¿Cuál bandera estás ondeando?

El 8 de marzo muchas mujeres en México se reunieron en lugares públicos para apoyar el movimiento feminista. Ellas mostraban carteles con distintas frases escritas tales como: «¡LIBRES!», «¡EL FUTURO ES FEMINISTA!»; ondeaban orgullosamente banderas representando el feminismo (morado) y el aborto legal (verde). Este movimiento no solamente inundó las calles, también inundó las redes sociales. Aquellas personas que lo apoyan, lo hicieron saber subiendo fotos alusivas o compartiendo publicaciones referentes al tema. Con tristeza me atrevo a decir que muchos creyentes comentaban a favor del movimiento.

Si sigues el ministerio de Aviva Nuestros Corazones, te podrás dar cuenta que durante las últimas semanas hemos aprendido verdades acerca de lo que Dios pide de nosotras como mujeres y de cómo abrazar el rol que Dios nos da de acuerdo a nuestro hermoso género. Si tú has confesado con tu boca que Jesús es el Señor y le has entregado tu vida, entonces debes estar consciente que tu vida ahora le pertenece al Señor y tiene un solo propósito: darle a Él toda la gloria (Is. 43:7). Una evidencia visible de que nuestra vida le pertenece a Cristo, es la obediencia a Él (Juan 14:15). El amor que tenemos por nuestro Dios y por lo que hizo por nosotras en la cruz nos debe llevar a obedecer Sus mandamientos, a obedecer Su Palabra (1 Juan 2:3-5). Esto incluye el diseño de Dios para nuestra feminidad. Como hijas de Dios, no podemos hacer ni creer lo mismo que este mundo hace y cree.

«Como hijos obedientes, no se conformen a los deseos que antes tenían en su ignorancia,sino que así como Aquel que los llamó es Santo, así también sean ustedes santos en toda su manera de vivir.Porque escrito está: “Sean santos, porque Yo soy santo”». 

-1 Pedro 1:14-16

¿Entonces por qué estamos haciendo lo mismo que hace el mundo? ¿Por qué damos likes y compartimos esas publicaciones que claramente van en contra de todo lo que la Palabra de Dios dice sobre la feminidad, sobre la mujer? Como mujeres cristianas que hemos dicho «sí» a Dios, no podemos decir «sí» a las mentiras de este mundo también. No podemos servir a dos señores. No podemos ondear la bandera de Dios y la bandera de este movimiento feminista, el feminismo no es algo que Dios enseña. 

Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ustedes ya no anden así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente. Ellos tienen entenebrecido su entendimiento, están excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su corazón.

Habiendo llegado a ser insensibles, se entregaron a la sensualidad para cometer con avidez toda clase de impurezas. Pero ustedes no han aprendido a Cristo de esta manera. Si en verdad lo oyeron y han sido enseñados en Él, conforme a la verdad que hay en Jesús, que en cuanto a la anterior manera de vivir, ustedes se despojen del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, y que sean renovados en el espíritu de su mente, y se vistan del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad. Efesios 4:17-24

Decirle «sí» a Dios es contracultural, ondear la bandera de la feminidad bíblica también lo es. Ir en contra de la corriente puede implicar sacrificio, y sufrimiento por el rechazo y las burlas (Cristo sufrió eso y más por nosotras), pero al mismo tiempo vendrá paz y gozo a tu vida al abrazar el diseño de Dios. Serás también de ejemplo y ánimo para otras mujeres que, como tú, están en el mismo proceso, así que podrás ayudarlas a abrazar su diseño también. Dios se agradará de tu obediencia y serás como un olor fragante para Él.

En cada conferencia de Mujer Verdadera nos entregan un pañuelo blanco pequeño que tiene bordada la frase «Sí, Señor». Este pañuelo simboliza el mensaje central de ser una Mujer Verdadera: decirle sí a Jesús, decirle sí a lo que Dios dice acerca de la feminidad y de la manera como debemos vivir nuestra vida. Al término de cada conferencia, Nancy nos anima a ondear ese pequeño pañuelo como una muestra visible de rendición y obediencia a la voluntad de Dios para nuestra vida. 

¿Qué bandera estás ondeando? ¿Ondeas la bandera de este mundo feminista o la de la feminidad bíblica? ¿Qué acciones de este mundo estás dispuesta a dejar para abrazar las verdades de la feminidad bíblica?

Si tú le has dicho «sí» a Cristo, entonces dile «sí» a Sus verdades. Dile «sí» a Su diseño divino, di «sí» a la feminidad bíblica.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Natalia Tello

Natalia Tello

Natalia Tello de Martínez es originaria de la ciudad de Monterrey, México. Actualmente vive en la ciudad de Torreón con su esposo Agustín con quien está casada desde el 2012. Sirve en su iglesia local en el ministerio de alabanza y cómo maestra de niños al lado de su esposo. 

Su deseo es ser conformada a la imagen de Cristo día con día, y reflejar su amor por Él negándose a sí misma para que Él sea glorificado y para servir en amor a los que le rodean.

Actualmente tiene el privilegio de colaborar en el Ministerio de Aviva Nuestros Corazones como traductora.

Únete a la conversación