros y que nosotros debemos permanecer en Él. ¡Excelente! Pero ahora me pregunto, ¿qué quiere decir exactamente Juan cuando dice que debemos permanecer en Dios? Consulta el siguiente paso para ver cómo responder a esta pregunta.

Verifica las referencias cruzadas

Cuando nos preguntamos qué significa algo en la Palabra, siempre debemos ir primero a la Biblia para responder esas preguntas. La manera de hacer esto es ver si hay otros lugares en la Biblia donde aparezca la misma palabra o frase. ¡Esto significa que obtener una Biblia con referencias cruzadas es una herramienta útil! Por ejemplo, después de leer las referencias cruzadas de 1 Juan 4 en mi Biblia, aprendí que «permanecer en Dios» significa: guardar sus mandamientos (1 Jn. 3:24), confesar que Jesús es el Salvador (1 Jn. 4:15), dar fruto (Jn. 15:4). Bueno, eso me da una mejor idea de lo que significa permanecer en Dios.

Revisa los recursos externos

Si has leído la Palabra de Dios y buscas interpretar algo que estás tratando de entender en un capítulo, pero quieres profundizar un poco más, es hora de revisar otros recursos. Me gusta ir a blueletterbible.org (solo disponible en inglés) para tener una mejor idea de lo que significa la palabra en el idioma original. 

La Biblia fue escrita en hebreo y griego principalmente. Entonces, a veces la forma en que nuestras Biblias traducen ciertas palabras, no transmite completamente el significado total del idioma original. Por eso, al buscar esta palabra en un diccionario expositivo de la Biblia, aprendo que «permanecer» significa permanecer, no apartarse, soportar y estar presente. Eso me dice que permanecer en Jesús también quiere decir que debemos estar presentes con Él, porque Él siempre está con nosotros, y la oración es una forma en la que siempre podemos estar con Él. 

Otra cosa que me gusta hacer es leer una Biblia de estudio en la que expliquen lo que significa cada versículo y que también incluya referencias cruzadas adicionales. Además, escucho predicaciones sobre el capítulo o pasaje que estoy estudiando. Me gustan las predicaciones que hablan y dan mucha información sobre un versículo específico. Algunos pastores que predican así son John MacArthur o John Piper. Es importante asegurarse de que el predicador se apegue al verdadero significado de la Palabra de Dios y no agregue su propia agenda o interpretación a las Escrituras. Otro recurso que me encanta es ir a Aviva Nuestros Corazones y ver si tienen algún programa de radio sobre el tema que estoy explorando. 

¡Ahí lo tienes! Esa es la esencia de lo que suelo hacer cuando estoy estudiando la Biblia. Y te sorprenderás todo lo que podrás comprender cuando estudias la Palabra. No solo lee la Biblia, ¡estúdiala! Estudiar es un proceso más activo que solo leer, esto permite que la Palabra habite más profundamente en tu mente y corazón.

¡Oro que este artículo te haya sido útil y te aliente a seguir conociendo a nuestro gran y asombroso Dios!

Otros recursos recomendados:

  1. La Biblia de Estudio de John MacArthur
  2. Eduringword.com: un comentario bíblico completamente gratis en línea y disponible en español
  3. Logos Bible Software: una herramienta para estudiar la Biblia a profundidad en un solo lugar; encontrarás comentarios, mapas, datos históricos, diccionarios y mucho más.
  4. Bibleproject.com (https://thebibleproject.com/international/spanish/): a veces, antes de sumergirme en un libro de la Biblia, me gusta visitar esta página. Tienen videos animados de cada libro de la Biblia. Es una excelente manera de obtener una descripción general del libro antes de entrar en detalles más pequeños. O también he visto el video después de terminar un libro como un buen resumen y cierre de mi estudio.
  5. Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y Nuevo Testamento Vine: útil para buscar el significado de palabras específicas (esto es genial si prefieres un libro físico para estudiar).
 MacArthur, John. (1985) How to Study the Bible. Chicago, Illinois: Moody Publishers.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Alejandra Minton

Alejandra Minton

Salvada por gracia, hija del Rey de reyes, recién casada con Kyle y apasionada por estudiar y enseñar la Palabra de Dios.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación