Cuando los cumplidos no arreglan las inseguridades

Los cumplidos no lo solucionan. Las ofertas de modelaje no harán que desaparezcan. La atención de los chicos lindos no lo hacen mejor.

Me ha gustado todo lo relacionado con mi apariencia física, salvo por una cosa: mi nariz.

A menudo me sentaba delante del espejo mirándome fijamente a la cara, deseando tener una nariz diferente. Me pellizcaba para que se viera más delgada, cuestionando por qué Dios no hizo ese ajuste tan fácil.

Tenía dieciséis años y había creído, sin saberlo, mentiras sobre mi belleza. Yo no era la única. Todos mis amigos parecían estar también descontentos acerca de algo en sus cuerpos.

Años después, Dios me abrió los ojos a la raíz de mi inseguridad. El meollo de la cuestión no era una "mala nariz", sino un corazón ingrato hacia el creador y diseñador de mi cuerpo. Estaba tan concentrada en mí, la criatura, que me olvidé de reconocer el Creador (Rom 1:25).

Mis ojos se abrieron lentamente a las muchas mentiras sutiles que creía sobre mi identidad como mujer. A pesar de que amaba a Jesús, me di cuenta de que me había permitido que otras influencias definieran mi condición de mujer fuera de la Palabra de Dios.

Un paso valiente

Mirarme fijamente en un espejo deseando una nueva nariz puede parecer una cosa pequeña, pero realmente me abrió los ojos a la facilidad con que podía ser influenciada por las mentiras y con qué frecuencia miro a los demás para definir mi belleza y mi valor como mujer.

No quería ser el patrón de mi vida por más tiempo, así que decidí hacer algo valiente. En vez de mirar a mí misma o a los demás en busca de respuestas, decidí que la Palabra de Dios sería la fuente fundamental para mi definición de mujer. Dios sería el único que podría definir mi feminidad. Ya no importaría lo que diga Hollywood, lo que las películas de chicas promovieran, lo que produjo Nashville, lo que se muestra en revistas, o lo que los profesores  enseñen; la Palabra de Dios iba a ser ahora el único fundamento de mi identidad.

Esta elección me sumió en el más contra-cultural, sin embargo totalmente satisfactorio, recorrido de mi vida. Devoré libros sobre el tema de la feminidad bíblica y estudié todo lo que la Biblia enseña a las mujeres. (Ver Proverbios 31, Tito 2, y 1 Timoteo 2: 9. Para algunos de mis favoritos). ¡Quería saber todo lo que podía sobre el diseño de Dios para mi vida!

¿Y sabes qué? Cuanto más he entendido y abrazado el diseño de Dios para la mujer, más llena de alegría y contenta me siento.

¡No más inseguridades de mi nariz!

Esa decisión audaz de dejar que la Palabra de Dios definiera mi identidad me ha llevado en un viaje para experimentar la paz transformadora de Dios (Is. 26: 3). Cuanto más defino mi feminidad según la Palabra de Dios, más contenta me vuelvo. ¡Ya no más inseguridades de mi nariz!

Si deseas cosechar los beneficios de vivir una vida definida por Dios, tendrás que hacer la misma elección valiente que hice para nadar contra la corriente popular y detener la definición de tu vida de acuerdo a otra cosa que no sea la Palabra de Dios.

Me gustaría desafiarte:

“Dios está buscando a mujeres que sean valientes en la sociedad actual. Te estamos desafiando a ser una de esas mujeres. Ser una de los pocas que están dispuestas a liberarse de la comunidad de mujeres cobardes. Nuestra generación está en la necesidad de que las mujeres cristianas estén dispuestas a levantarse y mostrar a la cultura la influencia de gran alcance que una mujer definida por Dios puede tener.” *

¿Vas a ser una mujer valiente? ¡Hablemos un poco más en la sección de comentarios!

● Si tuvieras que ser honesta contigo misma, ¿eres valiente o cobarde cuando se trata de abrazar el diseño de Dios?

● ¿De dónde, actualmente, recibes tu definición de mujer?


*Girl Defined: God’s Radical Design for Beauty, Femininity, and Identity

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión