5 formas de orar por tu futuro esposo

Por: Cristi Fredericks

Algunas veces me pregunto que tiene Dios para mí en el futuro.

¿Qué planes tiene Él para mí?

¿Cómo me va a usar para Su gloria?

Si Sus planes incluyen el matrimonio, ¿que tipo de muchacho va a ser mi futuro esposo?

Tal vez también tú te hayas hecho estas mismas preguntas.

Recientemente, mientras estos signos de interrogación revoloteaban en mi cabeza, me topé con un pequeño libro en la Biblia que me detuvo en seco: Malaquías. Este último libro del Antiguo Testamento tiene solo cuatro capítulos, y el capítulo dos sacudió mi mundo. El Señor animo mi corazón y me dio algunas ideas de cómo orar por mi futuro esposo. Veámoslo juntas, y mientras lo lees cuidadosamente, piensa en cada cualidad de carácter enlistada:

“Entonces sabréis que os he enviado este mandamiento para que mi pacto siga con Leví—dice el Señor de los ejércitos. Mi pacto con él era de vida y paz, las cuales le di para que me reverenciara; y él me reverenció, y estaba lleno de temor ante mi nombre. La verdadera instrucción estaba en su boca, y no se hallaba iniquidad en sus labios; en paz y rectitud caminaba conmigo, y apartaba a muchos de la iniquidad. Pues los labios del sacerdote deben guardar la sabiduría, y los hombres deben buscar la instrucción de su boca, porque él es el mensajero del Señor de los ejércitos. Pero vosotros os habéis desviado del camino, habéis hecho tropezar a muchos en la ley, habéis corrompido el pacto de Leví —dice el Señor de los ejércitos.” (Mal. 2:4-8).

¿Quién es este Leví? ¡Suena increíble!

Advertencia: Aquí viene una lección de historia. (No te preocupes, no va a haber examen.)

Si regresamos unos cuantos libros en el Antiguo Testamento, leemos que Leví era una persona real, uno de los doce hijos de Jacob (Gen.49). Pero los eruditos piensan que en este pasaje Dios no se estaba refiriendo a ese hombre, sino al pacto que hizo con la tribu de Levi, los Levitas. (Num. 3:44-48, 18:8-24).

Se suponía que los Levitas fueran separados para vivir una vida de devoción radical a Dios. El hermano de Moisés, Aarón, sirvió como el primer sacerdote designado de la tribu de Levi y caminó en obediencia.

Sin embargo, los sacerdotes en tiempos de Malaquías se habían desviado del ejemplo de Aarón y de cómo un Levita debía vivir, y no habían escuchado al Señor. Dios usó a Malaquías para recordar a Su pueblo como realmente es vivir separados para Él.

Repasemos lo que Dios dijo sobre Leví (y sus descendientes):

  • Él temía a Dios

  • Estaba lleno de temor ante el nombre de Dios.

  • En su boca había instrucción verdadera.

  • No se encontró iniquidad en sus labios.

  • Caminaba con Dios en paz y rectitud.

  • Apartaba a muchos de iniquidad.

¡Wow, esa es una lista impresionante de cualidades de carácter! Pero antes de que nos dejemos llevar por lo maravilloso que era un Levita, recordemos que los Levitas eran hombres normales. No eran perfectos. Como sacerdotes, eran una representación o un precursor de Jesús, quien es nuestro Sumo Sacerdote y el mejor ejemplo de las cualidades que debemos de estar buscando en un compañero piadoso.

Al orar y esperar, sé que mi futuro esposo tampoco va a ser perfecto. Él va a ser un pecador al igual que yo.

Y Dios podría no llamarlo a ser un pastor/sacerdote como Aarón. Y eso está bien. Yo solo quiero que él siga a Jesús. Si él sigue a Jesús, será un hombre perdonado y justificado, lleno de gracia y prosiguiendo en seguir a Cristo. ¡Ese es el hombre que vale la pena esperar!

Tal vez has estado soñando sobre tu futuro esposo y como va a ser. Pasa tiempo orando Malaquías 2 para él hoy.

  1. Ora que él pueda temer a Dios.

  2. Ora que él pueda estar lleno de temor de Dios y hablar Su nombre con reverencia.

  3. Ora que él pueda hablar palabras de verdad y sabiduría a otros.

  4. Ora que él pueda ser un hombre que camina con Dios.

  5. Ora que Dios lo use para apartar a muchos del pecado.

Y mientras esperas y ora, pide a Dios que te ayude a ser una mujer como Levi.

¡Sigue la lista! Comparte otros motivos de oración en la sección de comentarios.
 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.