¿Quién estorba Sus planes?

Romanos 11:33

¡Qué profundas son las riquezas de Dios, y su sabiduría y entendimiento! Nadie puede explicar sus decisiones, ni llegar a comprender sus caminos.

Lamentaciones 3:37-38

¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó? ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno?

Todas en algún momento atravesamos por circunstancias adversas y muchas veces no comprendemos por qué suceden.

¿Estamos acaso abandonadas a la merced de las circunstancias? ¡No! Toda situación está bajo la supervisión de nuestro Dios soberano, Quien las utiliza para nuestro bien. Lo que nos ocurre no son meras casualidades.

Me encanta como lo explica Jerry Bridges: 


“Nada es tan pequeño y trivial para escapar de la atención del control soberano de Dios, ni tan grande como para estar más allá de Su poder para controlarlo. El insignificante pajarillo no puede caer al suelo sin Su voluntad. Así mismo, el poderoso imperio romano no podía crucificar a Jesús a menos que Dios le diera ese poder. Y lo que es válido para el pajarillo y fue para Jesús, también lo es para usted y para mi. Ningún detalle de su vida es demasiado insignificante para el cuidado del Padre celestial y ninguna circunstancia demasiado grande para que Él no la pueda controlar”.

Todas experimentamos dolores, enfermedades, pérdidas, situaciones difíciles, pero en medio de nuestro sufrimiento debemos creer que Dios tiene el control absoluto y nada escapa a Su voluntad.

Aunque muchas veces no podemos comprender los caminos y las formas que Dios usa para llevar adelante Sus planes, aun así, deberíamos confiar en Él.  

A menudo me resulta más fácil hablar de la soberanía y el control de Dios, que llevarlo a la práctica en mi propia vida y en especial en las situaciones desfavorables, pero Su Palabra nos anima a confiar en Él sin dudar de que nada escapa a Su gobierno.

“Si lo ha determinado el Señor Todopoderoso, ¿Quién podrá impedirlo? si él ha extendido su mano ¿Quién podrá detenerla? - Isaías 14:27

“Nuestro Dios está en los cielos y puede hacer lo que le parezca”. - Salmo 115:27

“En Cristo fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad”. - Efesios1:11

Dios tiene la capacidad de orquestar diferentes sucesos para cumplir Sus propósitos y los usa como para nuestro bien como dice Su Palabra. - Ro. 8:28

Aun así, muchas veces nos preguntamos cómo puede Dios usar una situación adversa en nuestras vidas para nuestro provecho.

J. Bridges describe al respecto “esa garantía de que Dios trabaja en todos los eventos de nuestras vidas es lo que da sentido a la exhortación de Pablo en 1ª Tesalonicenses 5:18 Dad gracias en todo porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

¿Cómo podríamos dar gracias a Dios por todas las circunstancias de nuestras vidas si Él no estuviera obrando para nuestro bien?”

Dios tiene un propósito para nosotras cualquiera que sea la situación que afrontemos, nadie puede impedir Su objetivo, con esta promesa podemos sostenernos en que tenemos un Dios confiable y poderoso.

Job 42:2

“Yo sé bien que tú lo puedes todo, que no es posible frustrar ninguno de tus planes”.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Débora Dilge de Peralta

Débora Dilge de Peralta

Débora esta casada desde hace 16 años con Victor Peralta, Pastor de la Iglesia Cristiana de la Gracia, en Bahía Blanca, Argentina. Tienen dos hijos a quienes educan en el hogar y juntos como familia alojan niños con necesidad de abrigo transitorio, a quienes instruyen cada día con el deseo de imprimir el evangelio en sus corazones. 

Débora abrazó el llamado del ser esposa y madre a tiempo completo y dirige un estudio bíblico para madres en su casa donde concurren mujeres de diversas congregaciones, también enseña junto a otras mamás en la escuela bíblica de niños. 

Gozosa de servir como representante de Aviva Nuestros Corazones en su país, Débora siente un fuerte compromiso de extender y anunciar el diseño de Dios para las mujeres, animándolas a conocer la verdadera libertad, plenitud y abundancia en Cristo.