¿Cómo tomar decisiones?

Decisiones, decisiones, decisiones. Las tomamos todo el tiempo. Escoger una carrera universitaria, empezar a buscar trabajo, escoger sabiamente a un compañero, y así sigue la lista. Todo nuestro día está lleno de pequeñas elecciones, algunas muy sencillas, pero otras realmente importantes, tan relevantes que pueden determinar el futuro de toda nuestra vida, y es de estas decisiones que estaremos compartiendo en este artículo. 

Desde el principio, en el jardín del Edén, vemos los efectos que tienen las decisiones en la vida del ser humano. Adán y Eva podían decidir entre obedecer o desobedecer a Dios, y el camino que tomaron los llevó no solo a ellos, sino a toda la humanidad a pagar las consecuencias de su elección. Como no escucharon la voz de Dios, el pecado entró en escena al corazón del hombre. Desde Génesis podemos registrar cómo las decisiones de los hombres los han llevado a experimentar momentos de grandes victorias guiadas por Dios y cómo otros han vivido momentos de derrota y tristeza guiados por sus propios corazones. 

Lo primero que quisiera recordarte es que la mejor decisión que podemos tomar ante cualquier situación es aquella que nos mantiene en el centro de la voluntad de Dios. Y para conocer la voluntad de Dios necesitamos tener a Cristo en nuestros corazones. Es por medio de Jesús que tenemos salvación y que somos reconciliadas con Dios, el Padre; y por medio de la oración podemos venir delante de Él en busca de dirección (Hebreos 4:16). De igual manera el Espíritu Santo nos guía a toda Verdad (Juan 16:13) y las Escrituras nos instruyen (2 Tim. 3:16) de manera que podemos encontrar en la Palabra las respuestas a todo aquello que pueda estar inquietando nuestro corazón.

Quisiera compartir contigo algunos puntos claves que me han ayudado a tomar decisiones y que espero puedan ser de ayuda igualmente para ti. 

Ten paciencia 

Las decisiones apresuradas no suelen llevar a buenos resultados, normalmente se toman fundamentadas más en emociones que en hechos. Toma tiempo para orar y meditar en las Escrituras, y presta atención a las circunstancias. A veces habrá banderas rojas que te pueden ir mostrando si es algo que no te conviene, otras veces puedes ir viendo puertas abiertas que te llevan a seguir adelante. Lo importante es esperar y depender de Dios en momentos de incertidumbre; entonces, cuando tengas quietud y paz de Él, puedes elegir mejor tus opciones.

«Espero en el Señor; en Él espera mi alma, y en Su palabra tengo mi esperanza». -Salmos 130:5 

Escucha el consejo de aquellos que te aman y te conocen

Escucharnos a nosotras mismas cuando no sabemos qué hacer puede ser muchas veces como un estruendo de aguas donde el ruido de los pensamientos y las emociones no nos dejan pensar claramente. Es bueno buscar a aquellos que puedan ver la situación desde afuera. 

Por ejemplo, si estás buscando qué carrera estudiar, puedes acercarte a la consejera escolar y buscar ayuda para ver cuáles son tus habilidades y destrezas, y así ver de una manera más clara lo que quisieras hacer en el futuro. De esa misma manera, cuando son temas más personales como las relaciones de noviazgo o incluso situaciones de amistad, puedes acercarte a alguna hermana que sea madura en la fe para escuchar su opinión con respecto a cualquier duda que tengas. 

Quiero mencionar también que nuestros padres sobre todo pueden ser buenos guías para nosotras, así que no temas acercarte y compartir con ellos tu corazón.

«Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, pero en la abundancia de consejeros está la victoria». -Proverbios 11:14

Una decisión que está sustentada en la obediencia a Dios siempre traerá consigo gozo 

En toda la Biblia podemos ver el carácter de Dios, las cosas que son de Su agrado y nos convienen. Si la decisión que estás por tomar trae consigo desobediencia o pecado, este es un buen filtro para saber que no es lo correcto. Una decisión que se toma en obediencia a Dios, en consejo y con sabiduría, siempre te dará tranquilidad y gozo. 

Ahora bien, en algunos casos puede ser que al principio no sea fácil, pero puedes estar segura de que si estás siendo guiada por Dios en la decisión que estás tomando, cada día vas a ir experimentando más y más el gozo del Señor y te aseguro que es una paz que sobrepasa todo entendimiento. 

«La bendición del Señor es la que enriquece, y Él no añade tristeza con ella».

- Proverbios 10:22

La realidad es que cada una de nosotras está atravesando diversas etapas, cada una tiene contextos distintos en su vida, y es por eso que no existe una fórmula única y específica para tomar alguna decisión y obtener resultados perfectos. Lo que sucede es que muchas veces queremos tomar decisiones y saber de inmediato cuáles serán los beneficios que traerán al final a nuestro favor, y esto es algo que solo Dios puede conocer en Su Soberanía. 

Así que debemos tener quietud en nuestro corazón en cuanto al futuro y confiar en nuestro buen Padre que cuida de nosotras y nos guiará por un camino seguro. «No permitirá que tu pie resbale; no se adormecerá el que te guarda». Salmos 121:3

Te invito a que compartas con nosotras en los comentarios algunas ideas que te hayan ayudado a tomar decisiones importantes de manera sabia en tu vida. También puedes compartir motivos de oración en ese sentido de manera que podamos orar unas por otras. Dios te bendiga y te guíe en todos tus caminos.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Albelina Reyes Gómez

Albelina Reyes Gómez

Albelina disfruta de dar consejos a través de la Palabra de Dios a adolescentes y jóvenes. Le encanta escribir anécdotas y sobre las cosas que aprende a través de las circunstancias y el día a día, en su tiempo libre, le gusta pintar y tocar guitarra. Es Estudiante de teología en Indiana Wesleyan University y certificada en docencia cristiana.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación