Mis frases favoritas de “Suficientemente Madre”

Seamos honestas, lo reconozcamos o no, hay una guerra silente que se libra constantemente en el corazón de las madres. La lucha consiste en probarnos a nosotras mismas y los demás (especialmente a las otras madres) que somos suficientes, que somos buenas madres y que tenemos todo bajo control. La envidia, la comparación y la imitación son las municiones de esta batalla que termina solo en frustración y decepción, porque todos los caminos nos llevarán al mismo lugar: No somos suficientes.

Siempre habrá otra madre que cuestione nuestras convicciones, que desafíe nuestro estándar y que nos haga sentir que somos un desastre, entonces en ese momento nuestra identidad comienza a tambalearse…

¿Soy mejor madre si me quedo en casa? ¿Peco si envío a mis hijos a la escuela? ¿Soy menos madre si trabajo? ¿La educación en el hogar me da un mayor mérito? ¿Debería alimentar a mis hijos solo con comida orgánica? ¿Estoy descalificada si la mayor parte del tiempo mi casa luce como un desastre? ¿Qué dirán si no luzco como una madre perfecta?...

Nuestra identidad tambalea porque que estamos buscando aprobación en el lugar incorrecto. Lo que nos define como madres no se fundamenta en nosotras mismas ni en los demás, se cimenta en el único que sí es suficiente: Dios.

Leer “Suficientemente Madre” ha sido como un baño de gracia para mí, me ha ayudado a quitar mi vista de mi insuficiencia y mi debilidad y la ha colocado en la obra completa y suficiente de Cristo a mi favor. Este libro me ha recordado que el Evangelio es el poder de Dios para cada desafío del día a día.

Por eso te recomiendo que lo leas, descárgalo gratis en tu móvil o en tu tableta o cómpralo en formato físico y en las pequeñas pausas del día refresca tu corazón con la verdad con la que está saturado este libro.

Y para que te animes quiero compartirte algunas de mis frases favoritas. (¡Fue tan difícil decidir cuáles eran mis favoritas!)

“En la economía de Dios, nuestra debilidad es una de nuestras mayores ventajas.”  –Trillia Newbell

“Nuestros hijos no son tareas para ser completadas, sino regalos para disfrutar.” –Trillia Newbell 

“Si Él nos salvó de nuestro mayor temor – eterna separación de Él, ¿cómo no nos sostendrá a través de todos nuestros temores hoy?” –Christina Fox

“Cuando Jesús habló las palabras, «Consumado es»… Él puso fin a todos nuestros esfuerzos para hacer que todo salga bien por nuestra propia fuerza, y abrió la puerta hacia la libertad del pecado, a un eterno descanso, y a una paz que sobrepasa todo entendimiento.”  –Christina Fox

“El mundo odia el olor del sacrificio porque es el olor de la gracia.” –Rachel Jankovic

“Vive el evangelio en las cosas que nadie ve.” – Rachel Jankovic

“El evangelio no es tan grande que no aplique a situaciones menores; más bien es demasiado grande como para dejar de aplicarlo.” – Rachel Jankovic

“Nuestro trabajo es recordar la eternidad.” –Gloria Furman

“Cuando no hay nada en el cielo ni en la tierra o debajo de la tierra que pueda separarte del amor de Cristo, las olas de las pruebas solo pueden lanzarte hacia la roca eterna.” –Gloria Furman

“Mientras las madres fielmente crían la próxima generación en el evangelio, el aplauso del cielo hace eco en la eternidad.” –Gloria Furman

“Recibir humildemente la gracia de Dios e invitar a nuestros hijos a compartir nuestra gratitud gozosa por lo que Jesús ha hecho en la cruz es nuestra alegre misión en este mundo caído.” –Gloria Furman

“Cuando conocemos la gracia de Dios dejamos de buscar que nuestros métodos sean aprobados por otros y somos capaces de extender esa gracia a otras madres.” –Christine Hoover

“La matemática de la gracia de Dios:

Mamá (nunca suficiente)

+

Dios (infinitamente suficiente)

=

Una madre suficiente”

–Rachel Pieh Jones

¿Quieres más verdad?  Encuentra toda la información en el portal de Soldados de Jesucristo.

¿Con cuál frase te identificas más? ¡Hablemos en la sección de comentarios! Comparte una de estas frases en tus redes sociales, comparte el enlace del libro y corre la voz.

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Únete a la discusión