Podcast Aviva Nuestros Corazones

Cantar de los cantares, día 1

Annamarie Sauter: El amor físico en el matrimonio es santo.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: No hay vergüenza en el verdadero amor piadoso expresado en el contexto del matrimonio. Y aquí vemos una especie de amor en el matrimonio, intimidad física, intimidad emocional, que es estimulante, es apasionado, es puro. Y para aquellos que están casados es algo que debe ser disfrutado al máximo.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Hoy Nancy da inicio a una serie de programas basada en un libro de la Biblia que no es abordado a menudo. Esta serie se titula, «Cómo enamorarnos y permanecer enamoradas de Jesús».

Nancy: Bueno, en el transcurso de las próximas semanas, vamos a estar pisando (si pudiéramos decirlo así), terreno sagrado, al caminar juntas a lo largo de lo que pienso que es uno de los más dulces y más ricos pasajes en toda la Palabra de Dios.

Por varias semanas nos embarcaremos en una serie sobre el libro de Cantar de los cantares. A lo largo de los años he tenido la oportunidad de enseñar sobre este libro varias veces como mujer soltera. Este es un estudio profundo a través del cual conocemos a Jesús como nuestro Novio celestial.

Hace unos años comencé a conocer a Robert Wolgemuth mejor, y ahora como su esposa, las verdades que he aprendido a través de este libro de la Biblia han cobrado aún más vida para mí. A través de este estudio y de mi experiencia de ser amada por Robert, aprecio aún más lo que significa ser amada por Jesucristo.

Estés casada o soltera, sé que esta serie será significativa en tu vida. Comencemos hoy nuestro viaje juntas a lo largo de Cantar de los cantares.

Ahora, en el caso de que no hayas leído el Cantar de los cantares recientemente, hay muchos versículos en este libro que son probablemente familiares para ti, aun si nunca lo has estudiado. Quizás no sabes de dónde provienen. Por ejemplo, has escuchado la frase, «las pequeñas zorras, que echan a perder la viña». Esa frase viene del Cantar de los cantares capítulo 2 versículo 15 (parafraseado).

O esta otra frase, «yo soy de mi amado y mi amado es mío». La ves en los anillos de bodas y en las piezas de bodas. Esa frase viene del Cantar de los cantares. Esta realmente aparece tres veces en distintas variaciones.

Quizás estás familiarizada con este versículo: «Me llevó a la casa del banquete y su bandera sobre mí fue amor» (v. 2:4 RV60). Esta también proviene del Cantar de los cantares. Y entonces este versículo este pasaje del capítulo dos, que a menudo lo escucharás cantado o dicho en una boda: «Levántate, amada mía... y ven conmigo. Porque he aquí ha pasado el invierno, se ha mudado, la lluvia se fue; se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción ha venido» (vv.11–12, RV60). Esto proviene del Cantar de los cantares.

Hay numerosas frases a lo largo de este libro que a menudo escuchamos utilizadas como descripciones del Señor Jesús. Se refiere a Él como la Rosa de Sarón, el Lirio de los valles, hay una canción que lo dice. «Distinguido entre diez mil», «todo él codiciable», estas son todas frases que vienen del Cantar de los cantares. Y a través de este libro hay una gran cantidad de expresiones apasionadas de amor. Este libro es una historia de amor. ¿Recuerdas el versículo por ejemplo, en el capítulo 8 que dice: «Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos» (v. 7, RV60). Eso viene del Cantar de los cantares.

Ahora, a pesar de la cantidad de versículos familiares que existen en estos ocho capítulos, creo que este es uno de los libros más olvidados de la Biblia. No lo escuchas enseñado con mucha frecuencia. No lo escuchas leído en la iglesia muy a menudo. No solo es descuidado, es también uno de los libros más incomprendidos y controversiales de la Biblia. Así que vamos a sumergirnos en donde los ángeles temen pisar debido a la cantidad de diferentes enfoques y creencias interpretativas que existen sobre el Cantar de los cantares.

