Ilustra con tu vida

Cuando voy a una librería, no importa qué libro esté buscando, siempre termino en la sección de niños. Me gusta mucho ver las ilustraciones,  al ver un dibujo es fácil adentrarme en la historia y dejar volar mi imaginación.  Tengo imágenes grabadas en mi mente de libros que tuve de pequeña y esas historias siguen estando frescas para mí.  Dice el dicho que una imagen vale más que mil palabras...

Hace un par de años empecé a llevar un Diario Bíblico Ilustrado, estaba tratando de memorizar proverbios 31 y  pensé que ilustrar este pasaje me ayudaría a guardar esas imágenes en mi mente y luego volver a ellas...y así fue, descubrí que me facilita la memorización porque llegar a un dibujo representa todo un proceso en el que mi mente está absorbiendo la Palabra de Dios y además, enriqueció mi tiempo devocional en gran manera.

Poco a poco fui caminando por las páginas de mi Biblia y haciendo de esto un hábito. He probado técnicas y materiales diferentes, algunos sencillos y otros más complicados pero el mayor desafío al que me enfrento diariamente no es ilustrar mi Biblia sino dejar que ella ilustre mi corazón, o en otras palabras, que mis actos ilustren mejor el evangelio que cualquier dibujo que pueda hacer.  Este es el mayor propósito detrás de  esto, por eso hoy te comparto estos consejos que pueden ayudarte a conseguirlo.

Acércate a la Palabra de Dios con el enfoque correcto

En estos tiempos cuando las redes sociales ocupan gran parte de nuestro tiempo es muy fácil perder el enfoque, hay tantas páginas de Instagram, tutoriales en YouTube, posts en Facebook que hablan acerca de ilustrar nuestra Biblia, que podemos creer que lo importante es nuestra creatividad y la perfección en el resultado final de nuestra ilustración.  Ese es un engaño al que estamos expuestas y del que debemos huir.  No fuimos creadas para crear, fuimos creadas para adorar a Dios y darle a Él la gloria con nuestra vida.  No adores tu creatividad sino adora al dador de tu creatividad, cuando abras las páginas de tu Biblia no busques llevarte la gloria por tu destreza artística sino busca conocer a Cristo.  Toda la Biblia es acerca de Él. Por lo tanto, no importa si el dibujo queda bien, o mucho menos la cantidad de likes que te darán si lo publicas, lo más importante de tu ilustración es si permitió que durante tu tiempo en Su palabra le conocieras más  y si ese conocimiento poco a poco va trayendo fruto a tu vida. Usa este instrumento y cualquier otro recurso que te facilite el avanzar en tu conocimiento de Cristo, pero  entrégaselo a Él y recuerda, si te dio una habilidad especial, es para edificación de Su iglesia y no para tu vanagloria. No te lo digo como alguien que tiene librada esta batalla, al contrario, es una lucha constante para mí, mi orgullo y deseo de aprobación siempre aparecen y necesito recordarme esta verdad una y otra vez...no se trata de mi sino de Él. Dale gracias por tus dones y ríndelos a Él.

“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”

‭‭Santiago‬ ‭1:17‬ ‭RVR1960‬‬

No caigas en la tentación de tomar versículos sueltos fáciles de ilustrar.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

‭‭2 Timoteo‬ ‭3:16-17‬ ‭RVR1960‬‬

La Palabra de Dios tiene lo que necesitas para estar preparada para toda buena obra, pero si buscas versículos sueltos que te alienten y te hagan pensar que tu manera de conducirte está bien, estarás dejando fuera lo que ella te ofrece...Ser útil para enseñarte, redargüirte, corregirte e instruirte en justicia.  La manera en que ella te prepara es trayendo luz a las áreas en las que necesitas esa instrucción de su parte y guiándote para transformarlas con el poder de Su Espíritu.

Imagina tu corazón como un terreno árido, lleno de maleza, esa es la manera en la que llegamos a las manos del Señor y conforme nos acercamos a Su Palabra ese terreno seco empieza a ser arado y trabajado, muchas veces cuando leas tu Biblia querrás cerrarla y no seguir leyendo, porque lejos de decirte que debes continuar como estás te llamará a arrepentirte y cambiar. Necesitas ser expuesta a toda la verdad para que ella transforme tu corazón en un terreno fértil que pueda dar frutos.  Así que no te conformes con los pasajes fáciles o conocidos, no leas versículos sueltos acostúmbrate a ver pasajes completos, explora tu Biblia, por ejemplo, navega por los profetas menores y  conoce al Señor a través de sus lentes.  Tal vez al principio no la entiendas pero poco a poco la irás conociendo y el Espíritu te guiará e iluminará.

Así como ejercitas tu mano, ejercítate en la piedad

Si me pidieran un consejo sobre cómo mejorar la técnica de lettering o de dibujo diría que la práctica ayuda mucho, al final el resultado se ve más afectado por las horas que has pasado practicando que por la calidad de los materiales que usas. Cuando comparo mis dibujos de hace un par de años con los de ahora, veo que mi mano ha sido entrenada y responde de mejor manera a los trazos. Y lo mismo pasa con nuestra vida espiritual...

“Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.”

‭‭1 Timoteo‬ ‭4:7-8‬ ‭RVR1960‬‬

Si al leer tu Biblia e ilustrar un pasaje, te sientes confrontada por un tema en particular y el Espíritu trae a ti convicción de pecado, no esperes a terminar tu ilustración para venir a Él en arrepentimiento, detente, no dejes que el dibujo importe más que oír la voz del Señor.  Tómate un tiempo con Él y responde a Su llamado. Algunas veces eso significará buscar a alguien después de tu tiempo devocional, hacer una llamada y pedir perdón. O compartir con alguien maduro en la fe como el Señor ha estado hablándote para que puedas rendir cuentas y avanzar en esa área en la que Él ha traído luz.  Podrá ser diferente para cada una de nosotras pero no olvides que uno de los propósitos al acercarte a tu Biblia e ilustrarla es ir  siendo conformada a la imagen de Cristo y eso implicará que tu corazón sea sensible cuando El llame tu atención sobre algo específico y que tu respondas en obediencia. Mientras más lo practiques más podrás hacer de esto algo natural para ti...Escuchar la voz de Dios a través de Su Palabra, ser llamada al arrepentimiento y responder en obediencia.

Necesitamos ejercitarnos para que conforme renovemos nuestra mente y pensamientos, nuestra voluntad  sea inclinada con más facilidad a la Voluntad perfecta de nuestro Padre.

No descanses en tus fuerzas

No hay nada que puedas hacer que haga que Dios te ame más, su amor por ti está completo y es inagotable gracias a Cristo, tus fuerzas, destrezas e intenciones nunca alcanzarían.  Por eso, El envió a su hijo para vivir una vida que tu y yo jamás podríamos vivir y para morir la muerte que tu y yo  merecíamos. En esa cruz, Jesús ilustró el amor de manera gloriosa, pagando nuestro pecado y redimiendo nuestra vida. Su obra no se detuvo allí, sino gracias a su Espíritu nos transforma día a día y nos auxilia para que nuestra vida sea esa imagen que valga más que mil palabras y cuente la historia del poder de un Dios Redentor y misericordioso.

Ora para que mientras ilustras  tu Biblia esos colores pinten  también tu vida, para que Su verdad te  transforme y no camines  en tus  propias fuerzas sino acudas  a Jesús y descanses en Él, el autor y consumador de tu fe.

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.”

‭‭Hebreos‬ ‭12:1-2‬ ‭RVR1960‬‬

 

Una vida rendida y transformada es la mejor ilustración del Evangelio que alguien más podrá ver.

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Mary Bonilla de Lorenzana

Mary Bonilla de Lorenzana

Reside en la ciudad de Guatemala, está casada con Roberto Lorenzana con quien tiene dos hijos, Roberto y Sofía. Grandemente agradecida con el Señor por permitirle el privilegio de ser esposa y mamá a tiempo completo. Le gusta mucho compartir tiempo en familia, cocinar, pintar y las manualidades.

Apasionada por aprender y equiparse para esta encomienda de ser madre y esposa, disfruta mucho leer libros relacionados a temas de matrimonio y de crianza cristianos. Actualmente está estudiando una concentración en Consejeria Bíblica. Su anhelo es nunca apartarse de La Verdad, atarla a su cuello, escribirla en la tabla de su corazón y darle la gloria al Señor con su vida.

Es miembro activa de la Iglesia Sembradores de Vida y junto a su esposo sirve en algunos ministerios dentro de la misma.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.