Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 104 | 1 Reyes 13 – 15

Día 104 – abril 14

1º Reyes 10 – 12

Querida hermana, a continuación comparto contigo mis pensamientos sobre 1 de Reyes 13-15:

  • En el capítulo 13 vemos que Jeroboam no mostró ningún signo de arrepentimiento por sus prácticas idólatras, sino que se preocupó más por su salud física que por su relación con Dios. Amiga, cuando escuches su voz no endurezcas tu corazón.
  • Dios no contradice su Palabra. Por eso, ten cuidado de los falsos profetas o de hombres de Dios que vienen con buenas intenciones. Todo debes filtrarlo a través de las Escrituras. Por eso, estúdiala, meditala y obedécela; lámpara será para tus pies.
  • No persistamos en nuestra vida de pecado como lo hizo Jeroboam. Nuestros pecados no solo traen consecuencias para nosotras, sino también a nuestros hijos, nuestros esposos, nuestra iglesia y nuestra nación.
  • No seas cómplice del pecado de tu esposo como la esposa de Jeroboam. Aunque podamos engañar a los hombres, no podemos engañar a nuestro Dios. Él todo lo ve y toda obra oculta la traerá a la luz. Cuidado con lo que siembras, pues eso cosecharás.
  • Estos reyes no tuvieron en cuenta la bondad y la paciencia de Dios, las cuales nos guían al arrepentimiento, pues una y otra vez edificaron altares a dioses falsos. Ciertamente Él es lento para la ira y perdona nuestra iniquidad, pero no tendrá por inocente al culpable, Él es justo y castiga la iniquidad de los padres sobre los hijos. Hermana, Dios está hablando a nuestros corazones y nos manda a abandonar nuestras prácticas de pecado hoy mismo. 
  • Si eres esposa de pastor o estás en una posición de gran influencia, no olvides que Dios te puso ahí para Él. Seamos fieles al que nos llamó.
  • Nuestra fidelidad y devoción es primeramente a Dios. Así como el rey Asa privó a su abuela Maaca de ser reina madre porque había hecho un ídolo, así nosotras debemos de privar a nuestros familiares de ejercer autoridad o influencia sobre nosotras y nuestras familias cuando sus pensamientos o comportamientos son pecaminosos.
  • Aunque nuestros padres, madres o hermanos anden en oscuridad y practiquen las obras de la carne, nosotros no tenemos que seguir ese camino. Dios derrotó el poder del pecado para que pudiésemos ser libres en Él, ¡para seguirle a Él!

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto a su esposo José Olivo y su hijo José Alejandro. Son miembros de la Iglesia Bautista Internacional donde ambos sirven como parte del liderazgo de grupos pequeños. Ama ayudar a las mujeres a sumergirse en la palabra para que puedan experimentar la verdadera libertad. Actualmente sirve como Office Manager en Aviva Nuestros Corazones.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación