¿Cómo saber si él es el indicado?

"¿Cómo sabías que Trevor era el indicado para ti?" Me preguntó una joven de diecisiete años. "Lucho para saber si un chico es el indicado para mí. Todos los días le pido a Dios que me ayude a resolver mi confusión".

Lo creas o no, es sorprendentemente simple. Permítanme compartir con ustedes lo que estoy aprendiendo de "Toma de decisiones y la voluntad de Dios", Una alternativa bíblica a la visión tradicional de Gary Friesen y J. Robin Maxson.

1. Determina si tienes el "don" de matrimonio o soltería.

El Dr. Friesen lo explica así:

La decisión de casarse o permanecer soltera yace en el área de la libertad. El apóstol [Pablo] tenía una clara preferencia por la [soltería]  que él "deseaba" todos los demás pudieran elegir. Pero sabía que no podía imponer su deseo como la fuerza de un mandato. Porque no todo el mundo "tiene el don." Dios adorna a cada creyente de manera diferente. Es probable que a lo que Pablo se refería es que algunos son "dotados" para disfrutar de la soltería, mientras que otros son "dotados" para disfrutar del matrimonio con sus responsabilidades adicionales (1 Cor. 7:7).

La primera cuestión que debes trabajar es si es mejor para ti estar casada o soltera. Sorprendentemente, "no hay un mandato en las Escrituras de uno u del otro." Eso significa que no es necesario pasar horas tratando de discernir "la voz” de Dios. No es necesario que determines si Dios te está llamando al matrimonio o la soltería.

Dado que tanto el matrimonio y la soltería son dones de Dios, y puesto que eres libre de servir a Dios como joven soltera y también estés soltera, ambas son buenas opciones. (Puedes leer 1 Corintios 7 para los pros y los contras de ambas opciones, matrimonio y la soltería.)

Ahora es un buen momento para pensar en esto, incluso si no hay un chico llamando a tu puerta todavía. Será algo menos para descifrar cuando un chico toque la puerta.

2. Determina si tu prospecto es un creyente

‪Ahora, suponiendo que desees estar casada, y hay un chico cortejándote—primero tienes que preguntar si la Escritura dice algo acerca de la elección de un esposo. (¡Y lo hace!) La Escritura es clara: Un creyente en Cristo sólo puede casarse con otro creyente en Cristo. Esto es de vital importancia. Como el Dr. Friesen explica:

El punto es que no solo son los valores, objetivos, estándares, motivaciones de un creyente y la forma de vivir de los no creyentes; son diametralmente opuestos! Ellos están sirviendo a dos señores diferentes que son archienemigos el uno del otro.

Dios te ha dado una gran cantidad de libertad más allá de éste mandato. No lo desobedezcas aquí. Busca ante todo un hombre de Dios, un chico que ame a Jesús.

3. Busca consejos sabios

● ¿Qué piensan tus padres de este chico?

● ¿Qué dice tu pastor, tu mentora o líderes en la iglesia?

● Una vez que estés comprometida, consigue asesoramiento prematrimonial, y

escucha bien lo que piensa su consejero acerca de ustedes dos.

Los que te rodean estarán mucho más lúcidos, de lo que estarás tú con el romance nublándote el cerebro. Presta atención a sus consejos.

4. Usa el sentido común

‪¿Ustedes dos comparten los mismos valores? Éstas son sólo algunas cosas, Friesen alienta a que tenga en cuenta: la edad, las finanzas, el empleo, la educación, las metas personales, rasgos de personalidad, control de la natalidad, los principios de paternidad, pasatiempos, antecedentes familiares, antecedentes socioeconómicos, y las posesiones.

Mi historia

No siempre entendía la libertad que Dios me había dado a la hora de elegir sabiamente un esposo. Yo solía tratar de saber si era la voluntad de Dios que me case con un hombre por medio a la oración y luego ver las "señales" de Dios. ¡Y era confuso! He aquí un ejemplo de algo que escribí en mi diario:

Esta noche estaba hablando por teléfono con papá cuando Jim envió un mensaje. En realidad, en ese momento, papá estaba orando para que mi futuro esposo me encontrara, cuando oí el texto. ¿coincidencia o Dios trabajando? No lo sé…

Jim también estaba confundido, porque después de meses de enviarme señales confusas, me dijo que había orado para cortejarme, y que  "percibió una luz amarilla." Él no tenía una "luz roja" de Dios, pero tampoco tenía una "luz verde". También me dijo que le preguntó a Dios si había llegado el momento de perseguir el matrimonio o no,  y Dios había estado "muy callado". Creo que es porque Dios ya le había dado la libertad para que decidiera él mismo.

No hace falta decir, que terminé diciéndole adiós a Jim (puedes leer cómo eso terminó en el capítulo 15 de mi libro). Y, oh, estoy tan agradecida de que así fue.

Debido a que algunos años más tarde, Dios atrajo a Trevor Marsteller a mi radar. Bueno, en mi cuenta de Twitter, para ser exactos. Cuando empecé a salir con Trevor (él era un creyente, por lo que era un juego justo), mantuve los ojos bien abiertos y utilicé la sabiduría que Dios me había dado por medio de su Palabra y de la comunidad de creyentes que tenía alrededor.

No es que hubo cero preocupaciones. Pero a medida que las traje a Dios, a Trevor, y al sabio consejo, al final no cambiaban el juego. A pesar de que Trevor no era perfecto (¡ningún chico lo es, sólo Jesús!), pude ver que era "perfecto" para mí en muchos sentidos. Principalmente estas tres cosas me dieron la confianza para seguir adelante con el matrimonio. Y si te estás preguntando, ya tenemos cinco meses en el matrimonio y estoy tan agradecida que lo elegí!

‪ Sin embargo, volviendo a ti ahora,

Conclusión final: deja de buscar escritos en el cielo diciéndote que este chico es "el indicado". Toma una decisión sabia basada en la Palabra de Dios, el consejo sabio, y el sentido común. Dios te ha dado una tonelada de libertad. Elige sabiamente, y mientras lo haces, serás bendecida!

Me encantaría saber de ti. ¿Suena esto sorprendentemente . . . sencillo? ¿Qué preguntas tienes después de leer esta publicación?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Paula Hendricks Marsteller

Paula Hendricks Marsteller

Paula se graduó del Instituto Bíblico Moody en 2005 con una licenciatura en Comunicación Impresa. Dos semanas más tarde, ella comenzó a trabajar en Aviva Nuestros Corazones, donde actualmente se desempeña como Directora de Redacción y Editorial. Su primer libro, "Confessions of a Boy-Crazy Girl", fue programado para ser lanzado en septiembre del 2013. Cuando no está blogueando, la encontrarás su andar con gente que satisface su insaciable deseo de hacer preguntas.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.