Esperanza para las que no tienen padre

La canción de adoración “One Thing Remains” siempre tiene el mismo efecto en mí. Levanta algunas costras que han estado en mi corazón por mucho tiempo y me recuerda hacia donde correr para buscar sanación.

Aquí está la parte que me toca…

“Tu amor nunca falla, nunca se acaba, nunca se agota en mi”.

Tal vez cuando lees esas palabras o escuchas esa canción, piensas en ella como cuando se acaba la leche. Tal vez te recuerda que el amor de Dios nunca puede ser agotado, terminado o gastado. ¡Eso es verdad! Pero yo escucho esas palabras en una forma diferente.

Yo he conocido un amor que se “agota en mi”. He sentido que es cuando alguien que se supone que se debe quedar sale por la puerta del frente sin planes de regresar. Como una niña de diez años, mi corazón fue destrozado cuando mi papá se fue. Todos estos años después, ese momento sigue siendo el epicentro del rompeolas que continúa resonando a través de mi vida.

Antes de escarbar más profundamente, te diré que no hablo de esta herida muy seguido. No porque es demasiado dolorosa; el Señor ha traído mucha sanidad a mi corazón y a mi relación con mi papá. No hablo mucho de esto porque quiero honrar a mi papá. Deshonrar a nuestros padres trae daño colateral a nuestras vidas y nos abre a un tsunami de dolor y amargura. Es por eso que el mandamiento de Dios es que sin importar qué tan seguido nuestros padres fallen, los honremos (Ex. 20:12).

Así que no te daré los detalles de nuestra historia. Es nuestra y el tema de redención y restauración están entretejidos a través de cada centímetro de ella. Pero si te apuntaré hacia la verdad de Dios. Él tiene tanto que decir a quien no tiene papá, a la abandonada, a la herida y rechazada.

Si nunca has conocido a tu papá, tu papá dejó a tu familia o tu relación con tu papá es tensa, escucha cuidadosamente. La palabra de Dios envía un destello de esperanza justo para ti. Sin importar cómo sea tu padre terrenal, ti tienes un Padre celestial. Aquí está qué tipo de Padre es Él:

Él te pone atención

Además de amarte y cuidarte perfectamente, si tu padre terrenal te ha dejado, Dios tiene una bendición especial justo para ti. A través de toda la Biblia, leemos que el oído de Dios está especialmente inclinado aquellos que no tienen padre. Él te pone mucha atención a ti. Él tiene una bendición especial para ti.

Padre de los huérfanos y defensor de las viudas

es Dios en su santa morada (Sal. 68:5).

En Génesis 16 y 21, encontramos la historia de un hijo echado por su padre. Pero porque Dios escucha cuidadosamente a los clamores de los huérfanos, Él escuchó el llanto del hijo y cuida de él. Al despegar las capas de esta historia, encontramos un tesoro enterrado, un nombre de Dios que ha levantado mi barbilla vez tras vez—El Roi, “un Dios que ve” (16:13). Algunas veces ese nombre es traducido “el Dios que me ve”.

La verdad es que:

  • Nunca estoy sola; Dios está conmigo (Heb. 13:5).

  • No tengo que cuidar de mi misma (Fil. 4:19).

  • No soy una carga; Dios se deleita en mi (2 Sam. 22:20).

Yo sé que quieres un papá a quien puedas volver a casa. Entiendo que te gustaría voltear a las gradas en tu siguiente juego de basquetbol y ver a tu papá vitoreando tu nombre. Esos anhelos pudieran no volverse realidad. Las desilusiones pueden seguir viniendo. Pero tienes un Dios en el cielo quien te creo, quien promete cuidar de ti, quien te ve con ojos de un Padre amoroso hacia Su preciosa niña.

Corre a Él. Pídele que sane la herida causada por tu papá. Pídele que te enseñe a depender en Él como tu Padre, cuyo amor nunca falla, nunca abandona, nunca se agota en ti.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin ama a las mujeres jóvenes. Fundó Ministerios Graffiti en respuesta a su exposición a las niñas adolescentes que luchan en las áreas de la identidad, la autoestima, y la verdadera belleza. Erin es la autora de varios libros que aplican la verdad de Dios a grandes temas como la belleza, la pureza y la maternidad. Erin y Jason son padres de dos niños adorables, Eli and Noble.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión