5 Maneras erradas de estudiar la Biblia

Amo las palabras del salmista en el Salmo 119: 103: «¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!, más que la miel a mi boca!»

Mientras considero a las lectoras de este blog, este versículo se convierte en mi oración por ti. Quiero que anheles la Palabra de Dios. Quiero que pruebes y veas que es más dulce que la miel. Porque sé que la Biblia te transformará, quiero que la leas. Pero no solo quiero que la leas. Quiero que la leas correctamente.

Echa un vistazo a 2 Timoteo 2:15: «Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad.»

Si somos animados a manejar la Palabra de Dios correctamente, debemos considerar qué es manejarla erróneamente. Aquí hay cinco formas erradas de estudiar la Biblia.

La garra

¿Conoces las máquinas que te inducen a usar una garra mecánica para enganchar un premio? Aunque intrigantes, son una estafa. Tus posibilidades de ganar algo realmente son escasas, mientras que las posibilidades de regalar tu dinero duramente ganado están garantizadas. De la misma manera, cuando escogemos y seleccionamos ciertas partes de la Escritura como verdad y desatendemos las demás, estamos siendo engañadas.

En la misma carta donde Pablo instó a Timoteo a manejar la Palabra de Dios «con precisión», dijo esto:

«Toda la Escritura es inspirada por Dios y provechosa para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia» (2 Tim. 3:16).

¿Qué parte de la Escritura es inspirada por Dios? Toda.

¿Qué partes son útiles? Todas.

Proverbios 30: 5 nos dice: «Probada es toda palabra de Dios».

Cuando se trata de la Biblia, todo es cierto. Cada palabra. No podemos simplemente escoger y elegir los versos y las historias que nos gustan, esperando un ganador.

Cada palabra en la Biblia es parte de un verso.

Cada verso es parte de un párrafo. Cada párrafo es parte de un libro.

Cada libro es parte de toda la Escritura.

Porque ese es el caso, ningún versículo de la Escritura debe estar separado de los versículos que lo rodean. Aprende a ampliar el lente y busca la imagen más grande.

La Biblia de Instagram

Me encanta la publicación de Jen Wilkin «Guárdate de la Biblia de Instagram». En ella, nos advierte:

Cuidado con la Biblia Instagram, mis hijas. Esos marcos festoneados con versos de plumas, adornados con bucles y colas de todo tipo, adornados con flores, saturados de puestas de sol, escogidos y curados solo para ti. Ten cuidado de que no sea para ti la fuente de pan de cada día. Está diciendo una verdad parcial.

Evita la trampa de simplemente apegarte a los versos que se ven bonitos y te hacen sentir bien. Hay partes de la Biblia que son difíciles de entender. Vamos a leerlas de todos modos. Hay partes de la Biblia que son difíciles de aceptar. Vamos a leerlas de todos modos.

El propósito de la Biblia es revelar quién es Dios. (Recuerda esto. Volveremos aquí.) Las partes difíciles de leer y difíciles de digerir de las Escrituras nos ayudan a desarrollar una comprensión más completa de quién es Dios que simplemente aferrarnos a las cosas «buenas».

La bola mágica

Quizás hayas probado este método. Necesitas una dosis de verdad para ayudarte a superar tu día, así que abres la Biblia, lees algo fuera de contexto y tratas de encontrar la forma de aplicarlo a tu vida. Es como sacudir una bola mágica 8 esperando la verdadera sabiduría. Por azar puedes obtener algo aplicable, pero no recomendaría tomar directrices de la bola mágica 8 para decisiones importantes de la vida.

No abrirías aleatoriamente tu libro de historia con la esperanza de comprender la historia o abrirías aleatoriamente tu libro de ciencias con la esperanza de captar la química. Comprender esos temas requiere tiempo, esfuerzo e intencionalidad.

Asi es con la Palabra de Dios. No hagas que tu objetivo sea solo leer la Palabra de Dios; haz que tu objetivo sea estudiarla, conocerla por dentro y por fuera.

El mensaje > El mensajero

Creo que los maestros de Biblia son geniales (¡yo soy una!), Pero a veces atesoramos lo que alguien dice sobre la Palabra de Dios más de lo que valoramos la Palabra misma. Quiero que encuentres pastores, bloggeros y podcasters que te ayuden a entender la Palabra de Dios, pero nunca como un sustituto de leer la Palabra de Dios por ti misma. En última instancia, nada de lo que alguien pueda decir (o escribir) sobre la Biblia es más importante que lo que el mismo Dios dijo en la Biblia. Necesitamos elevar el mensaje de Dios por encima de los mensajeros que Dios usa para ayudar a llevar la Palabra a nuestros corazones.

El manual de autoayuda

Cuando se trata de la Biblia, hay una idea que es la que más importa. Aquí está: El propósito de la Biblia es revelar quién es Dios. Dios ha tomado la verdad sobre su carácter, su pueblo y sus planes para el futuro, y los escribió para nosotras. ¿Por qué? Para que podamos conocerlo a Él.

Dado que la Biblia es un libro sobre Dios, eso significa que no es un libro sobre nosotras. No lo leemos para tratar de entendernos mejor a nosotras o a nuestras circunstancias, sino para tratar de entender mejor a Dios. Cuando leemos la Biblia, necesitamos la ayuda del Espíritu Santo para tomar un enfoque centrado en Dios vs. centrado en mí. En primer lugar, no preguntamos: «¿Qué me dice esto acerca de mí?», Primero preguntamos «¿Qué me dice esto acerca de Dios?» La aplicación fluye de una correcta comprensión de quién es Dios.

Si bien la Biblia contiene hermosas verdades para ayudarnos a vivir nuestras vidas, lo más importante es que cuenta la historia de un Dios hermoso que dio su vida por nosotras.

Lo que me lleva de regreso a ti. Quiero que leas la Palabra de Dios. Quiero que te encante, que la desees, No es solo otro libro en tu estantería. No es otra cosa más en tu lista por hacer. Es la santa, inspirada y eterna Palabra de Dios. Pidámosle que nos ayude a manejarla con precisión, ¿Hacemos un trato?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin Davis es una autora, bloguera y oradora popular a la que le encanta ver a mujeres de todas las edades correr hacia el pozo profundo de la Palabra de Dios. Es autora de muchos libros y estudios bíblicos, incluidos Connected, Beautiful Encounters y la serie My Name Is Erin. Ella sirve en el equipo del ministerio de Aviva Nuestros Corazones. Cuando no está escribiendo, puedes encontrar a Erin persiguiendo pollos y niños en su pequeña granja en el Medio Oeste.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación