El lado espiritual de dormir

En 1ª Reyes 19:1-3 encontramos al profeta Elías en tremendo aprieto. Ha provocado a la reina al matar a sus profetas. Ella lo amenazó con quitarle la vida, y él huyó lejos.

En el versículo 4 lo encontramos en una fiesta de autocompasión.
"El anduvo por el desierto un día de camino, y vino y se sentó bajo un enebro; pidió morirse y dijo: Basta ya, Señor, toma mi vida porque yo no soy mejor que mis padres.”

Realmente Elías enfrentaba circunstancias muy difíciles. No resulta divertido que otros estén enfurecidos contigo, especialmente como lo estaban los enemigos de Elías. Pero él perdió totalmente la perspectiva. Olvidó que jugaba en el equipo de Dios y que no debía cargar con sus preocupaciones solo. Estaba tan angustiado por lo que otros estaban pensando y diciendo acerca de él que la muerte le parecía una buena solución.

En el clímax de su miseria, hizo algo realmente espiritual. Tomó una siesta.

En el versículo 5 leemos, "Y acostándose bajo el enebro, se durmió."

Al despertar recibió la fortaleza para continuar. De hecho, cambió su actitud de desear morirse debajo de un árbol a caminar por 40 días hasta llegar al monte de Dios. En esa montaña experimentó la presencia de Dios (versículo 12).

La historia de Elías me recuerda el impacto espiritual de dormir. Dios diseñó nuestros cuerpos para descansar. De hecho, en Su Palabra nos ordena una y otra vez que descansemos. Cuando enfrentamos circunstancias difíciles, y nos sentimos que el mundo se nos cae encima, o cuando hemos perdido el interés de continuar, lo más espiritual que podamos hacer es dormir un poco.

La ciencia está de acuerdo conmigo. En un artículo publicado en la revista Sleep (dormir en inglés) se informaba que los adolescentes que iban a dormir a las 10:00 pm o más temprano, dormían más y eran menos propensos a deprimirse o considerar el suicidio que aquellos que permanecían despiertos pasada la medianoche. Los investigadores notaron que dos horas adicionales de sueño tenían un tremendo impacto en la salud mental. Esta realidad ciertamente aplica a nuestros y de nuestros hijos.

¿Te sientes deprimida? ¿Sientes que todo el mundo está en tu contra? ¿Tus circunstancias parecen insoportables? ¡Anhelas estar en la presencia de Dios pero sientes que el viaje es muy largo? Quizás es tiempo de que tomes un descanso.

Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar”. Mateo 11:28

  ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin Davis es una autora, bloguera y oradora popular a la que le encanta ver a mujeres de todas las edades correr hacia el pozo profundo de la Palabra de Dios. Es autora de muchos libros y estudios bíblicos, incluidos Connected, Beautiful Encounters y la serie My Name Is Erin. Ella sirve en el equipo del ministerio de Aviva Nuestros Corazones. Cuando no está escribiendo, puedes encontrar a Erin persiguiendo pollos y niños en su pequeña granja en el Medio Oeste.