Día 5 | Esclavitud espiritual parte 2

No caemos en la esclavitud espiritual de la noche a la mañana. Es una progresión gradual. Primero, escuchamos una mentira, nos detenemos en ella, creemos la mentira y, finalmente, actuamos. Antes de que nos demos cuenta, lo que comienza como un engaño nos lleva a una cautividad completa.

El proceso se puede comparar con cinco pasos básicos de jardinería.

  • Paso 1: El suelo se cultiva - nos abrimos a opiniones que son contrarias a la Palabra de Dios.
  • Paso 2: Se siembra la semilla - escuchamos la mentira.
  • Paso 3: La semilla es regada y fertilizada - nos concentramos en la mentira.
  • Paso 4: La semilla echa raíces y crece - creemos en la mentira.
  • Paso 5: La semilla produce fruta - actuamos en base a la mentira.

Una vez que la semilla de una mentira es sembrada, regada, fertilizada y ha echado raíces, nuestras acciones siempre revelan el fruto amargo de esa mentira. El fruto de las creencias enraizadas en la verdad es frondoso y atractivo. El fruto de las creencias enraizadas en mentiras está podrido y en descomposición.

En pocas palabras, las creencias producen un comportamiento. Nuestro comportamiento se basa invariablemente en lo que creemos que es cierto. No en lo que decimos que creemos, sino en lo que realmente creemos. Y creer cosas que no son ciertas produce un comportamiento pecaminoso. "Pues como [un hombre] piensa dentro de sí, así es [él] " (Prov. 23: 7).

Cada acto de pecado en nuestras vidas comienza con una mentira que adoptamos como verdad. Entonces rechazamos la Verdad y violamos la Palabra de Dios en lo que pudiera parecer ser algo sin importancia.

Sin embargo, la próxima vez que somos tentadas, nos resulta más fácil pecar, y la próxima vez es aún más fácil. Pecamos una y otra vez hasta que se establece un patrón pecaminoso en nuestros corazones. Antes de darnos cuenta de lo que sucedió, estamos atrapadas. Se ha formado una fortaleza pecaminosa. Satanás arrojó la carnada, la tomamos, y ahora él nos ha arrinconado y nos ha convertido en su presa.

¿Hay alguna esperanza de encontrar la libertad? ¡Sí y amén! Gracias a la cruz de Cristo, no tenemos que permanecer en la esclavitud. ¡La libertad vendrá cuando nos entregamos a Jesús como nuestro Señor y corremos a Su Palabra y abrazamos Su Verdad!

Hazlo Personal:

Durante el transcurso de un día, ¿en qué piensas la mayor parte del tiempo? Toma el tiempo para sumergirte en la Palabra de Dios utilizando la verdad de hoy para comenzar.

La Verdad de Hoy:

Filipenses 4:8: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad”.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Aviva Nuestros Corazones

Aviva Nuestros Corazones

Creemos que Dios desea producir un avivamiento y una reforma generalizada entre las mujeres del mundo mientras las llamamos a la libertad, plenitud y abundancia en Cristo. También confiamos que Dios continuará avivando corazones, llevando a las mujeres a abrazar … leer más …

Únete a la conversación