Encontrando el gozo en la soltería

Ser soltera es difícil. ¡Lo sé! Estuve soltera y sin novio hasta que cumplí treinta; así que tuve mucha práctica aprendiendo a estar satisfecha en la soltería. Pero no solo se trataba de aprender a aceptar la soltería mientras tenía el deseo de casarme; sino que aprendí a encontrar gozo verdadero en mi soltería. 

¿Cómo sucedió esto? Bueno, todo fue por la gracia de Dios, porque créeme que hubo muchas lágrimas derramadas en el camino. La herramienta principal que me llevó a disfrutar mi soltería fue estar arraigada en la Palabra de Dios. Sí, Dios usó su Palabra para ayudarme a aprender el gozo de la soltería en Cristo. 

Hay muchas cosas que nos impiden disfrutar completamente de una temporada (o de toda una vida) de soltería. Las mentiras que nos dice la sociedad y la cultura que nos rodea; lo que piensan o dicen personas a nuestro alrededor; lo que nosotras mismas pensamos sobre la soltería; y compararnos con los demás puede evitar que encontremos alegría en este momento.

Sin embargo, miremos el Salmo 1 para que comprendamos mejor que estar en la Palabra de Dios nos ayuda a encontrar gozo, sin importar en qué estación estemos.

 «¡Cuán bienaventurado es el hombre que (...) en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! Será como árbol firmemente plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera» (Sal. 1:1-3).

Estar en la Palabra de Dios y deleitarnos en ella significa que somos como árboles que están enraizados y no son fácilmente llevados por las aguas de las mentiras y la presión de la sociedad, lo que otras personas dicen o nuestros propios malentendidos de lo que es la soltería. Estar arraigados significa que podemos ser fructíferas en cualquier temporada. Y recuerda que uno de los frutos del Espíritu Santo es el gozo (Gal. 5:22). Entonces, podemos tener gozo en la soltería al estar arraigadas en la Verdad de Dios.

solteria

Ahora quiero hablarte de algunas aplicaciones prácticas de estar arraigada en la Palabra de Dios y de cómo me ayudaron a no dejarme llevar fácilmente por la desesperación y la frustración durante la soltería. Aquí hay algunas mentiras sobre la soltería, pero también la verdad de la Palabra de Dios para combatir los engaños y conocer el gozo de Dios. 

  1. «Se te va el tren, ¿no quieres tener hijos?»: ¡Oh, cuántas veces escuché este comentario! Sin embargo, estar casada no se trata solo de tener hijos. Sí, los hijos son una bendición maravillosa para un matrimonio, pero eso no significa que por estar soltera me pierda de esa oportunidad. Dios nos bendice con hijos espirituales en el cuerpo de Cristo si buscamos tenerlos. Timoteo en Tito 1:4 habla de Tito como su «verdadero hijo en la común fe». Ser una mentora espiritual y discipular a las mujeres más jóvenes te permite tener un papel de «madre espiritual» para esas mujeres más jóvenes que tú.
  2. «Todos mis amigos se están casando, ¿cuándo será mi turno?»: Cuando solía pensar eso, me comparaba con mis amigos y me ponía celosa de que Dios les hubiera dado la bendición de casarse; pero en realidad estaba pecando cuando me sentía así. En Juan 21, Jesús habla con Pedro en contra de la comparación. Pedro le pregunta qué le sucedería a Juan, a lo que Jesús responde: «Si yo quiero que él se quede hasta que yo venga, ¿a ti, qué? Tú, sígueme» (Jn. 21:22). No debemos comparar las circunstancias de otras personas con las nuestras. ¡Dios tiene su propio plan para cada una de nosotras!
  3. «Debo de tener algo malo, por eso todavía estoy soltera»: En esta mentira existe la expectativa de que si eres «lo suficientemente buena» o «lo suficientemente madura», entonces Dios te bendecirá con el matrimonio. Pero estás olvidando el evangelio. No es por las obras que Dios nos bendice con salvación y no es por las obras que Dios bendice a las personas con el matrimonio. Pablo habla del matrimonio y la soltería como regalos de Dios (1 Cor. 7:7). Así como Dios nos ha dado el regalo de la salvación, de ninguna manera por nuestra cuenta, Él nos da regalos de soltería y matrimonio a través de ninguna obra propia. No hay nada «malo» en ti porque eres soltera. ¡Es un regalo con el que Dios te ha bendecido!
  4. «Estás siendo demasiado exigente»: Muchas veces me dijeron esto porque ni siquiera salía con nadie hasta que conocí al hombre que es mi esposo. ¿Por qué? Porque estaba esperando a la persona adecuada para comenzar una relación romántica. No quería perder mi tiempo, ni el de la otra persona, si no podía verme casándome con ella. Estaba esperando a un hombre piadoso al que pudiera decir «sí» en el altar porque estaba diciendo que lo iba seguir por el resto de mi vida. Y quería seguir a un hombre piadoso que buscará darle gloria a Dios en todo lo que hiciera (1 Cor. 10:31), buscará al Señor como su prioridad (Mt. 6:33), y cuyo patrón de vida demostrará frutos del Espíritu Santo (Gal. 6:22-23). Finalmente, decidí que sería mejor permanecer soltera que estar en yugo desigual y tener que seguir a un hombre que no demostrara las cualidades antes mencionadas como un patrón de su vida.

Ahora, hay muchas otras mentiras o malentendidos que llegan a tu vida cuando eres soltera entre los 20 y 30 años. ¡Pero cuando miras la mentira y encuentras la verdad contraria, encontrarás que tu corazón pasará de la desesperación y la frustración a confiar en Dios porque Él tiene el control y Él sabe lo que es bueno para ti!

Entonces, hermanas, permanezcan arraigadas en la Palabra de Dios. Esa es la forma de encontrar gozo en la temporada de soltería, aun cuando es difícil. ¡Y a medida que comprendas la verdad de Dios sobre esta temporada de tu vida, encontrarás que hay mucha más paz y satisfacción en Él de la que te imaginas!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Alejandra Minton

Alejandra Minton

Salvada por gracia, hija del Rey de reyes, recién casada con Kyle y apasionada por estudiar y enseñar la Palabra de Dios.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación