Aviva Nuestros Corazones Radio

Cantar de los cantares, día 2

Annamarie Sauter: Ayer, aquí en Aviva Nuestros Corazones, Nancy DeMoss de Wolgemuth dio inicio a una serie sobre el Cantar de los cantare

Nancy DeMoss de Wolgemuth: Estaba leyendo esta semana en uno de mis devocionales favoritos, El valle de la visión, y una línea me tomó por sorpresa, al pensar en esta serie sobre Cantar de los cantares. Decía: «Mi amor es helado y frío, hielo y nieve. Deja que Su amor me caliente».

Oh, Señor, en la medida que comenzamos esta serie sobre el Cantar de los cantares, confieso que mi amor por Ti, mi amor por los demás, es a menudo demasiado helado y frío, es como hielo y nieve. Así que te ruego, Señor, que Tu amor caliente mi corazón. Y en la medida que veamos Tu amor en este gran pasaje del Antiguo Testamento, que tu amor vuelva nuestros corazones cálidos y llenos, y que seamos usadas para calentar otros corazones que están helados y están desesperadamente necesitados de experimentar Tu amor. Oramos en el nombre de Jesús, amén.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Nancy: Hace algunos años, conocer mejor a Robert Wolgemuth y convertirme en su esposa, me hizo pensar mucho sobre las historias de amor.

Mis padres no tenían un televisor en nuestro hogar mientras yo crecía, y a lo largo de los años no llené mi mente con mucho romance, ni a través de la televisión, ni libros, ni películas. Así que cuando Robert y yo nos estábamos conociendo mejor, ¿sabes qué modelo tenía en mi mente y en mi corazón sobre cómo debe lucir una relación amorosa? Lo creas o no, era la imagen de los años que pasé estudiando el Cantar de los cantares. Vi que este libro es un excelente modelo a seguir en mi relación con Robert.

Ahora, puede que tú no estés en medio de una relación de este tipo en este momento, pero sin importar en qué etapa de la vida te encuentres, sé que este será un estudio significativo para ti. Porque este libro se trata de la historia de amor a la que apuntan todas las historias de amor—el amor de Cristo por su novia, la iglesia.

Regresemos juntas a esta asombrosa historia que encontramos en las páginas de la Escritura, el Cantar de los cantares.

Estamos empezando una serie nueva—cómo pudiste escuchar si estuviste con nosotros ayer—sobre la Canción de Salomón, o como se le denomina en hebreo, el Cantar de los cantares. Esta frase viene del primer versículo del primer capítulo de este libro. Ayer vimos que Cantar de los cantares, es la forma idiomática hebrea de decir algo que es lo mejor, es superlativo, es lo máximo, no hay nada ni nadie mejor.

Por lo tanto, esta es una canción que es superior a cualquier otra canción que se haya escrito o se haya cantado. Esta es la canción «más genial», la canción suprema en toda la Escritura. Vimos, como empezamos ayer, que es una canción de amor, porque el amor es el tema supremo. «El mayor de todos ellos es el amor».

Vimos que este libro trata sobre el amor entre un esposo y una esposa, de la belleza del amor conyugal y del romance, incluyendo la alegría y la pureza de la intimidad sexual en el matrimonio, vista desde la perspectiva de Dios. Esa perspectiva en el Cantar de los cantares, la Canción de Salomón, sobre el amor humano, el romance humano, la sexualidad humana, contradice los extremos que encontramos en nuestro mundo de la perversión sexual y la lujuria y la infidelidad y la promiscuidad en un extremo. . . Y luego el otro extremo, que es el punto de vista asceta de que el sexo es pecaminoso.

La Escritura nos conduce a esta forma de pensar, hermosa, pura, santa, deleitosa, sobre el matrimonio y el sexo, la forma en que Dios piensa acerca del matrimonio y acerca del sexo. Me recuerda lo que dice Hebreos capítulo 13 versículo 4: «Sea el matrimonio honroso en todos, y el lecho matrimonial sin mancilla».

Dios tiene una manera de pensar sobre el matrimonio y el sexo— que es puro, es santo, es sano, es bueno, es honorable, que vale la pena preservar. Vamos a obtener una perspectiva fresca en este libro del Cantar de los cantares en ese sentido.

También estamos viendo que en el corazón de esta canción está el amor de un Dios fiel, que ama a Su pueblo con un amor increíble que guarda el pacto. Estamos viendo que esta canción es acerca de la relación entre Cristo y Su novia, y Cristo y los creyentes individuales.

Yo seré la primera en reconocer que ese no es el punto de vista predominante de este libro en la actualidad. Pero es el consenso de más de mil seiscientos años de historia de la iglesia, la opinión de que este libro es primeramente sobre el amor de Dios, sobre el amor divino. Nuestro amor humano es, en su mejor expresión, un débil reflejo del amor de Dios. Es el amor de Dios que se supone que es la fuente, lo que nos habilita y nos da el poder para expresar nuestro amor humano.

Después de treinta o más años de leer y meditar sobre el Cantar de los cantares, yo sigo diciendo, «no hay manera de ignorarlo, ¡está tan claro!» De hecho, si el Cantar de los cantares no es sobre el amor de Dios, entonces sería el único libro de toda la Biblia que no se trata de la historia de la redención, de Cristo y de Su amor, que es el patrón para todo amor humano.

La unión entre Dios y Su pueblo es el modelo para el matrimonio. Esa es la intención del matrimonio, desplegar esto. El matrimonio es la ilustración terrenal que apunta a una realidad espiritual mayor, que es la realidad del amor de pacto de Dios.

Muchos maestros y oradores de nuestra era, en los últimos veinte o treinta años, han escrito libros, han impartido mensajes sobre cómo el Cantar de los cantares se refiere al amor humano, al sexo y al matrimonio. En nuestro estudio durante las próximas semanas, nos vamos a enfocar principalmente en cómo este libro habla de nuestra relación con Cristo. Es por eso que hemos llamado esta serie, Cómo enamorarnos y permanecer enamoradas de Jesús.

Creo que ese es el propósito fundamental de este libro. Pero en el camino vamos a ir haciendo aplicaciones prácticas sobre el amor humano, el matrimonio y las relaciones sexuales. Voy a pedirles a algunas de mis amigas casadas que se unan a nosotras para compartir sus ideas sobre el matrimonio, sobre el romance y el sexo visto en Cantar de los cantares, de una manera hermosa, poética y pura, de la forma en que Dios lo instituyó que fuera.

Algunos han llevado esta interpretación que voy a tomar del Cantar de los cantares a extremos innecesarios. Leerás algunos de estos libros y verás un paralelo espiritual de todos los detalles del libro. No creo que la intención sea leer este libro de esta forma. Después de todo, el género es la poesía. . . la poesía hebrea.

Más que enfocarse en cada pequeño detalle, este libro debe ser sentido y experimentado. Debemos leerlo, y al leerlo, obtener una idea general de lo que realmente se trata el verdadero amor. Así que te animo a leer este libro una y otra vez durante las próximas semanas.

Estoy usando la Biblia Reina Valera. Puedes buscar esta versión en línea y seguirnos, o en tu traducción preferida, realmente no es problema. Pero mientras lo lees, trata de encontrar el sentido general de la clase de amor que habla este libro. Vas a ver que es un amor:

  • Apasionado
  • Intenso
  • Desinhibido
  • Expresado libremente
  • Emocionante
  • Expresivo
  • También es un amor exclusivo
  • Dulce
  • Puro
  • Sencillo

Es un amor que se da en lugar de tomar. Es un amor que tiene que ser alimentado y protegido. Vemos en este libro que el amor verdadero no es estático. Siempre está creciendo y a veces es puesto a prueba. A veces nuestro amor se reduce, sube y baja.

Hay momentos en que hemos amado a Cristo más que en otras épocas, a veces nuestro amor por los demás se reduce, pero Su amor por nosotras siempre es el mismo. Él es fiel, leal y devoto. Este libro nos señala el asombroso amor de Dios por Su pueblo. Revela Su corazón y Sus caminos. Y vemos que el «gran amor del Señor nunca cesa; sus misericordias nunca llegan a su fin».

Vemos la historia de la redención, el amor redentor de Cristo.

Este libro es también un llamado a la intimidad. Hay tanta información rica en este libro acerca de cómo cultivar una relación íntima de amor con Jesucristo. Es esa relación, tu relación con Cristo, lo que hace posible que experimentes una mayor intimidad dentro de tu relación matrimonial.

Un escritor dijo sobre este tema, y me pareció de mucha ayuda:

«El antídoto (la cura, la solución) para las relaciones inmorales, prematrimoniales y la ruptura de los votos del matrimonio entre los cristianos profesantes, (la solución para todos estos problemas) no es más sexo y manuales de matrimonio o sesiones de consejería, es regresar a nuestro primer amor».1

Ves, cuando tú amas a Cristo y tu amor por Él está creciendo, vas a tener la capacidad de crecer en tu amor por tu pareja y en tu amor para con los demás.

Así que este es el Cantar de los cantares. El primer versículo inicia,

«Cantar de los cantares, el cual es de Salomón». Salomón es el instrumento humano que Dios utilizó para escribir este libro. Ahora, no sabemos en qué momento de su vida lo escribió. Puede que lo haya escrito en los primeros años de su reinado, cuando caminaba cerca de Dios. 1 Reyes nos dice: «Salomón amaba al Señor, andando en los estatutos de su padre David» (3:3).

La novia en la historia pudo haber sido su primera esposa. O pudo haber escrito este libro más adelante en su vida, después de haber experimentado y tal vez después de haber sido restaurado de sus años de apostasía espiritual. Salomón fue un gran hombre en muchos aspectos, pero como ya sabes, también fue profundamente defectuoso en muchos aspectos.

Pero en todo, Aquél a quien él señala es mayor que el tipo. Jesús dijo en Mateo 12, «Algo más grande que Salomón está aquí» (v. 42). ¡Cristo! Él es nuestro Salomón, Rey de paz. Así, la Escritura dice: «Este es el Cantar de los cantares de Salomón».

Hemos dicho que esta canción es una canción de amor, es la más grande canción de amor que jamás haya existido. Salomón sabía mucho acerca del amor. De hecho, mucho lo aprendió de mala manera, ¿verdad? De hecho, sabiendo lo que sabemos acerca de Salomón, es un poco sorprendente para mí que Dios hubiera elegido a Salomón como el instrumento humano para escribir esta canción.

Salomón que tenía tantas esposas y concubinas, incluyendo a muchas mujeres paganas que alejaron su corazón del Señor, Salomón que en momentos de su vida traicionó su pacto con Dios. . . Desde un punto de vista humano, ¿habrías tú elegido a Salomón para escribir la canción de amor suprema de todos los tiempos?

Ciertamente él no era digno de ser usado por Dios para escribir el Cantar de los cantares. Ahí es exactamente donde entra la gracia, tanto para Salomón como para nosotras, ya que Dios está escribiendo Su historia de amor en y a través de nuestras vidas.

Curiosamente, el nombre que originalmente le fue dado a Salomón al nacer, por el profeta Natán fue Jedidías. Es una palabra hebrea que significa «amado por el Señor». Dios sabía que Salomón iba a fallar muchas veces en su amor por Él, pero a Salomón le fue dado ese nombre, «amado por Dios», no basado en nada que él hubiera hecho, sino basado completamente en la gracia.

Incluso este primer nombre de Salomón, «Jedidías», nos recuerda que Dios nos ama, no por lo que somos o por lo que hayamos hecho o por lo bien que lo amamos, sino porque Dios es amor. Es por eso que Él nos ama.

Recibí un correo electrónico no hace mucho tiempo de una amiga cuyo esposo había cometido adulterio. Había estado caminando con ellos a través de esta circunstancia cuando salió a la luz. Él se quebrantó, se había arrepentido. Pero estaba todavía, meses después, luchando con esta enorme sensación de que él había malgastado su vida. . . que Dios nunca lo usaría otra vez.

Su esposa escribió y estaba compartiendo esto conmigo. Le respondí de nuevo a ella con un correo electrónico que decía, en parte:

A raíz de la caída de tu esposo, estoy segura de que el enemigo quisiera verlo enterrado en medio de la culpa y de la vergüenza, pero Dios quiere que camine en la gracia, consciente de que ninguno de nosotros es digno de servir al Señor, que solo Cristo es nuestra justicia, y que Su sangre ha expiado completamente todos los pecados que hemos cometido o que cometeremos.

El enemigo quiere que tu marido se sienta que él nunca, nunca, podrá, serle realmente útil a Dios. Pero Dios quiere hacerle creer que no hay límite en cuanto a cómo Él puede usar a aquellos que están quebrantados y arrepentidos de sus pecados, y a los que son receptores de Su gracia asombrosa.

Creo que es un gran ejemplo de esta verdad el que Dios escogió a Salomón, que era todo menos un amante fiel. Él fue un hombre que compartió su afecto marital con cientos de mujeres. Dios escogió a este hombre para dar a Su pueblo el Cantar de los cantares, la mejor canción jamás escrita sobre el amor de Dios.

Así que continué diciéndole a mi amiga,

Con el tiempo, creo que Dios los va a usar a ti y a tu esposo para convertir lo que el enemigo quería usar para mal en un gran bien, y para compartir con otros acerca del amor superlativo y la misericordia de Dios, superlativa, eterna y que nunca falla.

Tal vez te sientes como tu marido. Lo has echado a perder, has tirado a la basura cualquier posibilidad de alguna vez ser usada por Dios. Le has fallado tan miserablemente a Dios. Has roto tu pacto con el Señor. Has roto tu pacto con tu pareja. Puedo decir, Dios no puede bendecir el pecado de tu pasado, pero Él bendecirá a un corazón contrito, humillado y arrepentido. Esa es la persona que Dios quiere usar y decide usar como un canal, como un vaso para comunicar Su amor, Su gracia y Su misericordia a los demás.

Hasta ahora, hemos tenido dos programas sobre el Cantar de los cantares. Hemos cubierto un versículo, una línea, y hay ocho capítulos y 117 versículos en este libro. Me recuerda al pastor británico del siglo XVIII llamado John Gill, que predicó ciento veintidós sermones sobre el Cantar de los cantares, y luego los recopiló en un comentario enorme.

No vamos a tomar tanto tiempo, pero nos vamos a tomar nuestro tiempo en ir a través de este libro. He aquí una de las razones: hay tantas cosas en él, quiero saborearlo. Pero también sé que hay muchas mujeres que luchan con experimentar el amor de Dios. No creo que eso vaya a cambiar con tan solo unas pocas breves lecciones sobre el amor de Dios. Creo que cambia en un período de tiempo extendido, cuando nos sumergimos en Su amor.

Quiero hacer unas cuantas observaciones introductorias sobre el Cantar de los cantares y luego empezando la próxima sesión, vamos a adentrarnos en el texto. Una vez más, quiero animarlas a leer el Cantar de los cantares. Si quieres seguirnos puedes hacerlo usando la Reina Valera o la versión de la Biblia que prefieras.

Solo un par de notas: En primer lugar, ¿dónde se encuentra Cantares en el canon del Antiguo Testamento? Le sigue al libro de Eclesiastés, también escrito por Salomón. Creo que hay un contraste interesante entre estos dos libros. El tema de Eclesiastés es «vanidad de vanidades, todo es vanidad». «La nada de la nada; todo es nada». Y eso sirve como una introducción perfecta al Cantar de los cantares.

Eclesiastés nos muestra que las cosas terrenales no pueden dar satisfacción ni gozo duradero. Entonces llegamos al Cantar de los cantares y elevamos nuestros ojos de esta tierra y descubrimos que la verdadera alegría y bendición se encuentran, no en la tierra, sino por encima de la tierra en una persona, en una relación amorosa con un Dios que guarda el pacto, y con su Hijo, Jesucristo.

Permítanme decir unas palabras sobre el bosquejo de Cantar de los cantares. Esta no es una historia típica o un relato que tiene escenas en secuencia que se pueden seguir, y decir, «primero sucedió esto y después aquello y después esto». No es una narración en ese sentido.

Es más bien una serie de escenas relatadas en poesía hebrea. Verás referencias a cosas que no siempre están en orden cronológico. No trates de verlo en orden cronológico porque será un poco frustrante.

John MacArthur en su Biblia de estudio tiene un bosquejo del libro que creo que es útil. Él dice que la primera sección se trata del cortejo, la sección del medio sobre la boda, y la última sección sobre el matrimonio. El cortejo significa, «dejará»; la ceremonia significa, «se unirá»; y el matrimonio, «serán una sola carne». Me gusta este bosquejo simple.

Como sea que hagas el bosquejo— y voy a compartir el mío con ustedes en un momento— se ve en este libro una progresión y el desarrollo de una relación, que va desde el inicio hasta el amor maduro. Esta progresión trata con las diferentes estaciones de esa relación, diferentes situaciones, diferentes circunstancias en una relación matrimonial, o en la vida de un creyente, o en la vida de una iglesia.

Estoy muy contenta que este libro es sobre el amor. El Cantar de los cantares no se trata solo de los puntos altos de esa relación de amor, también se trata de los puntos más bajos. Trata de los fracasos. Vamos a ver cómo surgen las barreras en una relación de amor y qué hacer al respecto.

Por lo tanto, permítanme rápidamente dar el bosquejo que voy a utilizar para este estudio. No trates de recordar todo esto o anotarlo, porque estará en nuestra página web, en la transcripción, y lo podrás encontrar allí.

En la primera sección vamos a ver el amor inicial. Vamos a pasar varios días en esa sección.

Y vamos a continuar viendo el amor desatendido, y verás que en las dos primeras secciones la que más habla es la novia, porque está ocupada mayormente con ella misma.

A continuación, en la sección media (de cinco en total) tenemos el amor creciente. En esa sección la novia habla menos y escucha más. Esta es una gran pista para ti aquí.

Y entonces, número cuatro, tenemos el amor vacilante, donde una vez más la novia es el orador principal.

En la sección final, o la quinta, tenemos lo que yo llamo el amor maduro. El amor inicial, el amor desatendido, el amor creciente, el amor vacilante, y el amor maduro.

A lo largo de esta historia, la novia es una con su amante, legalmente, técnicamente, posicionalmente, pero ella está en la búsqueda de la máxima expresión posible de esa intimidad. Esta es una imagen de la peregrinación de un creyente o un cuerpo de creyentes que aspira a una mayor intimidad con Cristo.

Y algunos otros temas que estaremos viendo, y mientras estás leyendo el libro durante estos próximos días, verás estos temas resaltar, veremos el encanto y la belleza del novio. ¡Él es maravilloso! Vamos a ver el tema de la gracia y cómo este amor es inmerecido. . . Es realmente inmerecido. . . El amor que el Novio tiene por Su novia.

Vamos a ver el poder transformador del amor verdadero a medida que la novia es transformada por el amor de su novio. Vamos a hablar de la búsqueda de la intimidad, lo que promueve la intimidad, lo que la favorece, y lo que obstaculiza o destruye la intimidad en una relación de amor. . . Sea con el Señor o con tu pareja u otras personas. Y veremos, una vez que se ha roto esa intimidad, cómo puede ser restaurada.

Luego, vamos a ver que el objetivo de una relación íntima de amor no es solo para nuestro disfrute personal, sino para que podamos ser una bendición para otros. Así que prepárate para buscar conceptos, simbología de fragancia y de frutos en el Cantar de los cantares. . . fragancia y fruto. Queremos estar llenas de ese amor para que pueda fluir a través de nosotras e impactar a los demás.

Esta es una canción sobre la abundancia de fruto. Verás docenas de referencias a las vides, los viñedos, los frutales y jardines. Obsérvalos a medida que leas, y solo recuerda que Dios nos creó para dar fruto, y Él es glorificado cuando damos mucho fruto. El fruto es el resultado de nuestra unión con Él. La unión, la comunión con Cristo, hace que demos fruto. Esto es también cierto en un matrimonio santo y bueno. La unidad produce fruto. Por eso la intimidad es tan importante.

Así que al leer Cantar de los cantares, estás buscando lo que esto te dice sobre el amor humano y el matrimonio, y también estás en busca de ideas sobre el amor de Dios para con Su pueblo y la relación de Cristo con Su iglesia. Quiero animarte a orar a medida que estés leyendo este libro, como lo he hecho durante estas últimas semanas.

«Señor, mientras estudio Cantar de los cantares, ¿podrías mostrarme Tu amor? Ayúdame a creer en él, a recibirlo, a experimentarlo. Muéstrame Tu amor. Y Señor también ¿podrías profundizar mi amor por Ti? Déjame amarte a Ti, como Tú eres digno de ser amado». Y si estás casada o tienes la esperanza de algún día estar casada, ora: «Señor, que Tu amor se vea en y a través de mi matrimonio».

Señor, oramos que durante estos próximos días nos muestres Tu amor, y que lo podamos recibir, y que tengamos la gracia de amarte más de lo que lo hacemos hoy. Entonces, que Tu amor se canalice y fluya a través de nosotras. Oro especialmente por mis hermanas casadas, o aquellas que lo serán, por esa que quizás nos escucha el día de hoy y se estará casando pronto. Señor te pido por su matrimonio, y por todos los matrimonios representados, que haya un desbordamiento de Tu amor en los matrimonios, para que vivan en intimidad, y den mucho fruto para Tu gloria. Oramos en el nombre de Jesús, amén.

