Una hermosa canción

Del equipo de Joven Verdadera: Estamos cambiando un poco las cosas aquí en el blog de Joven Verdadera. En lugar de publicaciones, las estamos guiando a través de un estudio Bíblico en línea. El estudio viene del libro más reciente de Erin, Una Historia Hermosa y Encuentros Hermosos (disponibles solo en inglés).  No necesitan copias de los libros para participar. Toma tu Biblia (y tal vez tu diario y una pluma), y únete a nosotras mientras miramos a Jesús a través de los ojos de cuatro mujeres del Antiguo Testamento.

Miriam es una de las pocas personas en la Escritura cuya historia podemos ver desde el principio hasta el final. Encontramos los nombres de sus padres en Números 26:59, y encontramos los nombres de sus hermanos en Éxodo 6:20 y 1 Crónicas 6:3.

Adelante, busca estos versículos. ¿Qué encontraste?

Si tienes un hermano bajo cuya sombra pareces siempre estar atrapada, es probable que te identifiques con Miriam. Ella es la hermana del profeta más famoso del Antiguo Testamento, Moisés.

Si pudiera resumir la historia de Moisés en solo una palabra, escogería la palabra liberación.

  • Él fue librado del río cuando era un bebé.
  • Él fue librado del desierto por una zarza ardiente.
  • Él fue librado de los egipcios a través de una serie de milagros.
  • Él libró al pueblo de Dios a la Tierra Prometida.

La historia de Miriam está para siempre entrelazada con la de su hermano. Aquí hay también, una historia de liberación. Algunos de los detalles son los mismos. Algunos son diferentes. Un cordón que ata a estos hermanos, también los conecta con nosotras. Todas nosotras necesitamos un libertador.

Busca el Salmo 18:2. Este versículo describe a Dios como nuestro libertador. ¿Qué quiere decir eso? Otra palabra para libertador es rescatador o salvador. La historia de Miriam nos ayuda a ver que servimos a un Dios quien nos rescata y salva. Si pudiéramos resumir nuestra historias en una palabra, liberación también funcionaría para nosotras.

Adoración en la orilla del río

Miriam estaba allí cuando su hermano Moisés fue sacado del río en una canasta hecha de juncos. La encontramos en la orilla de otro río en Éxodo 15.

Lee Éxodo 15:1–21.

Pasaron casi ochenta años entre el nacimiento y adopción de Moisés y este momento. ¡Tanto había sucedido! Moisés, Miriam y Aarón crecieron. Seguro, el rescate del bebé Moisés del rio fue dramático, ¡pero esto fue sensacional! El pueblo de Miriam estaba siendo perseguido por un ejército de carruajes guiados por un gobernante enfurecido. No tenían a donde ir ni manera alguna de salvarse a sí mismos, pero Dios intervino.

Busca Éxodo 15:20–21. Miriam vio a sus enemigos ahogarse, y su pueblo fue salvado milagrosamente. ¿Cómo respondió ella? ¡Ella estallo su pandero y adoró!

Miriam nos muestra que adoración es la respuesta correcta a la liberación de Dios. No tienes que tener ritmo o una voz de superestrella para adorar a Dios por todo por lo que Él te ha salvado. ¡Simplemente declara lo que Dios ha hecho!

La historia mayor

Jesús nunca es mencionado en Éxodo 15, sin embargo esta historia nos señala a una historia más sublime, la historia del Evangelio.

Justo como Moisés, Jesús nació bajo un edicto de muerte.  

Toma tu Biblia, y lee Mateo 2:1–18.

Más de mil años han pasado desde el nacimiento de Moisés. Jesús, nuestro Salvador, acababa de nacer en Belén cuando Herodes hizo algo inimaginable.   

Vuelve a visitar Mateo 2:16.

Si conoces toda la historia de Moisés, esto te va a sonar familiar. Faraón intentó detener el pueblo de Dios matando a todos sus bebés varones. Herodes intentó detener a Dios Mismo haciendo lo mismo. Pero Moisés y Miriam nos enseñan que nada puede detener los planes de Dios.

Moisés nació en Egipto bajo un edicto de muerte, sin embargo el huyó a la Tierra Prometida. Dios lo utilizo para liberar a muchas personas de la esclavitud en Egipto. Esa es una historia inferior.

Lee Juan 3:16 (o dilo en voz alta si lo sabes de memoria).

¿A quién envió Dios a Jesús a salvar?

¡Al mundo!

Jesús nació en la Tierra Prometida bajo un edicto de muerte, sin embargo huyó a Egipto. Dios lo utilizo a Él para librar a Su pueblo de la esclavitud del pecado, muerte y oscuridad. Herodes fue solo el primero en una larga lista de gobernantes que intentaron detener a Jesús, pero nada puede detener los planes de Dios. La historia de liberación de Miriam y Moisés es un hermoso presagio del Evangelio.

Al terminar nuestro tiempo juntas hoy, pasa tiempo leyendo y considerando Romanos 6:6–8. Agradece a Jesús por salvarte de tu esclavitud al pecado de manera que puedas vivir con Él en la tierra prometida del cielo.

Tu canción

Miriam agradeció a Dios de librarla cantando con un pandero. ¿Cómo lo adoras tú? (Para leer más sobre adoración, revisa esta publicación.) ¡Comparte lo que has aprendido con una amiga de carne y hueso!

¡No te pierdas la publicación de mañana! Juntas, vamos a abrir nuestras Biblias para buscar el Evangelio en la historia de Abigail.

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin ama a las mujeres jóvenes. Fundó Ministerios Graffiti en respuesta a su exposición a las niñas adolescentes que luchan en las áreas de la identidad, la autoestima, y la verdadera belleza. Erin es la autora de varios libros que aplican la verdad de Dios a grandes temas como la belleza, la pureza y la maternidad. Erin y Jason son padres de dos niños adorables, Eli and Noble.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión