¡Cuánto amo tu ley! - Salmos 119:65-72

Hoy continuamos por nuestro recorrido en el Salmo 119; veremos desde el versículo 65 al 72:

65 Bien has obrado con tu siervo,
oh Señor, conforme a tu palabra.
66 Enséñame buen juicio y conocimiento,
pues creo en tus mandamientos.
67 Antes que fuera afligido, yo me descarrié,
mas ahora guardo tu palabra.
68 Bueno eres tú, y bienhechor;
enséñame tus estatutos.
69 Los soberbios han forjado mentira contra mí,
pero de todo corazón guardaré tus preceptos.
70 Su corazón está cubierto de grasa,
pero yo me deleito en tu ley.
71 Bueno es para mí ser afligido,
para que aprenda tus estatutos.
72 Mejor es para mí la ley de tu boca
que millares de piezas de oro y de plata. Salmos 119 (LBLA)

En esta porción el salmista es intencional resaltando dos cosas: la bondad de Dios y Su Palabra. Inicia declarando que Dios ha obrado con bien a su favor. Él acepta cada una de sus circunstancias como buenas y gestadas por un Dios bueno. 

¿Reconoces la bondad de Dios sobre tu vida o estás en una constante queja delante de Él?

¿Aceptas cada circunstancia y situación dolorosa como parte del plan perfecto de un Dios bueno?

El salmisma decide creer lo que dice la Palabra y pide buen juicio y conocimiento; él está seguro que en medio de un mundo lleno de maldad.  Sólo así el puede mantenerse en la perspectiva correcta.

Es increíble ver como su escenario no era el perfecto, los soberbios lo estaban difamando de manera torpe e insensible, él estaba en medio de aflicción y aún así el podia decir: "¡Tu eres bueno y haces el bien!"

El bienestar del hombre no consiste en que todo esté bien a su alerededor si no que guarde y ame la Palabra de Dios.

¿Cuándo estás en angustia tu mente es nublada por los problemas o puedes reconocer que DIOS ES BUENO?

¿Cuándo eres calumniado te refugias en las promesas de Dios?

Ya al final, en el último versículo el salmista declara que no hay mejor y mayor posesión que sus Estatutos, no hay riqueza, ni plata ni oro que se compare con el gran tesoro que es Su Ley!

¿Es esto una realidad para ti? Si no lo es, ora en este momento que Dios te dé un corazón que aprecie su Palabra por encima de cualquier riqueza terrenal

Te invito a que  pongamos nuestra mirada en Su Palabra, el mundo puede tambalear pero los hijos de Dios pueden estar firmes sobre la roca que es Cristo Jesús. 

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad  al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Betsy Gómez tiene una gran pasión por inspirar a otras mujeres a atesorar a Cristo en lo ordinario de la vida. Ella dirige el área de creatividad de Aviva Nuestros Corazones y las iniciativas de alcance de Joven Verdadera. Nació en la República Dominicana, y ahora vive en Irving, Texas, donde su esposo, Moisés, sirve como pastor hispano en la iglesia First Irving. Tienen dos niños y una niña.

Únete a la conversación