Annamarie: Es fácil escuchar un mensaje como este de Nancy DeMoss de Wolgemuth, beneficiarse de él, y luego ocuparnos y olvidar lo que escuchamos.

Te invito a que tomes este mensaje y lo hagas personal. Aquí está Nancy para decirte cómo puedes hacerlo.

Nancy: He tomado mucho tiempo a lo largo de los últimos treinta años meditando en el Cantar de los cantares de Salomón. Como resultado, este estudio se ha convertido en una parte importante y dulce de mi relación con Jesús. Y sé que esta serie será una experiencia mucho más rica para ti, si no solo la escuchas, sino que meditas en la Escritura y dejas que esta afecte tu vida.

Para ayudarte a hacer esto, he escrito algunas preguntas tituladas, «Hazlo personal». Encontrarás preguntas para cada programa, indicando la cita bíblica de la instrucción de ese día. Si no puedes seguir este estudio cada día por las próximas semanas, puedes hacerlo a tu propio ritmo. Encuentra los audios y las transcripciones de los programas en AvivaNuestrosCorazones.com, en la sección de recursos. Escucha estos programas y responde las preguntas en el tiempo que te sea conveniente.

Esta serie se titula, «Cómo enamorarnos y permanecer enamoradas de Jesús». Las preguntas se encuentran al final de la transcripción de cada programa, en la sección, «Hazlo personal».

Annamarie: Gracias Nancy. Espero que muchas mujeres se animen a aplicar a sus vidas este estudio tan enriquecedor.

Nuestras oraciones pueden ser en ocasiones, aburridas y predecibles. Nancy DeMoss de Wolgemuth te invita a venir al Señor y decirle, «bésame con los besos de tu boca, porque mejores son tus amores que el vino». No te pierdas el programa de mañana, en el que comenzaremos a ver el primer versículo del Cantar de los cantares, aquí en Aviva Nuestros Corazones.

Contemplando la belleza del evangelio juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

Referencias a Cantar de los Cantares han sido tomadas de la Reina Valera 1960.

1 Philip H. Eveson. Prólogo a Ellsworth, p. 10.

Hazlo personal:

Para sacar el mayor provecho del estudio, versículo por versículo, del Cantar de los cantares, trata de leer todo el libro varias veces durante el transcurso de esta serie. Debes ser capaz de leer este corto libro aproximadamente en 15 o 20 minutos. Esto te dará una visión a vuelo de pájaro de toda la historia. (Este estudio se basa en la versión de La Biblia de las Américas. Es posible que desees imprimir el texto visitando www.biblegeteway.com, para que puedas seguir el estudio).

A medida que lees, toma nota de cualquier observación o de preguntas que te vengan a la mente. También, anota lo que piensas con relación a estas dos preguntas:

  • ¿Qué te revela este libro con relación al amor humano y al matrimonio?
  • ¿Qué te revela este libro sobre el amor de Dios para con Su pueblo y sobre la relación entre Cristo y Su iglesia?

Día 2- Introducción 2: La canción de Salomón
(Cantar de los cantares 1:1)

Escuchar programa #2:

  1. Cantar de los cantares, la canción de Salomón (1:1). ¿Cómo te anima o te llena de esperanza el saber que Dios eligió a Salomón para escribir este libro?
  2. Nancy describe el Cantar de los cantares como una imagen de la peregrinación de los creyentes que anhelan una mayor intimidad con Cristo. ¿Es cierto eso en tu vida? ¿Cómo puedes experimentar y cultivar una relación más estrecha con tu Salvador?
  3. «Mi amor es escarcha y frío, como el hielo y la nieve, deja que Su amor me caliente» (El valle de la visión). ¿Puedes pensar en algún momento en el que tu amor por el Señor era «escarcha y frío»? ¿Cómo puede el contemplarlo a Él calentar nuestros corazones?
  4. Uno de los temas del Cantar de los cantares es la fecundidad. ¿Cuáles son algunas de las evidencias de frutos espirituales en tu vida? ¿Estás consciente de algo que obstaculice el cultivo de esos frutos?
  5. Tómate un tiempo para hacer la oración que Nancy sugirió al final del programa de hoy:
  • (Si estás casada, o esperas estarlo algún día) «Que Tu amor se refleje en mi relación de pareja y a través de ella»
  • «Profundiza mi amor por ti»
  • «Señor, muéstrame Tu amor... Ayúdame a recibirlo y a vivirlo de una mejor manera»

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la serie de radio.

Únete a la discusión