Ahora, el Cantar de los cantares es uno de los dos libros de la Biblia en los que no se hace referencia explícita a Dios, no se menciona el nombre de Dios, a excepción de una posible referencia en el capítulo 8 en el versículo 6. El Cantar de los cantares no es citado directamente en el Nuevo Testamento, a diferencia de muchos otros libros del Antiguo Testamento. Pero al meditar en este libro, te das cuenta de que hay muchas referencias en el Cantar de los cantares, imágenes, tipos, figuras, conceptos del Cantar de los cantares que encuentras en el Nuevo Testamento, sin embargo los versículos no son citados directamente.

Por ejemplo, en el capítulo 4 leeremos sobre un pozo de agua viva. ¿Te suena familiar? Leíste sobre eso en el Evangelio de Juan, en el capítulo 4. A través del libro de Cantares vemos el concepto de la novia sin mancha. Ese es un concepto que vamos a descubrir en el Nuevo Testamento en Efesios capítulo 5, una novia sin mancha, sin arruga. El concepto también de abundancia de frutos se percibe en todo el Cantar de los cantares. Y una vez más, llegas al Nuevo Testamento, a Juan capítulo 15, y ves que somos llamadas a vivir una vida fructífera.

Existe también el concepto de un pastor que conduce su rebaño, lo verás a lo largo del Cantar de los cantares. Si vas a Juan capítulo 10 leerás acerca de Cristo, el buen Pastor que guía a Su rebaño. Toda esa idea del amor inextinguible es un pensamiento que recorre todo el libro del Cantar de Salomón, pero también recorre toda la Escritura. Leemos en 1 Corintios capítulo 13 sobre el amor que nunca falla. Es un concepto que aparece representado e insinuado o vislumbrado en el Cantar de los cantares.

Y así las huellas de Dios están a lo largo de todo este precioso libro. Y la Escritura nos dice que «toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir y para instruir en justicia» (2 Tim. 3:16). Y eso incluye el libro del Cantar de los cantares. Así que después de estos años de rehusarme a enseñarlo en la radio, he visto cómo Dios lo ha estado usando en mi propia vida en los meses recientes, como les acabo de decir, y «yo solo quiero compartir esto con nuestros oyentes», porque creo que será una bendición para ustedes como lo ha sido para mí.

Quizás te es familiar el nombre I.C. Scofield y la Biblia de Scofield. En su Biblia, él dijo, refiriéndose al Cantar de los cantares: «Ninguna parte de las Escrituras hace que la mente no espiritual pise en terreno tan misterioso e incomprensible». En otras palabras, para quienes no tienen el Espíritu de Dios morando en ellos, este libro no hay forma de que lo entiendan, no hay manera de captarlo. «Pero», él dice: «Los hombres más santos y las mujeres de todas las edades han encontrado en él una fuente de puro y exquisito placer. Para aquellos que conocen y aman a Cristo, este libro es una fuente de gran alegría, de gran bendición y de gran deleite».

Charles Spurgeon dijo sobre el Cantar de los cantares: «Este cántico sagrado (o esta canción) es casi el libro central de la Biblia. Parece estar parado como el árbol de la vida en medio del jardín del Edén en el centro del paraíso de Dios». Me gusta esa descripción.

Este pequeño libro es a menudo llamado el Cantar de los cantares de Salomón. Eso es probablemente lo que dice en la mayoría de sus biblias. A veces lo escucharás ser llamado «Cantares», una palabra que significa canciones. Pero el título hebreo, que en realidad es el que prefiero, es tomado del capítulo 1, versículo 1, es Cantar de los cantares, «Cantar de los cantares de Salomón».

Cuando vemos ese versículo, y si tienes tu Biblia, te animo a abrir allí en el Cantar de los cantares o el Cantar de Salomón, el capítulo uno, versículo uno.

El Cantar de los cantares. Esta es la forma hebrea de expresar algo que es en su grado superlativo, en su grado máximo el más alto, el mejor. No hay nadie más que llene esos adjetivos. Es como cuando decimos, el Rey de reyes. Ese es el Rey más grande, o el Señor de los señores. No hay ningún señor por encima de Él. O el Santo de santos. Ese es el lugar más sagrado. No hay un lugar que sea más santo. Bueno pues , el Cantar de los cantares es una forma hebrea de hablar de lo que es lo mejor, el más grande. Esta es la más excelente de todas las canciones.

Primero de Reyes capítulo 4 nos dice que Salomón escribió 1,005 canciones, él fue un compositor muy prolífico. Pero de todas esas canciones, esta es la mejor por mucho. Esta es la más excelente. Esta es la canción entre todas las canciones. No hay otra canción como esta, ninguna otra canción se puede comparar con ella. Es la mejor, debido a su composición y su estilo, que es precioso. Es una canción excelente, es cautivadora. Pero es excelente, es superlativo debido al tema, que es el tema más grandioso. Es una canción de amor. El Cantar de los cantares es una canción de amor.

De hecho, hay más de sesenta referencias al amor en este pequeño libro. No hay mayor tema en la Escritura. 1 Corintios capítulo 13 versículo, 13 nos dice: «Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor». ¿Qué dijo Jesús que era el más grande de todos los mandamientos? «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón». ¿Y cuál es el segundo mandamiento? «Ama a tu prójimo como a ti mismo» (Mat. 19:18-19). No hay mayor mandamiento. El amor es el más grande. La canción por excelencia, el Cantar de los cantares, es una canción de amor.

Al comenzar a leer este texto, tal vez nunca lo hayas leído antes, te animo a hacerlo. Tú vas a ver muy pronto que el Cantar de los cantares ensalza la hermosura y la maravilla del amor entre un hombre y una mujer. El amor conyugal. Eso es muy evidente en este libro.

Si pudiera resumir simplemente con rapidez la trama para las que no están familiarizadas con esta historia, y esta sí que es una historia. Es poesía que cuenta una historia. Hay un rey que decide que quiere casarse, por lo que sale en busca de una esposa. Y para hacer el cuento corto, pone su afecto, su mirada en una joven campesina, e inesperadamente y muy al contrario de lo que otros esperarían que hiciera, Él no se casa con una de las hijas de Jerusalén. Él va al campo, hacia las tierras de cultivo. Él encuentra una campesina que ha estado trabajando fuera en la viña familiar, quizás se trataba de agricultores que cultivaban para el rey en una de sus propiedades.

Pero aquí tenemos a una joven sin atractivo, sin encanto. Ella no es amada, y sin embargo, él la busca. Así que tenemos la historia de su noviazgo, de su boda, la consumación de esa relación. Entonces tenemos el crecimiento y el desarrollo de esa relación durante un período de tiempo y los retos de este matrimonio y esta relación.

Si vieras solo a través de este pequeño libro en una librería o en una biblioteca, o en algún lugar, y lo leyeras sin el resto del contexto de la Escritura, se pudiera concluir que no es nada más que un bonito, cuento romántico. Y sin duda lo es. Pero esta historia de amor adquiere incluso mayor significado cuando se lee en el contexto de todo lo que la Escritura tiene que decir sobre el amor humano, el matrimonio y el sexo. Cuando ves la totalidad de la enseñanza de la Escritura sobre este tema, este pequeño libro se convierte en una joya hablando de todo el tema de la felicidad conyugal.

Por ejemplo, cuando te fijas en toda la Escritura y ves este pequeño libro, ves el poder y la belleza del amor verdadero en el contexto del matrimonio. Puedes ver la relación esposo/esposa en días cuando el matrimonio está siendo cuestionado, cuando se cuestiona si realmente es necesario, aquí puedes ver que es hermoso; que es maravilloso; que es bueno. Ves que la intimidad física y emocional en el contexto del matrimonio es santa. Es una delicia. Es deseable. Ofrece la perspectiva de Dios sobre el amor, el sexo y el matrimonio en este pequeño libro. También expone puntos de vista erróneos y pervertidos del amor, el matrimonio y la intimidad que vemos en nuestra cultura altamente sexualizada y que devalúa el matrimonio.

Así que este libro es una corrección a la visión moderna del amor, del sexo y del matrimonio, particularmente cuando hablamos de toda el área de la sexualidad. El sexo ha sido abusado. Ha sido mal utilizado por muchos. Ha llegado a ser asociado con perversión, promiscuidad, vergüenza o culpa. Y como resultado, para muchos al contraer matrimonio hoy en día, la relación sexual no es algo a lo que se acercan con la alegría o con anticipación, sino con miedo o con temor.

Incluso para muchas mujeres que han estado casadas desde hace mucho tiempo, todo el aspecto de la relación sexual en el matrimonio no se considera una bendición. No se considera algo sagrado. Así que muchos piensan que es algo que es sucio, o torcido, o pervertido. Este libro ayuda a corregir nuestros puntos de vista del amor, el sexo y el matrimonio.

Y en esa línea, hay dos frases clave en el Cantar de los cantares de Salomón. Volveremos a ellas en la medida en que nos adentremos en el estudio, pero se ocupan de una perspectiva del matrimonio que es realmente importante. La primera frase que se lee tres veces con ligeras variaciones es esta: «Yo soy de mi amado y mi amado es mío». Ahora, esto es importante, es una frase clave en este libro.

Dice que en el contexto del pacto matrimonial hay una gran libertad de expresar y experimentar el amor verbal y físicamente. Esto nos lleva de regreso a la primera pareja en el jardín del Edén. «Ellos estaban desnudos y no se avergonzaban» (Gen. 2:25). No hay vergüenza con el amor verdadero, el amor divino expresado en el contexto del matrimonio.

Vemos aquí un tipo de amor en el matrimonio, intimidad física e intimidad emocional. Es estimulante. Es apasionado. Es puro. Y para aquellos que están casados, es algo que debe ser disfrutado al máximo. Y para aquellos que no están casados, es algo que debe ser considerado en el contexto del matrimonio como algo que es increíble. Para aquellos que se casarán, es algo especial que vale la pena anticipar y vale la pena esperar.

Lo que me lleva a la segunda frase clave en lo que respecta al matrimonio en el Cantar de los cantares. «No despertéis ni hagáis velar al amor, hasta que quiera» o «hasta el momento correcto» (Cant. 2:07, 3:5, 8:04 RV60). El punto aquí es que pienso que una de las aplicaciones de este versículo es que, fuera del contexto del matrimonio, el verdadero amor espera.

Ahora, en nuestra cultura decimos que tú no deberías privarte de aquello que quieres. Si quieres tener sexo, tenlo con cualquiera, con todo el mundo, lo que sea, cuando sea, solo que no te prives de lo que deseas. Pero este pasaje nos ayuda a entender que el participar de los frutos de la unidad física, de la unidad emocional, incluso de la intimidad espiritual antes del matrimonio es privarte a ti misma y a tu futuro compañero de algo muy precioso. Ese tipo de intimidad donde mejor es disfrutada es en el contexto del matrimonio. Y vemos que en el contexto del matrimonio puede ser disfrutada plenamente, en deleite, amor, sexo, matrimonio y romance.

Tuve dos conversaciones recientemente, conversaciones diferentes con mujeres en la iglesia. En ambos casos estaba hablando sobre el hecho de que estas sesiones se acercaban, e iba a estar enseñando sobre el libro de Cantares. En ambos casos los esposos estaban de pie solo escuchando la conversación. Y ambos dijeron: «¡Wow! ¡Es grandioso!» Ellos estaban muy emocionados de que las mujeres iban a escuchar toda esta enseñanza sobre Cantares. Y pensé, «¿sabes qué? Esto es importante para las mujeres casadas para poder obtener la perspectiva de Dios en cuanto al sexo, la intimidad y el romance en el contexto del matrimonio».

En los últimos años, muchos oradores cristianos, maestros de la Biblia han enseñado que lo principal, si no la única interpretación primaria del Cantar de Salomón, tiene que ver con el matrimonio humano, con el amor humano, con el sexo dentro de la relación matrimonial. Esa perspectiva también se ve en muchas biblias de estudio que son excelentes y que se pueden utilizar en la actualidad. Y es difícil no estar de acuerdo con algunos de los mejores profesores e investigadores de todo el mundo. Pero a lo largo de muchos años de meditación y estudio de este pasaje, estoy más convencida que nunca de que Cantar de los cantares es mucho más que el amor humano y el matrimonio.

Y es que la Escritura enseña que el matrimonio es una imagen terrenal. Es una parábola de una realidad cósmica eterna, y el matrimonio, el matrimonio entre dos seres humanos, está destinado, existe para magnificar a Dios para desplegar Su gloria. De eso se trata. El matrimonio es temporal pero la gloria de Dios es eterna. Tu matrimonio, si eres casada, tiene por objeto reflejar al mundo una realidad que es mucho más grande que tu matrimonio.

Ahora, históricamente, los creyentes y los comentaristas judíos y cristianos han entendido que el libro de Cantares apunta a una relación espiritual de la que el matrimonio es una imagen terrenal. Por aproximadamente 1600 años o más de la historia cristiana, estos comentaristas, judíos y cristianos, han creído que el Cantar de los cantares, no es principalmente sobre el amor humano, sino sobre el amor divino. Pero a menudo no se oye esa enseñanza hoy en día. A medida que nos adentremos en esta serie, creo que te darás cuenta por qué ese concepto tiene mucho sentido.

Los creyentes judíos del Antiguo Testamento veían en el Cantar de los cantares una descripción de la relación de Dios con Israel. En el Antiguo Testamento Dios era visto como un esposo e Israel como Su novia elegida. Y el pacto de Dios con Israel fue representado como un matrimonio. Escucha estos versículos de Isaías:

«Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre» (Isa. 54:5).

«Como se regocija el esposo por la esposa, tu Dios se regocijará por ti» (Isa. 62:5).

Dios dice en Jeremías capítulo 2 versículo 2: «De ti recuerdo el cariño de tu juventud, el amor de tu desposorio».

De hecho, es tradicional para los judíos leer el Cantar de los cantares durante la temporada de la Pascua como un recordatorio del pacto de Dios con los israelitas. Es por eso que, por cierto, estamos transmitiendo esta serie mientras nos acercamos a la Pascua, la observancia de la Pascua judía, donde vamos a estar estudiando este libro durante esa temporada. Durante toda la historia de la iglesia, los creyentes del Nuevo Testamento han entendido que el Cantar de los cantares de Salomón es una imagen de la relación entre Cristo y su esposa, la iglesia, y entre Cristo y el creyente individual.

Y quizás te preguntes, «¿pero de dónde sacas eso?» Bueno, el mismo Cristo afirmó ser el protagonista del Antiguo Testamento. En Juan capítulo 5, en el versículo 39, Jesús dijo, y estaba hablando de las Escrituras del Antiguo Testamento, incluyendo el Cantar de Salomón que «ellas daban testimonio de Él». Es acerca de Él. En toda la Escritura se desarrolla la historia de la redención. Todo apunta a Cristo.

La Escritura, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, es una gran historia de cómo Él llegó a rescatar y a redimir a las personas más indignas, no merecedoras de su amor, para tomarlas para sí mismo como su novia. Él aprecia y ama a Su novia y quiere tener una relación íntima con los que le pertenecen. El amor de Dios, el amor de Cristo, que es el patrón, es la fuente, es lo que capacita todo amor humano, incluido el matrimonio.

Por eso es que cuando llegamos a Efesios capítulo 5, ese tratado increíble sobre el matrimonio, todo está ligado a la relación de Cristo con su iglesia. Toda la enseñanza de los maridos de amar a sus esposas y las esposas reverenciar y someterse a sus maridos, todo se basa en el amor de Cristo y de su relación con su iglesia y el objetivo es poner esto en despliegue.

Así que en Efesios capítulo 5 leemos: «Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne». (Hablando del matrimonio). Y luego el siguiente versículo dice: «Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia» (vv. 31-32). Ese es el punto del matrimonio.

Y así, el Cantar de los cantares es una canción de amor humano, y en primer lugar, y ante todo es una canción de amor divino. Yo creo que es una canción de Cristo y de Su amor. A medida que nos acercamos a esta semana de la Pasión y a esta temporada de la Pascua, vamos a ver en este libro una imagen del amor de nuestro Dios redentor y del amor de Cristo, que es nuestra Pascua. Vamos a ver la manifestación del esplendor y la hermosura del Señor Jesús. Lo veremos a Él siendo un amante, un rey, un pastor. Él es un hermano, Él es un amigo, Él es un proveedor; Él es un protector.

