Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 233 | Lamentaciones 3 – 5

Día 233 – agosto 21

Lamentaciones 3 – 5

En estas siguientes lamentaciones podemos ver el dolor y la angustia hasta la esperanza permanente del Profeta, que comienza a sincerar su corazón diciendo cuál era su estado de desesperación, derrota, intranquilidad  y de abatimiento de su alma. 

Al abrir su corazón, Jeremías nos lleva a ver que a pesar de su estado de desolación, y de la devastación del pueblo debido a su pecado, él esperará en Dios para que quite su aflicción. Jeremías a través de este libro nos presenta cuanto fue capaz el pueblo de alejarse y cerrar sus oídos a la Palabra de Dios, y al mismo tiempo cuán compasivo y fiel es Dios con su pueblo. 

El capítulo tres del 21 al 29 no solo muestra la misericordia y bondad que Dios tendría para con Jeremías y Su pueblo, sino que nos recuerda cuán compasivo es el Señor con los suyos aun hoy en día. Su inagotable misericordia, amor y fidelidad están disponibles cada mañana, 

El profeta nunca dejó de tener una correcta perspectiva de Dios, si la devastación era atroz, pero Dios lo había advertido, sin embargo hay algo mayor que ello, la bondad y misericordia de Dios está disponible cada mañana, Solo Él era la porción que su pueblo necesitaba, era la única fuente de socorro y de donde vendría su salvación. Jeremías  dice: «Dios es todo para mí» (v.24), es mi porción, Cuán importante es tener a pesar de las circunstancias,  un correcto conocimiento del  verdadero Dios, solo así podremos descansar en cuan  fiel amor del Señor para los suyos,

Jeremías derramó su corazón al Señor en estos poemas, reconociendo que él es la única esperanza para el pueblo, y que el castigo que se estaba consumando era resultado del  pecado del pueblo, él mismo había pasado años advirtiendo al pueblo, pero no habían escuchado y de eso se lamenta ahora al ver que la preciosa joya era tratada como vasija de barro, Israel pudo gozar de la tierra que el Señor les dio, sus bendiciones por siempre, pero rompieron el pacto, desobedecieron e idolatraron las bendiciones y se olvidaron de su Dios, una vez tras otra cayeron en idolatría, así que se llegó el tiempo y  la ira del Señor los apartó. El castigo del Señor se cumplió, Él hizo lo que había dicho.

Y ahí es donde comienza la oración del profeta por restauración del pueblo (Lamentaciones 5). Comienza diciendo «Acuérdate Jehová de lo que nos sucedió». Él sabe lo que sucedió, Dios quiso evitarlo, les envió profetas, les envió su palabra pero no escucharon, así que hizo justicia. 

Ahora era el tiempo de clamar, de Él vendría la ayuda. Si el enemigo había devastado la ciudad, el pueblo había caído cautivo y se había esparcido, pero esto fue también de parte de Jehová, De él había venido la devastación, debido al pecado, pero también él curaría la herida y la sanaría.  

El corazón del pueblo estaba entristecido, y  Jeremías lo estaba también, pero sabía que solo de Dios vendría la restauración si el pueblo se volviera a Su Dios. La oración concluye con el clamor de Jeremías a Dios, mismo que había sido el mensaje al pueblo durante todo su ministerio: «Vuélvenos, oh Jehová a ti y nos volveremos: Renueva nuestros días como al principio...»

Este fue el siempre el llamado de Jeremías, un avivamiento del pueblo de Dios, que le buscaran a Él y se volvieran de sus malos caminos.

Que nosotros ahora clamemos de la misma manera, Señor solo en ti está nuestra esperanza, solo de ti viene nuestra salvación, solamente tú eres nuestra porción, vuélvenos,  oh Jehová  a ti.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Myrna Ortiz

Myrna Ortiz

Myrna es de la Ciudad de México, donde también reside, y ha sido testigo de lo que el Señor hace en esa gran y concurrida ciudad. A través del servicio a las mujeres con este ministerio y su iglesia local, Myrna aprendió a amar a las mujeres a través de la enseñanza alentándolas a adoptar la condición de mujer en cualquier época de su vida... El mandato de Tito 2 ha impactado mucho su vida y ora para que cada vez más mujeres lo adopten, por lo que la Palabra de Dios continúa siendo el mejor legado para las mujeres de las siguientes generaciones. Su mayor deleite es enseñar y aprender más acerca de quién dice Dios que es Él y ver cuán grande es su amor mientras responde al deseo de las mujeres de todo el mundo de conocerlo profundamente. Ver un avivamiento y ser una mujer de oración es el deseo de su corazón y la oración que tú puedes estar haciendo por ella. Myrna es parte del equipo de Aviva Nuestros Corazones siendo la representante para Latinoamérica del ministerio.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación