Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 106 | 1 Reyes 19 – 20

Día 106 – abril 16

1º Reyes 19 – 20

Continuamos con nuestra lectura del primer libro de Reyes. Hoy estaremos profundizando en los capítulos 19 y 20:

  • Así como un ángel fue enviado por Dios para alimentar a Elías, de la misma forma Dios en su infinito amor y fidelidad nos da su Palabra para fortalecernos y afirmarnos en momentos de gran prueba a través de nuestros pastores y hermanas. Recordemos que no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 
  • Mientras vivamos en esta tierra, nos enfrentaremos a situaciones que nos provocarán miedo y angustia, pero es ahí en la oscuridad donde debemos recordar lo que Dios nos ha dicho en la luz. Por eso, hablemos constantemente e intencionalmente la verdad a nuestras mentes y corazones. Aunque las circunstancias de nuestra vida cambian, Dios y su Palabra permanecen inmutables, Él sigue estando en el trono.
  • Me impacta cómo el alimento y la bebida que Dios proveyó a Elías, lo fortalecieron de tal forma que caminó cuarenta días y cuarenta noches. Es que por su Palabra somos capacitadas sobrenaturalmente a perseverar a través de la aflicción. Es su Espíritu, su poder y su gracia los que vienen en nuestra ayuda. Él es nuestra única y verdadera fuente de fortaleza, de vida y de consuelo. ¡Corramos a Él! ¡Busquemosle!
  • Ciertamente, Elías se había quedado solo y buscaban su vida para matarlo. Muchas veces nos ha pasado que como mujeres nos sentimos solas en esta batalla, pero la verdad es que mayor es el que está en nosotras; y si Dios está con nosotras, ¿quién podrá estar en contra nuestra? ¡Nada, ni nadie!
  • Aunque estemos pasando por grandes pruebas, Dios nos llama a seguir siendo útiles y diligentes en sus manos, consolando a otras, amando y sirviendo a nuestros esposos, hijos, padres y hermanos.
  • Ya Elías había cumplido su propósito como profeta y le tocaba ungir a Eliseo para que ocupara su lugar. Hermanas, nosotras hemos sido puestas en familias, iglesias y ministerios específicos para un tiempo determinado. Aprovechemos bien el tiempo y cumplamos con cada una de las encomiendas que nuestro Dios nos ha entregado.
  • Me impacta este versículo: «¿Has visto toda esta gran multitud? Hoy la entregaré en tu mano, y sabrás que yo soy el Señor». Dios nos pone en pruebas o situaciones que sobrepasan nuestras fuerzas y nuestros recursos, para que veamos y entendamos que no es por lo que somos o tenemos, sino por lo que Él es, por su mano, por su nombre, por su poder, por su gracia. ¡En todo tiempo dale la gloria al único que es digno!
  • El rey de Israel no mató a Ben Adad tal como Dios le había instruido y la consecuencia fue que el rey de Israel y su pueblo iban a tener que pagar con sus vidas por esta desobediencia. Lo que para Dios es un enemigo, para nosotras también lo es. No coquetees con el mundo, ni con los placeres de la carne. Lo que Dios dice que no veas y que no hagas quiere decir literalmente NO, sin excepción.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto a su esposo José Olivo y su hijo José Alejandro. Son miembros de la Iglesia Bautista Internacional donde ambos sirven como parte del liderazgo de grupos pequeños. Ama ayudar a las mujeres a sumergirse en la palabra para que puedan experimentar la verdadera libertad. Actualmente sirve como Office Manager en Aviva Nuestros Corazones.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación