2 claves para tu crecimiento espiritual

¡Hola! Es la primera vez que “hablamos” este año así que ¡Feliz y bendecido 2017! No sé ustedes pero a mí me encantan estas conversaciones que tenemos cada semana y agradezco en especial por sus comentarios que me recuerdan que están ahí detrás de la pantalla y en la vida real en la que andamos este camino de la fe juntas por la misericordia de Dios y el regalo de la tecnología.

El domingo pasado el pastor de la iglesia donde me he congregado durante mis vacaciones predicó un sermón asombroso titulado “Resuelto a ser fiel” (si hablas inglés puedes escucharlo aquí). Su invitación me pareció una resolución fuera de lo común para el tipo de metas que solemos plantearnos al iniciar un año, pero sin lugar a dudas es una digna de encabezar nuestras listas. Hoy quiero compartir con ustedes dos secretos que de ponerlos en práctica no solo lograrán ser fieles sino también crecer espiritualmente.

Pero si miras atentamente en la ley perfecta que te hace libre y la pones en práctica y no olvidas lo que escuchaste, entonces Dios te bendecirá por tu obediencia. Santiago 1:25 NTV

Secreto 1: ¡Escucha!

El primer secreto para tu crecimiento espiritual es escuchar la Palabra de Dios. En el pasaje de Santiago se usa la expresión “mirar atentamente” y esto implica enfocar toda nuestra atención en comprender lo que se nos está diciendo. Imagina que estás de vacaciones en una ciudad que no conoces y quieres llegar a tiempo a algún lugar… ¿qué haces? Ves el mapa, o llamas a alguien que sepa para que te explique como hacerlo… Se una o la otra (o cualquier otra opción que se te ocurra) necesitarás prestar especial atención la explicación para cumplir con tu propósito de llegar a tiempo y no perderte. Escuchar es crucial no solo para llegar a un lugar sino para vivir en este mundo en el que somos como extranjeras.

Secreto 2: ¡Obedece!

Oh mis amadas, si pudiera tomar todos mis tropiezos y regalarles las lecciones que el Señor en Su gracia me trajo con ellos, resumiría todo en una sola palabra: obediencia. Quizás has escuchado a tus padres o líderes decir: la obediencia trae bendición. Pues … así mismo la desobediencia nos aleja de esa bendición, en especial empaña nuestra bendición más grande e inmerecida; nuestra relación con Dios. Y es en esa relación donde se encuentra la clave para obedecer ya que la obediencia es nuestra mejor respuesta al amor de Dios. Cuando conocemos quién es Dios y entendemos cuánto nos ama nuestra reacción natural es seguir Sus mandatos; es la respuesta lógica.

Mi sobrina de 8 años suele durar bastante tiempo antes de obedecer cuando le damos una orden, esto trae consecuencias dolorosas a su vida y no me refiero solo a los castigos. Su obediencia tardía es lo mismo que desobediencia. Es extremadamente importante que ella (al igual que tú y yo) aprenda a ser diligente en hacer lo que escucha. Si estamos en un parque y le grito corre hacia mí porque hay un carro que viene a toda velocidad hacia donde está y no lo está viendo,  ella puede no entender el motivo pero si obedece estará salvando su vida. Lo mismo sucede con nosotras y las cosas que Dios nos pide que hagamos en Su Palabra.

Me encantaría decirles que siempre he sido obediente que no he vivido las consecuencias de hacer caso omiso a lo que leía en la Biblia y escuchaba en la iglesia o el grupo de jóvenes pero no es así. Durante mis primeros años como creyente probé el amargo (seamos más gráficas) AMARGO sabor de la desobediencia y aunque agradezco enormemente a Dios por todo lo que aprendí a través de esas experiencias dolorosas, ¡tú no tienes que pasar por lo mismo! Tómalo como el consejo de una hermana mayor que te ama y que ya probó que ese camino no funciona.

Quizás estén pensando: “Bueno Clara Nathalie pero esos no son secretos”.  ¡Cierto! Pero cuántas veces actuamos a veces como si no lo supiéramos. Además el secreto detrás de estos dos es que si los separas no funcionan; escuchar sin obedecer no funciona. No importa cuánta Biblia leas o sermones escuches a la semana, o cuántos versículos o frases lindas publiques en tus redes sociales, si no los pones en práctica es solo ruido y nada más.

 

Les invito a hacer de escuchar y obedecer parte de sus propósitos de este año.

¡Queremos escuchar de ustedes! ¿Cuáles son tus resoluciones para el 2017? Comparte 1 de ellas en la sección de comentarios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.