Alguien me preguntó anoche. «¿Qué esperas lograr en esta serie?» Le dije, «Quiero que las mujeres experimenten el amor de Dios en realidad y crean que Dios las ama. Que experimenten el amor de Cristo y después de haberlo experimentado tener una capacidad totalmente nueva para amarlo, para amar a su pareja, y a los demás con ese amor».

Annamarie: Has estado escuchando de Nancy DeMoss de Wolgemuth, con la primera enseñanza de la serie, «Cómo enamorarnos y permanecer enamoradas de Jesús». Nancy ha escrito algunas preguntas de seguimiento para ayudarte a aplicar la enseñanza de estos programas a tu vida de manera personal. Toma algunos minutos hoy para reflexionar en esas preguntas. Encuéntralas al final de la transcripción de este programa, en AvivaNuestrosCorazones.com. La sección con las preguntas se titula: «Hazlo personal».

Nancy: He escrito las preguntas «Hazlo personal» para ayudarte. Cada programa—cada día de esta serie, contiene la cita del texto a leer y preguntas para guiarte.

Si necesitas regresar a la enseñanza de los programas, puedes escucharlos y leer la transcripción en AvivaNuestrosCorazones.com. Allí, al final de las transcripciones de esta serie encontrarás la sección: «Hazlo personal». Estas preguntas te ayudarán a evaluar tu vida, dónde estás actualmente en tu relación con el Señor, y dónde quieres estar. Serás retada a poner en práctica lo que estarás escuchando sobre esta preciosa porción de la palabra de Dios.

Annamarie: El Antiguo Testamento nos dice de Salomón que «sus mujeres desviaron su corazón tras otros dioses, y su corazón no estuvo dedicado por entero al Señor su Dios». Entonces, ¿por qué Dios lo usó para escribir el mayor poema de amor, el Cantar de los cantares? Nancy DeMoss de Wolgemuth explorará esta pregunta, mañana. Te esperamos aquí, en Aviva Nuestros Corazones.

Contemplando la belleza del evangelio juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

Hazlo personal

Para sacar el mayor provecho del estudio, versículo por versículo, del Cantar de los cantares, trata de leer todo el libro varias veces durante el transcurso de esta serie. Debes ser capaz de leer este corto libro aproximadamente en 15 o 20 minutos.

A medida que lees, toma nota de cualquier observación o de preguntas que te vengan a la mente. También, anota lo que piensas con relación a estas dos preguntas:

  • ¿Qué te revela este libro con relación al amor humano y el matrimonio?
  • ¿Qué te revela este libro sobre el amor de Dios para con Su pueblo y sobre la relación entre Cristo y Su iglesia?

Día 1- Introducción 1: Cantar de los cantares
(Cantar de los cantares 1:1)

Escuchar programa #1:

  1. El Cantar de los cantares es una maravillosa historia de amor. La relación entre un esposo y una esposa, apuntando hacia una historia aún más espectacular. ¿Cuál es el panorama más amplio en esta historia? ¿Cambia esta perspectiva tu visión del Cantar de los cantares? ¿De qué forma la cambia?
  2. ¿De qué manera la visión que tiene el mundo sobre la intimidad sexual difiere de la perspectiva de Dios? ¿Por qué crees que tantas mujeres luchan con la intimidad física en el matrimonio? Si estás casada, ¿cuáles son algunos de los obstáculos para la intimidad en tu relación de pareja?
  3. Aunque Su nombre no se menciona en el libro, ¿cómo revela Dios Su corazón en el Cantar de los cantares? ¿Cómo es revelado el amor de Cristo en esta extraordinaria historia de amor?
  4. ¿Cuáles son algunas de las formas en que Cristo es representado en este libro (que son particularmente significativas para ti)? ¿Cuál te gustaría experimentar de manera más significativa a medida que continuamos en esta serie? (Amante, Rey, Pastor, Hermano, Amigo Proveedor, Protector?)

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la discusión