17 verdades que debes saber acerca de tus lágrimas

1. Tus lágrimas son vistas por Dios. A Él no se le escapa ni una sola.

“Así dice el Señor, Dios de tu padre David: ‘He escuchado tu oración y he visto tus lagrimas; he aquí, te sanaré. Al tercer día subirás a la casa del Señor’”. (2 Reyes 20:5)

“Tú has tomado en cuenta mi vida errante; pon mis lagrimas en tu redoma; ¿acaso no están en tu libro?” (Sal. 56:8)

¿Estás tentada a creer que Dios no ve o no le importa tu dolor? Si es así, ¿cómo se alinea esto con esta verdad de Su Palabra?

2. Dios ha sido conocido por cambiar de opinión como resultado de nuestras lágrimas y oraciones.

“Así dice el Señor, Dios de tu padre David: ‘He escuchado tu oración y he visto tus lagrimas; he aquí, añadiré quince años a tus días’”. (Isa. 38:5)

¿Qué estás pidiendo y confiándole a Dios para que cambie?

3. Dios también llora.

“Cristo, en los días de su carne, habiendo ofrecido oraciones y súplicas con gran clamor y lágrimas al que podía librarle de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente”. (Heb. 5:7)

4. Hay una diferencia entre llorar simplemente… y llorarle a Dios.

“Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios”. (Job 16:20)

¿Estás consiente de Dios mientras estás llorando?

5. La oración y las lágrimas van de la mano

“Escucha mi oración, oh Señor, y presta oído a mi clamor; no guardes silencio ante mis lágrimas; porque extranjero soy junto a ti, peregrino, como todos mis padres”. (Sal. 39:12)

¿Estás orando mientras lloras?

6. Servir al Señor y las lágrimas van de la mano

“Sirviendo al Señor con toda humildad, y con lágrimas y con pruebas”. (Hech. 20:19)

“… por tres años, de noche y de día, no cesé de amonestar a cada uno con lágrimas”. (Hech. 20:31)

¿Qué tan frecuente te conduce a las lágrimas el trabajo que estás haciendo por Dios?

7. Amar a otro y las lágrimas van de la mano

“Pues por la mucha aflicción y angustia de corazón os escribí con muchas lágrimas, no para entristeceros, sino para que conozcáis el amor que tengo especialmente para vosotros” (1 Cor. 2:4)

Si las lágrimas son alguna indicación, ¿qué tan profundamente amas a los demás?

8. Deberíamos llorar por lo que rompe el corazón de Dios

“Ríos de lágrimas vierten mis ojos, porque ellos no guardan tu ley”. (Sal. 119:136)

¿Son tus lágrimas egocéntricas o Cristo-céntricas?

9. Las lágrimas no son solamente para las chicas

“Cansado estoy de mis gemidos; todas las noches inundo de llanto mi lecho, con mis lágrimas riego mi cama”. (Sal. 6:6)

¿Has creído la mentira de que es una debilidad el que los chicos lloren?

10. Habrán temporadas de lágrimas casi infinitas. Pero es solo eso. Una temporada… que se convertirá en una nueva.

“Porque su ira es sólo por un momento, pero su favor es por toda una vida; el llanto puede durar toda la noche, pero a la mañana vendrá el grito de alegría”. (Sal. 30:5)

“Los que siembran con lágrimas, segarán con gritos de jubilo. El que con lágrimas anda, llevando la semilla de la siembra, en verdad volverá con gritos de alegría, trayendo sus gavillas”. (Sal. 126:5-6)

Ahora mismo en tu dolor, ¿escogerías creer que la vida no siempre va a ser así? Porque no lo será.

11. Muchas veces la respuesta mas apropiada que tenemos es llorar.

“Su corazón clamó al Señor: Muralla de la hija de Sion, corran tus lágrimas como un río día y noche, no te des reposo, no tengan descanso tus ojos”. (Lam. 2:18)

¿Cuándo fue la última vez que lloraste por el estado en el que está el mundo? ¿tu nación? ¿tu ciudad? ¿tu iglesia? ¿tu escuela? ¿tu familia?

12. Muchas veces Dios no quiere que lloremos más.

“Así dice el Señor: reprime tu voz del llanto, y tus ojos de las lágrimas; hay pago para tu trabajo – declara el Señor –, pues volverán de la tierra del enemigo”. (Jer. 31:16)

¿Podría ser que has llorado lo suficiente, que es tiempo de mirar hacia lo que Dios hará?

13. Otras personas podrían incomodarse con tus lágrimas, pero Dios no.

“y poniéndose detrás de Él a sus pies, llorando, comenzó a regar sus pies con lágrimas y los secaba con los cabellos de su cabeza, besaba sus pies y los ungía con el perfume. Y volviéndose hacia la mujer, le dijo a Simón: ¿Ves a esta mujer? Yo entré a tu casa y no me diste agua para los pies, pero ella ha regado mis pies con sus lágrimas y los ha secado con sus cabellos”. (Lucas 7:38,44)

Tú no tienes que esconder tus lágrimas de Dios.

14. Dios consuela esos que están heridos.

“… Dios, que consuela a los deprimidos” (2 Cor. 7:6)

“Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, y salva a los abatidos de espíritu”. (Sal. 34:18)

¿Estás permitiendo que Dios te consuele?

15. Existen dos tipos de lágrimas: lágrimas piadosas y lágrimas mundanas.

“Porque la tristeza que es conforme a la voluntad de Dios produce un arrepentimiento que conduce a la salvación, sin dejar pesar; pero la tristeza del mundo produce muerte”. (2 Cor. 7:10)

Examina tus lágrimas, ¿son piadosas o mundanas? (¿Por qué estás llorando?)

16. Es posible llorar sin realmente arrepentirte de tu pecado

“Porque sabéis que aun después, cuando quiso heredar la bendición, fue rechazado, pues no halló ocasión para el arrepentimiento, aunque la buscó con lágrimas”. (Heb. 12:17)

¿Has hecho más que llorar? ¿Te has arrepentido de todo pecado conocido?

17. Un día Dios mismo secará la última de tus lágrimas

“Él destruirá la muerte para siempre; el Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros, y quitará el oprobio de su pueblo sobre toda la tierra, porque el Señor ha hablado”. (Is. 25:8)

¿Estás esperando y vigilando el regreso de Cristo con gran esperanza?

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas. Por un lado, no somos consejeras. Si buscas consejo, te animamos a hablar con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida ya que ellos sabrán más detalles y te darán seguimiento y ayuda. También, los comentarios siguientes no necesariamente reflejan el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones. Nos reservamos el derecho de remover comentarios que puedan no ser de ayuda o inapropiados. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si:

*Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos.

*Ataca a otras lectoras.

*Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Paula Hendricks Marsteller

Paula Hendricks Marsteller

Paula se graduó del Instituto Bíblico Moody en 2005 con una licenciatura en Comunicación Impresa. Dos semanas más tarde, ella comenzó a trabajar en Aviva Nuestros Corazones, donde actualmente se desempeña como Directora de Redacción y Editorial. Su primer libro, "Confessions of a Boy-Crazy Girl", está programado para ser lanzado septiembre de 2013. Cuando no está blogueando, la encontrarás su andar con gente que satisface su insaciable deseo de hacer preguntas.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión