Lo sabía, ¡Dios Sí habló de ti mami!

…que no sois muchos sabios…ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios…y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios… a fin de que nadie se jacte en su presencia…para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor” (1 Cor 1:26-31)

Con motivo de mi cumpleaños, mis hijos estuvieron haciendo lo que mejor hacen: preguntas.

-       Mami, ¿en qué año  naciste?

-       1980

Al parecer uno de ellos lo consideró mucho tiempo pues luego me dijo:

-       Mami, ¡pero en esa fecha Abraham estaba vivo!  No entiendo por qué no eres famosa

Mi hijo pequeño tiene la inquietud de que su madre sea famosa, me lo ha expresado muchas veces.

Es con ese pensamiento que me dice:

-       Mami, ¿no sé por qué Dios no escribió de ti en la Biblia?

¡Wao! Para él debo ser así de famosa!

Claro, no quise dejar pasar la oportunidad y calmar su inquietud. Así que lo lleve al Libro de Job 42:14 (allí aparece mi nombre citado como una de las hijas de Job).

Puedes imaginar cómo se iluminaron sus ojos. ¡Lo sabía, lo sabía! Dios Sí habló de ti mami!!

Aunque mis padres tomaron de los nombres de las hijas de Job para llamarme, no soy yo quien es nombrada allí (en carácter, aptitudes y deseos); sin embargo, buscando bien, en la Biblia sí puedo encontrar mi verdadera identidad.

Es muy lindo ver a tu hijo pensar que eres tan especial que Dios “debería” haber tomado un momentico para hablar de ti y de cómo eres, en un libro como la Biblia. Pero es dañino dejar que crezca con el pensamiento de que debido a que su madre “es especial, bella, hace tantas cosas lindas”, debería aparecer allí y/o ser famosa, cuando esto no guarda relevancia para Dios. 

Romanos 3:10-12 habla de cuál es mi verdadera identidad.

Explicarle esto a un niño de 6 años, puede ser un tanto confuso, pero es lo correcto. Mostrarme como imperfecta, pecadora e injusta no es precisamente lo que él esperaba, pero es lo que necesita saber, porque a pesar de ello, algo maravilloso pasó según Juan 3:16. …Todo aquel”. ¡Allí también estoy nombrada!, en el Libro de la Vida. Al final, sí soy reconocida (famosa), pero por la razón correcta: La obra de Cristo. 

¡Que hermosa verdad!, Dios pensó en mí¸ me escogió, me nombró, me hizo partícipe de Sus múltiples misericordias y por Su gracia hoy puedo cumplir un año más.

No soy famosa según el concepto que mi hijo tiene en mente. La fama es temporal; es de este mundo y no debe ser mi meta, ni la suya. 

Aunque nací un “par” de años después de Abraham, sé que algún día podré estar junto con él adorando a Aquel que merece toda nuestra atención (el Único que es verdaderamente reconocido e importante: Jesús). Es mi oración que mi hijo pueda estar conmigo allí.

  ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Keren Ossers de Rojas

Keren Ossers de Rojas

Keren Ossers de Rojas está casada con Armando Rojas Mañón.  Es madre de dos varones, Timothy Adrian de 10 años y Armando Javier, de 6. Es Psicóloga de profesión, decoradora por habilidad y madre y esposa de corazón, labores últimas a las cuales se ha dedicado desde su hogar, invirtiendo la mayor parte de su tiempo y a las cuales cuenta como gran bendición.  Al igual que su esposo, quien sirve al Señor en el ministerio de la música, es miembro de la Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo (IBSJ) donde ha servido al Señor y ejercitado sus dones en los ministerios de Cuna, Corral, Escuela Bíblica y Escuela Bíblica de Verano y otros, durante hace ya casi una década. Pide al Señor no le permita nunca apartar su vista  de Sus caminos en los cuales anhela seguir creciendo en gracia y conocimiento.


Únete a la discusión