Podcast Aviva Nuestros Corazones

Sabiduría financiera para la Gloria de Dios | Día 4

Carmen Espaillat: La Biblia es clara: “Honra a tus padres”. La planificadora financiera, Jan Thompson, afirma que hay un aspecto práctico en este mandamiento bíblico.

Jan Thompson: ¿Tienes alguna preocupación sobre el cuidado de tus padres envejecientes? Porque esa es una pieza muy importante en tu plan de ser obediente al Señor.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Tomar sabias decisiones financieras traerá más paz a tu vida y relaciones. Y no solo esto, más importante aún, Dios será más glorificado. Jan Thompson nos ha estado ayudando a aprender cómo hacer esto de manera más efectiva. Hoy ella continúa conversando con Nancy.

Comencemos con algunas preguntas de la audiencia, iniciando con Holly Elliff,

Holly Ellif: Hablo con muchas mujeres que son como algunas de las que mencionaste que tienen dificultad para comunicarse al hablar de las finanzas. Hay muchas mujeres que tienen un corazón dispuesto a servir al Señor que están casadas con hombres que no tienen el mismo corazón. O que se sientan y hablan sobre aquello para lo cual está destino el dinero, pero luego él no se somete al plan o gasta el dinero neciamente. Hace unos días hablé con una mujer cuyo esposo es un alcohólico, y cuando su esposo bebe, no le importa en lo que gasta el dinero.

¿Qué le puedes decir a esas mujeres para darles esperanza?

También hay consejeros diciéndoles a estas mujeres, “Tienes que apartar el dinero para mantenerte. Necesitas protegerte a ti y a tus hijos”.

Así que, ¿Cómo encuentras un balance  bíblico para esa mujer que tiene un corazón para obedecer a Dios, pero que literalmente,  no sabe qué hacer en ese tipo de situación?

Jan: Este es un escenario real, y esos son casos que tomo uno por uno básicamente. Hay veces que siento que he sido más una consejera matrimonial que un asesor financiero, porque hay algunas dinámicas interesantes que suceden cuando vemos eso.

Me aseguro que un consejero matrimonial esté involucrado en ese proceso, y he trabajado junto con consejeros matrimoniales en el aspecto de las finanzas que van de la mano de dinámicas difíciles dentro del matrimonio.

No me opongo, bajo ciertas circunstancias, a implementar medidas legales para proteger a una o a la otra persona si verdaderamente hay pecado de abuso en el hogar, pero soy muy cuidadosa para asegurarme que hemos explorado todas los caminos con el consejero Cristiano, con el pastor, con la iglesia, y usado todo tipo de consejo….en la multitud de consejeros hay sabiduría, y hay seguridad. Así que nunca recomendaría “Divórciense”.

Trabajemos en el problema, pero, mientras tanto, protejamos lo que podamos. Eso es lo que podemos controlar, y lo que siento, ante el Señor, que es apropiado controlar. Hagamos eso mientras trabajamos a través del otro problema, y luego confiando en el Señor en las cosas que no podemos controlar.

Una vez más, en ese círculo de control y círculo de preocupación. Necesitamos estar trabajando y tomar las medidas apropiadas de lo que no podemos controlar y de lo que sí podemos. Siempre que seamos obedientes y honremos al Señor, creo en su poder de protección. El corazón del rey está en las manos de Dios y a todo lo que quiere lo inclina.

A veces, Dios no cambia una situación hasta que esta situación nos cambia a nosotros. Estamos interesadas en los resultados. Dios está más bien interesado en el proceso. Así que Él no va a perder ninguna parte del proceso.  Es ahí , en el mientras tanto, donde debemos dar gracias, trabajando en sus principios bíblicos y no solo tratar de salir de ahí, sino tomar Su mano y aprender de allí.

Mujer 1: Tenemos una hija en la universidad. ¿Tenemos que tener un presupuesto para ella? Hemos jugado con la idea de ella gastar dinero que se gana en el verano para gastar en la Universidad. ¿Nos comentarías acerca de esto?

Y la otra pregunta tiene que ver con metas a largo plazo y ahorrar para la Universidad. Ese es mi problema de seguridad.

