Glorificando a Dios en nuestro cuerpo

Con los avances de la medicina, la posibilidad de curar el cáncer o por lo menos disminuir la morbilidad y mortalidad es evidente. También hay muchos estudios que han demostrado que existen estilos de vida que aumentan la incidencia del mismo y además, que con cambios sencillos podemos mejorar nuestro estado de salud.

El cuerpo es el templo del Espíritu Santo por lo que, en cuanto dependa de nosotras,  debemos cuidarlo (1 Corintios 3:16).  La mayoría de los riesgos de salud a que nos referimos debajo, constituyen evidencia latente de que las restricciones del Señor para nuestra vida, son para nuestro bien. Cuando desobedecemos, tendremos que pagar las consecuencias de nuestro pecado.

El riesgo número uno de desarrollar  cáncer es el tabaco. Es importante saber que el daño que provoca no es exclusivo de la persona que fuma sino también de aquellas que se encuentran a su alrededor y que inhalan el humo.

Así mismo, la obesidad está asociada con más de 12 tipos diferentes de cáncer incluyendo el de mama, el páncreas y el útero. La Asociación Americana de Cáncer recomienda mejorar la dieta comiendo más frutas, vegetales y granos enteros, disminuyendo los granos procesados, la grasa, las comidas procesadas incluyendo jamón, tocineta y salchichas. El fruto del Espíritu es dominio propio (Ga.5:22-25).

Vida sedentaria: llevar una  dieta sin ejercicio no es suficiente para mantener una vida saludable. La recomendación para los adultos es que se ejerciten por lo menos 30 minutos, cinco veces a la semana y para los niños, 60 minutos 5 veces a la semana.

Infecciones: Las causas que dan lugar a ciertas infecciones pueden causar cáncer. Los más comunes son el virus VIH (SIDA) y el papiloma humano. Ambos virus se contraen sexualmente; no basta con señalar que una vida no promiscua evita la infección sino que además, debemos recordar que debemos glorificar a Dios en nuestro cuerpo y Su Palabra reserva las relaciones íntimas para el matrimonio. 

¿Cuáles hábitos debe cambiar para “glorificar a Dios el Señor en su cuerpo”? (1ª Corintios 6:19-20)

                                           ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----
 
Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad  al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Catherine Scheraldi de Núñez

Catherine Scheraldi de Núñez

Cathy es la esposa del Pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional (IBI), localizada en Santo Domingo, República Dominicana, cuyo ministerio de mujeres dirige. Es médico de profesión y actualmente se desempeña en su práctica privada. Funge como directora del departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad O & M donde elabora el currículo de endocrinología y reproducción y participa en la enseñanza de los estudiantes de medicina. Cathy nació en Nueva York, pero durante los últimos 15 años ha vivido junto a su esposo en la ciudad de Santo Domingo.