Deja de pretender

Ella te mira con recelo. Te escondes de nuevo en las sombras. Él se dirige a ti con suspicacia, pero tu le sonríes y esquivas sus preguntas. Tu confianza detrás de tu máscara está creciendo y no estás dispuesta a ceder. Tu identidad secreta debe permanecer oculta sin importar el costo.

Si esta fuera la narrativa de una historia de misterio y asesinato, estarías lista para disfrutar de una noche llena de diversión y risas.

Pero tristemente este no es un juego. Este es un esfuerzo desesperado demasiado familiar de guardar las apariencias.

Escondida entre las sombras

La necesidad de esconderse y fingir generalmente está arraigada en el temor de exponer nuestro verdadero ser. A nadie le gusta sacar a la luz su ropa sucia, por lo que en nuestro orgullo, pretendemos que no hay nada que mostrar. Si se quita la máscara, se pierde la autenticidad.

  • Nos vestimos o actuamos de una manera en particular que no representa ni respeta la forma en que Dios nos hizo con la esperanza de atraer atención.
  • Somos amigables con quienes no son populares o tímidos solo cuando es conveniente para nosotras y si nos hace lucir bien ante los demás.
  • Queremos ser parte del grupo «in», así que hacemos lo que ellos hacen y hablamos como ellos hablan, ignorando las consecuencias peligrosas.

¿Has estado actuando? ¿Te estás escondiendo detrás de una máscara por temor a lo que tú misma (u otros) encontrarán?

Los peligros de un corazón enmascarado

El pasado mes de octubre, mi hermana y yo tuvimos la increíble oportunidad de visitar Inglaterra. Durante un día completo, seguimos los pasos del autor C.S. Lewis a través de la histórica ciudad de Oxford, recorriendo los caminos de ladrillos, las salas de conferencias, las bibliotecas y los jardines.

Mientras estábamos allí, nos detuvimos a almorzar en el Eagle & Child, un pintoresco pub inglés que Lewis y su grupo de amigos literatos hicieron famosos y se reunían allí regularmente para hablar sobre sus escritos.

Mientras esperábamos nuestro pescado y papas fritas, mi hermana y yo intentamos lucir elegantes en temas como la literatura y la filosofía inglesas, imaginando el tipo de conversaciones que «los Inklings» compartieron en esa misma sala. ¡Esta conversación de corta duración nos dejó en shock cuando descubrimos lo poco que teníamos que decir sobre estos temas!

He oído decir que sentarse en la iglesia no te convierte en cristiano igual que sentarte en un garaje te convierte en un automóvil. Estar en Oxford ciertamente no me convirtió en erudita.

Pudiste haber sido criada en un hogar cristiano; puedes asistir a la iglesia todos los domingos; puedes asistir a una escuela cristiana; puedes leer tu Biblia todos los días… pero ninguna de estas cosas puede enmascarar un corazón que no conoce a Jesús.

Deja de pretender

El apóstol Pablo era un hombre brillante y altamente educado. Era un fariseo, religioso incondicional, un escritor y orador talentoso. Pero Pablo no basaba su identidad en sus logros. Tampoco trató de lucir como un «súper apóstol» y encubrir sus pecados pasados. Fue honesto acerca de sus fracasos, pasados y presentes. Al final de su vida, quería ser conocido como una sola cosa: un pecador salvado por gracia (1 Tim 1:12-15).

Si te escondes de miedo en las sombras, considera estas buenas nuevas: Jesús ve a través de tu máscara. Él te conoce plena y completamente, ¡y aún así Él te ama! Él murió por ti para que no tengas que actuar. Puedes correr hacia Él con todas tus heridas y fracasos. No más pretensiones. No más miedo ni vergüenza. ¡Solo el perdón completo y la libertad para aquellos que humildemente confiesan sus pecados y creen en Su nombre! (Romanos 10:9; 1 Juan 1:9)

Es tan extraño que no entiendo

Ves más allá que lo de adentro

Me das amor con Tu verdad

Y me das otra oportunidad

No necesito esconderme

Soy conocida y amada por Ti

Y no hay nada

Que te aleje de mí

Y no es uno o el otro

Es verdad y Divina Gracia

Conocido ser, y aún ser amado por Ti

Soy conocido y amado por Ti

Soy completamente conocida y amada por ti
 

¿Conoces a Jesús? ¿Es Él tu Salvador? Si no lo sabes, ruego que hoy sea el día de salvación para ti. Arrepiéntete, cree en el evangelio y quítate esa máscara. En Jesús encontrarás los brazos abiertos del perdón y la gracia.

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Leanna Shepard

Leanna Shepard

Leanna comenzó a servir como parte del staff de Revive Our Hearts en el verano del 2014. Aunque es originaria de Akansas y se encuentra residiendo en Michigan, su ciudadanía está en los Cielos, habiendo sido adoptada como hija del Rey cuando tenía 10 años. Le encanta el té caliente, los buenos libros, probar nuevas recetas en la cocina y apoyar a su equipo favorito, los Cardenales de San Luis 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión