La profecía encarnada

Lectura bíblica: Isaías 9:1-7; 11:1-10; 53:1-11

¿Te habías detenido a leer acerca de las profecías de Jesús en el libro de Isaías? El Antiguo Testamento contiene 353 profecías acerca del Mesías que habría de venir, que fueron dadas, en más de 4000 años de historia, a través de personas de diferentes edades, personalidades y trasfondos.

El profeta Isaías de manera especial, pinta un mosaico del Mesías, que se cumple a la perfección en Jesús. ¿Sabes lo que es un mosaico? Es una recolección de imágenes o fotografías que a la vez forman una imagen o retrato completo. Si te enfocas en una de las imágenes pequeñas que lo componen, no podrás entender el sentido de la imagen completa, y ahí radica lo impresionante de los mosaicos.

Más de 120 de las profecías mesiánicas son reveladas a través de Isaías, dadas casi 700 años antes del nacimiento de Jesús.

Dios revela dos cosas principales a través de la historia y del plan de redención:

1) El carácter y la naturaleza de Dios.

La historia bíblica desde Génesis es un gran mosaico. El mensaje de Dios por medio de Sus profetas revelaba a Su pueblo el carácter de Dios. Al denunciar el pecado, Dios les recordaba que ellos tenían que ser santos porque Él mismo es santo (Lev. 19:20). Al anunciar juicio por los pecados del pueblo y las injusticias sociales, Dios les revelaba Su justicia, Su rectitud, y Su bondad; que Él no puede llamar a lo malo bueno ni a lo bueno malo, ni dejar el pecado sin castigo (Nm. 14:18).

En medio de todos estos anuncios, la abundancia de mensajes proféticos de amor, restauración, esperanza, salvación, y reconciliación con Dios, son mensajes abrumadores, son ¡buenas noticias!

Como un mosaico que fue pintado cuidadosamente, soberanamente diseñado desde antes de la creación del mundo, Dios reveló Su carácter y Su amor para con el mundo y se encargó de ver y orquestar su cumplimiento. Su soberanía en cada cumplimiento histórico y en la actualidad, en el mundo y en su pueblo, es consistentemente revelada. Su fidelidad en traer salvación a su pueblo y cumplir Sus promesas es claramente expuesta.

2) El propósito para la humanidad y cómo se cumple.

Eventualmente, ante los ojos de la historia, Dios mismo encarnó su mensaje profético, vino a la tierra y se convirtió en la profecía encarnada y cumplida. ¡Piensa en esto por un momento! El Dios del universo, el que creó al ser humano y todo lo que existe, y quien planeó la redención del hombre, se hizo hombre. Vino humildemente como un bebé para ser la salvación de la humanidad, de los que pusieron su fe y esperanza en Él. En Su tiempo, Dios personalmente se convirtió en la profecía cumplida. Si Él ha hecho todo a Su tiempo, ¿crees que sea difícil o imposible que Él cumpla sus promesas? ¡De ninguna manera! Cada una de ellas se encuentra en su Palabra, y al igual que todo lo que Dios ha profetizado y cumplido a través de la historia, también pasará.

Cristo regresará. Un nuevo cielo y una nueva tierra serán nuestro hogar con Él. Toda lágrima será enjugada, no habrá enfermedad, tristeza ni muerte. Una vida eterna en Su presencia y en comunión con Él nos espera. Él es nuestra más importante profecía cumplida. Él es nuestro tesoro.

Reflexiona:

  • ¿Qué aspecto del carácter de Dios te llamó la atención a través de esta lectura?
  • ¿En qué situación específica de tu vida, estás dudando o tienes preguntas sobre el carácter de Dios? ¿Qué te dice la Biblia al respecto? Piensa en la verdad.
  • ¿Tu más grande tesoro es un novio, tu esposo, tus hijos, una amistad, o una carrera? ¿Qué necesitas hacer hoy para girar tu corazón hacia el más grande tesoro que satisfará tu alma?

Ora:

  • Agradece al Señor por estar en control de toda la historia de la humanidad y a la vez de tu propia vida.
  • Pídele al Señor que te ayude a poner toda tu fe y esperanza en Él.
  • Medita en la fidelidad de Dios al venir y convertirse en el cumplimiento de sus promesas, y exprésale gratitud por esa fidelidad en este tiempo de celebración.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Jeanine Martínez

Jeanine Martínez

Felizmente casada con Alejandro Urrea, Jeanine Martínez actualmente sirve con la Iglesia Reforma como misionera en Guatemala, enviada por la Iglesia Bautista Internacional (IBI), de su natal República Dominicana. Ejerció por más de 10 años como Ingeniera Civil antes de servir a tiempo completo en misiones. Ha servido por más de 10 años como misionera transcultural, con enfoque en enseñanza bíblica, entrenamiento misionero y discipulado, en el Sur y el Este de Asia, Australia y Latinoamérica . Es apasionada por hacer discípulos de Cristo, de todas las naciones, a través del estudio y enseñanza de la Biblia, libro por libro. Tiene una Maestría en Estudios Teológicos por el Seminario Bautista del Sur (SBTS), y una Maestría en Ciencias en Ingeniería Sanitaria y Ambiental (INTEC). Le gusta cocinar, la música, y conocer personas de distintas culturas, apreciando la multiforme gracia. De vez en cuando, recuerda detenerse y oler las flores.

Únete a la conversación