Jan: Déjame responderte esa primero. No creo que tengas que sacrificar tu independencia financiera a largo plazo para usar ese dinero para pagar la Universidad. Si hay un interés en esa área prefiero verte ahorrar y planear algunas maneras para que ese hijo tome préstamos estudiantiles, o lo que sea. De otra forma vas a terminar viviendo con ellos. Veo que eso sucede cuando los padres los han puesto en las mejores universidades, pero no han hecho nada para prepararlos para su futuro y ahora están muy limitados en sus decisiones.

El tiempo es una tremenda herramienta, y es ahí donde el dinero trabaja para ti en vez de tu trabajar por el dinero, mientras más pronto comiences esta meta de ahorros, el dinero tendrá la oportunidad de trabajar y combinarse. Dios se encargará de la universidad.

También considero que los hijos deben involucrarse en pagar la universidad, ya sea por medio de trabajo, becas, y si es necesario tomar préstamos estudiantiles. Así ellos se adueñan de su licenciatura.

He visto familias que han financiado la universidad completamente, y los hijos resultan ser muy irresponsables. De hecho han venido a casa demandándoles a sus padres que ellos tienen el derecho de vivir sin pagar renta porque después de todo son sus hijos. Algo estuvo mal, en algún punto del camino ese hijo no tomó posesión de su responsabilidad como adulto.

Hicimos la misma cosa que hemos hecho siempre, y ambos de nuestros hijos fueron a la universidad. Apartamos una cierta cantidad que sabíamos que iban a suplir sus necesidades, y financiamos eso. Gastamos aproximadamente siete años para llevar a los hijos a la universidad. Acabamos de pagar la última matrícula de nuestro último hijo. No puedo creer que esté hecho.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: ¡Felicidades!

Jan: Bueno al pasar estos años, ellos tienen montos ascendentes que nosotros vamos a apoyar en sus estilos de vida particulares, pero una vez más eso fue un plan de gastos. De ese dinero que les dimos, el diezmo fue el primer monto que le dimos. Tenían responsabilidades ante Dios y luego responsabilidades para manejar. Tenían lo suficiente para pagar sus libros, su renta y una cantidad modesta para la comida y algunos gastos para el vehículo, pero su trabajo iba a ser pagar cualquier cosa que traspasara esto.

Pienso de alguna forma en llevarlos a la etapa en donde ellos sean totalmente dependientes a volverse interdependiente. La universidad llega y comienzas a dar riendas sueltas ante lo cual ellos son totalmente independientes. Es un proceso. No sucede de un día para otro. Sino que es gradualmente lo que asimilan y que tan bien les va.

Cuando nuestros hijos entraron en la secundaria, inmediatamente sacamos tarjetas de crédito porque creo mucho en el poder de usar los créditos sabiamente, les dije la primera vez que fallaron...Por cierto esas facturas llegaban a la casa, así que supe exactamente qué sucedía con esas tarjetas, pero la primera vez que no pagaron ese balance completamente, ellos perdieron privilegios.

Quise enseñarles bajo nuestro techo que si tuvieran algunos errores, nosotros íbamos a estar allí para ayudar a superarlos, porque tan pronto cuando entran a la universidad, lo primero que hacen cuando se inscriben en sus clases, es que las compañías de tarjetas de crédito están lista para registrarlos y darles una tarjeta.

Los estudiantes universitarios se están graduando con una gran cantidad de montos, no solo de las deudas de los préstamos estudiantiles, sino también las deudas de tarjetas de créditos. Nadie pensaría que las pizzas y las refrescos en la noche y estudiar para los exámenes finales y todo aquello que se carga a las tarjetas de crédito están ahí para atormentarlos tan pronto cuando salgan de la universidad. Ninguno piensa que estará pagando por esa pizza por 30 años  pagando solamente el balance mínimo.

Nancy: Así es y ¿Cómo animas a la gente a pensar sobre qué le dejarán a sus hijos? Sé que no es la misma respuesta para todo el mundo, pero,  ¿cuál es el proceso en el que crees que deberíamos dirigir a las personas para pensar en los testamentos y en la próxima generación?

Jan: Bien, creo que ese es el asunto, y de nuevo, si hablas de una familia rica que no crea una ética de trabajo, los hijos saben que la herencia viene. Por lo tanto, es como la pareja con la que he estado  trabajando que decían que sus hijos no pagarían renta, porque después de todo, se irá a su herencia y eso no tenía sentido.

Pienso “Hay algo mal con la dinámica aquí, si esto es un derecho.”

De nuevo, esto comienza muy temprano al tú modelar estas prioridades financieras, asegurándote de que entiendes que todos los recursos que tienes son en última instancia para los propósitos del reino, ese dinero es una herramienta. No es una posesión para ser consumida; y luego envolver a tus hijos en esas decisiones de gasto.

En nuestro plan de lo que vamos a hacer con nuestras propiedades, hemos explicado cómo nuestros hijos deberán manejar nuestros recursos y los tipos de organizaciones a dónde deberán darlos y cómo darlos para que esas organizaciones sepan que heredarán estos recursos, pero no es para que nuestros hijos lo consuman.  Es para seguir con este legado. Una vez más, ¿Qué tan bien ellos van a hacer esto? Realmente no lo  sé.

Nancy: También sé que mientras vives…

Jan: Si vemos que su estilo de vida y su carácter y las decisiones que están haciendo no van en acorde con los valores que les hemos enseñado e intentamos transmitirles, entonces no vamos a titubear en retroceder y en rehacer esos planes de sucesión.

También tenemos la convicción de que si Dios te da recursos adicionales mucho más allá de los compromisos que Él puso en tu corazón para hacer, esos recursos son tuyos para disfrutarlos, no solo para acumularlos para usarlos después. Queremos disfrutar esas experiencias con nuestros hijos, no solo dejarles todo esto para cuando nos hayamos ido.

Parte de eso viene de identificar en tu vida qué tanto es suficiente y saber cuándo es suficiente, y a donde puedes ir a esa etapa significativa y hacer algo verdaderamente importante para el trabajo del reino, para bendecir y unir a tu familia para crear recuerdos que puedan pasarlos a sus hijos también.

Mujer 2: En tu plan de sucesión  y diferentes asuntos, no escuché que dijeras nada sobre ayudar en el cuidado de los padres.  Sé que me estoy enfrentando con eso, y muchas de mis amigas se están enfrentando a eso también y estoy pensando en qué consejo tienes con respecto a las finanzas.

Jan: Bueno, este es   un testimonio viviente porque la madre de mi esposo ha vivido con nosotros por veinte años en nuestra casa. Solo puedo decir cosas maravillosas sobre mi suegra. Su madre ha sido una enorme bendición en nuestro hogar.

El padre de Tom fue un pastor quién abría iglesias en California. Ellos abrían una iglesia y la hacían funcionar, y luego el trasladaba a su familia y abría otra iglesia. Él era un plantador de iglesias. Creo que lo que más hizo en su vida en un año fue $8,000 criando a sus 5 hijos. Así que había una gran ignorancia con respecto a este tema.

Su madre, me dio permiso de compartir estas historias porque ella no quiere que esto pase otra vez. La filosofía fue que papá se iba a encargar del ministerio y que Dios proveería para su familia. Consecuentemente, él no estaba muy envuelto. La solución para los problemas financieros era tomar dinero prestado y usar tarjetas de crédito.

Esta es la forma en la que Tom fue criado y la razón por la cual él vino a la relación con dinámicas tan diferentes. Pero eso también significa que no hubo preparación para independencia financiera. Cuando su padre murió, no había ingresos. Todo lo que ella tenía era el seguro social para vivir.

Verdaderamente creo en la Escritura que dice; “Honra a tu padre y a tu madre…para que te vaya bien” (Efesios 6: 2-3). Recuerdo el día en que Nancy se mudó a nuestra casa, y yo le dije, “Mamá, tú eres probablemente la mejor póliza de seguro que he comprado porque Dios dice que si te honro (y eso es un verdadero privilegio el tenerte en nuestra casa) nos irá bien.”

Ella ha resultado ser la mayor bendición en mi vida. Ella es una guerrera en la oración, una mujer piadosa. Ella es cuidadosa al mantenerse fuera de nuestras vidas, de no aconsejar, pero probablemente ella es la única niñera que mis hijos conocieron porque si no estábamos, Nancy estaba ahí para cuidar a los niños. Ella es una verdadera abuela.

Así que comprendo esta dinámica de los padres. No todos tienen esa situación tan maravillosa que yo tuve con una mujer tan piadosa. He escuchado las historias de terror, y las he visto en la vida de mis clientes, y solo puedo volver a este principio: “Honra a tu padre y a tu madre”.

Cuantificamos con mis clientes en mi oficina cómo se ve el honrar. Es algo muy individual porque depende de la dinámica y de los recursos y de lo que haces.

Nosotros construimos dos hogares. Ella vivía en nuestro patio trasero en una caravana en los primeros años y luego Dios proveyó milagrosamente. Nunca nos imaginamos que seríamos propietarios de una casa basada en los recursos que teníamos. Pero nuevamente, en la economía de Dios, eso verdaderamente no importa. Él nos dio nuestra primera casa. Nosotros construimos un apartamento para ella en la casa. Un tiempo después, la tía de Tom, la hermana de Nancy, era soltera y no quería seguir viviendo sola, y preguntó, “¿Puedo venir a vivir con ustedes? Así que pensamos seguir construyendo alas a esta casa para toda nuestra familia extendida. Luego construimos nuestra segunda casa y construimos un apartamento separado con dos habitaciones.

De nuevo, la economía de Dios no tiene sentido, pero cuando honras a tu padre y a tu madre, te va bien. Él nos ha dado más de lo que me hubiese imaginado como una consejera financiera. ¿Cómo llegué a esta situación? No soy lo suficientemente buena planeando hacer eso, pero conozco a Aquel que sí lo es, y solo determine que yo iba conectarme a Él y a honrarlo.

Lo único que puedo darte en esta situación es ese principio de honrar. Y cómo ese principio se ve en tu vida, busca consejo de un asesor o de un pastor, y asegúrate que estés honrándolo, independientemente de la personalidad, estás honrando a la persona y a la posición.

Nancy: Parte de honrarlos, entonces, puede significar que parte de tu plan financiero es proveer para ellos si no tuvieran un plan financiero.

Jan: Exactamente. Unas de las primeras cosas que pregunto a mis clientes en la oficina es, “¿Tienes alguna preocupación sobre el cuidado de tus padres envejecientes?” porque eso es una pieza  muy importante en tu plan de ser obediente al Señor.

Es un poco abrumador cuando tomas estos conceptos, y los miras todos e intentas descubrir, “¿Dónde comienzo?” Encuentra al que razona en tu corazón. El espíritu Santo toca un área particular y en todas esas áreas es un poco diferente.

No tengo una manera específica de construir un plan financiero para un cliente. Miramos todas las necesidades y luego determinamos, “¿Dónde podemos hacer el mayor impacto?” y luego hacerlo lo más fácil posible para trabajar en esto. Nosotros nos enfrentamos con un asunto a la vez, y usualmente es el asunto que está más cerca de nuestro corazón el que está creando el mayor conflicto. Luego comenzamos a tomar todas estas áreas, una a la vez, hasta que eventualmente hacemos todo lo que podemos en el proceso de planear.

Nancy: Jan. Quiero preguntar, porque así como tú, Tom y yo hemos estado hablando, compartiste algunas cosas que fueron muy desafiantes y alentadoras para mí acerca de tu corazón dadivoso. Temprano en su matrimonio ustedes decidieron diezmar, pero aun cuando esto era cuando sus ingresos eran muy reducidos, ustedes  sintieron que el 10% era lo menos de por dónde debían comenzar. ¿Podrías compartir algunos de los logros que el Señor les ha dado en relación a dar? Creo que eso sería un reto para muchas de nuestras oyentes.

Jan: Bueno, cuando miro el dar, y enseñar todo el concepto de dar, el énfasis no es la cantidad o el porcentaje; es el corazón. A Dios no le interesa cuanto demos. Él está interesado en nuestro corazón. Así que muy temprano entendimos que el diezmo es típicamente del 10%, Dios nos ha dado a los dos el corazón para dar, y queremos ir más allá de eso. Así que acordamos al principio de nuestro matrimonio en preparar una cantidad apropiada para poder responder ante el Señor.

Cada año nuestra meta es que mientras repasamos nuestro presupuesto nos aseguremos de que el monto haya incrementado, independientemente de los ingresos. Ha habido algunos años en el que nuestros ingresos han aumentado y otros en los que han disminuido, pero si ponemos en nuestro corazón el hacer algo significativo, y nuevamente digo, no es la cantidad de dinero, sino por el impacto, el impacto eterno, entonces queremos tratar, confiar en Él, creerle a Él por las cosas que no podíamos resolver. Siempre y cuando no hayamos estado violando ningún otro principio, hasta el punto donde logremos la meta—aún me parece un poco imposible—donde podamos dar el 90% y vivir solo con el 10%.

¿Llegamos allí? No. ¿Es  la cantidad del porcentaje significativo? No lo es. Es lo que el Señor ha puesto en nuestro corazón y continuamos evaluando cada año nuestro plan de gasto bajo la luz de, “¿Esto nos permite seguir adelante y avanzar, donde diariamente estemos haciendo algo que perdure por la eternidad?

Nancy: Déjame decir que esto no pasará durante la noche. No te metiste en problemas durante la noche y estoy segura de que Jan puede dar fe de esto en su práctica. No se puede de la noche a mañana sacar a personas que llevan varios años viviendo con malos hábitos.

Jan: No, no lo haces, no es así; pero lo cierto es que sales más rápido si comienzas a diezmar. He visto como vez tras vez esto sucede, donde Dios desafía la lógica del plan financiero reinando en las otras áreas.

Nancy: Así que no te abrumes sobre cómo te irá en este asunto. Da el siguiente paso.

Jan: Así es.

Nancy: Toma ventaja de algunos de estos recursos, algunos de los principios que has aprendido de Jan y no solo comprometiéndote a vivirlo tú misma, sino enseñarlo a tus hijos, y a los demás. Hay personas a tu alrededor que están en esclavitud, en depresión, en ansiedad, miedo, conflictos matrimoniales y problemas porque no están pensando bíblicamente acerca  del dinero.

¿Por qué Jesús habló tanto sobre el dinero? Porque Él sabía el problema que termina siendo. Expone nuestro corazón. Muestra lo que verdaderamente amamos. Muestra dónde está nuestro verdadero valor, lo que valoramos.

Mi padre solía decirnos, y estoy segura que no provenía de él “Si quieres saber dónde está el corazón de alguien, lo que verdaderamente ama; busca  su chequera y mira en su calendario.” ¿No es  cierto esto? Eso demuestra lo que está en nuestros corazones.

Así que queremos complacer al Señor. Queremos agradar, complacer al Señor queremos honrarlo, pero también queremos reflejar Su gloria y representarlo bien, diciendo “Este es el mundo de mi Padre, y todo vendrá a estar sujeto a   Él, y lo demostramos de la manera en que usamos esos recursos financieros para Su Gloria.”

Jan, muchas gracias por vivir tu misión y por dejar que Dios te enseñe sus caminos y por transmitirlos ,no sólo a tus hijos, sino a mujeres y a parejas y a otras como nosotras que  deseamos glorificar a Dios en este sentido. Estamos muy agradecidas.

Mi oración es que lo que Dios te enseñe sea multiplicado muchas veces, una y otra vez, y que tu legado no solo sea lo que tú y Tom han hecho personalmente para el reino de Dios, o lo que le pase a tus hijos, sino también a las muchas personas que tú habrás impactado a pensar en cómo glorificar a Dios en toda esta área.

Jan: Así es Nancy entonces, habrá valido el esfuerzo de cada momento de inversión, y es allí  donde verdaderamente queremos que Dios nos retorne múltiples veces, en Su habilidad para trabajar en el reino. Hay mucho dinero que se está transfiriendo a la próxima generación para financiar la gran comisión. Así que mi meta es hacer lo que sea que el Señor me permita hacer para ser parte de la influencia y a ayudar personas a adueñarse de este concepto y ser parte del financiamiento de la gran comisión.

Carmen: Jan Thompson y Nancy DeMoss de Wolgemuth estarán de regreso.

Permíteme ayudarte a dar un próximo paso práctico en esto de organizar tus finanzas para la gloria de Dios: adquiere una copia del folleto de Jan titulado, “Gestión del laberinto del dinero". Este empieza justo en el lugar correcto: poniendo a Dios en el primer lugar.

Este folleto te ayudará a evaluar tu corazón y tus finanzas. Descubrirás cuál es el lugar correcto para comenzar a realizar cambios que te ayuden. Estudiarás ejemplos de mujeres en la Escritura y descubrirás todo lo que tienen para enseñarte acerca de las finanzas.

Todo esto en el folleto “Gestión del laberinto del dinero", escrito por Jan Thompson. Cuando donas a Aviva Nuestros Corazones, nos ayudas a continuar produciendo recursos en español como este programa, libros, llevar a cabo conferencias, entre otros;  Como agradecimiento por tu apoyo te enviaremos una copia impresa de este folleto de Jan. Haz tu donación a través de nuestra página AvivaNuestrosCorazones.com e indica que quieres recibirlo. Los envíos están disponibles a EEUU y Canadá.

 

Ahora Nancy y Jan regresan para concluir el programa de hoy,

Nancy: Jan, ¿podrías orar por las mujeres que están escuchándonos  y pedir al Señor que nos muestre a todas cómo vivir estos principios y cómo traer gloria a Él; en esta área?

Jan: Oh Señor, muéstranos Tus caminos, y enséñanos Tu verdad. Podemos sentirnos tentadas a abrumarnos cuando comenzamos con esta área de entendimiento bíblico de la administración de nuestra responsabilidad hacia a Ti de responder por todo lo que nos has confiado en nuestras vidas. Pero oro para que traigas claridad, que Tu toques esa área de cada corazón que está escuchando y pongas pasión y el deseo de obedecerte, para traer honor y gloria a Ti, y para estar dispuestas a hacer cosas difíciles, a poner límites a nuestras vidas  para evidenciar el fruto del espíritu en el área donde  sabes que hay gran tentación y debilidad en nosotros, particularmente en el oriente.

Te agradezco por la oportunidad de compartir tan solo un poco para alcanzar a las personas con la pasión que has puesto en mi corazón, para entender Tu palabra en esta área y para hacer algo al respecto. Finalmente, Señor, oro para que todo el mundo tenga el deseo de moverse desde la supervivencia hacia al éxito hasta el punto en que estemos viviendo significativamente, preparándonos para dejar un legado a aquellos a quienes conozcamos, en última instancia mostrándole Tus propósitos para el trabajo de Tu reino.

Te amamos. Es un gran privilegio ser una pequeña parte de esto. Te agradecemos por Tu palabra, Por tu provisión, y por el hecho de que seas la fuente y el suplidor de todas nuestras necesidades, y encomendamos a ti hoy este tiempo, en el nombre de Jesús, amén.

Nancy: Amén.

Carmen: Nancy DeMoss de Wolgemuth recibió una carta inesperada que la llevó a tiempos difíciles. Ella encontró consuelo en un texto de las Escrituras que calmó su corazón. Ella compartirá este texto contigo y te mostrará cómo estabilizar tu corazón cuando atraviesas tiempos difíciles.

Te esperamos el lunes para otro programa de Aviva Nuestros Corazones que tengas un buen fin de semana y día del Señor.

Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de las Américas a menos que se indique otra fuente.
Voz de Jan Thompson: Sandra Patin de Matos 
Canciones utilizadas:  Perla de Gran Precio, En Espíritu y en Verdad, Incontenible Es Tu Amor ℗ 2012 En Espíritu y en Verdad

Jan Thompson es una representante registrada ofreciendo seguridad  a través de América Securities, Inc., miembro de FINRA SIPC, y servicios de asesoramiento a través de valores América Advisers, Inc. La información proporcionada en este programa es para fines de educación general solamente y no se deben interpretar como un consejo de inversión específica. Por favor, consulte a un asesor financiero en relación con su situación específica antes de implementar un plan de inversiones.

Los nombres usados en esta emisión no representan necesariamente la experiencia de cualquier cliente. Estos ejemplos pretenden ilustrar varios ejemplos de psicología de los inversores y de ninguna manera pueden interpretarse como una aprobación de la actuación de los servicios prestados por Janice Thompson, Strategic Financial Solutions, Inc., o las empresas de Valores América.

 

Aviva Nuestros Corazones es un alcance de Life Action Ministries.

Las opiniones expresadas en este blog son de las oradoras, Janice A. Thompson. Este material es para información general únicamente y no puede ser considerado una recomendación para comprar o vender. Porque la información está generalizada, debes discutir consejos específicos con profesionales financieros.

 

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.