Él no hará que todos tus sueños se hagan realidad

Crecí como la mayoría de ustedes probablemente lo hicieron, viendo películas de princesas y leyendo cuentos de hadas. Desde una edad temprana, obtuve una idea del romance y el matrimonio que eran la esencia de felices por siempre.

Y vivieron felices por siempre...

Así terminaban todas las películas. Si el cabalgar hacia el atardecer con tu príncipe encantador era la esencia de ser felices por siempre, ¡ciertamente quería eso!

Aproximadamente veinticinco años después, ahora estoy casada con mi mejor amigo y el hombre de mis sueños. Aunque tengo un esposo increíble, he aprendido unas cuantas cosas cruciales acerca del matrimonio durante esta nueva etapa de mi vida.

El matrimonio no hará que nuestros sueños se hagan realidad.

Sé que eso suena muy básico, y es una frase con la que probablemente estás de acuerdo. Pero de verdad considero que es como muchas solteras (¡incluyéndome!) esperan que sea el matrimonio. Creemos que un esposo nos hará la mujer mas feliz del mundo y que nuestros sueños románticos se cumplirán. Incluso creemos que nuestras fallas y pecados desaparecerán, y que nos transformaremos mágicamente en mujeres perfectas y esposas piadosas.

Si ese es el caso, entonces…

  • ¿Por qué hay tantos matrimonios que se derrumban?
  • ¿Por qué hay tantas parejas jóvenes que experimentan desilusiones?
  • ¿Por qué hay esposos y esposas que buscan la felicidad en otras personas o cosas?
  • ¿Por qué continúan las luchas y las adicciones después de altar?

Me he dado cuenta que Satanás es el rey del síndrome del «pasto más verde»

A nuestro enemigo le encanta que creamos mentiras (Juan 8:44). Las mujeres solteras están desesperadas por tener una relación, creyendo que finalmente estarán satisfechas (mentira). Luego nos sentimos descontentas, somos malagradecidas y nos deprimimos en este momento de nuestras vidas, creyendo que Dios no es realmente bueno con nosotras (otra mentira).

Por otro lado, ¡él hace lo mismo con las mujeres casadas! Quiere que cuestionen su decisión de con quién se casaron y quiere que deseen la «libertad» y «flexibilidad» de sus días como solteras.

En lugar de aceptar estas mentiras disfrazadas, debemos rechazarlas.

Debemos ver nuestros corazones y verlos como son realmente, pecadores con la tendencia de alejarse de Dios. Y en vez de desear el «pasto más verde» al otro lado de la cerca, debemos cultivar corazones que estén satisfechos en Dios y agradecidos con la situación en la que nos encontramos.

Debemos creer que Dios es un Dios bueno (Marcos 10:18, Salmos 31:19, 34:8, 84:11)

Podemos confiar en Él. Él nos puede satisfacer, sin importar las circunstancias. Él nos puede dar las verdades bíblicas que necesitamos para ser mujeres piadosas ahora y en el futuro. Él puede darte la fuerza que necesitas para amar a tu esposo (si estas casada) aún cuando sea difícil. Él puede darte el valor para sacrificar, perdonar y mostrar humildad como la de Cristo a aquellos a tu alrededor.

En vez de esperar que cambie esta etapa de tu vida para realmente vivir, ¡empieza a vivirla ahora!

No hay garantías de que llegarás a la próxima etapa de tu vida. Ni siquiera hay garantías de que habrá un mañana. Esta es la realidad de nuestras vidas: ¡solo tenemos el día que Dios nos ha dado!

No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación. Sé vivir en pobreza, y sé vivir en prosperidad; en todo y por todo he aprendido el secreto tanto en estar saciado como de tener hambre, de tener abundancia como de sufrir necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. (Filipenses 4:11-13)

Hagamos una pausa y evaluemos nuestros corazones. Pregúntate estas dos cosas:

  1. ¿He creído en la mentira del «pasto más verde»?
  2. ¿Pienso que un cambio de etapa o circunstancia es la respuesta a mi felicidad?

No esperes a que las cosas cambien.

¡Empieza a aprender y a crecer ahora! Justo donde Dios te tiene. Es absolutamente posible crecer al máximo ya sea casada o soltera.

Si estás esperando que el matrimonio haga que todos tus sueños se hagan realidad, la cruda verdad es: terminarás muy decepcionada. ¡No te apoyes en un humano para que haga lo que solo Dios puede hacer! Busca a Cristo para tener completa satisfacción ahora y en el futuro.

Porque Él ha saciado al alma sedienta, y ha llenado de bienes al alma hambrienta. (Salmos 107:9).

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

 Bethany Baird

Bethany Baird

Después de una breve experiencia en la industria del modelaje, los ojos de Bethany se abrieron a cómo su generación esta perdiéndose. Ella y su hermana mayor se inspiraron para comenzar un blog (www.GirlDefined.com) y están en el proceso de escribir un libro titulado "Se buscan modelos": La belleza física no es necesaria. Su pasión es ayudar a las niñas a encontrar la verdad de Dios sobre la belleza y la feminidad y la libertad que viene de vivir una vida radicalmente diferente para Cristo.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.