Transcripción

Esta semana queremos iniciar de una manera diferente. Antes de que veas el estudio te invitamos a ver este testimonio que nos comparte Yamell. Luego mira el estudio de esta semana. 

Al comienzo del capítulo 3, se nos presenta un nuevo personaje: Amán. Era un Agagita. Quién también está creciendo en poder. En una obra de teatro diríamos que Amán es el antagonista de Mardoqueo. Algunos creen que Mardoqueo mantuvo un resentimiento personal contra Amán, pero parece que su vida se caracterizó por convicciones, no por orgullo.

Es sorprendente que cuando miramos a nuestro derredor y vemos las cosas que están pasando en el mundo es como si la ira es el estado actual de nuestra cultura. A donde sea que vemos, las redes sociales, las noticias o los conductores en la carretera, encontramos a alguien enojado por algo.

En nuestro estudio de esta semana, veremos cómo reaccionaron algunos de los personajes principales del libro de Ester a la situación que les rodeaba. Amán está enojado por algo que no puede controlar, y luego vemos a Ester y Mardoqueo, quienes decidieron responder de manera diferente, con humildad y quebrantamiento. El estudio de estos dos contrastes nos retará a examinar nuestros propios corazones y aprender a confiar en Aquel que está en control de todas las circunstancias.

Frases Resaltadas:

  • La verdadera batalla en nuestro mundo en la actualidad es entre el reino temporal de Satanás y el reino eterno de Dios; y las personas se colocan de un lado o del otro. Sin embargo, Satanás es el perdedor en esta batalla. Al final Dios es el triunfador.
  • Como «nuevas criaturas» en Cristo, debemos «despojarnos» de cualquier cosa que sea parte de nuestro viejo hombre corrompido –hábitos pecaminosos, malas actitudes, motivos impuros, y así sucesivamente–. Pero no es suficiente solamente «despojarnos de la vieja vida»; en su lugar, por la gracia de Dios y por el poder de su Espíritu Santo, debemos activamente «vestirnos del nuevo hombre» –cualidades de la vida de Cristo en nosotras–.
  • Dios es rey sobre toda la tierra. Ningún edicto puede forzar Su mano. Dios, en Su soberanía, está usando a las personas para cumplir con Sus propósitos y establecer Su reino en esta tierra, incluso ahora. Aun cuando todo lo que nos rodea parece indicar lo contrario.
  • Recuerda que Dios ya ha preparado los instrumentos para anular el mal, a Su forma y en Su tiempo.

Profundiza más: 

  1. Completa las preguntas que encontrarás a lo largo de la semana 3 y comparte con tu grupo pequeño las respuestas. 
  2. ¿De qué maneras puedes ver a Dios en tu vida en los momentos más oscuros? 
  3. ¿Estás haciendo el estudio con nosotras? ¡No te olvides de dejarnos tus preguntas y compartir tus fotos con las hermanas que están haciendo este estudio contigo!