¡Cuánto amo tu ley! - Salmos 119:161-168

En estos versos el salmista resalta los beneficios de vivir y amar la Palabra de Dios.

161 Príncipes me persiguen sin causa,
pero mi corazón teme tus palabras.
162 Me regocijo en tu palabra,
como quien halla un gran botín.
163 Aborrezco y desprecio la mentira,
pero amo tu ley.
164 Siete veces al día te alabo,
a causa de tus justas ordenanzas.
165 Mucha paz tienen los que aman tu ley,
y nada los hace tropezar.
166 Espero tu salvación, Señor,
y cumplo tus mandamientos.
167 Mi alma guarda tus testimonios,
y en gran manera los amo.
168 Guardo tus preceptos y tus testimonios,
porque todos mis caminos están delante de ti.

A pesar de que él es perseguido injustamente, su temor no está en el peligro en el que se encuentra si no que la Palabra de Dios es su autoridad, él teme más a las palabras del Dios todopoderoso.

¿En el momento de dificultad temes lo que pueda hacerte el hombre o tu reverencia por la Palabra de Dios es mayor?

El salmista se regocija en la ley de Dios como quien haya un gran botin. ¿Te produce gozo la Palabra de Dios? ¿Cuándo lees la Biblia quedas indiferente? Pídele a Dios que ponga en ti gozo por su Palabra.

¿Aborreces la mentira? ¿Cuáles son las mentiras que has creído y no te permiten experimentar abundancia en Cristo? ¿Tu entorno o circustancias nublan una correcta concepción de Dios y Su carácter?

El salmista alaba a Dios siete veces al día exaltando Su Palabra, este un hábito que debemos imitar, determinar momentos al día en los que hacemos una pausa para alabar a Dios por Su Palabra. Es tan sencillo como tomar un versículo bíblico como este: 

El Señor es mi pastor, nada me faltará. Salmos 23:1 - Con este versículo puedes darle gracias a Dios por ser tu pastor, por su tierno cuidado. También puedes agradecerle por su provisión y la seguridad de que nada te faltará. 

Como fruto de su amor por la ley de Dios el salmista encuentra paz y es librado de tropiezos. Hay paz para aquellos que aman la ley de Dios y sus pasos están firmes en la Roca. 

Oremos para que Dios nos ayude a esperar en Él y a cumplir sus mandamientos.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.