Cuando Cristo no se siente suficiente en mi soltería

Al final del año escolar, antes de que llegaran las vacaciones de verano, siempre me preguntaba si la persona que me gustaba me invitaría a salir. Soñaba en cómo sería mi verano si tuviera novio.

En mi escuela había un servicio donde se entregaban flores durante el período escolar. Algunas estudiantes recibirían 10 flores, algunas una o dos y algunas ninguna. Esto se debía a que si querías regalarle una flor a alguien, tenías que hacer un pedido por adelantado. Siempre era emocionante esperar y ver si recibirías una (con la esperanza de que fuera de algún chico lindo). 

¡Un año recibí una flor! Y fue tan emocionante porque nunca había recibido alguna. No había nombre de quién era, así que asumí que era un admirador secreto, solo para descubrir más tarde esa noche que era de mi padre. Mirando hacia atrás, estoy muy agradecida de tener un padre que me amaba y expresaba su amor de la manera que esperaba, aunque no era de quien quería en ese momento.

Probablemente has sentido un deseo similar. Ese anhelo interior de ser apreciada y amada profundamente por otra persona, solo para que, año tras año, sigas estando soltera.

Tus sueños se hacen realidad

Todas queremos ser amadas. Sin embargo, a menudo buscamos el amor en los lugares equivocados. Nos sentimos menos queridas con cada relación fallida, tratando de ser alguien diferente o tratando de ser dignas y fallando una vez más. Sin embargo, me pregunto si entendemos cómo es la vida fuera de la soltería. Con tanto quebrantamiento a nuestro alrededor, parece que el amor verdadero solo ocurre en las películas; aún así, seguimos creyendo y esforzándonos por vivir como las películas con finales de «felices para siempre», donde todos nuestros deseos se cumplen si solo encontramos a esa persona.

Bueno, hay algo que es mejor que cualquier película; es la historia de amor más grande jamás contada y que ha existido durante miles de años: la Biblia. ¿Cuántas de ustedes han pensado que la Biblia es una historia de amor?

En el idioma original de la Biblia, la palabra yada significa literalmente «conocer profunda o íntimamente». La palabra yada se usa con mayor frecuencia para describir la intimidad con Dios, la suya con nosotros y la nuestra con Él. Pero parece un poco confuso, ¿verdad? ¿Qué significa eso de tener intimidad con Dios?

Aquí está lo maravilloso: la misma palabra, yada, que se utiliza para describir el profundo amor de Dios por Su pueblo, también es la misma palabra que se usa para describir la relación íntima entre un esposo y una esposa. Mira esto:

«Conoció [yada] Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón». -Génesis 4:1

Un matrimonio es la relación más íntima para amarse y conocerse en el nivel más profundo posible. Es por eso que Dios eligió intencionalmente describir el sexo en el matrimonio como yada, para ser profundamente conocido. Dios usa intencionalmente la palabra yada para ayudarnos a ver que Él desea una relación profunda. Él no quiere una relación casual o de nivel superficial. No es para eso que Él nos creó. Él quiere que nos yada y que nosotros le devolvamos yada.

¿Cómo ayuda esto en nuestra soltería? ¿Cómo conocemos a Dios íntimamente? ¿Cómo obtenemos este amor e intimidad que anhelamos y deseamos tal cual lo buscamos en las relaciones humanas? 

Es a través de este hombre del que hemos hablado a menudo: Jesús.

«En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio con Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho…Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros» Juan 1:1-3, 14

¡Así que conocer a Jesús es conocer a Dios! Y luego dice: 

«El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos Su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad…Porque la ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad fueron hechas realidad por medio de Jesucristo.Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que está en el seno del Padre, Él lo ha dado a conocer».

Jesús vino porque Él quiere conocernos profundamente (para yada) y amarnos más plenamente de lo que cualquier ser humano podría jamás. Conocer a Jesús y dejar que Él te conozca a ti, es más íntimo y satisfactorio de lo que podemos imaginar.

  • Su amor no es forzado; lo ofrece.
  • Su amor no es egoísta; es sacrificial.
  • Su amor no es condicional; es para siempre.

Señor perfecto

¿Sabías que Jesús es el único hombre completamente perfecto que ha caminado sobre esta tierra? ¡Realmente existe un Sr. Perfecto! Y Él nos ama con un amor perfecto a pesar de todas nuestras imperfecciones y pecados.

Dios nos ve como realmente somos. Él sabe todo lo que hemos hecho. Él conoce nuestras imperfecciones y nuestras debilidades. Nada está escondido de Él. Y aun así, ¡Él te quiere a ti! Él te quiere tanto que voluntariamente dio su vida por ti. No hay amor más grande, ni más puro. No se puede ganar, solo recibir. ¡Él es el iniciador de la relación! ¡Él quiere mostrarte Su amor!

Lee esto lentamente: «el Hijo del Hombre ha venido a BUSCAR y a salvar ...» (Lc. 19:10). Él te está buscando a ti.

Jesús no se separará ni se divorciará de ti como muchas relaciones hacen en estos días. Una vez que le dices sí a Él, eres Suya para siempre.

Así que, no cometas el error de buscar novio o a alguien o algo por lo que solo Jesús te puede dar y satisfacer. Dios es un Padre que te está dando el amor que esperas, aunque creas que vendrá de otra persona. Jesús te ha ordenado algo más que una rosa, Él ha reservado una vida eterna y satisfactoria para ti, solo tienes que aceptar Su rosa, Su amor por ti.

¿Por qué sigue la lucha?

Al igual que tú, mi lucha por encontrar satisfacción solo en Cristo fue muy real y difícil. Solía pensar que Dios se olvidaba de mí, pero Su palabra dice que Él está por nosotras.

«Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con Él todas las cosas?» Ro. 8:31-32

El hecho de que anhelemos una relación o matrimonio no es en sí mismo una señal de que no estamos encontrando satisfacción en Jesús. Está bien tener ese deseo. No somos cristianas inferiores porque lo deseamos. La tristeza de la soledad no es desobediencia, es vulnerabilidad, es honestidad.

«El contentamiento no significa que no podamos desear algo o desear un cambio en las circunstancias de nuestra vida, sino que hemos aprendido a estar satisfechos con lo que tenemos en el presente. Cristo es la única fuente verdadera de contentamiento; cualquier otra versión de satisfacción seguramente se quedará corta». 1

El desafío como soltera no debería ser tratar de fabricar sentimientos que enmascaren nuestros deseos por un novio o un esposo, pero hoy te quiero animar a confiar plenamente en la única relación que nunca fallará. 

Recursos adicionales:

Historias reales y consejos prácticos en el reto de solteras para mujeres jóvenes.


1 «What does the Bible teach about contentment?» Got Questions Ministries, n.d. Web. 12 mayo 2022.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nicole Njoroge

Nicole Njoroge

Nicole reside en el norte de Indiana con su esposo Sam. Ella ama la aventura, especialmente la aventura infinita de conocer a Dios a través de Cristo en Su Palabra. Actualmente es la Gerente de contenido digital en español y … leer más …

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación