3 palabras mejores que “Feliz Navidad”

Mi palabra favorita de la Navidad es Emmanuel. Esa palabra nos dice que Jesús no está simplemente a la derecha del Padre intercediendo por nosotros, o preparando un lugar para nuestro futuro hogar, sino que Él está aquí, ahora, viviendo con nosotras.

"Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había hablado por medio del profeta, diciendo:  He aquí, la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: Dios con nosotros” (Mt. 1:22-23).

En estas navidades dejemos que tres cortas, pero poderosas palabras guíen nuestros pensamientos, palabras, acciones y sentimientos: “Dios con nosotros”.

Dios

Dios, el Hijo, por cuya palabra el mundo fue hecho, se volvió un bebé balbuceante.  Cristo, el Rey, dejó Sus riquezas para vivir en pobreza sin tener ni siquiera un lugar donde acostar Su cabeza. Jesús, nuestro Señor, vino como siervo a buscar a, servir a, y a limpiarle el camino hacia Su Padre, a todos aquellos que se encuentren con Él, en la cruz ¡Emmanuel!

Con

Dios había estado con Su pueblo ante de la primera Navidad. En el tabernáculo o el templo, Él se encontraba con ellos. Pero cuando Jesús vino, todo dejó de ser “Ven encuéntrate conmigo en un lugar específico”, a “He venido a encontrarte. Hice el primer acercamiento hacia ti. Soy Emmanuel”.

Disfruta la “compañía" de Dios esta Navidad. Él está cercano, morando entre nosotros. Mantén esta verdad firme en tu corazón, "No puedes estar donde Dios no esté" (Ray Ortlund, Sr.). ¡Emmanuel!

  • Cuando despiertas por la mañana ¡Dios está contigo!

  • Cuando vas a trabajar, ¡Dios está contigo!

  • Cuando hablas por teléfono, envías un e-mail o sales a caminar, ¡Dios está contigo!

  • Cuando estás temerosa y ansiosa ¡Dios está contigo!

  • Cuando tus necesidades exceden tus ingresos, ¡Dios está contigo!

  • Cuando estás sola, cansada o llorosa ¡Dios está contigo!

  • Cuando te falla la salud, ¡Dios está contigo!

  • En tiempos de dolor y en tiempos de gozo, ¡Dios está contigo!

  • Mientras lees este artículo, ¡Dios está contigo!

¡Emmanuel!

Nosotros

Si conoces a Emmanuel, formas parte de una multitud. No es solamente “Dios conmigo”. Es “Dios con nosotros”. Has tomado tu lugar junto a todos los que Le han amado y seguido durante dos mil años. Disfruta esa verdad. Mantén a tus compañeros creyentes en Cristo tiernamente en tu corazón. Tratémonos unos con “… tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia” (Col. 3:12). Seamos rápidas en pedir perdón y lentas para ofendernos. Aprendamos a que “la paz de Cristo reine en nuestros corazones”.

El libro de Mateo inicia con esta maravillosa proclamación “y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: Dios con nosotros”. (1:23). Y Mateo termina con estas palabras de Jesús “yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (28:20).

Estás segura. Dios está contigo. Él ha estado contigo. Él está contigo ahora mismo. Y Él estará contigo, ¡siempre!  Recuerda las palabras de Papá Ortlund “No puedes estar donde Dios no está”. Nunca estás sola. Durante las Navidades y siempre, Él está contigo.

¿Cuándo se te hace difícil abrazar la “compañía” de Dios? ¿Cómo puedes abrazar aún más a Emmanuel durante estas Navidades?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Únete a la discusión